jueves, 15 de septiembre de 2011

Reseña EITANA, LA ESCLAVA JUDÍA

Título: Eitana, la esclava judía
Autor: Javier Arias Artacho
Editorial: Martínez Roca
Año: 2011
ISBN: 9788427037410
Nº de páginas: 384

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ


RESEÑA:
Eitana, la esclava judía fue el libro seleccionado en la lectura conjunta que Laky organizó el mes pasado en su blog Libros que hay que leer. Aprovechando que había ganado el libro en el sorteo organizado en la página de facebook de la novela, me uní a esta actividad, la tercera en la que participo y que una vez más ha sido un acierto en la elección del libro, ya que me ha encantado.

A pesar de que la novela histórica es uno de mis géneros favoritos y he leído bastantes libros, hasta ahora no había seleccionado ninguna obra ambientada en la antigua Roma, una época que me parece fascinante y a la que Javier Arias Artacho ha conseguido trasladarnos con Eitana, la esclava judía.

Como se deduce fácilmente por el título, la protagonista indiscutible de la novela es Eitana, una niña judía a la que conocemos con tan solo 13 años, cuando su padre es crucificado en Julias por los soldados pertenecientes a la legión del tribuno Publio Lucilio. Eitana, desde la ingenuidad de su niñez se rebela ante este hecho atacando a los soldados, que la hacen prisionera.
Es prácticamente arrastrada hasta Cesárea, donde otro tribuno, Marcius Julius se apiada de ella y se la compra a Publio para llevarla con él a Roma y ponerla al servicio de su mujer. Así emprende viaje rumbo a Roma en un navío junto a Marcius, quien se esfuerza en hacerla comprender que es afortunada por estar en sus manos, ya que es un hombre bueno y algún día le dará la libertad. Sin embargo el tribuno morirá durante la travesía, entregando a Eitana antes de morir un anillo de plata que según él, será su salvación cuando se lo enseñe a su esposa, ya que ella también es una persona bondadosa y ayudará a Eitana.

A su llegada a Roma la muchacha es nuevamente vendida en un mercado, donde es adquirida por Efren, un antiguo gladiador que ejerce el cargo de hombre de confianza del juez Claudio Ulpio, quien la compra para que entre a formar parte de los esclavos del juez. Eitana acaba comprendiendo que lo único importante es sobrevivir a cualquier precio y se vuelve dócil procurando no contrariar a su amo, sin olvidar nunca su meta de alcanzar algún día la libertad.
Poco a poco va adquiriendo cada vez más libertad dentro de su situación de esclava pero el destino volverá a marcar su camino y cuando le arrebaten a su hijo nada más nacer para abandonarlo en la columna lactaria resurge nuevamente la idea de no resignarse a la sumisión y decide huir de la domus.
Ayudada por Efren consigue escapar y refugiarse en casa de unos libreros en el barrio de la Suburra, donde vivirá varios años feliz y aprenderá el oficio de amanuense. Sin embargo su vida se verá otra vez marcada por los acontecimientos y tendrá que comenzar nuevamente y seguir luchando para lograr su ansiada libertad.

En el caso de Eitana, la esclava judía quienes toman el protagonismo son los esclavos. El libro narra la historia de Eitana y por lo tanto compartimos con ella sus vivencias, nos muestra la situación tan terrible que vivían los esclavos dentro de la sociedad romana. Son muchos los datos que aporta relacionados con la esclavitud como las tareas que ejercían, el abandono de sus bebes en la columna lactaria, las formas de obtener la libertad, el collar que se les colocaba y marcaba su condición para siempre, etc

Ruinas romanas de Cáparra
A pesar del género dentro del que se encuadra, la novela no está llena de datos históricos y explicaciones que puedan llegar a aburrir al lector, si no que se sirve de los personajes y sus vivencias para acercarnos a la historia del imperio Romano del siglo I. Transcurre entre los años 54 y 65, época del Imperio romano de Nerón, quien llevó a cabo una de las primeras persecuciones de cristianos y bajo cuyo mandato se produjo lo que se conoce como el "gran incendio de Roma", que arrasó parte de la ciudad y de cuyo origen fueron acusados los cristianos, provocando una feroz persecución de los mismos. Todos estos hechos los conocemos a través de la vida de Eitana, que se ve inmersa en estos acontecimientos y sufre sus consecuencias.

En la ambientación de la obra el autor no solo utiliza el contexto histórico, si no que se sirve del vocabulario en latín para designar ropas, utensilios, edificios, cargos dentro de la sociedad... con lo que consigue que tengamos la sensación de estar inmersos en la Roma de la época y acercarnos a lo que fueron las costumbres y forma de vida de los judíos, romanos, esclavos, gladiadores... todos tienen cabida en la novela y la hacen muy atractiva.
Sin embargo, no se incluye un glosario con estos términos, que aparecen resaltados en la narración en cursiva, lo que hubiera sido un complemento muy útil para los lectores interesados en profundizar un poco más en la historia de Roma.

Dentro de la novela encontramos una división en tres grandes bloques, cada una correspondiente a un periodo de la vida de Eitana. El título de cada parte nos da una idea de lo que vamos a encontrar en los capítulos que la forman.
La primera parte, Tiempo de sufrir, abarca el periodo de esclavitud de Eitana, desde que es hecha prisionera en Julias hasta que consigue huir de la casa de Claudio Ulpio. Esta parte es la más extensa. La segunda Tiempo de crecer incluye el periodo que pasa en la Suburra bajo la protección de los libreros. Es un periodo feliz y en el que disfruta de libertad pero siempre condicionada por el miedo a ser descubierta, por lo que en cierta forma sigue siendo prisionera y la tercera Tiempo de aceptar, es el periodo final en el que Eitana acepta su destino, un destino que no le devolverá su pasado y la vida que ansiaba siendo niña pero con el que tiene que aprender a vivir.

Está escrita con un lenguaje cuidado, el autor ha buscado no solo contar la historia de Eitana si no hacerlo de una forma diferente, seleccionando muy bien las palabras que utiliza para que la narración transmita belleza y eso hace que la lectura sea agradable, te permite disfrutar no solo de una buena historia si no de la forma en la que te la están contando. Esto no impide que la novela tenga un ritmo ágil lo que unido a que los diálogos son abundantes hace que se lea muy rápido.

Teatro romano de Cartagena
Pero estos no son los únicos aspectos destacables en el libro, su punto fuerte para mí han sido los personajes, en especial su protagonista, Eitana. La novela está narrada en tercera persona desde el punto de vista de la protagonista y es muy difícil no compartir sus vivencias, sus sufrimientos y sus ansias de libertad. Es un personaje que tiene mucha fuerza, con una gran personalidad que lucha por obtener lo que más ansía en su vida. Son envidiables en ella su afán de superación, su fortaleza para salir adelante, por adaptarse a lo que la toca vivir en cada momento, teniendo siempre presente en su mente la idea de la libertad. Su carácter hace honor al significado de su nombre, "con fuerza y valor".
Es un personaje que vamos viendo evolucionar a lo largo de la historia, nos damos cuenta de como le van afectando el sufrimiento y las penalidades que tiene que pasan, transformando su carácter, fortaleciéndola y marcando sus decisiones.

Eitana es el hilo conductor pero junto a ella vamos conociendo a otras muchas personas que marcarán de alguna manera su destino. Son personajes bien perfilados, la mayoría no se encasillan en buenos o malos si no que su carácter viene marcado por lo que les ha tocado vivir en cada momento. De ellos quizás el más destacable es Efren, aparentemente tan frío pero en el fondo vemos que es una persona tierna, con un corazón muy bondadoso pero que tiene que ocultar para poder sobrevivir en esa sociedad.

Hay otros muchos personajes que me han parecido entrañables como Dolcina, Doma, el médico Didico, Paulina, Tulio... Entre tanto dolor y sufrimiento destacan por su carácter dulce, bondadoso, para ellos solo existen las personas y no las clases sociales. Acabas compartiendo su dolor en la mayoría de los casos, sobre todo con los esclavos y los castigos a los que son sometidos, sientes lo injusta que es su vida, que les ha privado de lo más importante que un ser humano tiene: su libertad. Hay escenas realmente crueles como cuando el juez le quema la cara a Doma o en el circo con los leones.

Todos estos aspectos convierten a Eitana, la esclava judía en una obra muy recomendable no solo para quienes quieran adentrarse en este periodo histórico si no para todos aquellos que quieran disfrutar de una historia apasionante, llena de aventuras y suspense que nos enseña a luchar y seguir avanzando a pesar de las dificultades.



FUENTES: el libro,
imagen autor http://www.planetadelibros.com/javier-arias-artacho-autor-000032028.html
el resto de fotos son de mi propiedad

Reseñas de la lectura conjunta:
Laky - Libros que hay que leer 
Kayenna - Negro sobre blanco
Lily - El desván de los sueños
Pepe - lacasadesanjamás 
Isi - From Isi
Poy - paragustoshaycolores
May - mundosnuevospordescubrir
dsdmona - El mundo de Dsdmona
Carmen - Carmen y amigos
Sandra - Estantes llenos
Carmina - De tinta en vena 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...