lunes, 2 de marzo de 2015

El dios del desierto - Wilbur Smith

El dios del desierto
Título: El dios del desierto
Autor: Wilbur Smith
Editorial: Duomo Ediciones
Año: 2015
ISBN: 978-84-159-4561-1
Nº de páginas: 434

El dios del desierto es la última novela publicada en nuestro país por Wilbur Smith, un autor que yo no conocía hasta que la editorial me ofreció un ejemplar para leer y reseñar. Puesto que se trataba de un libro ambientado en el antiguo Egipto, que es una época que a mí me encanta, acepté sin dudarlo y posteriormente investigué un poco más sobre su autor, descubriendo que es un auténtico maestro del bestseller con más de treinta libros en su haber, la mayoría de las cuales están encuadrados en tres series: la de Courtney, la de Ballantyne y la del Antiguo Egipto, que es a la que pertenece el título del que hoy os hablo.

Nos situamos en un periodo en el que la supervivencia de Egipto depende del filo de un puñal, tras más de cien años dividido por la traición y la rebelión. Los hicsos, pueblo que ha invadido el delta del Nilo y ha obligado al faraón Tamose a refugiarse en el sur del territorio, suponen una amenaza constante que obliga a tomar decisiones estratégicas para recuperar el poder y expulsarlos definitivamente. Taita, médico, poeta, hábil estratega y fiel consejero del faraón, es el único hombre que puede idear una táctica para lograr este cometido, aunque será necesario contar con el apoyo del poderoso Minos, rey de Creta. Taita ideará una estrategia en la que con habilidad y maestría logrará la ansiada alianza, debiendo para ello implicar en su plan a las dos princesas reales Bekatha y Tehuti, de quienes es mentor. Así iniciarán un viaje a través del desierto lleno de aventuras y en el que las dos princesas, a pesar de los planes de Taita, no podrán evitar seguir los dictados de su corazón.

Wilbur Smith
Wilbur Smith
Como os decía anteriormente, "El dios del desierto" está encuadrado dentro de la serie egipcia de Wilbur Smith, algo que yo desconocía cuando comencé su lectura, y de lo que no me habría percatado hasta que hubiese comenzado a preparar su reseña de no haber sido por un tweet de Laky en el que me avisaba. En concreto, El dios del desierto es la quinta entrega de una serie que está compuesta por Río sagrado, El séptimo papiro, El hechicero y El soberano del Nilo. Sin embargo y a pesar de pertenecer a esta saga, se puede leer de forma independiente sin problema, o al menos yo no he notado nada en falta, aunque imagino que en los anteriores tendrán lugar algunos de los sucesos que en ciertos momentos aparecen aquí mencionados en relación con el pasado de los personajes.

Por lo que se refiere a la estructura de este libro de Wilbur Smith, quizás lo más destacable es la ausencia de capítulos. Una vez que comienzas a leer no existe ninguna división interna más allá del doble espaciado que se utiliza para separar los bloques del relato. Esto es algo que no me gusta demasiado ya que me da la impresión de que la lectura se vuelve más pesada, supongo que son manías lectoras. Aún así en este caso queda contrarrestado con el ritmo ágil que sigue la narración, que invita a avanzar por las páginas con facilidad y rapidez. Esto lo consigue Wilbur Smith gracias a un estilo en el que sobresale una prosa clara, precisa, fluida y absorbente a través de la que relata una sucesión continua de aventuras que consiguen mantener nuestro interés e intriga, siendo en este caso Taita la figura que asume la voz narrativa, empleando para ello la primera persona.

Estando el relato narrado por Taita es fácil deducir que él es el protagonista de esta historia. Es un personaje complejo que está muy bien definido y que sobresale especialmente por su gran inteligencia, haciendo gala de un carácter sabio, astuto, práctico y sagaz. Taita es un personaje que posee multitud de matices que dan riqueza a su figura, ostentando tanto múltiples virtudes como defectos que hacen que a pesar de la admiración que despierta, podamos no aprobar determinados actos que lleva a cabo. El autor profundiza tanto en su lado más humano y sentimental, a través de la relación que le une con sus dos pupilas, como en su faceta de fiel consejero y estratega, que le llevará a tomar arriesgadas decisiones para mantener a salvo aquello que más ama, mostrándose altivo e implacable.

Si bien él es el autentico héroe de la novela, a su lado aparecen una serie de figuras secundarias cuyo perfil queda un tanto condicionado por el narrador, puesto que únicamente tenemos acceso a conocer los datos que Taita nos facilita y siempre son desde su punto de vista. No obstante, esto no es obstáculo para que también estén correctamente perfiladas e incluso den lugar a tramas secundarias que aumentan el interés y atractivo de la obra. Es este el caso de las dos protegidas de Taita, las princesas Tehuti y Bekatha, quienes a pesar de su vínculo y de algunos rasgos comunes como su inteligencia, belleza, juventud, energía y resolución, muestran diferencias en sus caracteres, mostrándose Tehuti más rebelde y decidida. Junto a ellas otro personaje a destacar es Zaras, el joven capitán de la división del cocodrilo azul de la guardia real, quien será el encargado de acompañarlos y protegerlos durante el viaje.

"El dios del desierto" es un libro en el que prima la acción aunque no por ello Wilbur Smith descuida su ambientación. Al lado de las descripciones de tácticas, estrategias militares o armas empleadas, nos encontramos con que en la narración se va integrando de forma natural una composición de los lugares por los que va transcurriendo la acción, junto a datos que nos acercan a lo que era el Antiguo Egipto y su modo de vida. Vemos así la importancia de las alianzas para forzar una lucha común contra el enemigo o aspectos como sus costumbres, técnicas medicinales, división de la sociedad o dioses. Todo ello hace que en conjunto y prácticamente sin darse cuenta el lector se sienta transportado a este periodo, conociendo los hechos que tuvieron lugar por entonces al mismo tiempo que disfruta de una historia amena y entretenida.

En definitiva y como podéis comprobar, El dios del desierto de Wilbur Smith es una novela que posee una serie de ingredientes atractivos que harán disfrutar a un gran número de lectores, independientemente de su mayor o menor afinidad con el género histórico. Una obra en la que se combinan con acierto aventuras, acción, estrategia, batallas, componentes históricos y amor, dando como resultado una lectura sumamente entretenida a la sin duda merece la pena acercarse.

Si te ha gustado mi reseña, puedes comprar El dios del desierto a través de los siguientes enlaces:


Gracias a la editorial por facilitarme el ejemplar para su reseña

domingo, 1 de marzo de 2015

Participantes sorteo La pintora de estrellas

Ayer finalizó el plazo para inscribirse en el sorteo de un ejemplar de La pintora de estrellas de Amelia Noguera por lo que a continuación os dejo la lista de participantes y números asignados para que podáis comprobar que todo está correcto. Aquellos participantes que tienen alguna incidencia en los enlaces disponen de unos días para subsanarlo, y si veis algún error, podéis indicármelo mediante un comentario.

LISTA DE PARTICIPANTES
Chema Fernández - 16 puntos / 1 -16
Nacido Ayer - 11 puntos / 17-27
MonTse - 11 puntos / 28-38
Isabel Macías - 13 puntos / 39-51
Mónica Serendipia - 10 puntos / 52-61
Neftis - 17 puntos / 62-78
Anuca - 10 puntos / 79-88
Violeta G. M. - 17 puntos / 89-105
Lady Aliena - 14 puntos / 106-119
Laura - 15 puntos / 120-134
Caminante - 12 puntos / 135-146
Norah Bennett - 8 puntos / 147-154
Déborah F. Múñoz - 12 puntos / 155-166
Maribel (Vanedis) - 6 puntos / 167-172
Angeles Arca - 10 puntos / 173-182
Isaura B P - 11 puntos / 183-193
Marilú Cuentalibros - 11 puntos / 194-204
kelika - 12 puntos / 205-216
Escape From Reality - 1 punto / 217
Nerea González - 9 puntos / 218-226
Mar Lago - 9 puntos / 227-235
Fesaro - 13 puntos / 236-248
noly - 8 puntos / 249-256
Kekuko manualidades - 10 puntos / 257-266
Jéssica Rodrigo - 14 puntos / 267-280
Tizire - 10 puntos / 281-290
Azalea Real - 15 puntos / 291-305
Agnieszka - 15 puntos / 306-320
Esther Alcaide - 7 puntos / 321-327
Isa Martínez - 12 puntos / 328-339
Igone - 15 puntos / 340-354
Lourdes ILGR - 11 puntos /  355-365
Lunilla - 13 puntos / 366-378
Tais - 10 puntos / 379-388
MDolores - 21 puntos / 389-409
CrisCris - 11 puntos / 410-420
If I had a book - 13 puntos / 421-433
Isa - 12 puntos / 434-445
Libros Eris - 16 puntos / 446-461
porlomenix - 13 puntos / 462-474
Margari - 18 puntos / 475-492
Marta - 13 puntos / 493-505
MaraJss - 14 puntos / 506-519
Francisca Isabel Medina - 1 punto /  520
Rmaria Camacho - 9 puntos / 521-529
Geni Núñez - 7 puntos / 530-536
Loli elmisteriodelasletras - 10 puntos / 537-546
Luisa9804 - 11 puntos / 547-557
Elenusqui - 10 puntos / 558-567
Sara García - 8 puntos / 568-575

¡Mucha suerte a todos!

viernes, 27 de febrero de 2015

Las hojas de Julia - María Jeunet

Las hojas de Julia
Título: Las hojas de Julia
Autor: María Jeunet
Editorial: Suma de Letras
Año: 2014
ISBN: 978-84-836-5719-5
Nº de páginas: 265

Conocía Las hojas de Julia de María Jeunet por ser uno de los libros recomendados en los últimos meses en algunos de los blogs de reseñas que leo habitualmente, por lo que cuando desde la editorial me ofrecieron la posibilidad de leerlo acepté ya que estaba bastante segura de que también me iba a gustar.

"Las hojas de Julia" narra la historia de Julia Olsen, una joven que trabaja como jefa del departamento legal en una empresa dedicada a proporcionar, a las personas que se pueden permitir pagar ese servicio, unas vacaciones completas, es decir, buscar alojamiento, transportes y actividades lúdicas para disfrutar durante el periodo vacacional. Además de disfrutar con su trabajo, Julia tiene una familia que adora, por lo que su vida es perfecta, excepto en el ámbito sentimental, en el cual Julia no ha encontrado todavía al hombre de su vida. Cuando era una niña, una anciana adivina a la que acudió predijo que lo encontraría antes de cumplir los treinta, y que lo reconocería por tener una marca en la cara, por lo que Julia ha vivido toda su vida pendiente de las señales y negándose a mantener relaciones estables con aquellos hombres que no cumplían con este requisito. Sin embargo la llegada a la oficina de Will McAvoy trastocará su vida y hará que Julia tenga que replantearse su destino.

Las hojas de Julia ha resultado una novela amena y entretenida con la que he disfrutado de unas horas de evasión, que era básicamente lo que buscaba cuando comencé su lectura. Es un libro que se lee con facilidad, tanto por el desarrollo que sigue la trama como por el estilo narrativo de su autora, quien hace gala de una prosa natural, sencilla y fluida que resulta cercana y asequible. La novela se encuentra dividida en diez capítulos que se completan con un epílogo final y a lo largo de los mismos vamos siguiendo el curso lineal de la historia, a la que tenemos acceso a través de la narración en primera persona de Julia. Tiene un ritmo muy dinámico al que contribuyen los abundantes diálogos y aunque es una historia romántica, también tenemos dosis de suspense que contribuyen a que queramos seguir avanzando con rapidez por sus páginas para descubrir cómo acaba todo.

María Jeunet
Uno de los aciertos de María Jeunet en Las hojas de Julia es, desde mi punto de vista, la construcción de su figura protagonista. Julia es una joven con la que es sencillo conectar y encariñarse desde las primeras páginas, haciendo que resulte grato seguir sus andanzas y problemas a lo largo del libro. Está perfilada de una forma natural, presentando una personalidad creíble y coherente que podríamos identificar sin problema en nuestro entorno, aunque puede que el personaje cojee un poco en cuanto al grado de perfección en su vida. Al margen de esto, Julia es una persona que resulta encantadora gracias a cualidades como su simpatía, bondad, amabilidad, disponibilidad para ayudar o actitud positiva ante su trabajo.

Igual de agradables son el resto de personajes con los que comparte su vida, entre quienes destaca su nuevo compañero, Will McAvoy, un joven que también resulta atractivo gracias a su carácter tierno, amable, afectivo, sensible y generoso, a lo que se suma su aspecto físico, que conocemos a través de las descripciones que Julia nos facilita. Y es que tanto a Will como al resto de figuras las vamos descubriendo a través de lo que Julia cuenta, por lo que nuestra visión está condicionada a sus propios sentimientos y por eso quizás resultan todos tan encantadores. Además de Will, como personajes secundarios relevantes encontramos a su hermana Nora, quien protagonizará la siguiente novela de María Jeunet, "La foto de Nora", y a su mejor amiga, Cindy, quien tiene su propia subtrama, lo que es un plus añadido al interés de este libro.

Además de los personajes y el desarrollo, otro aspecto que me ha gustado de Las hojas de Julia son las descripciones que la autora incluye de las ciudades en las que transcurre la novela. Sin llegar a ser un punto importante la ambientación, se aprecia que María Jeunet ha cuidado los detalles de los escenarios en los que iba a situar su historia y, o bien los conoce de primera mano, o se ha informado del aspecto que presentan. Personalmente pienso que ha situado la historia en localizaciones que conoce, transmitiendo sus propias sensaciones a través de sus personajes y es así como consigue trasladar al lector hasta los mismos, a través de pinceladas que incluyen los datos necesarios para hacerse una composición de esos rincones que resultan especiales en cada ciudad, como es el caso de la parte que transcurre en París.

Como os decía al principio, el desencadenante de la historia que recoge Las hojas de Julia tiene que ver con las predicciones realizadas por una anciana y, en relación con esto, hay un pequeño componente vinculado con lo que podríamos denominar fantasía. Aunque a mí es algo que no me gusta especialmente, en este caso al principio me ha parecido algo original y diferente a lo que suele ser habitual en este tipo de libros, además de que queda un poco a interpretación del lector lo que está sucediendo. Sin embargo el final, donde sí queda más claro todo, no me ha llegado a convencer del todo, especialmente las confesiones que Will le hace a Julia en la carta.

Resumiendo, María Jeunet nos presenta en "Las hojas de Julia" una historia romántica con ciertas dosis de suspense, que se lee con facilidad y agilidad, y que resulta muy amena y entretenida. A mí me ha gustado y por eso no tardaré en ponerme con la siguiente entrega, La foto de Nora, protagonizada por la hermana de Julia y que ya está esperando su turno en mi estantería.

Si te ha gustado mi reseña, puedes comprar Las hojas de Julia a través de los siguientes enlaces:


Gracias a la editorial por facilitarme el libro para su reseña

miércoles, 25 de febrero de 2015

Ganadores sorteo cuarto aniversario

Hace unos días que finalizó el plazo para inscribirse en el sorteo organizado con motivo del cuarto aniversario del blog y puesto que no ha habido incidencias en la lista de participantes, os dejo a continuación los números ganadores

Mientras leo
Libros Eris
Pasarán las horas
Isaura B.P.
 ¡Felicidades a las cuatro!

Tenéis que enviarme un mail con vuestros datos postales y el orden de preferencia de los libros. Como indicaba en las bases, Mientras leo será la primera en elegir título, Libros Eris la siguiente entre los tres restantes, Pasarán las horas entre los dos restantes e Isaura B.P el título que quede disponible.

¡Muchas gracias a todos por participar!

lunes, 23 de febrero de 2015

La rosa de medianoche - Lucinda Riley

La rosa de medianoche
Título: La rosa de medianoche
Autor: Lucinda Riley
Editorial: Plaza & Janés
Traducción: Matilde Fernández
Año: 2015
ISBN: 978-84-0134-334-6
Nº de páginas: 560

La rosa de medianoche de Lucinda Riley fue una de las novedades editoriales que más llamó mi atención a principios de este año y es que, tratándose de una saga familiar y además ambientada en La India, era difícil que yo no me fijase en ella. De esta autora me apetecía leer desde hace tiempo El secreto de la orquídea, pero finalmente ha sido esta novela con la que me he estrenado, y me ha gustado tanto que espero no tardar demasiado en repetir con ella.

Lucinda Riley
Lucinda Riley (imagen aquí)
"La rosa de medianoche" transcurre a través de dos hilos temporales que nos sitúan por una parte en la época actual en la mansión inglesa de Astbury Hall, y por otra nos trasladan hasta La India de principios del siglo XX, concretamente al año 1911. De esta manera, en el año 2011 a Astbury Hall llega la actriz Rebecca Bradley, protagonista de la película ambientada en los años 20 que se va a rodar en esta mansión, que a su vez se convertirá en su alojamiento durante el tiempo que dure el rodaje gracias a la amabilidad de su dueño Anthony. Por otra parte, también en la época actual pero en La India, la anciana Anahita hace llamar a su nieto Ari para hacerle entrega de un manuscrito en el que recoge lo que ha sido su vida y que está destinado a ser entregado al hijo que ella cree desaparecido, a pesar de tener su certificado de defunción. Anahita encarga a su nieto que lea el manuscrito y luego indague sobre el paradero de su hijo, y aunque en principio él se muestra reacio, cuando su abuela muera tomará un avión a Londres para intentar cumplir lo que Anahita le ha pedido. Y será esta investigación la que le lleve hasta Astbury Hall, donde conocerá a Rebecca y juntos intentarán descubrir los secretos que se esconden tras los muros de la mansión.

El planteamiento del último libro de Lucinda Riley resulta de lo más atractivo si, como es mi caso, sois aficionados a este tipo de historias que esconden secretos familiares que han pasado de generación en generación. Puede que muchos estéis pensando que no ofrece nada diferente y es cierto, su base es similar a la de muchos otros libros, pero para mí esto no es ningún problema, me encantan estas novelas y no me canso de leerlas. En el caso de La rosa de medianoche, la trama consiguió despertar mi interés desde los primeros capítulos y me ha resultado una lectura sumamente entretenida pues he seguido con mucho interés e intriga la evolución que seguían ambas tramas hasta llegar al final en el que todas las piezas encajan y la historia queda completa.

Os comentaba que La rosa de medianoche transcurría a través de dos hilos temporales, pero al hablaros de su argumento me he centrado únicamente en el que tiene lugar en la época actual y es que es fácil deducir que el que tiene lugar en el pasado se centra en recoger lo que fue la vida de Anahita. Normalmente los libros que utilizan esta estructura de dos tramas paralelas en diferentes épocas suelen presentar un cierto desequilibrio en cuanto al interés de ambas, afortunadamente en el caso de La rosa de medianoche no es así, y ambas líneas temporales resultan igual de interesantes, o al menos a mí así me lo ha parecido. Tanto en el pasado como en el presente se plantean cuestiones e interrogantes que invitan a seguir leyendo, además de generar la necesidad de llegar al final del libro para descubrir la conexión existente entre los personajes del pasado y los del presente.

Por lo que se refiere a la estructura de "La rosa de medianoche", esta está vinculada con los dos hilos temporales que la obra presenta y así nos encontramos con un prólogo que da inicio a la historia para a continuación dejar paso a diez partes más un epílogo final, estando a su vez cada una de ellas dividida en capítulos. Estas partes van alternando la historia del pasado con la del presente, señalándose al comienzo de cada una tanto la ubicación como el año en el que transcurre la acción. De esta manera no hay lugar a confusión y la historia se sigue sin ningún problema, empleando Lucinda Riley una prosa natural, sencilla y cuidada, que tiene un ritmo fluido, y que resulta muy agradable de leer. Mientras que en el tiempo presente hace uso de un narrador omnisciente, cuando nos trasladamos al pasado lo hacemos a través de las memorias de Anahita, por lo que es ella quien narra utilizando para ello la primera persona.

Si bien hay una serie de figuras que tienen mayor protagonismo, la galería de personajes es bastante amplia ya que tanto en el pasado como en el presente hay personas que juegan papeles importantes en el transcurso de la historia. No obstante Lucinda Riley se encarga de perfilarlos con acierto y detalle de tal manera que es fácil identificar quién es quién y su posición en la historia, así como tener una idea clara de sus personalidades. Son dos mujeres las auténticas protagonistas de la historia, cada una en su propio tiempo, y con ambas es fácil conectar desde el principio. A pesar de su fama, Rebecca es una mujer de gustos sencillos y carácter tierno, que se siente abrumada por lo que está viviendo y que encontrará cierta paz en la tranquilidad que embarga a la mansión de Astbury Hall. Desde su llegada a la casa se sentirá interesada por el pasado de la familia propietaria de la mansión, más tras darse cuenta del gran parecido que ella guarda con la madre de Anthony y que hará que se plantee algunas cuestiones en torno a su propio pasado.

A pesar de que el personaje de Rebecca me ha gustado, es complicado competir con la personalidad y carisma que desprende Anahita. A ella la conocemos mucho mejor puesto que nos narra su historia en primera persona, lo que nos permite acceder a sus emociones y sentimientos. Además vamos viendo la evolución que sigue a lo largo del tiempo, desde que es una niña en Jaipur hasta su vida adulta en Londres, una vida llena de momentos dulces pero también de muchas dificultades, especialmente cuando se traslade a Inglaterra y sufra la humillación y el desprecio de ser india. Anahita es una joven que inmediatamente se gana el cariño de quienes la rodean y lo mismo sucede con el lector, es fácil conectar con ella y compartir sus alegrías y penas, afrontando todo ello con fuerza, optimismo y determinación.

Palacio maharajá
Palacio maharajá La India
Entre los personajes secundarios hay figuras con distinto grado de relevancia en función del papel que desempeñan en la historia y así entre los más importantes está en el presente el joven indio Ari, el misterioso Anthony Astbury o la fiel ama de llaves, la señora Trevathan; mientras que en el pasado destacan Donald Astbury, su esposa Violet, lady Maud Astbury o la princesa Indira, amiga incondicional de Anahita. En relación con ellos un aspecto positivo que tiene la obra es que además de formar parte de la trama principal, a su vez la mayoría son protagonistas de sus propias subtramas, mucho menos relevantes pero que en conjunto hacen que el interés de la novela aumente.

Otro de los aspectos a destacar en La rosa de medianoche es la buena ambientación con la que cuenta la novela, sobre todo en el hilo temporal del pasado. La mayor parte de la acción del presente tiene lugar en la mansión de Astbury Hall, una mansión que el lector llega a dibujar en su mente sin problema gracias a las descripciones con las que Lucinda Riley acompaña la narración y que nos permiten movernos por sus jardines, contemplar las diferentes estancias y disfrutar de la paz y la tranquilidad que se respira en el entorno en el que está situada.

En cambio el hilo temporal del pasado nos permite en un primer momento trasladarnos a la India colonial y dejarnos envolver por la belleza, el exotismo y el colorido de la misma, además de descubrir la riqueza, el esplendor y la majestuosidad de los palacios de los maharajás. Además de las vistosas descripciones de los diferentes escenarios, la autora se encarga de plasmar el modo de vida en dicha cultura, los matrimonios concertados, el funcionamiento del zenana o el papel de la mujer entre otros aspectos. No obstante la parte que transcurre en La India no es muy extensa, pues pronto quedarán atrás estos palacios para trasladarnos hasta Inglaterra, permitiéndonos observar la mentalidad de esa sociedad con respecto a las personas llegadas de la India además de plasmar el modo de vida de la alta sociedad en la época.

La rosa de medianoche es una novela en cuyo interior se mezclan diversos géneros y elementos, encontrándonos con romance, misterio, aventuras, drama, secretos familiares, contexto histórico, lazos familiares… que hacen que en conjunto el argumento resulte muy llamativo y la lectura no se haga pesada o aburrida en ningún momento. La autora se encarga de mantener el equilibrio, dosificando la intriga y el suspense e introduciendo giros argumentales que mantienen el interés y las ganas de seguir avanzando, además de reservar alguna sorpresa con la que sorprender al lector en el final.

Creo que resulta evidente que La rosa de medianoche de Lucinda Riley me ha gustado mucho y recomiendo su lectura, especialmente a todos aquellos que disfruten con las historias de secretos familiares. Un libro cuya trama se desenvuelve a través de dos hilos temporales, que presenta una atractiva combinación de elementos en su interior, y que cuenta con las suficientes dosis de suspense e intriga para que resulte difícil abandonar su lectura hasta llegar al final.

Si te ha gustado mi reseña, puedes comprar La rosa de medianoche a través de los siguientes enlaces:

Gracias a la editorial por facilitarme el ejemplar para su reseña
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...