jueves, 5 de mayo de 2011

Reseña LAS ROSAS DE SOMERSET

Título: Las rosas de Somerset
Autor: Leila Meacham
Editorial: Viceversa
Año: 2010
ISBN: 9788492819409
Nº de páginas: 620

SINOPSIS:
Mary Toliver, propietaria de plantaciones de algodón, desearía no haber heredado nunca la gran casa familiar, Somerset. Sabe que vendió su alma por las tierras de su familia y ahora quiere evitarle el mismo destino a su sobrina nieta.
Percy Warwick, miembro de una próspera familia dedicada al negocio de la madera, y Mary estaban profundamente enamorados y deberían haberse casado… pero decidieron no hacerlo. A partir de ahí, sus vidas y las de sus descendientes debieron enfrentarse al engaño, los secretos y las tragedias que nacieron de esta decisión.

Con una diestra e imperturbable voz narrativa, Las rosas de Somerset nos ofrece un lienzo que retrata a tres generaciones atrapadas entre la pasión por su trabajo y el amor.

Una maravillosa saga familiar marcada por el honor y la tradición, que ha sido aclamada por la prensa en Estados Unidos.

RESEÑA:
"Lo que el viento se llevó" es una de mis novelas favoritas, me gustó tanto que siempre he querido leer algo similar, ambientado en esa época de las plantaciones de algodón y la guerra de Secesión. Por eso cuando hace unos meses encontré este libro lo anoté en mi lista de compras directamente, su argumento y su preciosa portada hacían que tuviese que formar parte de mi estantería. Sin embargo han pasado algunos meses hasta que finalmente he encontrado el momento de embarcarme en su lectura.

Aunque en su portada señala "una saga absorbente con ecos de Lo que el viento se llevó", en ningún momento esperé que esta novela estuviese a su altura, ya que en la mayoría de los casos estas comparaciones son producto del marketing y solo buscan aumentar las ventas. Las únicas similitudes que he encontrado han sido en la primera parte de la novela, pero se van perdiendo a medida que avanza la historia.

A sus más de 80 años Mary Toliver, dueña de varias plantaciones de algodón entre las que se encuentra Somerset, sabe que le queda poco tiempo para morir y es consciente de que la mayoría de decisiones que ha tomado en su vida han sido erróneas y la han alejado de la felicidad.
Ahora se ve reflejada a si misma en su sobrina nieta Rachel, que ha heredado su amor por las tierras de sus antepasados, un amor que roza la obsesión y que acabará destruyendo su vida, por lo que Mary decide modificar su testamento para evitar que Rachel cometa los mismos errores que ella en el pasado.

Para encontrar una explicación a esta decisión viajaremos al pasado a través de los recuerdos de Mary. Conoceremos así su historia desde el momento en que con 16 años, su padre, sabiendo que el amor que Mary sentía por la plantación evitaría que la vendiese, la nombró heredera de Somerset, rompiendo así los lazos familiares con su madre y hermano.
Este sería el comienzo de una vida marcada por difíciles decisiones en las que siempre estuvo implicada la plantación, que Mary antepuso a todo lo demás, incluso a su propia felicidad y a su relación con Percy, el gran amor de su vida.
La historia de esta relación quedará completa viajando nuevamente al pasado pero en este caso a través de Percy, profundamente enamorado de Mary pero cuya relación se verá frustrada tanto por la obsesión que ésta siente por Somerset como por el orgullo de Percy que le impedirá compartirla con las tierras.

Los últimos años los conoceremos a través de Rachel, hija del sobrino de Mary y que ha heredado las raíces de los Toliver: el amor por las tierras y la pasión por el cultivo de algodón. Su vida parece llevar el mismo rumbo que la de su tía y por eso se sentirá herida y engañada cuando descubra el contenido del testamento, cambiando completamente la idea que tenía de su tía Mary, pasando del amor al desprecio.

En general el libro me ha gustado mucho. Con un estilo narrativo sencillo la autora nos traslada a través de casi 100 años de historia familiar en los que vamos conociendo sus relaciones, los secretos familiares, el cultivo del algodón, el declive de estos cultivos...

El libro está estructurado en varias partes bien diferenciadas. Empieza con una primera parte introductoria que aunque está situada en el presente contiene datos del origen de Somerset. La segunda parte está dedicada a la historia de Mary, recordando los tiempos pasados y siendo ella la protagonista. La tercera parte también son recuerdos del pasado, pero es la historia de Percy, por lo tanto el protagonista es él. La cuarta parte es la historia de Rachel que incluye tanto pasado como presente y finalmente la última parte es el tiempo presente y nos cuenta el desenlace.

A pesar de incluir numerosos saltos entre pasado y presente está todo muy bien enlazado y en ningún momento se pierde el hilo de la narración. La autora va entrelazando las historias de los diferentes personajes de forma que consigue mantener la atención del lector durante todo el libro.

Aunque los personajes principales podemos decir que son Mary y Percy, puesto que en torno a ellos se van construyendo el resto de historias, nos encontramos con diversos personajes que tienen un papel fundamental en la narración.
A través de la lectura vamos conociendo a cada uno de ellos profundamente y se consigue establecer una gran conexión con ellos. Son personajes muy bien perfilados y con caracteres muy diferentes.


La pareja protagonista es la que más destaca. Es imposible no encariñarse desde el principio con Percy, el amor que siente por Mary, la ternura con la que la trata y el sufrimiento que tiene que sentir al ver que no la puede tener.
En cambio en Mary es admirable su amor por la plantación y por el trabajo, su capacidad de sacrificio  y su lealtad hacia sus raíces. A pesar de su carácter orgulloso también consigue atraer al lector, quizás por traslado de los sentimientos que Percy tiene hacia ella.
En cambio con Rachel, a pesar de que son como gotas de agua en cuanto al carácter, no he sentido ninguna conexión. Es un personaje bastante más flojo que su tía.

Es curioso pero he tenido la sensación de que hay una especie de división de carácter entre los personajes femeninos y los masculinos. En general los personajes femeninos no tienen ningún rasgo positivo, son frías, orgullosas, envidiosas... no he encontrado ningún personaje femenino con el que me haya encariñado. Todo lo contrario ocurre con los masculinos, son cálidos, amables, sentimentales, apuestos y valoran el amor por encima de todo. Es imposible no encariñarse con cada uno de ellos.

La parte final del libro la he encontrado un poco floja, me hubiera gustado que la autora profundizase un poco más en el desenlace y en la relación de Rachel y Matt, creo que lo ha pasado todo un poco por encima. Es el único punto negativo que para mí ha tenido el libro, por lo demás he disfrutado mucho con su lectura.

En general es una lectura ágil y muy entretenida por lo que si disfrutáis con los libros de sagas familiares os recomiendo su lectura.




FUENTES: el propio libro, imagen algodón http://www.saladeinversion.com, imagen autora http://www.newyorker.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...