lunes, 6 de julio de 2015

Trauma - Erik Axl Sund

Título: Trauma
Autor: Erik Axl Sund
Editorial: Random House (Colección Roja & Negra)
Trilogía: Los rostros de Victoria Bergman (II)
Traducción: Joan Riambau
Año: 2015
ISBN: 978-84-161-9531-2
Nº de páginas: 408

Trauma es la segunda parte de la trilogía Los rostros de Victoria Bergman, de cuya primera parte, Persona, os hablé hace unos días. Como señalaba en mi reseña, su final era completamente abierto por lo que, gracias a que también tenía este en la estantería, no tuve que esperar para desvelar cómo continuaba la historia y los leí ambos seguidos.

El inicio de "Trauma" retoma la situación en la que nos dejaba el final de Persona, por lo que continuamos avanzando en el desarrollo de la trama. La comisario Jeanette Kihlberg sigue intentando resolver los casos de asesinato de los jóvenes, mientras también investiga la extraña desaparición de Victoria Bergman, una misteriosa mujer que podría ayudarla a avanzar en este caso pero cuyo rastro parece haber sido borrado durante los últimos años. Al margen de esto, cuando un conocido empresario aparezca macabramente asesinado en su casa, Jeanette deberá centrarse en la resolución de un crimen que parece estar relacionado con algún tipo de venganza, recurriendo una vez más a la ayuda de la psicoterapeuta Sofia Zetterlund para trazar el perfil del asesino.

En líneas generales Trauma es un libro que sigue las mismas pautas que Persona, por lo que la mayoría de aspectos que os comenté en la reseña de la primera parte de la trilogía se aplican también en este caso. Aunque no suele ser lo habitual, a mí personalmente me ha gustado más esta segunda parte que la primera pues las diversas investigaciones que transcurren de forma paralela han logrado captar toda mi atención, resultándome mucho más interesante el conjunto global.

Por lo que se refiere a la estructura, en "Trauma" nos encontramos con el mismo esquema seguido en Persona, estando compuesta por diversos capítulos de corta extensión narrados en tercera persona que van alternando la narración entre las diferentes líneas de acción. Son varias las líneas argumentales que hay abiertas, apareciendo al principio de cada capítulo la ubicación en la que este tiene lugar y en algunos casos la fecha, pues en esta ocasión también en ciertos puntos nos trasladamos al pasado para descubrir lo sucedido años atrás, datos que serán fundamentales para ir encajando algunas piezas de un rompecabezas que empieza así a tener sentido. Esto unido al estilo fluido, directo y sencillo que emplean los autores hace que la lectura sea muy dinámica, conservando la narración un ritmo intenso y constante que mantiene tanto la atención como la tensión del lector gracias al descubrimiento de nuevas pistas y a los giros argumentales que se van sucediendo.

Los protagonistas principales de Trauma son los mismos que encontrábamos en Persona, por lo que nos resultan ya conocidos y en este volumen somos testigos de la evolución que van experimentando. Jeanette sigue siendo una persona volcada en su trabajo, en el cual se centra completamente desempeñando su labor con pericia y profesionalidad, mientras que a nivel personal es donde más cambios va a experimentar. A pesar de su buena construcción, sigue siendo un personaje que no me gusta demasiado y con el que no consigo conectar.

En este segundo volumen, la figura que destaca y que resulta más interesante por los aspectos que vamos descubriendo es, desde mi punto de vista, Sofia Zetterlund. Ya os comentaba en la reseña de Persona que era una mujer un tanto misteriosa por todo lo que se intuía que se reservaba para sí misma y en este libro se profundiza más en su psicología, mostrando su complejidad y ciertas facetas que nos ayudarán a comprender quién y cómo es realmente. Igualmente llamativa es Victoria Bergman, otra mujer de cuyo pasado iremos descubriendo más datos que nos ayudarán a entender su difícil personalidad y las consecuencias de todo lo que ha vivido, aunque sobre ella es mejor no desvelar nada para que seáis cada uno los que vayáis descubriéndola.

Volvemos también a encontrarnos con un elevado número de secundarios, aunque en esta ocasión como ciertos nombres ya aparecían en Persona es más fácil ubicar quién es quién y el papel que tiene asignado en la historia. Sin embargo en Trauma la personalidad de estos secundarios no es tan relevante para el desarrollo de la trama, por lo que no aparecen definidos con tanto detalle ni se les asigna tanta importancia como podían tener en Persona.

Si bien la lectura de la primera parte de la trilogía de Victoria Bergman resultaba un tanto dura y desagradable por los temas que la misma abordaba, en este caso esas cuestiones siguen estando presentes pero no con tanta intensidad. Es un libro en el que también nos encontramos con dosis de crueldad y violencia pero Trauma es más intimista, adquiriendo un mayor peso la psicología de sus personajes, gracias a lo que profundizaremos en sus mentes y observaremos cómo afectan los traumas del pasado a la forma de ser de cada uno en el presente. De esta manera, los capítulos que se centran en relatar lo sucedido años atrás ocupan un mayor número que en el caso de Persona y gracias a ellos iremos reuniendo las piezas necesarias para entender la posición que ocupa cada una de las figuras que protagonizan esta trilogía.

El cierre de Persona era completamente abierto y además nos dejaba ante una tensa situación cuyo desenlace era necesario descubrir, por lo que era inevitable continuar con la lectura de Trauma inmediatamente, y en este caso, si bien los autores no nos dejan ante una incertidumbre de este tipo, la trama da un sorprendente giro argumental que hace que estemos deseando tener en nuestras manos Catarsis, la tercera y última parte, para desvelar cómo se resuelve todo y tener la historia al completo.

Como veis, lo que os he contado en líneas generales coincide con los puntos que ya señalé en la reseña de Persona y es que, tratándose de dos novelas de una misma trilogía, lo más normal es que sea así. Erik Axl Sund vuelven a atraparnos en Trauma con una compleja trama en la que la psicología de sus personajes juega un papel fundamental y con la que sin duda disfrutarán los aficionados al género. Eso sí, señalar que estos libros no se pueden leer de forma independiente, por lo que antes de poneros con Trauma tendréis que leer Persona y posteriormente Catarsis, cuya salida a la venta está prevista para el próximo mes de septiembre.

Si te ha gustado mi reseña, puedes comprar Trauma a través de los siguientes enlaces:

Gracias a la editorial por facilitarme el ejemplar para su reseña

sábado, 4 de julio de 2015

Estantería virtual mayo y junio 2015

Como en otras ocasiones, os muestro a continuación los libros en formato digital que durante los últimos meses he incorporado a mi lector. Pinchando en cada portada podéis acceder a su sinopsis.


La saga de los Aura de Victoria Roch. Es una saga familiar y aprovechando que estaba en oferta de descarga gratuita en Amazon me hice con ella pues ya sabéis que es un género que me encanta.


La villa de Rosanna Ley. Tenía ganas de leer este libro por lo que me hice con él aprovechando la oferta del Kindle Flash.


La chica de las fotos de Mayte Esteban. Última novela publicada por Mayte Esteban, finalista del III Premio Digital HQÑ y que yo estaba deseando leer, por lo que en cuanto se puso a la venta la incorporé a mi lector. Ya la he leído y la reseña está redactada, pero aún no la he publicado.


El mundo azul. Ama tu caos de Albert Espinosa. La editorial organizó un sorteo a través de facebook y fui la ganadora de uno de los ebooks.


Los mundos de Esme de Pat Casalà. Última novela publicada por la autora y que me ha hecho llegar para leer y reseñar en el blog.

¿Qué os parecen? ¿Habéis leído alguno?

jueves, 2 de julio de 2015

Repasando... junio 2015

Como ya estamos en julio hoy vengo con el repaso de lo que ha sido el mes de junio. Al igual que en mayo, he leído bastante, un total de 10 libros que además me han servido para avanzar en varios de los retos a los que estoy anotada, a ver si este verano puedo dar un buen empujón a todos. Lo vemos como siempre con detalle.


LIBROS LEÍDOS EN JUNIO
  • Las puertas del paraíso - Nerea Riesco
  • Berlín vintage - Óscar M. Prieto 
  • La chica de las fotos - Mayte Esteban 
  • Historia de una piltrafa y otros cuentos crueles - Lorenzo Silva 
  • Los caminos del mar - Magdalena Albero Andrés
  • Persona - Erik Axl Sund 
  • Trauma - Erik Axl Sund
  • El curioso incidente del perro a medianoche - Mark Haddon 
  • Yo también fui Jack el Destripador - Fernando García Calderón 
  • Una madre - Alejandro Palomas



Total páginas leídas en junio: 3.574

JUNIO EN EL BLOG: RESEÑAS PUBLICADAS

RETOS
Reto 12 meses 12 libros.- 25% listo con tres libros leídos. Dos más que el mes anterior.
Reto el bloguero recomienda.- 20 % listo con un libro leído.
Reto novela histórica.- 50 % listo con cinco novelas reseñadas. Una más que el mes anterior
Desafío sagas familiares.- 60 % listo con seis libros leídos. Igual que el mes anterior
Reto genérico.- 63 % listo con 25 libros leídos. Tres más que el mes anterior
Reto leemos en digital.- 25% listo con cuatro libros leídos, dos más que el mes anterior.
Reto viaje con los libros.- He añadido catorce países, dos más este mes
Reto 25 españoles.- Completado
Reto eternos pendientes.- 33% listo con un libro leído.
Reto autores de la A a la Z.- 63 % listo con quince letras completadas, una más este mes
Reto Serendipia recomienda.- 33% listo con un libro leído.
Reto leyendo el siglo XX.- 20 % listo con dos décadas completadas, igual que meses anteriores.


OTRAS CONSIDERACIONES
Durante este mes he publicado las reseñas de dos lecturas conjuntas en las que participaba: Impostores y Pez en la hierba, y además he organizado el sorteo de dos ejemplares de la novela "Medio rey".

Y esto ha sido todo lo que ha dado de si junio, ¿qué tal ha ido vuestro mes? ¿habéis leído mucho?

martes, 30 de junio de 2015

El latido del tiempo - Cari Ariño

El latido del tiempo
Título: El latido del tiempo
Autor: Cari Ariño
Editorial: Ediciones B
Año: 2015
ISBN: 978-84-666-5592-7
Nº de páginas: 456

El latido del tiempo de Cari Ariño fue una de las novedades de Ediciones B que más llamó mi atención a principios de este año y es que, tratándose de una saga familiar, era difícil que yo me pudiese resistir a su lectura, más teniendo en cuenta las opiniones positivas que comenzaron a aparecer en los diferentes blogs literarios que sigo habitualmente.

La historia recogida en las páginas de "El latido del tiempo" abarca desde el año 1920 hasta 1995, periodo en el que seguiremos la vida de tres mujeres de una misma familia: abuela, hija y nieta. De esta manera, la novela comienza cuando Lina, siendo tan solo una niña, es trasladada desde el orfanato en el que se ha criado a casa de su tía en el pueblo de Llonera, donde la recibirá una mujer que, a pesar de desconocer su existencia, acabará acogiéndola como a una hija. Se iniciará así una nueva vida para Lina, que con el paso de los años se convertirá en mujer, y formará su propia familia, evolución que nosotros seguiremos observando las dificultades a las que las mujeres de esta familia tienen que enfrentarse y al mismo tiempo asistiendo a los cambios que se irán produciendo a lo largo del siglo XX.

Cari Ariño
Cari Ariño
Ya os adelantaba en las primeras líneas que El latido del tiempo era una saga familiar, que como sabéis es uno de mis géneros favoritos, por lo que no tenía dudas de que iba a disfrutar con su lectura, como así ha sido. Al contrario que en otros libros de este tipo, no es una obra en la que vayamos a encontrar secretos o misterios familiares por resolver si no que en este caso Cari Ariño se ha centrado en seguir el curso de la vida de sus protagonistas, y es ahí precisamente donde reside el encanto de esta novela.

Son seis las partes en las que se presenta estructurado "El latido del tiempo", y a su vez cada una de ellas queda compuesta por diversos capítulos en los que siguiendo un curso lineal se va desarrollando la historia. Cari Ariño utiliza un narrador omnisciente en tercera persona para poner voz a un cuidado relato caracterizado por un estilo narrativo fluido, emotivo, claro y directo, y en el que se mantienen equilibrados narración y diálogo, lo que hace que se lea con facilidad y agilidad aunque la sucesión de hechos no siga un ritmo intenso.

El latido del tiempo es una novela de personajes y principalmente de mujeres al ser ellas las protagonistas indiscutibles en su trama. Lina, su hija Veva y su nieta Violeta son las tres figuras principales, centrándose en cada una de ellas un periodo temporal que será compartido por el resto en función de la generación a la que pertenecen. De esta manera Lina nos acompaña desde las primeras páginas y esto hace que sea el personaje que sufre una mayor progresión pues los acontecimientos vívidos marcarán profundamente su forma de ser. Desde niña Lina responderá a un carácter tímido, reservado, tranquilo y solitario, refugiándose en su familia y amigos más cercanos, bajo cuya protección se sentirá segura. Por el contrario, su hija Veva mostrará una personalidad mucho más fuerte, inconformista e independiente, asumiendo rápidamente las riendas de su vida para intentar cumplir sus sueños, mientras que la personalidad de Violeta quedará marcada por un espíritu soñador y fantasioso.

Tres mujeres y tres caracteres muy diferentes entre sí pero que Cari Ariño define con gran detalle, haciendo especial incidencia en la psicología y sentimientos, de tal manera que es sencillo llegar a conocerlas en profundidad y comprender sus motivaciones. Cada una de ellas pertenece a una generación diferente y por lo tanto su forma de ser queda en cierta manera condicionada por el modo de vida de esos años, enfrentándose a distintos problemas e inquietudes en los que también influyen las heridas que arrastran del pasado familiar.

No obstante, no son las únicas mujeres que encontramos en esta novela, pues a su alrededor existen otras figuras femeninas como Carmina, Benita o Meli, cuya fortaleza y determinación hacen que se ganen no solo un puesto destacado en esta obra, sino el cariño del lector. Lógicamente, también a lo largo de las páginas aparecen figuras masculinas con gran relevancia pues los hombres ejercen un importante papel en la vida de estas mujeres, con lo que no es posible dejarlos en un segundo plano y sus perfiles se han trazado igualmente al detalle. Y es que uno de los puntos positivos que tiene El latido del tiempo es que Cari Ariño ha puesto un especial mimo y cuidado en la construcción de todos sus personajes, incluyendo los secundarios, de tal manera que llegamos a sentirlos muy reales y cercanos, lo que hace que nos impliquemos en sus historias individuales, compartiendo todas sus vivencias.

Como señalaba al principio, la vida de estas personas quedará marcada por los cambios y acontecimientos históricos que se irán produciendo a lo largo de los años que dura el relato. No se centra Cari Ariño en detallar hechos históricos sino que en este caso es el telón de fondo en el que se sitúa la historia, observando cómo todo esto afecta a la vida de los personajes. Son muchos los episodios que se van sucediendo a lo largo de los años y encontramos menciones y referencias que nos acercan a la historia más reciente de nuestro país, por lo que es necesario valorar el trabajo de documentación realizado por la autora que ha integrado todos estos datos con naturalidad en su novela a través de vivencias personales. Puesto que el eje central de la novela son los personajes femeninos, el papel de la mujer tiene un gran peso y así se van reflejando los cambios que se van produciendo tanto en la forma de pensar como en la sociedad, abarcando aspectos como las funciones ejercidas en el matrimonio y en el cuidado de la familia o su incorporación al mercado laboral

En este sentido, "El latido del tiempo" es una novela costumbrista que nos permite observar cómo ha sido la forma de vida a lo largo de las últimas décadas y especialmente en pequeños pueblos similares a Llonera. Cari Ariño traza en su novela el día a día en una localidad de estas características, en la que todos los vecinos se conocen y se permiten inmiscuirse en la vida de los demás, mostrándonos sus costumbres, actividades a las que se dedican, viviendas, festividades o rivalidades entre familias y vecinos. Puesto que el relato da inicio en el año 1920 los matrimonios concertados, las herencias familiares o los enfrentamientos entre las clases sociales son algunas de las cuestiones que van marcando el curso del relato, dándonos una visión de lo que fueron esos tiempos y permitiéndonos evaluar cómo han cambiado, algo que resulta muy interesante.

En definitiva, El latido del tiempo es una novela que demuestra el talento narrativo de su autora, disfrutándose desde las primeras páginas. Una obra bien escrita y desarrollada, en la que seguimos el curso de la vida de tres generaciones de mujeres, y que cuenta con un interesante transfondo histórico que abarca desde la dictadura de Primo de Rivera hasta finales del siglo XX.

Si te ha gustado mi reseña, puedes comprar "El latido del tiempo" a través de los siguientes enlaces:

Gracias a la editorial por facilitarme el ejemplar para su reseña

viernes, 26 de junio de 2015

Persona - Erik Axl Sund

Persona
Título: Persona
Autor: Erik Axl Sund
Editorial: Random House (Colección Roja & Negra)
Trilogía: Los rostros de Victoria Bergman (I)
Traducción: Joan Riambau
Año: 2015
ISBN: 978-84-16195-02-2
Nº de páginas: 408

Persona es el primer volumen de la trilogía Los rostros de Victoria Bergman de Erik Axl Sund, trilogía que ha sido escrita a cuatro manos ya que tras este nombre en realidad se encuentran dos autores: Jerker Eriksson y Hakan Axlander Sundquist. Compuesta por Persona, Trauma y Catarsis, se ha convertido en un auténtico fenómeno europeo, adquiriéndose sus derechos por treinta y ocho editoriales de todo el mundo además de por los Tomorrow Studios de Hollywood, quienes la adaptarán a una serie televisiva.

La trama de "Persona" comienza con el hallazgo del cuerpo de un niño muerto entre unos arbustos que presenta signos de extrema violencia y maltrato, por lo que en principio se cree que ha sido asesinado y seguramente víctima de terribles abusos. La comisario Jeanette Kihlberg será la encargada de llevar este caso, el cual se complicará con la aparición de otro cadáver de un joven en circunstancias similares, lo que les llevará a considerar la opción de que se encuentran ante un asesino en serie. Mientras Jeanette investiga estos asesinatos, asistimos también a los avances de la psicoterapeuta Sofia Zetterlund, quien se encuentra tratando a dos pacientes cuya situación es especialmente complicada. Por una parte está Samuel Bai, un niño soldado de Sierra Leona, y por otra, Victoria Bergmann, una mujer de mediana edad que arrastra un profundo trauma infantil. Aunque ninguno de estos casos parece tener relación entre sí, Jeannette y Sofia acabarán entablando amistad y colaborando para intentar esclarecer quien se encuentra detrás de los recientes asesinatos.

Erik Axl Sund
Erik Axl Sund
Persona es uno de esos libros que te atrapa desde sus primeras páginas con el añadido además de tener una estructura que hace que avances casi sin darte cuenta, lo que hace que su lectura sea rápida y adictiva. Sin embargo y teniendo en cuenta el éxito con el que llega avalada la trilogía, no ha sido una novela que me haya llegado a enganchar completamente y por lo tanto, no comparto este entusiasmo a pesar de que me haya gustado.

"Persona" presenta una estructura compleja en la que es necesario ir encajando las diferentes piezas que componen cada subtrama y a su vez, integrando cada una de ellas en el entramado global. De esta manera nos encontramos con una serie de capítulos de corta extensión que vienen introducidos por la ubicación en la que tienen lugar, en algunos casos junto a la fecha, y a lo largo de los cuales los autores van alternando entre las diferentes líneas de acción. Esto aporta mucha agilidad y dinamismo al desarrollo de la trama ya que la brevedad siempre invita a leer un poco más, aunque por otra parte requiere de una mayor atención del lector para situar cada una de estas partes en el contexto adecuado y relacionarlo todo entre sí.

Persona está narrada con un estilo ágil, claro y directo y, teniendo en cuenta su estructura, la voz narrativa es en la mayoría de los capítulos en tercera persona del pasado, permitiendo así alternar entre los distintos personajes y escenarios y que el lector tenga acceso a conocer todos los detalles. El ritmo es fluido y se mantiene constante a lo largo de todo el libro, incluyendo algunos puntos en los que nos vamos a encontrar con unos giros argumentales completamente inesperados que hacen que nuestro interés aumente. Como me suele suceder en este tipo de libros, el mayor problema con el que me he encontrado ha sido con los nombres, ya que me resultan difíciles de leer y pronunciar y esto acaba provocando que no consiga retenerlos en mi memoria, con lo cual aumenta mi dificultad a la hora de situar a determinados personajes secundarios en la trama.

Son muchos los personajes que desfilan a lo largo de las páginas de esta primera parte de la trilogía Los rostros de Victoria Bergman, desempeñando en su mayoría un papel secundario aunque importante y por eso los autores no han dejado de lado la construcción de ninguno de ellos. En su mayoría son perfiles que por una u otra razón tienen algún rasgo interesante, especialmente a nivel psicológico pues el análisis de esta faceta es lo más interesante de todas las figuras que nos vamos a encontrar.

Como encargada de la investigación tenemos a la comisario Jeanette Kihlberg, una mujer con una personalidad un tanto fría, y que vive volcada en su trabajo, lo que conlleva que no tenga el tiempo necesario para ocuparse de una familia que se va desestructurando poco a poco. A nivel laboral Jeanette es una excelente profesional a pesar de encontrarse con algunas barreras debidas a su condición femenina, mientras que a nivel personal se encuentra desbordada al tener que ocuparse de todos los gastos y del mantenimiento de un marido que no trabaja aspirando a convertirse en un afamado artista, y un hijo adolescente que no comprende las ausencias de su madre. Su figura queda bien perfilada y podemos ponernos en su lugar con facilidad e intentar comprenderla, pero en mi caso es un personaje con el que no he llegado a congeniar, aunque en realidad no lo he hecho con ninguno de los que aparecen en toda la novela.

Jeanette comparte protagonismo con otras dos interesantes figuras: Sofia Zetterlund y Victoria Bergman. La psicoterapeuta Sofia Zetterlund, es una mujer independiente que también vive entregada a su trabajo, en el que se ha ganado cierto renombre y gracias al que lleva una vida estable y acomodada. En su caso también responde a una personalidad fría y distante y en torno a ella se mantiene una cierta ambigüedad e incógnita, por lo que será necesario ir avanzando en la lectura para observar su evolución y descubrir cómo es en realidad. Por su parte, Victoria, quien da nombre a la trilogía, es desde mi punto de vista el personaje más interesante de toda la novela, sobre todo a nivel psicológico pues es el que mejor desarrollado queda. Su personalidad es complicada e iremos descubriendo las múltiples facetas y matices que presenta a medida que la historia se vaya desarrollando.

Por lo que se refiere a la ambientación, aunque no sea algo determinante pues el mismo argumento se podría trasladar a otras ubicaciones, en general se aprecia cuidada y trabajada, moviéndonos por diversos emplazamientos que quedan bien definidos, al igual que la atmósfera que acompaña a cada una de las escenas. La mayor parte de la acción transcurre en la ciudad de Estocolmo, aunque también aparecen otras localizaciones de Suecia, algunos capítulos que se trasladan a Sierra Leona y otros pocos que se ubican en Kiev.

No es Persona una novela cuya lectura resulte sencilla y no por la dificultad de la misma, sino por los temas que están presentes en sus páginas. Violencia, pederastia, pedofilia, maltrato infantil, abusos, traumas o trastornos psicológicos son cuestiones que nos vamos a encontrar prácticamente durante todo el libro, por lo que en función de la sensibilidad de cada uno puede resultar una lectura más o menos dura que nos deje con una sensación de malestar.

Finalmente comentaros que el desenlace del libro, puesto que es la primera parte de una trilogía, queda completamente abierto y no solo eso, sino que los autores se encargan de dejarnos ante unos sucesos que despiertan nuestra intriga y necesidad de descubrir cómo continúa, por lo que es bueno tener la segunda parte, Trauma, a mano, para poder desvelar al menos ese interrogante. No es el único planteamiento que queda en el aire, por lo que Persona no es un libro que se pueda leer de forma independiente sino que para tener toda la historia cerrada y entender el significado de ciertas subtramas que aparecen en este libro imagino que será necesario completar la trilogía.

En conclusión, una novela escrita a cuatro manos, que atrapa al lector desde sus primeras páginas, que cuenta con un ritmo intenso y cuya lectura puede resultar dura y desagradable por los temas que trata. Erik Axl Sund da inicio con Persona a la trilogía Los rostros de Victoria Bergman, encontrándonos ante una obra en la que exploran el lado más oscuro del ser humano a través de un complejo rompecabezas cuyas piezas tendremos que ir colocando a lo largo de los tres libros que la componen.

Si te ha gustado mi reseña, puedes comprar Persona a través de los siguientes enlaces:

Gracias a la editorial por facilitarme el ejemplar para su reseña
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...