miércoles, 20 de junio de 2012

Reseña BÉCQUER ETERNO

Título: Bécquer eterno
Autor: Carmen Ferreiro Esteban
Editorial: Cultivalibros
Año: 2012
ISBN: 9788415534563
Nº de páginas: 214

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

RESEÑA:
Hace unas semanas Carmen Ferreiro contactó conmigo para presentarme su novela Bécquer eterno y consultar si estaría interesada en leerla, por lo que cuando posteriormente Laky organizó una lectura conjunta de esta novela, que ya estaba entre mis lecturas pendientes, me animé a tomar parte. No soy muy aficionada a leer poesía, nunca lo he sido, pero las Rimas y leyendas de Bécquer si las he leído gracias a una compañera de estudios a quien le encantaba Bécquer y ante su insistencia, me animé a leer esta obra, descubriendo el porqué de su fascinación.
Tengo que reconocer que al principio no tenía muy claro lo que me iba a encontrar en esta novela, la sinopsis no da una información muy clara y me aventuré un poco temerosa de que la lectura no fuese de mi agrado, afortunadamente no ha sido así, no es que me haya parecido una lectura fabulosa pero sí es una novela entretenida que teniendo tiempo, se lee en un suspiro.

Carla Esteban es una escritora de mediana edad, divorciada y con dos hijos adolescentes con los que mantiene una relación llena de las tiranteces típicas de la edad. A pesar de ser española, abandonó su vida para trasladarse a los Estados Unidos con el que ahora es su ex esposo, donde ha vivido los últimos años ejerciendo como profesora, profesión que compagina con la escritura.
Gracias a sus novelas es como conoce a Bécquer en una conferencia de escritores, quien le pide leer su manuscrito y posteriormente contacta con ella para ser su agente. En esta primera cita es donde Carla descubre que el atractivo hombre que ha conocido es realmente Gustavo Adolfo Bécquer, quien en lugar de morir hace muchos años, simplemente dejó de ser humano, a través de un cambio que le proporcionó ciertos poderes pero no alteró su verdadera naturaleza, es decir, que sigue siendo la misma persona pero inmortal.
A pesar de su recelo inicial Carla acaba firmando el contrato y aceptando a Bécquer como agente, consiguiendo así despertar los celos de su secretaria, Beatriz, que piensa que lo que Carla quiere es quitarle su posición, cosa que no va a consentir. Y estos celos serán los que provocarán que tanto Bécquer, a pesar de ser inmortal, como Carla y su familia se vean envueltos en una serie de acontecimientos que pondrán sus vidas en peligro.

Si habéis leído la sinopsis os habréis fijado en que hay un dato bastante claro para hacernos una idea de la naturaleza de nuestro Bécquer, aunque yo reconozco que no fijé demasiado en ella y me sorprendió bastante cuando descubrí la razón de su inmortalidad y por otro lado me decepcionó, ya que últimamente parece que todas las novelas giran en torno al mismo tema y me parece poco original, pensaba que habría otra explicación para que este personaje pudiese vivir eternamente, algo más trabajado e ingenioso. Aunque por otro lado la idea de rescatar a personajes del pasado y hacer que sigan viviendo a lo largo de los años, convirtiéndoles en protagonistas del presente sí me ha parecido novedosa.

La novela está escrita con sencillez, agilidad y un lenguaje claro y directo en el que abundan las partes dialogadas, por lo que se lee con mucha facilidad. Toda la historia está narrada en primera persona por Carla, por lo que tenemos acceso solamente a los hechos en los que ella participa. Es así como consigue situar a Carla como protagonista, ya que de otra manera este papel recaería en Bécquer, puesto que es quien más destaca.

Carla es una mujer de edad media con dos hijos adolescentes a su cargo que tiene que sacar adelante gracias a su trabajo como profesora, mientras intenta abrirse camino como escritora. De momento solamente tiene una novela publicada y podemos deducir que no ha tenido mucho éxito, por lo que se enfrenta a la misma dificultad que tienen tantos escritores hoy en día, la búsqueda de agente y editorial. No hay demasiadas referencias a su pasado que nos permitan observar la evolución del personaje, sabemos que se trasladó junto a su esposo a Estados Unidos, donde su relación terminó con un amargo divorcio y una lucha por la custodia de sus hijos. De ahí que ahora se muestre reacia a enamorarse de nuevo, no quiere volver a cometer el mismo error que en su juventud. Es un personaje que está caracterizado con naturalidad, identificable con algunas mujeres hoy en día, lo que podría hacer que estableciésemos una mayor conexión con ella pero en mi caso no he llegado a desarrollar simpatía hacia este personaje, resultándome lejana. Sí me ha gustado cómo ha reflejado la autora la relación que mantiene con sus hijos, creo que bastante ajustada a la realidad, una hija quinceañera que empieza a rebelarse al dominio de su madre y un hijo de dieciocho que le ha causado ya graves problemas pero empieza a asentar la cabeza, aunque su madre siempre tenga dudas y temor por lo que pueda hacer.

Por medio de ella conocemos a Bécquer, un hombre culto y atractivo cuya presencia ejerce una fuerte influencia sobre todos los que le rodean. Es consciente de este hecho y eso hace que actúe siempre con determinación, muy seguro de sí mismo y de conseguir todo aquello que se propone. Su atractivo y su personalidad hacen que muchos de los que le rodean estén enamorados de él, tanto el género masculino como el femenino. Esa aura que le rodea se extiende también al lector, ya que al menos a mí me ha resultado simpático desde su primera aparición y me ha gustado su personalidad.

Junto a ellos encontramos varios personajes secundarios entre los que destaca especialmente Federico García Lorca, ya que es también un personaje que ha existido en la realidad. Al margen de los protagonistas, este personaje es el que más me ha llamado la atención, sobre todo por el vínculo que mantiene con Bécquer. En su caracterización destaca sobre todo un rasgo de su personalidad que es su homosexualidad, dato que siempre fue reconocido por él y del que la autora se sirve para justificar los actos de este personaje en la novela.

Sin duda lo que más me ha gustado es conocer un poco más a estos personajes, ya que en la narración se han introducido partes de su biografía que sirven para profundizar un poco en lo que fueron sus vidas reales. Algunas partes son conocidas ya que la mayoría hemos tenido que estudiarles pero hay otros datos que al menos yo no conocía y en ese sentido la novela me ha servido tanto para refrescar la memoria como aprender algo más.

A pesar de que es una novela entretenida, pienso que la autora podría haberse extendido un poco más, ya que una vez finalizada la lectura, me quedo con la sensación de que todo ha ocurrido muy rápido. Me hubiera gustado conocer más el desarrollo de algunos temas que aparecen citados, sobre todo relacionados con los personajes secundarios. Por otra parte también me quedo con la sensación de que Bécquer y Carla se han enamorado demasiado rápido, tomando decisiones importantes para su vida, especialmente Bécquer, en un periodo corto de tiempo. Es cierto que la autora se encarga de resaltar que Bécquer se enamora impulsivamente, de un modo casi infantil, bastándole un par de encuentros para que se crea enamorado y es capaz de ejercer influencia en la mente de las personas para que sientan lo que él quiere, lo que puede aplicarse a Carla, pero desde mi punto de vista podrían habérselo tomado con más calma. Y la misma sensación se puede aplicar al final, para mi gusto muy predecible y demasiado perfecto, no es que no me gusten los finales felices pero a veces parece que quedan muy forzados, como es el caso de esta historia.

En conclusión, Bécquer eterno es una novela que se lee fácilmente y que resulta amena, original en algunos puntos y que puede resultar interesante si Bécquer se encuentra entre vuestros poetas de referencia, siempre teniendo en cuenta que nos vamos a encontrar con una mezcla de romance y paranormal que puede no ser del agrado de todo tipo de lectores.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...