miércoles, 20 de abril de 2011

Reseña HABITACIONES CERRADAS

Título: Habitaciones cerradas
Autor: Care Santos
Editorial: Planeta
Año: 2011
ISBN: 9788408098768
Nº de páginas: 475

SINOPSIS:
La joven Violeta quiere convertir el palacete en el Paseo de Gracia de Barcelona, herencia de su familia, en un museo dedicado a su abuelo, un renombrado pintor modernista. Durante las obras de reforma del edificio aparece el cadáver de una mujer. ¿Qué identidad se esconde tras ese cuerpo?

La investigación de esta muerte permite a la escritora catalana Care Santos desgranar la historia familiar de los Lax, una poderosa casta burguesa, desde finales del siglo XIX hasta la actualidad.

El lector conocerá las miserias familiares de esta insigne saga, desde los rumores que apuntan a que la abuela Lax se fugó a Venezuela con el dueño de los grandes almacenes El Siglo, hasta los que ensombrecen las figuras de su abuela María del Roser, la matriarca del clan, y su padre, Modesto.

Apasionante y apegada a la ciudad de Barcelona, la novela entremezcla misterios familiares y el escenario más seductor: una ciudad cambiante y moderna que explosiona con la llegada de la II República. Un fresco histórico y social que como en La sombra del viento o El tiempo entre costuras engancha y no te suelta.

RESEÑA
Esta novela me llamó la atención desde que la vi en las novedades de la editorial Planeta de marzo. Además de tener un argumento que me resultaba muy interesante, en la sinopsis la comparaban con dos libros que me habían gustado mucho: La sombra del viento y El tiempo entre costuras

Habitaciones cerradas nos cuenta la historia de los Lax, una familia de la burguesía catalana, desde finales del siglo XIX hasta el periodo de inicio de la guerra Civil española. La novela combina la narración en la época actual de Violeta, descendiente de la familia Lax, junto al relato de otro narrador de identidad desconocida hasta el final, que nos presenta el pasado de la familia durante los años indicados anteriormente.

El protagonista de la novela y en torno al cual gira todo el argumento es Amadeo Lax, el hijo mayor de la familia que llegará a ser un famoso pintor. Amadeo es una persona egoísta, violento, mujeriego y sobre todo rencoroso, lo que le lleva a vivir amargado por el odio que arrastra del pasado y que le impide disfrutar de lo que la vida le ofrece.

A este personaje lo vamos conociendo a través de la narración de la historia pasada, que nos va desgranando la vida de la familia Lax, formada por Rodolfo Lax y su esposa, María del Roser Golorons. 
Rodolfo es un adinerado hombre de negocios con un carácter amable que transmite a sus empleados, de los que se preocupa en todo momento y con los que tiene una relación muy próxima. Está profundamente enamorado de su esposa, una mujer adelantada a su tiempo, de ideas liberales y preocupada ante todo de su casa y familia.

La hija menor es Violeta, una niña delicada que sufre una grave enfermedad y a la que no llegamos a conocer en profundidad. La familia queda completa con el segundo hijo, Juan, un niño que es muy inteligente pero tiene que sufrir el carácter de su hermano, que será el responsable del rumbo que acaba tomando su vida.

El carácter mujeriego de Amadeo le lleva a permanecer soltero hasta los 40 años, en que contrae matrimonio con Teresa, con la que guarda una gran diferencia de edad  y que ha estado enamorada de él desde que la hizo un retrato siendo una niña. Del matrimonio nacerá un niño, Modesto, víctima también de la personalidad de su padre.

En la época actual nos encontramos a la nieta del pintor, Violeta, que es la encargada de proteger la obra de su abuelo, motivo por el cual se encuentra en Barcelona supervisando las obras que transformarán la vivienda de la familia en una biblioteca-museo. Estas obras serán las que provoquen el descubrimiento de un secreto que la familia ha guardado todos estos años y que los lectores iremos desentrañando a través de las páginas.

Además de tener una trama rodeada de misterio que mantiene la atención del lector desde la primera página, me ha gustado especialmente la forma en que la autora ha estructurado la novela. Junto a la narración en dos tiempos que ya he comentado, utiliza una combinación de elementos que hacen la lectura más ágil a la vez que le dan mayor realismo a la historia, sirviendo en muchos casos como complemento a lo que ya hemos leído o vamos a leer en las próximas páginas. 
Así en la narración pasada nos encontramos con la inserción de artículos de prensa que narran algún acontecimiento importante de la época como el incendio de los Grandes Almacenes El Siglo o la visita del rey Alfonso XIII. En el caso del presente se sirve de emails que Violeta intercambia con su madre, su padre o su esposo y de las descripciones de las obras del pintor Amadeo Lax.

Otro de los aspectos que llama la atención en la novela es la ambientación. La autora consigue sumergirnos en la Barcelona de esta época utilizando hechos y descripciones. A través de la lectura descubrimos como era la sociedad de la época, los problemas laborales, la llegada del teléfono y los primeros coches a motor, el movimiento del espiritismo e incluso la forma de vestir en esos años. No queda ningún aspecto sin describir lo que nos facilita una visión clara de lo que fue Barcelona en estos años.  

Junto a todo esto nos encontramos con unos personajes muy bien construidos, dotados de personalidades muy diferentes pero todas perfectamente perfiladas. El conjunto de personajes es muy amplio y variado; junto a los personajes ficticios nos encontramos con otros que vivieron en esa época como es el caso de Francesc Canals i Ambrós. Todos los personajes están detallados al final de la novela donde la autora nos explica cuales son fruto de la ficción y cuales son personajes históricos.

Dentro de los personajes destaca sobre todo Amadeo Lax. Tiene un carácter manipulador, egoísta, temperamental y soberbio aunque en muchos momentos también nos muestra una faceta más débil y de dependencia, sobre todo de las mujeres que le rodean, su madre, su esposa, Conchita... Por eso es un personaje que transmite diferentes sentimientos al lector, desde el odio a la lástima en algún momento. 
Personalmente me ha gustado el personaje de María del Roser, es una mujer con mucho carácter, adelantada a su tiempo y defensora de sus ideales, pero a la vez tiene una faceta muy tierna tanto con su familia, especialmente su marido, como con el servicio y trabajadores. Ha sido el personaje con el que he llegado a encariñarme más.

Todo esto convierte a "Habitaciones cerradas" en una magnífica novela que no podemos dejar pasar, ya que junto a esa mezcla de novela histórica y de misterio descubrimos una Barcelona desconocida en muchos aspectos, al menos para mí y todo ello con una estructura realmente original. 

Si queréis saber más de la novela podéis visitar su blog http://www.habitacionescerradas.blogspot.com/




FUENTES: el propio libro, imagen Almacenes: http://www20.gencat.cat, imagen autora: http://www.elheraldodelhenares.es/pag/portada.php?cual=0&desde=2626



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...