miércoles, 4 de abril de 2012

Entrevista a Myriam Millán


Hace poco que comenzamos abril y os traigo ya la entrevista de este mes que corresponde a una autora cuyo libro reseñé hace un par de semanas y del cual podéis conseguir un ejemplar gracias al sorteo que está activo en el blog, cuyas bases podéis consultar aquí. Ella es Myriam Millán y el libro Décima docta, cuya reseña podéis leer pinchando aquí.

Hola Myriam, bienvenida a El universo de los libros y gracias por compartir tu tiempo conmigo. Háblanos primero un poco sobre ti. A qué te dedicas aparte de escribir y cuáles son tus aficiones. 
Desde que nació mi hijo decidí dedicarme exclusivamente a la familia, y  gracias a esa decisión pude reencontrarme con la escritura hace dos años. Los ratos libres los dedico a ver películas, series de televisión y a leer cuando no escribo. Mi gran afición o más bien perdición son las muñecas, coleccionarlas me gusta casi tanto como la escritura.

¿Cuándo y por qué comenzaste a escribir?
Comencé a los ocho años, con cuentos cortos. El por qué, me resultaba divertido. Podía ser la protagonista de “La historia interminable”, o podía montarme en  un caballo con alas, y vivir aventuras que nunca viviría ningún niño con esa edad, solo con plasmarlo en un papel.

¿Tenías entonces algún referente o estilo en concreto que te gustaba?
Al principio era demasiado pequeña, pero ya en la adolescencia con historias un poco más largas, sí que reconozco un estilo similar en cuanto a diálogos y descripciones, del que tengo ahora. Incluso en la forma de perfilar a los personajes.

¿Cómo es Myriam Millán  como escritora? ¿Sigues alguna rutina a la hora de escribir?
Me encanta escribir, pero no soy una persona que tenga la necesidad de escribir a diario. Sin embargo, cuando comienzo un proyecto,  soy obsesiva, exigente y me vuelco en la novela como si se me fuera la vida en ello hasta que la acabo.
Sí tengo una rutina o manía antes de empezar a escribir, y es llevar de forma paralela a la novela un diario personal referente al trabajo que voy realizando. En él, reflejo los avances de la historia o número de páginas, algunos cambios o diferentes caminos que va tomando. Hay días que suelto parrafadas y otros que solo escribo un par de palabras, pero me es necesario escribir algo para mí, para luego continuar escribiendo para los demás.

Y respecto a la lectura, ¿eres aficionada? Y en caso positivo ¿Qué autores admiras más?
Soy más de admirar obras que autores, ya que no soy devota de ningún autor en concreto. Pero siempre tengo a mano dos libros de dos paisanos míos que nos dejaron oro en verso sobre la vida, Gustavo Adolfo Bécquer y Antonio Machado. Me encanta releer sus poemas de cuando en cuando, a los cuales les encuentro cada vez distintos significados. Y esa introducción a las rimas de Bécquer con las que tanto me siento identificada.

Siendo amante de la literatura fantástica y la poesía, ¿Qué te ha impulsado a escribir una novela de misterio?
Yo pienso que cada uno está hecho para escribir un estilo de novela, y a mí me tocó el misterio.
 
¿Crees que en un futuro escribirás sobre algún otro género o te sientes cómoda en éste?
Es en este género donde mejor puedo desarrollar esos aspectos de la novela que tanto me gusta trabajar. No me conformo con un argumento complejo, ni con una historia interesante, porque son elementos subjetivos a gustos del lector. Me gusta el juego con quien lo lee, “Decima docta” puede dar muchas sorpresas en una primera lectura, porque has pasado por alto detalles desviando la atención hacia otros que crees ver claros. Y sin embargo, en una segunda lectura puedes comprobar que no se oculta nada.. También me gusta controlar los ritmos de lectura, según la complejidad de la información que el lector va recibiendo. Intento siempre despertar un interés más allá de la historia que cuento, que es real y que no. Muchos lectores buscan en internet información sobre la gubia, sobre Keops, sobre Nellifer, significa que el juego continua una vez acabado el libro y eso me encanta. Aún no veo poder hacer todo esto en otro género.
 
¿Y cuál es tu ambición como escritora? ¿Dónde quieres llegar?
Soy una autora exigente, así que mi ambición es superar siempre el trabajo anterior. Innovar en cuanto argumento, estructura y personajes. Crear historias que no se puedan dejar de leer, y trabajar hasta el más mínimo aspecto de una obra. Escribiendo me pongo objetivos, límites nunca. Así que ni siquiera sé hasta dónde quiero llegar.

Décima Docta es tu primera novela, ¿De dónde surge la idea para escribirla?
Hace tanto que surgió la idea que ni lo recuerdo. Yo tenía unos dieciséis años y comencé a escribir una novela llamada “La elegida”, no llegué a acabarla, pero tampoco dejé de darle vueltas a su historia.

Comenzaste a escribirla a los 16 años pero la dejaste inacabada, ¿Qué te animó a retomarla?
Llevaba siete u ocho años sin escribir. Siempre pensaba que si volvía a escribir, sería esa novela. Y fué.

Para aquellos que no la conocen, ¿nos cuentas un poco sobre su argumento?
En la época del reinado de Keops y durante la construcción de su Gran pirámide, una amante del faraón y sus nueve discípulas, fueron torturadas y asesinadas de una forma cruel y violenta. Desde entonces, cada cinco años, diez jóvenes desaparecen en alguna parte repitiéndose el mismo ritual que sufrieron las primeras, apareciendo muertas con extrañas vestimentas. Sin embargo en cada ritual hay una, la décima, que nunca aparece.
Un sociólogo especializado en rituales y cultos con víctimas llega a Sevilla donde han desaparecido ocho jóvenes y toma contacto con una de las elegidas poco antes de su secuestro. Es esta elegida la que arrastra y sumerge al lector hacia el interior de un ritual en el que la maldad no tiene límites, donde la tortura psicológica puede superar aún la física y donde la inteligencia puede suponer un arma o su propia destrucción.
 
¿Por qué motivo elegiste el periodo del reinado de Keops para situar el inicio del ritual?
Keops era el idóneo. Se sabe muy poco de su vida, es un rey misterioso y nos dejó una pirámide espectacular. El día que decidí que él y Nellifer tenían que tener una historia propia, me alegré de haberlo escogido entre otros candidatos.

En el eje central de la novela tenemos al personaje de Nellifer, ¿existió realmente esta mujer tan influyente en la vida de Keops?
No, Nellifer es un personaje ficticio. Casualmente encontramos en el cine a otra Nellifer. La película, de 1955, se llama “Tierra de faraones”, en ella Nellifer es una esposa de Keops. Pero nada tiene que ver con mi Nellifer. Yo ni siquiera sabía la existencia de esta película cuando escribí Décima docta.

Y respecto al título de la novela, Décima Docta, ¿cuál es su significado? ¿Qué es una docta y por qué escogiste diez y no otra cifra?
Si buscamos el significado del número diez, nos encontramos con que simboliza en su máximo exponente el talento, la belleza, la precisión. En nuestra vida cotidiana lo hacemos continuamente. Siempre tomamos la referencia del diez para calificar la perfección. En los exámenes, se califica sobre diez. A todo el mundo le gustaría tener un cuerpo diez. Incluso en la biblia, era de gran importancia el número diez, como los diez mandamientos.
Docto o docta, se utiliza para calificar a una persona que ha adquirido unos conocimientos superiores sobre alguna materia en concreto, a fuerza de estudio. Docta significa sabia, instruida.
Une perfección, belleza, talento, con sabiduría a fuerza de estudio y tienes los requisitos de las elegidas. Nada es casual en este libro, ni siquiera su nombre.

Encontramos algunos datos relativos a las pirámides de Gizeh, al faraón Keops y su reinado que sirven de base para el posterior desarrollo de la acción, ¿tuviste que realizar mucho trabajo de documentación para establecer esta base?
Quizá sea la parte más compleja a la hora de escribir. Con el tema egipcio, no me fue muy difícil, ya que es otra de mis pasiones. Pero sí tuve que indagar algunos aspectos, porque una cosa es crear (ahí los autores tenemos cierto margen), y otra, meter la pata.

La novela está estructurada en capítulos cortos en los que combinas la narración desde diferentes perspectivas ¿qué te llevo a elegir esta estructura?
Era necesario hacerlo así para encuadrar bien el tiempo. Los capítulos se tenían que acortar cuando al mismo tiempo ocurría algo en distintos escenarios. De ahí que nos encontremos con capítulos de varias páginas y otros de tan solo una frase. No había otra forma de escribirla.

El escenario principal es Sevilla ¿Por qué escogiste esta ubicación para situar la historia? ¿Tiene relación con que sea la ciudad en la que has nacido?
No es que tenga relación, es que es la única razón. Era mi primera novela, y tenía que dejar en ella algo mío también. Dejé nombres de seres queridos, números, canciones y sobretodo, esos rincones por los que tanto he paseado. Si cogemos un mapa del casco antiguo de la ciudad, y señalamos la Universidad en la que estudié, comprobamos que todo ocurre alrededor de ese lugar.
 
Sin duda Natalia es el personaje que más llama la atención del lector en muchos aspectos ¿Cómo consigues crear un personaje tan complejo interiormente? ¿En qué te has basado para construir su carácter?
En la literatura y en el cine, siempre me gustaron los personajes mito. Una historia necesita un personaje especial para que a mí me guste a la hora de leer y aún más para que pueda rendir escribiendo. Natalia fue el único personaje que recuperé de la inacabada “La elegida”, aunque transformada eso sí. Es un personaje sobre el que es difícil escribir, es inestable, variable, y tan inteligente que a veces me hacía pasar apuros. Escribir sobre la inteligencia superlativa hace que uno tenga que estrujarse el cerebro también y eso sin contar con su particularidad. Pero desde que apareció ese personaje yo no pude dejar de escribir este libro y ojalá en el resto de libros que escriba, encuentre otro personaje con el que disfrute tanto creando. Y el efecto que produce en los lectores, me encanta, porque aunque acabe el libro ella sigue en ellos durante un tiempo, al igual que sigue en el protagonista, al igual que sigue en mí. A Natalia se la quiere, se la admira, se la odia o se le reprocha, pero todo el mundo puede ver a través de sus ojos.

El resto de personajes también están muy bien definidos a nivel psicológico, ¿Qué es para ti lo más importante a la hora de crear un personaje?
Que sean reales, que el lector los vaya conociendo poco a poco, hasta que los oiga respirar. Cada uno de mis personajes, sea bueno, malo, principal o secundario, puede producir sensaciones en quien los lee, sea odio, lástima, angustia. La propia Mad produce “Síndrome de Estocolmo” en el lector desde que aparece Yun, cuando realmente nada en su conducta cambia respecto a las elegidas.

Y hablando de personajes, ¿Cuál es tu favorito?
No podría elegir a uno sin el otro. Porque hay una verdadera simbiosis entre Nel y Natalia. Quizá si no existiera uno, el otro no sería tan sorprendente.

Respecto al proceso de escritura ¿cómo fue? ¿Dejaste mucho espacio a la invención o lo tenías todo claro antes de empezar a escribir?
La mayor parte la tenía creada, aunque claro está, hubo muchas sorpresas, más de las que me esperaba. Algún que otro personaje, se me iba de las manos de cuando en cuando.

¿Qué fue lo que te resultó más difícil de escribir?
La primera frase me costó horas. Ocho años sin escribir ni una palabra es demasiado tiempo.

¿A qué tipo de lectores recomendarías tu obra?
A los amantes del misterio y del Antiguo Egipto principalmente. Pero yo suelo animar a todo el mundo a que la lea, porque por sus características, tiene muchas probabilidades de enganchar a cualquiera que se decida a leerla.

Hoy en día es muy difícil que una escritora novel consiga publicar, ¿presentaste el manuscrito a muchas editoriales? ¿Qué sentiste al saber que saldría publicada por Brosquil Ediciones?
Si, lo presenté a un concurso literario y a todas las editoriales que encontré. La mayoría de ellas dijeron que no, y dos que sí. Pero como solo hace falta un sí para publicar una novela, firmé con la primera que me lo comunicó.
Sentí satisfacción evidentemente y mucha curiosidad por ver qué más había en la literatura fuera aparte de escribir.

¿Y al tener en tus manos el primer ejemplar de tu novela?
Ver a tu hijo de papel por primera vez….no tiene palabras.

Háblanos de cómo ha sido tu experiencia al publicar y, en general, en el mundo literario y editorial.
Hace solo cuatro meses que se publicó la décima. Hasta ahora todos los aspectos que voy descubriendo del mundo literario, me gustan.

En estos meses que han pasado desde que ha salido publicada, ¿qué tal ha sido la recepción por parte de los lectores?
La mejor que pudiera imaginar. Ellos son el verdadero fin de cualquier obra, al menos mía, que sí que escribo para ellos. Y saber de primera mano, que todo lo que quise transmitir, lo he conseguido, me anima a seguir dándolo todo de nuevo en otra novela. Lo más importante, es saber que la novela está encantando, lo más gratificante, que quieran más cuando la acaban. Y yo intentaré trabajar duro para que lo mejor esté por llegar.

Respecto al tema de la promoción en internet, que es una de las herramientas más utilizadas últimamente por escritores y editoriales, ¿qué piensas de las redes sociales? ¿Son aceptables como herramientas de comunicación?
Son, hoy día, imprescindibles. Pero no solo para promocionar la novela, sino para estar en contacto con quienes la leen. Hoy tenemos la oportunidad para conocer a los lectores, ese gran desconocido para los grandes autores del pasado. Ellos se perdieron una gran parte de este oficio, y es oír a quien lo lee.

Centrándonos en tu caso particular, ¿cómo ha sido tu experiencia con Facebook, Twitter y blogs literarios, por citar las más relevantes?
Twitter lo uso menos, tiendo a extenderme demasiado, y al final me paso del tope de palabras. En cuanto a Facebook, son muchos los lectores que han conocido la novela a través de esta red, así que yo solo tengo buenas palabras respecto a este tipo de medios de promoción.
En cuanto a los blog literarios, tengo más experiencia como lectora que como autora. Me gusta leer reseñas del libro que comienzo a leer, y gracias a todos los que hacéis esta labor, tengo una lista de libros pendientes que ni no durmiendo me daría tiempo de leer en un año. Como autora puedo deciros, que nos regaláis oro con vuestras reseñas.

Y respecto a las ediciones electrónicas de los libros, ¿cuál es tu opinión? ¿Estás a favor o en contra de los ebooks?
Estoy a favor por supuesto, yo misma últimamente soy adicta al ebook.

Sé que estás trabajando en una nueva novela histórica ¿Puedes anticiparnos algo sobre ella?
No será la siguiente novela que publique. Habrá otra antes. No suelo hablar nunca de lo que estoy escribiendo, pero ese proyecto es el más ambicioso de los que tengo en mente. Y espero hacerlo tan bien como se merece.

Y ya para terminar cuéntanos, ¿cuáles son tus planes de futuro?
Si te los dijera todos pensarías que estoy loca. Pero en resumen y sin entrar en detalles, mis planes son, escribir y cuidar a mi familia.

Muchas gracias Myrian por responder a mis cuestiones. Te deseo mucho éxito con esta novela y con tus proyectos futuros.

Enlaces de interés
Página de la novela http://decimadocta.com/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...