lunes, 7 de mayo de 2012

Reseña AÑO 2012. BAJO LOS MENHIRES DE LA ALBERA

Título: Año 2012. Bajo los menhires de la Albera
Autores: Christina Stub y Adriá Vilella
Editorial: Círculo Rojo
Año: 2011
ISBN: 9788499915197
Nº de páginas: 354

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

RESEÑA:
Os he comentado en otras ocasiones que me apasiona todo el tema relativo a las antiguas civilizaciones  y en especial la maya, por lo que todos los libros que tienen la más mínima relación me atraen poderosamente. Y esto fue lo que ocurrió cuando vi Año 2012. Bajo los menhires de la Albera en el catálogo de Círculo Rojo hace unos meses, sabiendo que el argumento giraba en torno a las profecías mayas tenía que leerlo.

El comienzo de la historia nos traslada a Girona en junio del año 2012, donde Cristian Larsson recibe una llamada de teléfono en la que se le informa de que su abuelo Oluf Larsson, residente en Suecia, ha desaparecido del hospital universitario de Karolinska, donde llevaba unos días ingresado. Inmediatamente Cristian toma un vuelo a Suecia para ayudar en la investigación del paradero de su abuelo, quien aunque ya jubilado, es un prestigioso científico especializado en el campo de la física cuántica, que ha usado para estudiar también la relación entre la mente y la enfermedad, enfocando sus estudios a buscar respuestas, a través de la ciencia, acerca de la procedencia de la vida y de cómo entenderla mejor para poder  vivirla más en armonía.

A Cristian en cambio estos temas nunca le han interesado demasiado, le gusta la informática y se centra más en la pura lógica que en lo abstracto. Pero no puede evitar pensar que la desaparición de su abuelo es extraña, ha desaparecido del hospital sin su ropa y sin dejar ningún rastro, lo que le lleva a sospechar que igual esta desaparición tiene algo que ver con las investigaciones de las profecías mayas en las que estaba trabajando, de las que tiene multitud de información en su cabaña. Es así como empieza una investigación de los papeles y últimos movimientos de su abuelo que le llevan a estar cada vez más seguro de que detrás de la desaparición hay algo más y que incluso él mismo puede estar en peligro. Pero lejos de dejarlo todo en manos de la policía, regresará a Girona y emprenderá con la ayuda de su exmujer, experta en antiguas civilizaciones mesoamericanas, una búsqueda para esclarecer lo que ha ocurrido siguiendo las pocas pistas que su abuelo parece haberle dejado.

Lo que me he encontrado en Año 2012. Bajo los menhires de la Albera no ha sido exactamente lo que yo iba buscando, pero aún así en general me ha gustado. Desde mi punto de vista creo que no es un libro con el que cualquier lector se pueda sentir satisfecho, ya que depende un poco de la actitud que tengamos ante los temas que en el mismo se abordan. Pienso que lo primero que hace falta para poder disfrutar de esta aventura es receptividad, hay que leerlo con la mente abierta y sin cuestionar hasta qué punto es posible lo que en él se plantea. Digamos que el lector tiene que ser igual al protagonista, que a pesar de ser una persona centrada en la pura lógica acepta las investigaciones y teorías de su abuelo e investiga sobre las mismas. Es un libro en el que temas como la física cuántica, las energías libres, la espiritualidad o el poder de la mente tienen mucha importancia y buena parte de la trama se sustenta en esas explicaciones, por lo que si es algo en lo que no creemos o no nos interesa lógicamente va a haber momentos en que la lectura nos resulte quizás aburrida o fantasiosa. Este no es mi caso, si bien no es un tema sobre el que tengo una postura definida, respeto todas las opiniones y creo que tiene aspectos interesantes sobre los que me gusta profundizar. Por lo tanto varias de las explicaciones y teorías contenidas en el argumento de la novela no me han resultado nuevas y aunque ha habido algún momento en el que me he sentido un poco perdida, en general ha sido una lectura entretenida.

El libro está dividido en tres partes y a su vez cada una en capítulos, todos ellos introducidos a través de un encabezamiento que señala tanto el emplazamiento como la fecha en la que se sitúa la acción. La historia sigue un orden cronológico lineal partiendo, sin tener en cuenta el primer capítulo que se sitúa en el año 2009, del 28 de junio de 2012 y avanzando, excepto en un par de ocasiones, a capítulo por día. La mayoría de los capítulos están narrados en tercera persona desde la perspectiva de Cristian, aunque hay algunos momentos en que esta perspectiva se modifica para mostrarnos lo que ocurre en otros escenarios en los que él no está presente.

Es una novela de lectura rápida, ya que desde las primeras páginas mantiene un ritmo narrativo bastante ágil y la mayor parte está escrita con un lenguaje claro y sencillo. No obstante, integradas en la narración hay partes dedicadas a exponer el planteamiento de las profecías mayas y la relación que éstas tienen con la investigación que está llevando a cabo Oluf así como de las creencias de esta civilización. Por otro lado, también se exponen las investigaciones en las que estaba trabajando, con teorías científicas relacionadas con la física cuántica y las energías. Estas partes son un poco más densas ya que aparecen citados organismos, científicos y palabras más técnicas que en algunos casos resultan desconocidas, pero para no saturar al lector no se extienden en extensos párrafos, sino que están integradas a lo largo del relato de tal manera que no llegan a aburrir ni resultar pesadas.

Cristian Larson es el personaje con el que es más fácil establecer una conexión ya que es el principal protagonista. Tanto él como el resto de personajes principales están muy bien caracterizados, tenemos tanto descripciones de su apariencia física como referencias de su pasado que nos ayudan a conocer a cada uno de ellos en profundidad y hacernos una idea de sus caracteres. Algo que llama la atención es la similitud que hay entre el protagonista y uno de los autores de la novela, ambos son ingenieros electrónicos, empresarios e incluso el nombre de la empresa de Cristian, Espai Tecnològic, está vinculado a la tienda de productos que los autores han fundado Espai Natura.
Son muchos los aspectos que es evidente que tienen en común los protagonistas con los autores y esto contribuye a que los personajes de la novela resulten tan reales y creíbles, son personas normales, que se enfrentan a los mismos problemas que la mayoría de la sociedad actual y con los que en algunas facetas es posible sentirse identificado. Esta realidad también se refleja en la investigación que llevan a cabo, las pistas que siguen y los métodos que utilizan son los mismos a los que tenemos acceso  todos, se sirven de las búsquedas en Google para encontrar referencias que les ayuden a descifrar los mensajes dejados por Oluff y ante una situación desconocida  o peligrosa se mueven con prudencia y cautela.

Varios nombres de científicos y de organismos aparecen citados en las páginas de la novela, entre los que podemos destacar a Alessandro Di Masi, ya que siendo un personaje real aparece integrado en la narración con total naturalidad. Para muchos lectores este será un personaje más y se quedarán con la idea de que es ficticio, pero aquellos que hayan oído hablar alguna vez de él sabrán que es un investigador científico que ha desarrollado la Sanergía, una filosofía curativa positivista que aparece perfectamente explicada en el relato.

Uno de los aspectos que más me ha gustado y que requiere una mención especial es la maravillosa ambientación con la que la novela cuenta. No hay ninguna duda de que los autores conocen los escenarios de primera mano, de hecho uno de los principales emplazamientos es Girona, ciudad en la que residen ambos. Esto se traduce en unas descripciones ricas en contenido de los rincones y establecimientos más emblemáticos de esta ciudad, del ambiente que se vive en sus calles, los platos típicos o las sensaciones que producen sus maravillosas vistas. Es evidente que a ambos les fascina su ciudad y este amor por ella se transmite al lector, que al menos en mi caso me he quedado con ganas de conocer esta provincia en la que nunca he estado pero que gracias a la lectura de esta novela es como si hubiese hecho una pequeña escapada guía turística en mano.

Dentro de Girona también es muy importante un pequeño pueblo llamado Vilamasnicle, situado en plena naturaleza en la parte occidental de la serra de la Baga d'en Ferran y en el que destacan además de sus bonitos paisajes, las huellas de un rico pasado prehistórico en forma de menhires situados en la zona, especialmente en las montañas de L’Albera. No había oído hablar anteriormente ni del pueblo de ni estas montañas, de ahí que tampoco tuviese muy claro el significado del título de la novela, pero a través de los abundantes datos contenidos en la narración me quedo con la idea de que debe ser un paraje maravilloso, en el que se respira la tranquilidad de estar rodeado de naturaleza y con multitud de rutas interesantes que descubrir.

Lo mismo ocurre con Suecia, quizás no encontramos descripciones tan minuciosas de este país pero se nota que también es un emplazamiento que conocen personalmente o sobre el que se han documentado muy bien. Aspectos como sus paisajes, costumbres, clima, sistema sanitario o incluso las diferentes variedades de pan y las apetitosas comidas que acompañan con el mismo adquieren una especial relevancia, destacando sobre todo la ciudad de Estocolmo.

El único pero que le voy a poner a esta recreación de escenarios es en el caso de Chichén Itzá, puesto que los protagonistas suben en dos ocasiones a lo alto de la pirámide y desde hace varios años esa ascensión está prohibida, por lo que tendrían que haberse saltado las normas y no creo que fuese posible dado la cantidad de gente que visita el yacimiento.

El hilo conductor de la novela es la trama típica de cualquier novela de intriga y aventuras pero detrás de ésta se abordan otros temas de actualidad invitándonos a reflexionar sobre los mismos o a tomar conciencia de hacia donde nos dirigimos. Se critican aspectos como el actual individualismo de las personas, el egoísmo, la búsqueda de la riqueza, el deterioro del planeta resaltando la necesidad de concienciación, sostenibilidad o el respeto por el medio ambiente, en definitiva, lo que sería la búsqueda del equilibrio con la parte espiritual de las personas.

Otro aspecto interesante que aparece en la novela y da lugar a reflexión es el control remoto de la población por parte de los gobiernos o el uso de armamento psicotrónico. Parte de las actividades de determinados organismos como la agencia DARPA, Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa, para analizar el alcance de determinados proyectos llevados a cabo por el mismo y las implicaciones que tendrían. Es un tema que creo puede resultar interesante y que puede dar lugar a múltiples debates.

Respecto al final de la novela, podría decir que es de las cosas que menos me ha gustado. A pesar de que es un final cerrado y quedan resueltas todas las líneas argumentales me ha parecido demasiado perfecto e irreal, por una parte entiendo que es necesario para conseguir que el lector extraiga el mensaje que la historia quiere transmitir pero personalmente no me ha convencido y me he quedado un poco desilusionada, aunque esto ya os digo que es algo personal, no quiero que os quedéis con la idea de que es un mal final.

Como veis por el resto de la reseña, a pesar de ponerle ese pero final la novela me ha gustado y creo que aborda temas interesantes, además de contar con una ambientación excepcional. Creo que es un libro que puede gustar principalmente a las personas interesadas en la civilización maya y en las energías libres, pero por la intriga y acción que su trama contiene es adecuada para cualquier tipo de lector, es una lectura ágil y entretenida y mantiene bastante bien la tensión a lo largo de sus páginas.

la imagen de Chichén Itzá es de mi propiedad

Gracias a Círculo Rojo por facilitarme el ejemplar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...