viernes, 1 de julio de 2011

Entrevista a Emilio Casado, autor de Crónica insignificante

Nuevo mes nueva entrevista. En este caso es un autor que se ha ganado con su simpatía un espacio en este universo, además de ser el primero en depositar su confianza en el blog para reseñar su novela, que podéis leer AQUÍ.
Se trata de Emilio Casado, autor de Crónica insignificante. Así que sin más os dejo con la entrevista, espero que os guste.

Hola Emilio, bienvenido a El universo de los libros y muchas gracias por dedicarme un rato de tu tiempo y acceder a realizar esta entrevista a través de la que vamos a tratar de conocer un poco más a fondo tu novela «Crónica insignificante». 

Para todos aquellos que aún no la conocen, ¿puedes resumirnos un poco su argumento?
Marcelo Suelas es psicólogo interino en una cárcel, tiene una hija, está divorciado y no le ha quedado más remedio que volverse a vivir a casa de sus padres para poder hacer frente a la pensión alimenticia y a la hipoteca del piso en el que ya no vive.
Pasamos seis días de su vida junto a él, en primera persona, más la parte final,  el desenlace.
Se divierte, encuentra sexo, socializa, intenta saborear el amor… Trata de sobrevivir.

¿Cuándo y por qué surgió la idea de escribir Crónica insignificante?
Hacía años que rondaba mi cabeza la idea de retomar la escritura y llegó un momento en el que sencillamente no pude resistirme. Me senté delante del ordenador y empecé. Tenía ganas de interpretar la realidad, de explicarla tal cual yo la veo. Creo que eso fue lo que más pesó, la necesidad de expresarme. El argumento fue llegando después, poco a poco, sin presión.

¿Hay algo de autobiográfico en esta novela?
Creo que lo hay en todas, no solo en la mía. Es inevitable pasar la narración por el tamiz de la vida del que la escribe. Pero poco más. Ni soy psicólogo, ni he estado nunca en una cárcel (de visita tampoco), ni estoy divorciado… La parte autobiográfica quizás esté limitada a ciertas interpretaciones. También hay partes con experiencias similares a alguna que he vivido, pero podría reconocerlas como suyas cualquiera que lea la novela.

¿Qué querías transmitir con ella?
Que no todo tienen que ser explosiones o extraterrestres  o vampiros… que la existencia cotidiana también se puede contar de manera que resulte interesante y atractiva, que la vida a veces te lleva por los caminos que ella quiere, no los que tú eliges, que todo es interpretable y relativo y que hay que tratar de vivir cada día como si de un regalo se tratase.

Antigua residencia de Marcelo

Marcelo, el protagonista, es un personaje que parece sacado de la vida misma, su situación es la misma que atraviesan muchos hombres hoy en día ¿te inspiraste en alguien conocido a la hora de crearlo?, ¿y con el resto de personajes?
Marcelo podría ser yo o podría ser cualquiera. La vida está llena de «Marcelos».  Seguro que tú conoces a alguno. Luego están sus padres, su hija, su ex, sus compañeros, los presos…  Imaginación y realidad se mezclan, aunque sobre todo pesa la parte de la invención.

En la novela abordas de fondo temas tan actuales como las influencias para encontrar trabajo, el papel de la iglesia, la actitud de los jóvenes... ¿es una forma de expresar tu crítica hacia la sociedad actual?
Ahí entran en juego las ganas que tenía (y que sigo teniendo) de expresarme, de contar que todo está un poco podrido. Está mi opinión acerca del mercado laboral, del negocio del arte y la creatividad y de instituciones como la iglesia. Casi cualquier cosa que se pueda decir de la sociedad  y sus estructuras puede sonar a crítica. Hay mucho trabajo por hacer.

También cobra un papel muy importante la música, incluyes muchas descripciones de grupos musicales y referencias a sus obras,  ¿por qué motivo decidiste incluirlas?
Hago música desde que tenía trece o catorce años. He tocado en grupos y estos últimos tiempos la he seguido haciendo en casa, en mi home-studio… hasta que he vuelto a la escritura. Todo entra dentro del contexto de las ganas irreprimibles que tenía  (y mantengo) de expresarme.  La música es mi otra gran pasión (¿o es la primera?), así que me apetecía muchísimo hablar de ella: grupos, estilos, tendencias, pasado, futuro… Yo vivo la música muy apasionadamente, influye en mi estado de ánimo, soy capaz de notar cómo una canción puede hacerme feliz… y eso es imposible de esquivar cuando escribes sobre opiniones y sentimientos.

El final de la novela me sorprendió mucho, ¿tenías pensada la historia con este final desde el principio o fue surgiendo a medida que ibas escribiendo?
Un buen día se me encendió la bombilla, cuando iba por la mitad. No era el final que había previsto al empezar pero me pareció bueno, así que me encaminé hacia él.

¿Cuánto tiempo te llevó escribir el libro?
Un año. Y ahora una vez escrito y autopublicado sigue absorbiendo mi tiempo libre como una esponja.

Hasta ahora no has conseguido que ninguna editorial publique tu obra, ¿cuál ha sido tu relación con ellas? ¿Has presentado la novela a muchas editoriales?
La verdad es que soy bastante más metódico y sistemático para escribir que para la promoción. Ahora entiendo a la gente que tiene asistentes y ayudantes. Es imposible estar al caldo y a las tajadas. La he mandado a tres editoriales en formato impreso y a otras tantas vía e-mail en PDF. Tusquets, Mondadori y … no recuerdo bien cuál fue la otra, me han dicho que naranjas de la china. Y alguna otra me ha respondido lo mismo por email. Me queda la horrible sensación de que ninguna ha terminado de leerla… pero esto es solo una sensación.
De primeras he tirado alto, a por las grandes. Cuando lo reconsidere volveré a hacer un pequeño barrido, esta vez apuntando un pelín más bajo, a editoriales más mundanas. A ver si alguna está lo suficientemente cerca de mi planeta.

¿Actualmente sigues intentando que alguna editorial se interese por ella?
De momento no, aunque estoy disponible. He pasado a la estrategia del «Boliverde». Sigo los pasos de Eloy Moreno intentando que algún editor avispado descubra el potencial de «Crónica insignificante» a base de darla a conocer en Blogs y Facebook.

¿Qué te llevó a decidirte por la autopublicación?
Al final a todos los que escribimos nos gusta ver nuestra obra blanco sobre negro, con unas tapitas de cartón encima. El libro es el gran fetiche. Además teniendo la obra en una web de impresión bajo demanda, como Bubok, te aseguras de que cualquiera que la quiera la pueda tener en casa en unos días. Lo peor de este sistema es que encarece bastante el precio.

Ahora vive aquí
¿Cual crees qué es la mayor dificultad a la que se enfrentan los autores que optan por este sistema para publicar sus obras?
Todas. Nadie compra algo que no conoce.

¿Dedicas mucho tiempo a su promoción?
Últimamente el Facebook, los Blogs y el correo electrónico me tienen embelesado, a mi pesar. Estoy escribiendo otra novela y me cuesta horrores encontrar el hueco y, sobre todo la concentración, que hacen falta para ir por el buen camino.

Sé que utilizas las redes sociales y blogs para darla a conocer, ¿son medios efectivos?
Eso espero… jajajaja.

¿Crees que los blogs literarios juegan un papel importante en la difusión de la literatura?
Creo (y eso espero también) que, de un tiempo a esta parte, están empezando a tener un peso específico mucho mayor de hecho sé que colaboráis muy estrechamente con las editoriales. Creo que los blogs contribuyen a formar opinión y a dar a conocer la mayoría de las novedades editoriales.

En tu caso ¿han influido las reseñas y publicidad que los blogs han hecho en el aumento de ventas o solicitudes de información sobre Crónica insignificante?
Lo cierto es que la gente se va animando, el boca a boca hace más de lo que parece. Ya estoy mirando yates.

¿Has recibido apoyo por parte del conjunto de la blogosfera o te está costando conseguir que te ayuden con la promoción de tu obra?
Es difícil entrar en cualquier sitio sin tarjeta de presentación y sin ningún tipo de apoyo, aún así ya sois unas cuantas (creo que no me equivoco si digo que la blogosfera literaria es, en su mayoría apabullante, de género femenino) las que me vais teniendo en cuenta y espero sinceramente que esto sirva para que otras tantas me permitan entrar en sus Blogs. Vuestra colaboración está resultando inestimable.

¿Crónica insignificante es tu primera novela o has escrito alguna otra obra anteriormente?
Con unos veinte años escribí «El rey de bastos». Ahora necesitaría tiempo para darle un buen repaso y ponerla al día. No descarto sacarle algo de brillo y ponerla en circulación.

¿Cuáles son tus proyectos futuros? ¿Estás preparando alguna obra nueva?
No he parado. He escrito algún relato corto y una novela juvenil (también en Bubok ). De momento llevo unas doscientas páginas de «Asesinos de serie», una novela coral, sobre las interrelaciones de las vidas de un policía y cuatro asesinos a sueldo. Tengo el argumento más o menos atado y va a ser una obra más extensa, y creo que más accesible, que «Crónica insignificante».

Háblanos un poco de ti, ¿cuándo y cómo supiste que querías dedicarte a escribir?
Empecé escribiendo poemas, después canciones, después relatos y más canciones y finalmente acabe en las novelas (y más canciones, en realidad más de 100).

¿En qué momento del día te dedicas a escribir?
Casi siempre por las noches, con los auriculares y la música bajita, para poder concentrarme en estrujar mis neuronas.

Sé que eres un gran aficionado a la música, cuéntanos ¿de dónde surgió esta pasión y cuáles son tus grupos de referencia?
Es un problema que tengo de nacimiento. Radiohead, Smashing Pumkins, Pixies, Cowboy Junkies, Low, Damien Jurado, Regina Spektor…  últimamente estoy enganchado, literalmente, a Bon Iver. ¿Sigo…?

Imagínate que vamos a poner una banda sonora a Crónica insignificante ¿qué canción escogerías?
«La familia inventada» de Standstill.


Y en literatura ¿qué obras o autores utilizas como referente?
Estos últimos años he tratado de dedicarle mi tiempo a los clásicos, Proust, Dostoyevsky, Navokov… Ahora estoy muy interesado en la literatura americana contemporánea, me gusta leerla en inglés, alucinante Cormac Mccarthy. Me encanta Nick Hornby y de (más) joven leí lo que casi todos: Tolkien, el gran Stephen King, Asimov…

Finalmente nos gustaría saber cuál es tu ambición como escritor, ¿dónde quieres llegar?
De momento con publicar me conformaría, el Nobel ya caerá…

Muchas gracias Emilio, ha sido un placer entrevistarte. Espero que tengas mucha suerte con tu novela y con tus futuros proyectos, de los que quedamos a la espera.
Gracias a ti, Tatty, de veras.


Enlaces de interés:

Si os apetece leer la novela, en la página de facebook El latir de un libro han organizado un club de lectura de Cronica Insignificante para este verano. Podéis apuntaros hasta el próximo día 12 de julio y Emilio os enviará un ejemplar del libro en formato PDF por correo electrónico. 
Desde aquí os animo a participar por dos razones: la novela os gustará y los clubs de lectura son experiencias muy entretenidas.
Tenéis toda la información AQUÍ.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...