martes, 10 de abril de 2012

Reseña EL MEDALLÓN DE LA MAGIA

Título: El medallón de la magia
Autor: Mayte Esteban
Editorial: Autoeditado
Año: 2012
ISBN: 9788461559923
Nº de páginas: 214

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

RESEÑA:
Unos días antes de que El medallón de la magia saliese a la venta el pasado mes de febrero, Mayte me lo envió a casa con una bonita dedicatoria. Había leído tantas cosas sobre el libro en su blog que estaba deseando descubrir la historia y no pude evitar embarcarme en su lectura en cuanto tuve oportunidad. Muchos recordaréis la anterior reseña que publiqué de esta misma autora, La arena del reloj, un libro muy especial y por eso, lo primero que tengo que deciros es que ambos títulos no tienen nada en común, son novelas con estilos y temática completamente diferente, lo que muchas veces está genial para comprobar hasta que punto nos gusta un autor.

El medallón de la magia tiene por protagonista a Amanda, una chica de dieciocho años que vive con su abuela paterna Clara en Madrid, ya que sus padres murieron siendo niña. Gracias a la herencia de una tía abuela recibe en propiedad una mansión en el campo, por lo que tras leer la notificación del juzgado comunicándoselo, un fin de semana decide ir a inspeccionar la casa. Al llegar se encuentra con una casa destartalada y abandonada de dos plantas en la que tras una primera inspección descubre una biblioteca llena de libros en perfecto estado en contraste con el resto de la casa.
En esta habitación será donde se de cuenta de que la casa no es normal, ya que al intentar salir con un libro éste se le escapa de las manos y se coloca solo en la estantería de nuevo. Pero ésta no es la única sorpresa que le espera, ya que comienza a escuchar la voz de una persona que habla con ella. Así es como descubre a Alonso de Esteban, un caballero de Felipe IV cuyo espíritu fue invocado por la anterior propietaria de la casa, Brianda,  para proteger su herencia de la misma Inquisición. Alonso quedó prisionero entre esas cuatro paredes durante siglos a la espera de que alguien complete la misión que le encomendó Brianda al encerrarle en la biblioteca.

Y esta será la función que deberá asumir Amanda, ayudar a Alonso de Esteban a recuperar un medallón mágico desaparecido hace muchos años, en la época de la Inquisición, junto a todo lo que podía señalar a Brianda como bruja, principalmente una imprenta con la que se imprimieron todos los libros que llenan los estantes de la habitación en la que se encuentran. Amanda descubrirá que tiene el don de hacer magia por medio de los conjuros que Alonso le va indicando y juntos comenzarán la búsqueda del medallón, teniendo que hacer frente a la amenaza de Fray Fantasma, que pretende adueñarse de los libros para hacerlos desaparecer como miembro de la Inquisición.

A pesar de que El medallón de la magia es una novela juvenil, que no suelo leer muy a menudo, me ha gustado y me ha parecido una historia muy entretenida que me ha tenido inmersa en las aventuras de Alonso y Amanda e incluso me ha permitido aprender cosas nuevas.

Teniendo en cuenta el público al que va dirigida, está escrita con un estilo sencillo y claro, con diálogos abundantes, capítulos cortos y un ritmo ágil que hacen que te la leas casi sin darte cuenta. Y es que aunque esté orientada hacia un público más joven, eso no significa que los demás no podamos disfrutar con esta novela que combina aventuras, historia, fantasía, romance e intriga. Como veis es un libro muy completo y recomendable para todo tipo de público, ya que alguno de los muchos aspectos que toca seguro que nos resulta atractivo.

Me ha encantado como Mayte ha sabido encontrar el punto de equilibrio entre la parte histórica y la acción, consiguiendo integrar los datos necesarios para que cualquier persona pueda conocer un poco más del periodo de la Inquisición y al mismo tiempo no le resulte aburrido por contener excesiva información. Parece evidente que, aunque haya alguna excepción, si a un niño le ofreces una novela histórica como lectura en principio no le va a interesar porque la asocia con algo aburrido. En cambio aquí la historia principal es atractiva ya que tenemos la combinación de magia y aventuras, que suele gustar mucho y como fondo nos encontramos la parte histórica, con datos relativos al reinado de Felipe IV y sobre todo a la Inquisición, con la persecución de cuántos cometían delitos contra la fe y la destrucción de determinados libros para evitar la difusión de ciertas ideas que ellos consideraban prohibidas. Estos datos aparecen de forma dispersa, integrados en la propia narración a través de los diálogos y se leen con fluidez, resultando una forma entretenida de aprender un poco más sobre este periodo histórico de nuestro país.

Otro aspecto que me ha gustado mucho son los escenarios que ha seleccionado para situar la acción. Madrid es la ciudad en la que vive Amanda pero los escenarios que cobran más importancia son Toledo y un pueblo de Segovia llamado Turégano. Toledo fue una ciudad clave para la Inquisición española y a través del relato descubrimos algunos de los emplazamientos mas llamativos de esta bonita ciudad, como su suelo empedrado, la plaza de Zocodover, la sinagoga del Tránsito, la catedral de Santa María o el callejón del diablo, todos ellos lugares que cualquier persona que haya visitado esta ciudad reconocerá fácilmente y que Mayte acompaña con algunos datos básicos de la historia pasada de cada edificio.

Si Toledo es una ciudad que resultará conocida para la mayoría de lectores, aunque no hayan tenido oportunidad de visitarla, no ocurre lo mismo con Turégano, pueblo ubicado en la provincia de Segovia y que yo he descubierto a través de esta historia. Por mi amistad con Mayte sé que este es un pueblo muy vinculado con ella y su familia y esto se nota en las descripciones que del mismo hace, se aprecia que hay mucho cariño y encontramos referencias que solamente una persona que ha pasado cierto tiempo en la zona conoce. Este profundo conocimiento que da el haber vivido en una localidad determinada hace que encontremos una descripción más detallada del pueblo, nos habla de su plaza porticada, de las casas reformadas a lo largo del tiempo, hace un guiño a El Zaguán, el precioso hotel rural situado en el pueblo que nos recomienda como mejor alojamiento y sobre todo adquiere una especial importancia el castillo de Turégano, del que nos da una amplia información. Por todas estas referencias se aprecia que es un pueblo precioso y al menos yo, me he quedado con muchísimas ganas de visitarlo.

En cuanto a los personajes, Alonso de Esteban y Amanda son las dos figuras principales. En ambos casos, lo mismo que con el resto de personajes, nos encontramos con una descripción detallada de su aspecto físico que nos permite hacernos una idea de su apariencia externa y a través de la historia vamos descubriendo su carácter.

Amanda es una joven de dieciocho años responsable, estudiosa, prudente y un poco inaccesible, estableciendo barreras incluso con sus propios amigos. Siempre ha llevado una vida tranquila en compañía de su abuela hasta el momento en que recibe su herencia, que la obliga a convertirse en una persona más aventurera y la hace madurar en ciertos aspectos, sobre todo en lo relativo a su corazón y la relación con los demás. Es un personaje que gusta desde el principio por su carácter dulce y bondadoso.

Alonso de Esteban es el personaje que más me ha gustado, el alma de un soldado llegada desde el año 1647 y que gracias al conjuro de Amanda vuelve a convertirse en persona. El contraste entre la época en la que él vivía y la actual hacen que protagonice situaciones muy divertidas, no conoce la mayoría de aparatos que se usan en la actualidad y se sorprende con multitud de descubrimientos que te arrancan una sonrisa en la mayoría de las ocasiones. Es por eso que es fácil encariñarse con él desde el principio, porque a pesar de ser un soldado le ves como un ser indefenso, casi como un niño al que hay que proteger y enseñar cosas nuevas.

Junto a ellos dos tenemos varios personajes secundarios como Fray Fantasma, el fraile al que tienen que enfrentarse, Miguel, otro fantasma que será el encargado de custodiar la mansión en ausencia de Alonso, Javier, el exnovio de Amanda, la antepasada Brianda  o su abuela Clara, un personaje que también me ha gustado mucho, por su modernidad y ganas de vivir. En general todos estos personajes están caracterizados con originalidad, es una combinación de personalidades que da un toque de humor al relato y hace que en conjunto, historia y personajes conviertan a El medallón de la magia en una novela muy amena.

A pesar de que es una novela única con un final cerrado, una vez llegas a la última página te quedas con la idea de que Amanda y Alonso en cualquier momento pueden volver a embarcarse en una nueva aventura, y espero que Mayte algún día se anime a retomar las aventuras de esta pareja para enseñarnos algún otro episodio de nuestra historia.

Por tanto, El medallón de la magia es una novela muy entretenida, apta para todos los públicos, que consigue hacernos pasar un agradable rato de lectura en compañía de unos personajes entrañables y cercanos, que nos ayudan a descubrir un poquito de un periodo histórico tan interesante e importante como la Inquisición española.



Gracias a Mayte por facilitarme el ejemplar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...