miércoles, 8 de febrero de 2012

Reseña PENURIAS EXQUISITAS

Título: Penurias exquistas
Autor: César Blasco
Editorial: Editorial Círculo Rojo
Año: 2011
ISBN: 9788499912875
Nº de páginas: 376

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

RESEÑA:
Tras leer una obra tan densa como Bellefleur me apetecía algo más ligero y después de revisar mi estantería me decidí por Penurias exquisitas, novela que su autor me había enviado hacia unos meses para reseñar en el blog. Lo primero que nos encontramos en la novela son los agradecimientos, en los que el autor da las gracias a las grandes editoriales que rechazando su obra le han permitido vivir grandes experiencias como recuperar la forma física al llevar sus libros en la mochila por todas las librerías de la ciudad o evitarse el estrés de aparecer en la radio o en la televisión. Estas dos páginas me arrancaron las primeras sonrisas y me hicieron pensar que estaba ante un libro con el que me lo iba a pasar muy bien, como así ha sido.

El protagonista de nuestra historia es Mariano de la Barriga, un funcionario de la Administración de Hacienda que vive junto con su madre en el barrio barcelonés de Sant Martí. Mariano está acostumbrado a lo que llamamos "buena vida". Siempre ha vivido con su madre y nunca le ha faltado de nada, ella se ocupa de mantener la casa, tener su ropa lavada y planchada, hacerle la comida e incluso despertarle todas las mañanas para que vaya a trabajar. Por lo tanto Mariano no se tiene que preocupar de nada, no conoce lo que es la austeridad económica ni mucho menos el ahorro.
Por eso cuando su madre fallece se encuentra con que no sabe cómo hacer frente al día a día. Empieza manteniendo el mismo ritmo de vida pero poco a poco se da cuenta de que a nivel económico no se puede permitir comer siempre fuera, ya no tiene ropa limpia y la casa es un auténtico desastre. Con ayuda de los consejos de sus amigos intenta buscar soluciones a sus problemas, pero acaba envuelto en una situación cada vez más caótica teniendo que pluriemplearse o alquilar las habitaciones de su piso para conseguir pagar sus deudas.

La novela me ha parecido muy divertida, como mínimo una sonrisa me ha acompañado desde las primeras páginas y digo como mínimo porque con algunas situaciones me he reído tanto que incluso se me saltaban las lágrimas. Lo mejor del libro para mí ha sido el comienzo, suena mal decirlo pero el capítulo en el que muere la madre es genial y aún me rio cada vez que lo recuerdo. Ese toque de humor se mantiene a lo largo de todas las páginas y como en todo, hay escenas mejores y peores, aunque en general ya os digo que es una novela muy divertida que se lee rápido.

Está narrado en tercera persona desde la perspectiva de su protagonista y es un libro que encuadramos dentro de lo que se denomina humor inglés, un humor refinado, irónico, respetuoso y punzante. Se nota especialmente en el estilo que utiliza el autor para narrar, haciendo un uso muy correcto del lenguaje, culto y elegante. Solamente lo pierde en los diálogos que adapta al origen y posición social de cada personaje entre los que encontramos rateros, chinos, latinoamericanos o rusos. Quizás resulta un poco extraño al principio porque no es el lenguaje en el que estamos acostumbrados a leer pero te adaptas rápidamente y muchas de las palabras resultan curiosas y originales, como por ejemplo Técnico de fluidos hidráulicos en lugar de fontanero.

Sin duda lo mejor del libro es su protagonista, un personaje excéntrico cuya forma de ser y actuar se sale totalmente de lo normal. Mariano de la Barriga, soltero e hijo único, ha vivido siempre en compañía de su madre de la que tiene una total dependencia para organizar muchos aspectos de su vida. Trabaja como funcionario de Hacienda, lo que le ha permitido vivir desahogadamente empleando su nómina en mejorar su calidad de vida; ropa de las mejores marcas, un Rolex o un home cinema son algunas de las múltiples adquisiciones que va pagando cómodamente a plazos. Valora por encima de todo la elegancia y distinción ya que él se considera una persona por encima de la mediocridad, refinado y con un estilo perfecto que le caracteriza. Esta particular visión que tiene de sí mismo hace que interprete lo que ocurre a su alrededor siempre como resultado de su buen hacer, cuando realmente en la mayoría de los casos es lo contrario. Incluso cuando su madre fallece piensa que quien ha salido ganando ha sido ella, ya que era anciana y no tenía todas las facultades psicofísicas de la juventud mientras que a él lo ha dejado sin ningún apoyo emocional para afrontar el futuro, lo que ha sido muy egoísta por su parte.

A pesar de todas estas rarezas en el fondo es muy buena persona, no tiene nada de malicia y por lo tanto no se da cuenta de que la gente se intenta aprovechar de él. Esto provoca que acabe metido en situaciones cada vez más complicadas y surrealistas que para el lector resultan cómicas y logran mantener el interés por la lectura. Es un personaje al que se le acaba cogiendo cariño por su particular forma de ser y esas ocurrencias que tiene para salvar cada situación. Mientras iba leyendo me recordaba un poco al famoso Sheldom Cooper, que  a todos nos encanta pero que tenerlo como amigo o vecino tiene que ser desesperante.

Aunque Mariano es el personaje que lleva el peso principal junto a él encontramos otros personajes secundarios que tienen cierta importancia entre los que destaca su mujer Soledad, principal causante de la mayoría de sus problemas y a la que vemos evolucionar a lo largo de la historia pasando de ser una mujer elegante, preocupada por su aspecto, afectuosa y con un único defecto, que es su ineptitud en las tareas de la casa a el extremo opuesto, completamente abandonada, con la televisión como única distracción y un total desprecio por su marido. Otro personaje que me ha gustado mucho es la madre de Soledad, Teresa, por su forma de ser y por protagonizar algunas escenas muy divertidas.

Si lo que estáis buscando es un libro con el que pasar un buen rato Penurias exquisitas es una buena elección. Un libro fresco y divertido, cargado de humor inteligente e irónico, con situaciones en ocasiones un tanto absurdas  y con un personaje como protagonista que es difícil de olvidar. Conseguirá arrancaros más de una sonrisa y eso es de agradecer hoy en día.



Gracias a César Blasco por enviarme el ejemplar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...