martes, 15 de noviembre de 2011

Reseña TODO LO QUE MUERE

Título: Todo lo que muere
Autor: John Connolly
Editorial: Tusquets
Año: 2004
ISBN: 9788483102619
Nº de páginas: 432

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

RESEÑA:
Este libro lo he leído dentro de la lectura conjunta que Bookworm organizó en su blog Bitácora de mis lecturas y cuyas reseñas han ido apareciendo en los blogs participantes estos últimos días. Tenía ganas de leer algo de este autor y me pareció una oportunidad estupenda para estrenarme.

Todo lo que muere es el primer libro de la serie de novelas protagonizadas por el detective Charlie Parker, alias Bird.
Parker es un inspector de policía de Nueva York que lleva una vida más o menos normal junto a su esposa Susan y su hija Jennifer. Una noche, tras una de sus habituales discusiones con su esposa, sale a tomar unas copas y cuando regresa descubre que su mujer y su hija han sido brutalmente asesinadas. Él se perfila como uno de los principales sospechosos, pero el crimen nunca llega a resolverse y Charlie es incapaz de superar el sentimiento de culpabilidad y se convierte en un hombre atormentado y obsesionado por encontrar al asesino de su familia.
Estos hechos provocan que abandone la policía y se convierta en detective privado, siguiendo por un lado la pista de El viajante, un psicópata que cree es el responsable de la muerte de su mujer e hija y por otro lado investigando los casos que le van asignando.  Y entre estos casos está la investigación del caso de una joven desaparecida, que le llevará a descubrir una red de asesinatos que conectan a la mafia con una influyente familia de Nueva York y que además le pondrá tras el rastro del Viajante.

Aunque el libro me ha gustado, tengo que reconocer que al principio me costó centrarme y que la historia captase mi interés. Quizás el problema era mío que no conseguía prestar la atención requerida para seguir el relato, pero estaba bastante perdida con los personajes que iban apareciendo y el papel que jugaban en la historia. Afortunadamente una vez que conseguí ubicar todas las piezas pude sumergirme de lleno en la acción y disfrutar del resto del libro.

Podemos decir que la novela está dividida en dos partes, aunque la trama principal es descubrir quién fue el asesino de la familia de Parker.
En la primera parte empezamos a conocer al protagonista, que principalmente a través de sus recuerdos, nos va mostrando lo que ha ocurrido con su vida en el pasado. Dentro de esta parte nos encontramos con un caso secundario que el detective tiene que resolver, es una historia independiente que perfectamente podría presentarse aislada como otra novela corta, ya que tenemos su desarrollo y resolución. Esto me chocó bastante, ya que me había hecho a la idea de que este caso sería el hilo conductor de todo el libro, mientras que la investigación de los asesinatos de la familia de Parker sería una historia paralela, por eso cuando llegué a la mitad de la novela, donde estaba metida de lleno en la historia y enganchada a la lectura, se resolvió el caso y me quedé un poco descolocada.

A pesar de que esto podría provocar que el lector perdiese interés por el resto del relato, Connolly consigue mantener el ritmo de la narración y llevar la atención del lector al caso del Viajante, que se convierte en el elemento más importante de la segunda parte, centrada en seguir las pistas que el detective ha conseguido reunir en torno al caso del asesinato de su mujer e hija.

La novela está narrada en primera persona por Charlie Parker, utilizando el autor un estilo directo, sin adornos y por lo tanto fácil de leer. Se nota que Connolly ha realizado un amplio trabajo de investigación para escribirla ya que consigue describir minuciosamente los procedimientos policiales y forenses y esto dota a la novela de bastante realismo. Estas descripciones tan detalladas hacen que algunos párrafos de la novela no sean aptos para mentes sensibles por la crudeza de algunas escenas, sobre todo los asesinatos llevados a cabo por El viajante.

Todo lo que muere es una novela en la que la violencia está presente desde el principio y el autor no escatima en detalles, nos encontramos con un tipo de asesinos y psicópatas que no encajan dentro del perfil habitual, no hay hechos que les traumaticen y empujen a convertirse en asesinos, si no que ese rasgo de maldad es algo intrínseco a su personalidad, su mente es perversa y disfrutan con sus acciones.

La novela cuenta con un amplio abanico de personajes, sobre todo secundarios, todos perfectamente caracterizados y entre los que destaca sobre todo el protagonista Charlie Parker. Al estar narrada en primera persona consigue transmitir perfectamente su forma de ser y sentimientos a lo largo de todo el libro. Es un hombre cuya personalidad vamos descubriendo a medida que avanza la trama. Al principio se nos presenta como una persona aislada, atormentado y con un enorme sentimiento de culpabilidad y a lo largo de las páginas descubrimos los motivos que le han llevado a forjarse esa personalidad, sus antecedentes familiares, sus problemas con el alcohol y sobre todo el terrible asesinato de su hija y esposa.
Charlie Parker es sin duda un personaje singular, con unos métodos muy poco ortodoxos ya que no duda en utilizar sus influencias y rivalidades para infiltrarse en las bandas mafiosas y del crimen organizado para conseguir lo que quiere, pero consigue llamar la atención del lector y despertar su simpatía, acaba cayéndote bien y haciendo que tengas ganas de seguir leyendo sus aventuras.

Respecto de los personajes secundarios los que más destacan desde mi punto de vista son una pareja de homosexuales que ayudan a Charlie Parker en la resolución de sus casos: Louis y Ángel, asesino a sueldo el primero y ladrón retirado el segundo. Son una pareja peculiar que en sus diálogos introducen una nota de humor para aliviar un poco la tensión del resto del relato. Otra secundaria que me ha gustado bastante es Rachel, psicóloga especialista en perfiles que colaborará también en la investigación y de la misma manera que Louis y Ángel introducen un toque de humor ella le da el toque humano, los demás parece que no tienen sentimientos y son indiferentes a tanta violencia, pero Rachel es distinta, vemos como en ella no es sencillo superar unos hechos tan terribles y seguir con la misma rutina.

Respecto del final de la novela, para mi ha sido totalmente inesperado, no había conseguido descubrir a través de las pistas la personalidad que se escondía detrás del Viajante y ha sido sorprendente, me ha gustado y me parece un final bueno.

En definitiva, creo que es una buena novela, de lectura fácil y recomendable sobre todo para los amantes de la novela negra, ya que reúne los elementos más característicos de este género. Por mi parte, en cuanto tenga oportunidad seguiré disfrutando de las investigaciones de Charlie Parker.


FUENTES: 

Reseñas de la lectura conjunta:
Carmina del blog De tinta en vena
Atram 14 del blog Leer sin prisas 
Bookworm del blog Bitácora de (mis) lecturas
Kristineta del blog Cris y sus mariposas
Icíar del blog Los mil y un libros
Jesús del blog La caverna literaria
Dsdmona del blog El mundo de Dsdmona
Margari del blog Mis lecturas y mas cositas
Trescatorce del blog Rock and Roll dreams
Mocca del blog Sintonia Literaria
Carmen del blog Carmen y amigos
Silvibil del blog Libros y cosas que me gustan
Rebeca de Winter del blog Negro sobre blanco
Laky del blog Libros que hay que leer
Cartafol del blog O meu cartafol
Matilda del blog Cuando Matilda se haga mayor
Luisa del blog Aquí me quedé
Deigar del blog Espiral de letras
Marina del blog El devorador de libros
 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...