lunes, 30 de enero de 2012

Reseña LA LAVANDA SILVESTRE QUE ILUMINÓ PARÍS

Título: La lavanda silvestre que iluminó París
Autor: Belinda Alexandra
Editorial: Martínez Roca
Año: 2011
ISBN: 9788427037564
Nº de páginas: 640

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

RESEÑA:
Esta fue mi última lectura del año 2011 y no pude escoger un libro mejor para cerrar el año, ya que es una historia fascinante y disfruté muchísimo leyéndolo.

La novela recoge la historia de Simone Fleurier desde su juventud en los años veinte hasta el final de la Segunda Guerra Mundial. La familia de Simone es dueña de una plantación de lavanda en la Provenza francesa que, aunque ha atravesado problemas económicos, está empezando a mejorar su situación gracias a los planes comerciales del padre de Simone, que le permitirán reclamar a su hermano Gerome su parte de la finca, perdida tras regresar mutilado de la guerra y no ser capaz de hacer frente a las deudas que había contraído con él.
La repentina muerte de su padre provoca que el tío Gerome envíe a Simone a Marsella a trabajar en casa de una tía suya, ya que no la considera apta para trabajar en la finca.

En Marsella Simone descubrirá el fascinante mundo de los teatros de variedades a través de Camille, una corista que vive de inquilina en casa de su tía. No tardará mucho tiempo en abandonar sus tareas en la casa para comenzar a trabajar en el teatro primero como ayudante de vestuario y después como bailarina cómica. Poco a poco, gracias a su esfuerzo y dedicación Simone pasa de ser una simple corista a convertirse en la cantante principal del espectáculo alcanzando una enorme popularidad que le permite trasladarse a París, donde comienza una imparable carrera ascendente hasta convertirse en una de las estrellas más famosas tanto del país como del extranjero. Sin embargo, el estallido de la Segunda Guerra Mundial cambiará radicalmente su destino.

A pesar de ser un libro extenso, he leído sus más de 600 páginas casi sin darme cuenta ya que la historia que relata me ha parecido maravillosa. Los capítulos se agrupan en tres partes cada una centrada en un periodo de la vida de Simone. Así la primera parte recoge los inicios de su carrera con su llegada a Marsella y su incursión en el mundo del teatro a través de diferentes puestos en los que va ganando popularidad. La segunda parte es el periodo de madurez en su carrera, consagrándose como estrella de fama mundial y logrando multitud de éxitos hasta el estallido de la guerra, periodo que se recoge en la tercera y última parte.

Con una narración sencilla, elegante y amena, La lavanda silvestre que iluminó París es una novela absolutamente cautivadora con una magnífica recreación histórica que hace difícil abandonar la lectura desde las primeras páginas, manteniendo un ritmo fluido a lo largo de todos los capítulos, lo que facilita su lectura.

Es la propia Simone la que nos relata su historia en primera persona, lo que la convierte en la protagonista indiscutible del libro. Es un personaje con el que se establece una rápida conexión desde el principio, no solo por ser ella la narradora y por lo tanto hacernos partícipes tanto de sus aventuras como de sus sentimientos en cada momento, sino por su carácter abierto, dulce y bondadoso que provoca que el lector se encariñe con ella rapidamente.
Ya desde joven Simone demuestra ser una persona dotada de una enorme fortaleza y espíritu de superación, dispuesta a superar cuantos obstáculos se pongan en su camino para lograr sus sueños. Esta ambición no le hace dejar atrás su personalidad marcada por rasgos tan valiosos como la ternura, calidez o generosidad que la llevan a ayudar a todos los que la rodean y demostrar su amor por los demás, llegando en muchas ocasiones incluso a ser un poco ingenua y confiar en quien no debe. Sin duda lo más admirable en ella es su capacidad de superación, su esfuerzo y tesón para lograr llegar a lo más alto sin la ayuda de nadie, renunciando a buscar la ayuda de un hombre rico como hacen la mayoría de sus compañeras.

Junto a Simone desfilan por la novela un amplio número de personajes secundarios muy bien perfilados con diferentes personalidades y posiciones sociales. Al igual que la protagonista, vamos ascendiendo socialmente desde el ambiente rural en el que se mueve su familia hasta las esferas más altas de París, con las que Simone se codea tras alcanzar el éxito. Entre todo este elenco de personajes merece la pena destacar a Camille Casals y a André Blanchard por ser quizás dos de las personas que más influirán en la vida de Simone y tiene caracteres completamente opuestos. La primera una mejor hermosa, ambiciosa, codiciosa y envidiosa que no duda en pasar por encima de todo cuanto se ponga en su camino y utilizar a cuantos se cruzan en su vida para sus fines. Un personaje enigmático cuyo verdadero carácter no descubriremos hasta bastante avanzada la novela.
André por el contrario es un personaje cautivador, todo un caballero, cortés y moderado de acuerdo a la posición que ocupa como heredero de su familia con un único defecto que es la dependencia de su padre, a quien le permite controlar su vida.

Además de estos, nos encontramos con numerosos personajes reales que aparecen como meras citas o referencias. Así nombres como Coco Chanel, la mujer más rica del mundo por aquel entonces y que descubrimos que aun así se la desairaba y se la trataba de simple «empresaria» en los salones de la élite de París, la famosa bailarina y cantante Joséphine Baker, el novelista Scott Fitzgerald, el coronel Charles de Gaulle, el dramaturgo Karl Vollmoeller o Picasso son algunas de las figuras que aparecen perfectamente entrelazadas en la vida de Simone.

Destaca en la novela la excelente documentación que sirve de base para recrear con todo detalle los acontecimientos que tuvieron lugar durante esos años tanto en Francia como a nivel mundial. El inicio de la historia se sitúa en los años 20, época de transformaciones sociales, creatividad y liberación de la mujer. Vemos como vive la sociedad francesa en esa época, especialmente las esferas más altas de la sociedad y observamos sobre todo las transformaciones que se producen en el papel de la mujer a través de la protagonista. Son los famosos "años locos", años de bonanza económica en los que nace el tango o el charlestón, bailes que Simone se ve obligada a dominar y en los que la fiesta y la frivolidad están por encima de todo.
Pasando por acontecimientos memorables como la conversión de la industria cinematográfica al sonido o la visita del rey Jorge VI a Francia en julio de 1938, avanzamos por la historia hasta llegar a otro hecho histórico, el crack del 29 con el derrumbe de las bolsas que dio comienzo a La Gran Depresión y años más tarde al estallido de la Segunda Guerra Mundial. Esta parte destaca sobre todo por reflejar la actitud que los franceses tomaron ante el avance de las tropas nazis, a las que prácticamente entregaron la ciudad sin oponer resistencia ninguna.

Junto al contexto histórico, otro de los aspectos más llamativos de la novela es la maravillosa ambientación en el mundo del espectáculo. Puesto que la profesión de Simone está estrechamente vinculada con este mundo, recrea perfectamente lo que era el cabaret, es decir, las salas de espectáculos nocturnos en las que se combinaba música, danza, canción, humoristas e incluso magos. Nos adentra tanto en lo que eran los propios espectáculos cargados de glamour, lentejuelas y sofisticación, como en la vida detrás del telón, asistiendo a los ensayos, pruebas de vestuario o montaje de escenarios y mostrándonos las relaciones entre los propios artistas entre los que surgen envidias y tiranteces derivadas de su papel mayor o menor en la función. Es un ambiente cargado de frivolidad, las apariencias tienen una enorme importancia y las artistas intentan conseguir el favor de los hombres más ricos para ascender rápidamente de posición ya que no solo sirve tener talento para alcanzar la fama. Teatros como el Folies Bergère o Le Chat Noir son punto de reunión de las esferas más alta de la sociedad, que acude a estos lugares en busca de glamour, entusiasmo y diversión.

Todo este ambiente de luces y música se pierde completamente con el estallido de la Segunda Guerra Mundial y la tercera parte del libro está marcada por una atmósfera oscura, de miedo, represión y dolor. La autora consigue dominar perfectamente la recreación de estos dos escenarios tan opuestos y traslada sin ningún problema a un lector que estaba disfrutando de una sociedad cosmopolita, elegante y festiva hasta un escenario de muerte, tristeza y pánico por la incertidumbre de su futuro.

En definitiva, La lavanda silvestre que iluminó París es una novela que recomiendo sin ninguna duda. Con una recreación maravillosa que consigue trasladarnos por las diferentes épocas y escenarios en las que transcurre, la historia cautivará a todo tipo de lectores.


FUENTES: imagen autora http://www.planetadelibros.com/belinda-alexandra-autor-000032477.html
imagen Folies Bergére http://www.aloj.us.es/galba/monograficos/lautrec/Folies_Bergere.htm
imagen Josephine Baker http://www.imperiomoda.com/2009/07/josephine-baker/
imagen Folies Bergère http://www.moviepostershop.com/the-man-from-the-folies-bergere-movie-poster-1935

Gracias a Martínez Roca por facilitarme el ejemplar 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...