lunes, 5 de septiembre de 2011

Reseña PASILLO OCULTO

Título: Pasillo Oculto
Autor: Arno Strobel
Editorial: Ediciones Pàmies
Año: 2011
ISBN: 9788496952843
Nº de páginas: 320

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

RESEÑA: 
Pasillo oculto es uno de los libros que os enseñé hace unos días en la entrada de las nuevas lecturas que habían llegado a mi estantería y puesto que fue uno de los que más os llamó la atención, he adelantado la publicación de la reseña como me pedisteis.
Hacía tiempo que tenía ganas de leerlo a pesar de que no lo he visto casi en los diferentes blogs que sigo, pero tiene una portada que llama muchísimo la atención, con esas radiografías de cráneos etiquetadas con códigos de barras y la comparación con El psicoanalista. Puesto que no he leído aún el libro de Katzenbach no puedo indicaros si es cierto que sigue la misma línea, pero sí puedo deciros que Pasillo oculto es una lectura adictiva que me ha tenido completamente enganchada a la historia desde la primera página.

Todo comienza cuando Sibylle Aurich se despierta en la habitación de un hospital a la que no sabe cómo ha ido a parar, solamente tiene vagos recuerdos de un coche a toda velocidad, un brazo con un tatuaje azul, el ataque que sufrió cuando volvía a casa y el dolor que siente por el rapto de su hijo Lukas. Un extraño doctor es el encargado de indicarle que ha estado dos meses en coma y que a pesar de sus recuerdos, ella nunca ha tenido ningún hijo.
Movida por la desesperación de no saber qué está ocurriendo consigue escapar e intenta buscar ayuda en su casa, pero todo se complicará aún más ya que su esposo no la reconoce y la policía la acusa de estar implicada en su propio secuestro, puesto que lo sabe todo sobre ella pero su aspecto físico es otro.
Sibylle comprende que nadie la va a ayudar y que tendrá que ser ella misma la que descubra qué es lo que le ha ocurrido: ¿ha estado dos meses en coma? ¿por qué nadie la reconoce? ¿tiene realmente un hijo? y si es así ¿dónde está?

El planteamiento inicial quizás no es muy original, ya que hay muchas películas y libros en los que hemos visto esta misma situación, pero eso no impide que una vez que abres el libro y lees el primer capítulo, la historia te absorba y no puedas despegarte del libro hasta descubrir quién es realmente la protagonista y qué le ha ocurrido.

Está escrita con un lenguaje sencillo y mantiene un ritmo rápido en todos los capítulos por lo que la lectura es bastante ágil y no llega a hacerse pesada, ya que la intriga se mantiene desde el principio y continuamente tiene giros y situaciones que provocan desconcierto en el lector e invitan a seguir leyendo. Nada es lo que parece, me ha resultado imposible a lo largo de todo el libro saber quién era cada personaje realmente, si estaban ayudando a Sibylle o eran enemigos que lo único que pretendían era observar su comportamiento.
Continuamente el autor va introduciendo situaciones que despistan y hacen que se mantenga la tensión y te replantees todo lo creías haber adivinado, volviendo a la situación inicial de no saber nada. Esto puede resultar molesto para algunas personas pero a mí me ha encantado, sufrir ese desconcierto durante toda la historia que te incita a intentar buscar una explicación, es lo mismo por lo que está pasando la protagonista y consigue que empatices con ella en todo momento.

Está estructurada en capítulos cortos que aportan mayor dinamismo a la narración. La mayoría están escritos en tercera persona y tienen como protagonista a Sibylle pero entre ellos el autor introduce algunos más cortos, de dos o tres páginas, en los que el protagonista es un hombre llamado Hans que observa a Sibylle pero no sabemos quién es ni lo que pretende, lo que añade más misterio a la ya extraña situación de la protagonista.

En los capítulos protagonizados por Sibylle el autor introduce también unas líneas que recogen sus pensamientos y que incluyen los recuerdos que poco a poco se van abriendo paso en su mente de lo que ella cree su pasado, sus descubrimientos, las teorías sobre lo que cree que le ha pasado  y las impresiones que le producen las personas con las que entra en contacto. Estos fragmentos están en cursiva y escritos en primera persona, consiguiendo que el lector perciba la evolución de Sibylle y transmitiéndole la angustia y ansiedad por la que está pasando. Es inevitable no ponerte en su situación y pensar lo horrible que tiene que ser no saber lo que te ha ocurrido y no tener a nadie en quien puedas confiar con seguridad, sentirte siempre en peligro.

En general todos los personajes están bien caracterizados y resultan creíbles, no nos encontramos con situaciones extremas que se alejan de la realidad. Rosie es la que más se aleja de la realidad, me cuesta creer que haya personas que actúen como ella, pero es posible.
Aunque todo sucede en un periodo de tiempo más bien corto, vemos una evolución en los personajes y finalmente encontramos una explicación de qué ha determinado la personalidad y forma de actuar de cada uno. Sin embargo me hubiese gustado que el autor analizase un poco más al personaje físico, ya que hay muy pocas descripciones de los personajes que te permitan hacerte una idea de su aspecto exterior.

Esto mismo ocurre con la ambientación de la novela, el autor se ha centrado en la historia y ha dejado un poco de lado lo que podríamos llamar "decorado". No abundan las descripciones de los entornos en los que se mueven los personajes, sabemos que la acción transcurre en Ratisbona y Munich y encontramos algunas referencias de ubicaciones en dichas ciudades, pero sin entrar en demasiados detalles. A mí me encanta viajar con la lectura y poder imaginarme cada escenario, por eso he echado de menos un poco más de información, más cuando el autor al final en los agradecimientos incluye a la persona que le sirvió de guía en Ratisbona, una ciudad que creo que podía haber dado mucho más juego para ambientar la novela.

Estos son los dos únicos peros que le pondría al libro, ya que el final, que es otro aspecto en el que podía haber fallado, me ha resultado satisfactorio y convincente. Cuando lees una novela de estas características normalmente siempre tienes el temor de que el autor no sepa resolver la situación y resulte decepcionante, pero en este caso no es así, es un final cerrado en el que no quedan cabos sueltos y la explicación es convincente y encaja dentro de lo que podría ser científicamente posible. Aunque en esto como en todas las cosas influye el gusto de cada uno, este libro lo leí dentro de un club de lectura y sé que a otros lectores este final no les ha gustado, así que ya os digo que es cuestión de gustos.

FUENTES: el libro,
imagen autor: http://de.wikipedia.org/wiki/Arno_Strobel
imagen Ratisbona: http://es.wikipedia.org/wiki/Ratisbona

Gracias a Ediciones Pàmies por facilitarme el ejemplar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...