jueves, 23 de junio de 2016

Atahuallpa. El último emperador inca - Daniel Larriqueta

Título: Atahuallpa. El último emperador inca
Autor: Daniel Larriqueta
Editorial: Edhasa
Año: 2016
ISBN: 978-84-350-6298-5
Nº de páginas: 320

Ya os he comentado en alguna otra ocasión que me atraen mucho las antiguas civilizaciones y por eso en mi estantería hay varios libros cuyos argumentos están relacionados de alguna manera con ellas. Como hacía ya un tiempo que no leía ningún libro de este tipo, me he animado hace unos días con una novela histórica que en un principio me llamó bastante la atención: Atahuallpa. El último emperador inca de Daniel Larriqueta.

La historia recogida en "Atahuallpa. El último emperador inca" da comienzo en la primavera de 1491 para narrar los antecedentes de la llegada al poder de Atahuallpa. Comienza así hablándonos de su abuelo Topa Inca Yupanqui y de la expedición que este emprendió en esa fecha hacia las comarcas de Chile para establecer gobiernos en nuevas regiones que se asociaran al culto del Sol y a la autoridad del Cusco. Poco tiempo después de regresar de este largo viaje Topa Inca morirá, comenzando el reinado de su hijo Huayna Cápac, quien durante su gobierno viajará por las cuatro grandes regiones que forman el imperio para renovar lealtades y amistades, estableciendo además la capital en Quito. En esos años, concretamente en 1526, llegarán las primeras noticias de la aparición de extraños viajeros de mar, quienes traerán el azote de enfermedades europeas. Se extenderá así una epidemia que acabará con la vida de numerosos incas, entre ellos el propio Huayna Cápac, quien morirá tras treinta años de reinado en los que conseguiría consolidar creencias y obras. La muerte simultánea del inca y de su sucesor hará que el reinado se divida entre dos de sus hijos, estableciéndose Atahuallpa en Quito y Huáscar en Cusco, lo que dará lugar a una guerra fratricida que culminará con la victoria de Atahuallpa. Al margen de las políticas y acciones emprendidas por su padre, Atahuallpa, movido por la curiosidad que en él despiertan los españoles, adoptará una estrategia consistente en atraerlos al lugar más favorable para sus tácticas y objetivos. Les dejará así avanzar de tal forma que poco a poco los españoles, capitaneados por Francisco Pizarro, irán socavando su poder y a pesar de la superioridad del ejército inca, será Pizarro quién triunfe, desmoronándose el imperio.

Atahuallpa
Atahuallpa
Aunque parece que os he desvelado demasiada información de lo que se recoge en el interior del libro, únicamente me he centrado en los primeros capítulos, en los que se establecen las bases de lo que encontraremos a continuación, centrándose la novela de Daniel Larriqueta en reflejar lo que sucedió a raíz de que Atahuallpa conociese a los españoles en la ciudad de Cajamarca y, aunque no tengamos demasiados conocimientos históricos, ya el mismo título del libro nos adelanta cuál va a ser el final.

De esta manera, a lo largo de los cuarenta y cinco capítulos que componen Atahuallpa. El último emperador inca seremos testigos de lo aconteciendo en este periodo de la historia del Imperio inca, profundizando en los hechos que tuvieron lugar en esos años y descubriendo las causas de su desmoronamiento, pues tras Atahuallpa el resto de gobernantes incas serían designados por los españoles. Tenemos así una novela rigurosamente histórica y esto es un aspecto que hay que tener en cuenta a la hora de acercarse a ella ya que tanto el estilo narrativo como el ritmo pausado hacen que no sea una lectura rápida, es un libro para leer con calma y que requiere una mayor atención de la que pueda ser necesaria para otro tipo de lecturas.

"Atahuallpa El último emperador inca" está escrito con un lenguaje claro, preciso y en general accesible, radicando su mayor dificultad en los nombres de los incas y en el uso que se hace de ciertos términos propios del periodo, que aparecen recogidos en un glosario final. Es un libro en el que predomina claramente la narración sobre el diálogo, siendo estos últimos prácticamente inexistentes, lo que contribuye a que la lectura sea más densa y, desde mi punto de vista, no recomendable para aquellas personas que busquen un libro de evasión. En mi caso he de reconocer que esperaba encontrar otro tipo de enfoque y a pesar de que me ha parecido interesante e instructiva, en algunos momentos su lectura se me ha hecho un poco pesada, quizás no ha sido la mejor etapa para abordar este tipo de libro.

Es evidente que esta obra se va a centrar en la figura de Atahuallpa pero no vamos a encontrarnos con un personaje que cuente con una detallada o profunda construcción sino que lo que nos ofrece el libro es una visión global de los sucesos que tuvieron lugar durante su gobierno, resaltando sus cualidades y poniendo de manifiesto aquellos rasgos de su personalidad que influirían de forma decisiva en todo lo que aconteció. Si bien es un libro que gira en torno a un hombre muy concreto, no importan en este caso sentimientos o emociones, lo que cuenta aquí son las acciones llevadas a cabo y por eso tanto Atahuallpa como el resto de personajes nos van a resultar fríos y distantes, conocemos sus motivaciones y las decisiones que toman pero no se establece una conexión con ellos, algo que no es negativo pues no creo que sea la finalidad de esta novela.

Si acercarse a la figura de Atahuallpa resulta interesante, no lo es menos conocer todos los aspectos relacionados con la civilización inca. Daniel Larriqueta incluye diversa información que nos da una idea de lo complejo que era su mundo, incorporando datos sobre estructura jerárquica, costumbres, ceremonias, dioses, prácticas religiosas, sacrificios, ejército, rivalidades, guerras o vestimentas, abordando además la forma en la que reaccionaron ante la llegada de los españoles y poniendo de manifiesto las diferencias que había entre ambos pueblos. Y junto a todos estos datos tenemos también descripciones que nos permiten tener una visión de los escenarios en los que tienen lugar las diferentes escenas, destacando entre todos ellos la ciudad de Cajamarca.

Quizás no sea una novela recomendable para todo tipo de público, pero creo que aquellos lectores que se sientan atraídos por el Imperio incaico van a disfrutar con la lectura de Atahualla. El último emperador inca, en la que de forma pormenorizada Daniel Larriqueta reconstruye la historia de este personaje, mostrándonos los aciertos y errores que cometió y que desembocarían en la conquista del imperio.

Si te ha gustado mi reseña, puedes comprar Atahuallpa. El último emperador inca a través del siguiente enlace:


Gracias a la editorial por facilitarme el ejemplar para su reseña

martes, 21 de junio de 2016

Alex - Pierre Lemaitre

Título: Alex
Autor: Pierre Lemaitre
Editorial: Alfaguara
Año: 2015
ISBN: 978-84-2041-086-9
Nº de páginas: 392

Alex es la segunda entrega de la tetralogía protagonizada por el comandante Verhoeven y, tras lo que me gustó Irène y su impactante final, no he tardado demasiado en animarme con su lectura. Aunque ya lo comenté en la reseña de Irène, vuelvo a insistir en que a pesar de que son libros que se pueden leer de forma independiente, si no habéis leído el anterior y tenéis intención de hacerlo es mejor que vayáis en orden ya que en este volumen se desvela cómo termina, lo que para mí fue uno de sus puntos fuertes.

Han pasado cuatro años desde los acontecimientos recogidos en Iréne, unos hechos que hundieron la vida de Camille provocando que se retirase durante un tiempo de la Brigada y que, a su vuelta, únicamente se ocupe de casos menores, evitando sobre todo los raptos. Sin embargo, cuando Le Guen le encargue ocuparse de la denuncia que ha realizado un testigo que ha visto como secuestraban a una mujer introduciéndola en una furgoneta contra su voluntad, no tendrá más opción que aceptar la investigación. Será así como se verá inmerso en un nuevo caso en el que, sin contar con pistas ni sospechosos, deberá hallar el paradero de esta extraña mujer, para lo que será esencial desvelar su identidad y descubrir su auténtica personalidad.

Teniendo en cuenta todas las opiniones positivas que había visto comencé la lectura de "Alex" con unas expectativas muy altas que en parte no se han cumplido ya que si bien el libro me ha gustado mucho, esperaba que lo hiciese aún más. Sí que tiene muchos giros argumentales que resultan impredecibles pero no ha habido ninguno que me haya sorprendido e impactado tanto como en Irène, y como esperaba que fuese mejor que el anterior, es por eso que en cierto modo no ha cumplido las expectativas que tenía.

Pierre Lemaitre
Pierre Lemaitre
Estructuralmente, Alex es un libro similar a la primera entrega de la serie Verhoeven y así se encuentra dividido en sesenta y dos capítulos de corta extensión que se presentan agrupados en tres grandes partes. En este caso nos vamos a encontrar con que la narración tiene dos enfoques y así tenemos unos capítulos que se centran en la investigación que lleva a cabo Camille, y otros que nos permiten ver lo que sucede con Alex, la mujer que ha sido secuestrada. En ambos casos es un narrador omnisciente el que nos va guiando por la historia con la particularidad de que emplea el tiempo presente, consiguiendo así que las escenas sean más visuales e intensas.

Por lo que se refiere al estilo narrativo tampoco hay grandes cambios y volvemos a disfrutar de la prosa precisa, potente, directa y clara que utiliza el autor. Digo disfrutar y quizás no sea el verbo más apropiado en este caso pues las obras de Pierre Lemaitre se caracterizan por la minuciosidad con la que describe las escenas más violentas, no escatimando en detalles de tal forma que la lectura de algunas partes se vuelve un tanto desapacible y no apta para lectores sensibles. Los diálogos son de nuevo abundantes de tal manera que Alex es un libro que se lee con muchísima agilidad, tanto su estructura como el ritmo intenso y creciente que tiene desde las primeras páginas invitan a avanzar continuamente, más teniendo en cuenta todos los giros argumentales que esconde la trama y que hacen que la sorpresa, la tensión, la incertidumbre y la intriga nos acompañen durante toda la lectura.

A Camille Verhoeven ya lo conocemos de su anterior caso pero aquellas personas que se acerquen a él por primera vez con este título no van a tener problema ya que Pierre Lemaitre nos resume lo más notable de su pasado y, aunque este libro no se centra tanto en el trazado de su personalidad, se aprecian los rasgos más destacables de su carácter. Sí que vamos a notar una evolución en su personaje provocada por lo sucedido cuatro años atrás, como no podía ser de otro modo tras la experiencia vivida. Este peculiar comisario, con tan solo un metro cuarenta y cinco centímetros de estatura, nos demuestra de nuevo que su tamaño no es obstáculo a la hora de desarrollar su trabajo y gracias a su discreción, astucia e ingenio, seremos testigos de cómo va enlazando las pistas para esclarecer un caso tan complicado como el que da lugar a la trama de esta novela.

También en esta investigación participarán Le Guen, Louis y Armand, miembros de su equipo que ya aparecían en la primera entrega de la tetralogía y que en este caso pierden un poco de relevancia. En Irène se hacía más hincapié en sus facetas privadas de cara a profundizar en la construcción de sus personajes a pesar de su papel secundario, pero en Alex esto ya no es necesario, el ámbito personal no es importante para esta investigación y por lo tanto queda un tanto de lado.

Y si bien Camille Verhoeven es la figura en la que se centra esta serie, en esta obra su protagonismo queda diluido y lo comparte con un personaje que tiene un gran potencial y que es quien da título a la novela: Alex. Es sin duda el personaje más llamativo y Pierre Lemaitre la va perfilando progresivamente con gran profundidad, mostrando las diferentes capas de las que está compuesta su personalidad, las cuales es necesario ir descubriendo para comprender en realidad quién es y las motivaciones que tiene para actuar como lo hace. A medida que avanzamos en la lectura resulta interesante ver cómo va cambiando nuestra percepción en torno a ella y los sentimientos que va provocando en el lector, es una mujer cuyo comportamiento nos va a desconcertar haciendo que nos formulemos múltiples preguntas, pero finalmente cada pieza encajará en su lugar y encontraremos una justificación para sus acciones.

Ya en Irène Pierre Lemaitre demostró su capacidad para realizar un planteamiento innovador que hiciese que su novela no se quedase en una más dentro del género y esto mismo ocurre en "Alex". No parte de una premisa demasiado original ya que novelas en torno a secuestros hay muchas, pero no debemos pensar que es una más y dejarla pasar pues este rapto es solo un punto de partida y desde ahí el autor desarrolla una trama que nos lleva por otros derroteros, incluyendo continuos giros argumentales que sorprenden al lector por lo impredecibles que son y que van a hacer que la lectura sea intensa y angustiosa, estando dominada por una tensión creciente que culminará en un final acorde con el resto y en el que todas las piezas quedarán encajadas para que la historia cobre sentido y nuestras preguntas encuentren respuesta.

Llegados a este punto solo me queda recomendaros la lectura de Alex de Pierre Lemaitre, sobre todo si sois aficionados a la novela negra. El comisario Camille Verhoeven llevará a cabo una investigación que dará lugar nuevamente a una trama impredecible por la cantidad de giros argumentales que contiene, y que va a hacer que la lectura de esta novela no nos de un respiro, enganchando desde las primeras páginas y haciéndonos vivir momentos de auténtica angustia y tensión gracias al estilo minucioso y descriptivo que caracteriza al autor.

Si te ha gustado mi reseña, puedes comprar Alex a través de los siguientes enlaces: 




Gracias a la editorial por facilitarme el ejemplar para su reseña

lunes, 20 de junio de 2016

Leyendo... (25ª semana 2016)

Lunes de nuevo y toca hablaros del libro que me acompañará durante los próximos días. La semana pasada ha sido muy productiva en cuanto a lecturas, y después de terminar Nunca es tarde para morir de Pablo Palazuelo, leí Iqbal Masih, lágrimas, sorpresas y coraje de Miguel Griot, y también En la Calle Mayor de Virginia Gil Rodríguez, aunque estos dos últimos tienen pocas páginas y por eso me han durado un par de días cada uno.

Y ahora estoy leyendo Todo lo que vino después de Gabriel Urza, una novela ambientada en un pueblo del País Vasco, Muriga, y que está inspirada en un hecho real. De momento me está gustando mucho, se lee muy bien, la ambientación es fantástica y la historia me atrapó desde las primeras páginas, así que no creo que me dure demasiado.

Cuando lo acabe, supongo que entre hoy y mañana, creo que me pondré con Mar abierta de María Gudín ya que hay una lectura conjunta estos días convocada por Eva de La historia en mis libros, pero todavía no lo tengo claro del todo, cuando llegue el momento decidiré.

¿Qué leéis vosotros esta semana?

sábado, 18 de junio de 2016

Novedades literarias en mi estantería - Mayo 2016

Como cada mes, os enseño los libros que se han incorporado a mi estantería durante las últimas semanas y que en el mes de mayo han sido, como veréis a continuación, bastantes. Todos los meses me propongo reducir este número pero, entre unas cosas y otras, nunca lo consigo y se siguen acumulando lecturas que espero poner al día este verano. Los vemos con detalle.


En un rincón del alma de Antonia J. Corrales (Zeta Bolsillo). Gracias a Laky y a la editorial he tenido la oportunidad de leer este libro y el siguiente, aunque luego me he dado cuenta de que en mi estantería ya había un ejemplar de esta novela, por lo que seguramente organizaré un sorteo con él. Es uno de los que ya está leído y reseñado en el blog (Reseña En un rincón del alma)

Mujeres de agua de Antonia J. Corrales (Ediciones B). Como os decía me lo ha enviado la editorial junto al anterior, que es su primera parte. También está leído y reseñado (Reseña Mujeres de agua)


Alex de Pierre Lemaitre (Alfaguara). Enviado por la editorial para la lectura conjunta que he organizado junto a Lunilla. Es otro de los que he leído y publicaré mi reseña el día 20 de junio.

El invierno en tu rostro de Carla Montero (Plaza & Janés). Este libro lo he solicitado a través de Edición Anticipada y también está leído y reseñado (Reseña El invierno en tu rostro)


Venganza de sangre de Wilbur Smith (Duomo Editorial). En este caso es un libro que llegó por sorpresa a casa y yo encantada porque tenía ganas de leerlo ya que el anterior me gustó mucho.

Versalles el sueño de un rey de Elizabeth Massie (Espasa). En este caso me lo ofrecieron desde la editorial y el argumento me pareció muy atractivo así que me animé a leerlo.


Solos de Álvaro Fuentes (Dolmen Editorial). Tanto este libro como los dos siguientes me llegaron a través de una propuesta enmarcada en una iniciativa para fomentar la lectura y aunque son géneros que no suelo leer habitualmente haré una excepción, de vez en cuando hay que salir de la zona de confort y probar cosas nuevas.

El libro de Sarah de Vicente García (Dolmen Editorial). Es un libro de fantasía que también llegó a través de la anterior iniciativa.


Cianuro chocolate de Fayna Bethencourt (Dolmen Editorial). El envío de esta campaña eran tres libros y este es el tercero del lote, que confieso que en principio es el que menos me atrae.

Secretos imperfectos de Hjorth & Rosenfeldt (Planeta). Desde la editorial me invitaron a un encuentro para presentar este libro y aunque no pude asistir, me hicieron llegar la novela que tiene una pinta estupenda.


Los papeles de Aspern de Henry James (Navona). En este caso me llega a través de un sorteo ganado en el blog Bookeando con Mangeles

En la calle Mayor de Virginia Gil Rodríguez. Me lo ha hecho llegar su autora y es otro de los que ya he leído, os hablaré de él en los próximos días.

¿Qué os parecen? ¿Habéis leído alguno o tenéis previsto hacerlo?

jueves, 16 de junio de 2016

La pieza que faltaba - Antonia Romero

Título: La pieza que faltaba
Autor: Antonia Romero
Editorial: Autoeditado
Año: 2016
Nº de páginas aprox: 400

La pieza que faltaba es el título de la última obra de Antonia Romero, una autora que ya ha aparecido varias veces en este blog porque me gusta mucho como escribe y he leído casi todos sus libros, con lo que no dude a la hora de animarme también con este, sabía que iba a disfrutar con la lectura como así ha sido.

"La pieza que faltaba" nos cuenta la historia de Eva, una joven enfermera que al no encontrar trabajo en la rama sanitaria, acepta un empleo como dama de compañía de una anciana multimillonaria. Será así como comience a trabajar para Carmen Grimaldos, una excéntrica mujer de difícil carácter que posee una gran fortuna al ser copropietaria de una importante cadena de hoteles por todo el mundo. Carmen, que a sus ochenta años necesita una persona que pase con ella la mayor parte de las horas del día, pronto se dará cuenta de la valía de Eva, y decidirá trasladarse junto a ella a la casa que posee en Barcelona, donde actualmente reside su hijastro Ander Izarra, con el que la mujer no mantiene una relación cordial a pesar de compartir la dirección de sus negocios. Ander en un principio se ganará también la antipatía de Eva pero pronto las cosas comenzarán a cambiar, lo que no impedirá que la joven se convierta en el instrumento que ambos utilicen para su particular lucha. 

Antonia Romero
Antonia Romero
Comencé la lectura de La pieza que faltaba sin demasiadas referencias por lo que no tenía muy claro el tipo de historia que me iba a encontrar en su interior. No había leído la sinopsis y la portada (la anterior, ahora cuenta con una nueva) me sugería una historia romántica tipo chick lit, por lo que de no haber sido Antonia Romero su autora probablemente no me habría animado a darle una oportunidad. Pero una vez más leer a Antonia ha sido un acierto, "La pieza que faltaba" no solo no me ha decepcionado sino que me ha parecido una historia bien construida y desarrollada, resultando su lectura muy amena y entretenida.

La novela se presenta dividida en veintiocho capítulos con la particularidad de que entre los veinte primeros se intercalan conversaciones de Twitter que tienen lugar a través de mensajes directos. Este recurso me ha parecido muy acertado ya que en un momento en el que esta red social está tan de moda, la introducción de estos diálogos aporta originalidad y actualidad, además de captar nuestra atención pues desde que aparece el primero te estás preguntando quién se esconde detrás de la conversación y qué relación tiene con el resto de la trama. Con excepción de en estas conversaciones, en el resto de los capítulos se utiliza un narrador omnisciente y volvemos a encontrarnos con el estilo que caracteriza la escritura de Antonia Romero, empleando una prosa clara y fluida que resulta accesible y fácil de leer, con abundantes diálogos y un ritmo ágil que nos hace avanzar con dinamismo.

La pieza que faltaba es una novela de personajes y, como ya os he comentado en otras reseñas de los libros de esta autora, la construcción de los mismos es uno de los aspectos que siempre destaca en sus obras. Antonia pone un especial cuidado en el trazado de los perfiles de sus personajes, de tal manera que quedan perfectamente retratados y además con mucha naturalidad, de tal forma que nos van a resultar creíbles y cercanos. Por una u otra razón, todas las personas que componen la galería de personajes de este libro tienen su atractivo, y la mayoría van a despertar nuestra simpatía inmediatamente.

Anterior portada
A pesar de que hay varios personajes que juegan un papel relevante en esta historia, podemos considerar a Eva su protagonista pues es el personaje que sobresale un poco más e incluso el nexo de unión entre todos ellos. Eva es una figura en la que podemos ver reflejadas a muchas jóvenes hoy en día que tras terminar sus estudios tienen que aceptar trabajos que nada tienen que ver con estos y en muchos casos mal pagados. No es una persona que destaque por nada en especial, está perfilada con sencillez y naturalidad de tal forma que parece sacada de nuestro mismo entorno y esto hace que desde un primer momento sea fácil empatizar con ella e implicarse en sus vivencias, más teniendo en cuenta que tiene un carácter cordial, sensible, dulce y bondadoso con el que se gana a cuantos la rodean.

No ocurre lo mismo con Ander Izarra pues al contrario que con Eva, que se muestra transparente desde el principio, será necesario ir avanzando en la historia para conseguir desvelar su verdadera personalidad pues el Ander al que descubrimos en las primeras páginas se nos presenta como un joven con una doble cara. Por una parte observamos una faceta suya más humana, mostrándose tierno e incluso vulnerable pero por otra parte en otros momentos es pretencioso, engreído, insolente y bastante falso, por lo que habrá que descubrir cuál de sus dos caras es la que finalmente le define mejor.

Junto a ellos dos otro personaje destacado es Carmen Grimaldos, la anciana multimillonaria para la que Eva comenzará a trabajar. Para mí ha sido la figura más llamativa e interesante en esta novela, me ha gustado la evolución que sigue su personaje y cómo vamos descubriendo las diferentes capas que dan forma a su personalidad, dejando atrás la frialdad que desprende en un primer momento y ahondando en las vivencias que han dado forma a la mujer en la que se ha convertido, puesto que su pasado encierra secretos que habrá que desvelar para llegar a comprenderla.

Aunque ellos tres son los más notables, La pieza que faltaba es casi una novela coral y a su alrededor irán moviéndose otra serie de figuras que también van a tener un alto grado de protagonismo ya que serán el centro de subtramas que se van desarrollando de forma paralela a la principal, enriqueciéndola y aumentando el interés de la obra en conjunto. Además son estas figuras las que sirven a la autora para tocar otros temas que alejan un tanto su libro de la típica novela romántica en la que únicamente seguimos la evolución del romance que surge entre sus protagonistas, y así en "La pieza que faltaba" Antonia Romero introduce diversas cuestiones que reflejan la sociedad de hoy en día con su forma de vida, sus modas o los problemas que afectan a la población, la mayoría relacionados de alguna manera con la crisis económica, por ejemplo el desempleo, las hipotecas abusivas o los desahucios.

Es de esta manera La pieza que faltaba una novela que queda bien encuadrada en la época actual y eso hace que se disfrute aún más ya que la mayor parte de las experiencias que viven sus personajes nos resultan cotidianas y sus preocupaciones cercanas, pudiendo incluso vernos reflejados en ellos. Y junto a estos puntos que nos sirven para encuadrar la novela en el tiempo presente, Antonia Romero aborda otros asuntos relacionados principalmente con las relaciones personales, entrando en juego el amor en el sentido más amplio ya que aquí vamos a ver ese sentimiento que surge entre las personas que se enamoran pero también el que une a los padres con los hijos y viceversa, o el que afianza el vínculo que se crea entre los amigos.

Y todo esto hace que La pieza que faltaba sea una novela en la que juegan un importante papel los sentimientos y emociones que dominan a cada uno de sus personajes. Pero al margen de esto también tenemos en este libro de Antonia Romero ciertas dosis de misterio y suspense que van a mantener nuestra curiosidad durante su lectura ya que aunque en algunos aspectos la trama es predecible, vamos a encontrarnos con giros argumentales que la autora introduce con acierto y que, al menos a mí, sí que me han sorprendido, sobre todo los que están relacionados con la conversación de Twitter, un aspecto que me intrigó desde el comienzo del libro.

Resumiendo, "La pieza que faltaba" es una novela que podemos encuadrar en el género romántico pero en cuyo interior vamos a encontrar mucho más que una simple historia de amor. Antonia Romero nos ofrece un planteamiento actual y realista con ciertas dosis de intriga, y en el que además destacan unos personajes construidos con acierto y naturalidad, lo que hace que su lectura, al igual que las otras obras de la autora, resulte muy recomendable.

Si te ha gustado mi reseña, puedes comprar "La pieza que faltaba" a través del siguiente enlace:


Gracias a la autora por facilitarme el ejemplar para su reseña
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...