lunes, 25 de julio de 2011

Reseña CABALLO DE BATALLA

Título: Caballo de batalla
Autor: Michael Morpurgo
Editorial: Noguer Ediciones
Año: 2011
ISBN: 9788427901261
Nº de páginas: 192

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

RESEÑA:
No conocía este libro hasta hace unos días que oí hablar de la adaptación cinematográfica que Steven Spielberg ha hecho y que se estrenará a finales de este año. No tuve ninguna duda de que la novela tenía que incluir una historia preciosa y puesto que no tenía muchas páginas y no quería dejarla en el olvido le hice un hueco entre mis lecturas pendientes.

El libro nos cuenta la vida de Joey, un caballo que con solo seis meses es separado de su madre y vendido en una feria de ganado a un granjero aficionado a la bebida y cuya relación con su hijo Albert no es muy buena.
Una vez en la granja, Albert se hará cargo de Joey, entablando con el animal una profunda amistad y encargándose de adiestrarlo para que trabaje en el campo, ya que su padre amenaza con venderlo si no es rentable para la granja.

Así Joey se convierte en un excelente ejemplar y cuando comienza la primera Guerra Mundial el padre de Albert se ve obligado a venderlo al ejército inglés. Se inicia entonces un nuevo periodo en la vida de Joey, que tendrá que aprender a sobrevivir a las batallas y los horrores de la guerra. Pero nunca olvidará al que él considera su único dueño, Albert, que le hizo la promesa de alistarse en el ejército en cuanto pudiese  y buscarlo.

Para saber si Albert consigue recuperar a Joey tendréis que leer esta maravillosa historia y hacerlo pañuelo en mano si sois de lágrima fácil porque el libro tiene escenas preciosas muy emotivas.

Es un libro muy corto y que se lee muy rápido ya que además de tener pocas páginas la letra es grande y los párrafos están encuadrados en el centro de cada página, por lo que en una tarde se puede leer perfectamente. El diseño de la portada me parece precioso con los tonos en negro en contraste con el rojo, refleja muy bien lo que el libro contiene.

Lo primero que llama la atención en el libro es su narrador, está escrito en primera persona y es el propio Joey el que nos cuenta su historia. A través de él conocemos al resto de personajes principales entre los que están las diferentes personas que se van haciendo cargo del caballo a lo largo de la historia, como el capitán Nichols, el soldado Warren, Emili... y otros caballos con los que comparte aventuras como Topthorn.

Que esté narrado en primera persona hace que el personaje de Joey sea mucho más cercano ya que va exponiendo sus ideas respecto a la situación que le rodea y lo que siente en cada momento. Se le llega a coger muchísimo cariño desde las primeras páginas y es inevitable no sufrir con él en las aventuras que le toca vivir.
Hay episodios de su vida que son muy tristes y Joey me ha dado muchísima pena, si tenéis o habéis tenido alguna vez un animal con el que estéis muy unidos lo entenderéis porque sabréis el cariño tan desinteresado que os da, lo que sufre cuando no estáis cerca, lo que se alegra cuando os vuelve a ver y mil sensaciones más. Por eso con este libro es muy fácil emocionarse y llegar incluso a las lágrimas en varias escenas.

Aunque Joey sea el personaje más especial, el resto de protagonistas también son entrañables y se les coge mucho cariño a todos. A pesar de estar ambientado en una guerra, no nos encontramos con maldad en las personas, sino todo lo contrario, son muy humanos y con respecto a Joey y al resto de caballos hay mucho amor, nadie los maltrata y se preocupan por ellos, por cuidarlos y hacerlos sentir bien.

"-Disculpe, señor -dijo-. Pero recuerdo que cuando llegamos aquí nos dijo que la vida de un caballo es tal vez más importante que la de un hombre, ya que un caballo carece de maldad y son los hombres los que lo han hecho venir aquí."

Como señalan en muchos párrafos del libro los caballos son auténticos héroes de guerra y ese es el motivo por el que el autor decidió escribir su historia, ya que a raíz de una conversación que mantuvo con un hombre que había estado a cargo de los caballos de su regimiento en esta guerra, investigó sobre el tema y descubrió que casi un millón de caballos ingleses habían perecido y los que habían sobrevivido fueron vendidos a carniceros franceses, así que decidió escribir el libro y dar su historia a conocer. Incluso investigando tras leer el libro he averiguado que hay una raza de caballos, los bardigiano, que estuvo a punto de extinguirse durante la Primera Guerra Mundial.

De las cosas más bonitas que tiene el libro es el mensaje que transmite. Se ve la guerra desde la perspectiva del caballo, que no entiende de bandos ni de los motivos que han llevado a estas personas a enfrentarse. Él lo único que ve es el horror de la situación, el miedo y la muerte a su alrededor y busca refugio y protección sin importarle qué bando es el que se lo ofrece, ya que para Joey ambos son iguales.

Caballo de batalla intenta hacernos ver que la guerra no tiene sentido y que la solución es mucho más sencilla que estar matándose unos a otros. Tiene un pasaje precioso en el que Joey se queda atrapado en "tierra de nadie" entre los dos bandos, que no dudan en dejar a un lado sus diferencias para rescatar al caballo. La conversación que mantienen está llena de frases memorables y refleja esta idea de que la guerra no tiene sentido y que hay muchas formas de resolver las cosas sin llegar a las armas.

"... En cuestión de una hora, o tal vez dos -dijo-, estaremos haciendo lo posible para matarnos mutuamente. Sólo Dios sabe por qué lo hacemos, y creo que quizá se haya olvidado de ese porqué. Adiós, galés. Se lo hemos demostrado ¿verdad? Les hemos demostrado que cualquier problema puede solucionarse si confiamos los unos en los otros. Basta con eso ¿no?"

El único punto negativo que le he encontrado al libro es que en las páginas finales tiende a repetir mucho la misma palabra, quizás sea problema de la traducción pero los diálogos entre los soldados y los superiores se hacen pesados de leer debido a que repite continuamente la palabra "señor"

"-No tengo ni idea, señor- respondió el sargento Rayo- Se ponen así, ya sabe señor, estos muchachos de granja. Y es porque se criaron con sidra en lugar de leche. Es verdad, señor, se les va la cabeza, señor. Debe ser eso ¿no?"

Pero el resto del libro está muy bien escrito y es un libro que sin ninguna duda merece la pena leer. Aunque esté encuadrado en el género juvenil es un libro destinado para todos los públicos y edades, ya que la historia es tan bonita que cualquier lector va a disfrutar con ella. Si sois amantes de los caballos o en general de los animales os recomiendo que lo leáis porque es precioso y estoy segura de que os va a gustar y emocionar.

El libro ha sido todo un éxito de ventas en Reino Unido y se ha traducido a varios idiomas. También tiene una adaptación al teatro que ha conseguido varios de los premios más prestigiosos y como os señalaba al principio, Steven Spielberg también se quedó prendado de esta preciosa historia y decidió llevarla al cine en una película que está previsto se estrene en Navidades. Yo desde luego no me la perderé.


FUENTES: el propio libro,



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...