domingo, 18 de septiembre de 2011

Reseña UN ARBOL CRECE EN BROOKLYN

Título: Un árbol crece en Brooklyn
Autor: Betty Smith
Editorial: DeBolsillo
Año: 1943
ISBN: 9788499081212
Nº de páginas: 504

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

RESEÑA:
Un árbol crece en Brooklyn fue el libro que Jesús de La caverna literaria y yo seleccionamos para organizar nuestra primera lectura conjunta, que ha tenido un gran éxito de participación aunque creo que el libro no ha sido lo que la mayoría esperábamos.
Había visto muy buenas críticas y tenía muchas ganas de leerlo pero la verdad es que me ha decepcionado, la lectura se me ha hecho pesada, aunque tampoco me ha llevado demasiado tiempo leerlo, supongo que leía rápido para llegar cuanto antes al final y comenzar con otra cosa. Una vez terminado no sé decir si me ha gustado o no, tiene aspectos positivos pero creo que el principal problema ha sido el ritmo, que es muy lento y los personajes con los que no he llegado a conectar.

La protagonista de la novela es Francie Nolan, una niña que crece en un barrio de Brooklyn en torno a los años 20, quien desde su perspectiva narra los primeros años de su vida, desde su infancia hasta la adolescencia, en torno a los diecisiete años.
Es la hija mayor de los Nolan, una familia muy humilde que tiene que hacer frente a muchas dificultades para salir adelante día a día. La familia de Francie está compuesta por sus padres, Katherine Rommely y John Nolan, su hermano pequeño Neely y sus tías Sissy y Evy con sus respectivos maridos.

Francie es una niña inteligente y llena de inquietudes. Se convierte desde niña en una apasionada de los libros, en cuanto puede se saca el carné de la biblioteca y se hace el propósito de leerse un libro al día, siguiendo el orden alfabético, con la idea de llegar algún día a leerse todos los libros. Es evidente que con ese afán lector tiene una gran imaginación y lo que más le gusta es escribir, destacando en el colegio sobre todo en redacción. Tiene muy claro que no quiere ser pobre el resto de su vida y por eso se esfuerza en estudiar y en aprender lo máximo posible, sabe que es la única forma para conseguir salir de la pobreza. Pero la mísera situación en la que viven hará que tenga que sacrificar muchas cosas, entre ellas su educación, aunque gracias a su carácter fuerte y luchador Francie conseguirá salir adelante y abrirse camino en la vida.

Este carácter lo ha heredado Francie de su madre, Kathie, una mujer luchadora que a pesar de la pobreza que les rodea consigue sacar a sus hijos adelante y preocuparse sobre todo por su educación. Quiere que sus hijos lleguen a ser algo el día de mañana, que no tengan que vivir las mismas miserias que ella y sabe que la educación es fundamental. Por eso les inculca desde niños el instinto de superación y el amor por la lectura. Kathie es el sostén de la familia, una mujer que trabaja todo lo que puede para dar de comer a su familia ya que no puede confiar en los trabajos de su marido Johnny, quien intenta ganarse la vida como cantante y camarero y la mayoría de las noches llega borracho a casa. Son muchos los defectos del padre de Francie, pero aún así ella le adora y se siente muy orgullosa de él.

A lo largo de las páginas vamos conociendo el día a día de la vida de los Nolan. A pesar de que la principal protagonista es Francie y la mayoría de anécdotas giran en torno a ella, también encontramos pedazos de la vida de su familia tanto del presente como de hechos ocurridos en el pasado.

La novela está escrita con un lenguaje sencillo y la narración se sigue muy bien pero tiene un ritmo excesivamente lento lo que hace que la lectura se haga muy pesada, sobre todo en la primera parte, mientras lees tienes la sensación de que no avanzas nada ya que no hay prácticamente aventura, ninguna intriga... simplemente nos van contando anécdotas de la vida de una persona, en la mayoría de los casos marcadas por la necesidad y las dificultades por las que atraviesan, pero sin prácticamente giros del argumento ni nada que se salga de la línea marcada y pueda sorprender al lector.

A este ritmo lento hay que añadir unos personajes que en mi caso no me han transmitido nada. A pesar de que Francie es el personaje que lleva el peso de la historia y que la vemos crecer a lo largo de las páginas no ha llegado a despertar ningún sentimiento en mí, ni siquiera pena por la situación tan triste en la que vive y las anécdotas que cuenta. Lo mismo me ha ocurrido con el resto de personajes, me han parecido planos, se mantienen constantes en todo momento sin apreciarse ninguna evolución en sus caracteres ni en su forma de ser.
El único personaje por el que he sentido algo de simpatía es el padre de Francie por ese cariño tan profundo que siente por su familia, me ha parecido un hombre preocupado sobre todo por sus hijos a pesar de sus defectos y me ha conquistado por detalles como las rosas que le manda a Francie o cuando lleva a la pequeña vecina a pescar. Tendrá defectos pero en el fondo es un hombre muy bondadoso que se hace querer.

El único aspecto positivo que he encontrado en el libro es el acercamiento al Brooklyn anterior a los años 20. Recoge muy bien el ambiente que se vivía en las calles y describe perfectamente cada detalle de la vida cotidiana. Conocemos las dificultades a las que tenían que hacer frente los inmigrantes y los pobres, la diferencia de clases en la sociedad y los privilegios a los que las clases más bajas no podían aspirar así como el desprecio que muchas veces les llegaba de parte de las personas que pertenecían a las clases superiores, sobre todo los niños en el colegio. La educación tiene un papel fundamente en la obra, ensalza la importancia que tiene y refleja la evolución que se produjo en esos años gracias a la extensión de la educación gratuita que permitió a muchas personas acceder a un nivel cultural que les permitiera alcanzar una vida mejor.

Considero que es una lectura muy recomendable para quienes disfruten con las historias familiares y quieran conocer más a fondo el periodo y lugar en el que transcurre, pero sin perder de vista la idea de que es una novela para leer con tranquilidad ya que su ritmo pausado puede llegar a hacerse pesado sobre todo en la primera mitad del libro.


FUENTES: el libro, imagen autora http://museum.unc.edu/exhibits/lithist/betty-smith-1896-1972/

Otras reseñas de esta lectura conjunta
Jesús - La caverna literaria 
M. - Cargada de libros
Margari - Mis lecturas y otras cositas
Goizeder - Cuéntate la vida 
Dácil - Pasajes Literarios 
Tabuyo - Al principio fue el verbo. Y el verbo se hizo libro 
Xula - Caminando entre libros 
Kika283 - Kika283 Books 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...