jueves, 26 de julio de 2012

Reseña BECKY Y MINNIE VAN DE COMPRAS

Título: Becky y Minnie van de compras
Autor: Sophie Kinsella
Editorial: Editorial Salamandra
Año: 2011
ISBN: 9788498384055
Nº de páginas: 360

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

RESEÑA: 
Ya os he comentado en alguna ocasión que soy muy aficionada al género chick lit aunque ahora lo tengo un poco abandonado. Dentro del mismo mi autora favorita es Sophie Kinsella y su serie Loca por las compras, he leído todas las entregas y siempre espero con muchas ganas e ilusión que anuncien la publicación de un nuevo título. A estas alturas después de tanto tiempo Becky Brandon (Bloomwood de soltera) es casi como un miembro más de mi familia, hemos vivido tantas aventuras juntas que le tengo un inmenso cariño. Por lo tanto en cuanto supe que tenían su nuevo libro en la biblioteca no dudé en reservarlo a pesar de la cantidad de libros que tengo pendientes por leer, no pude resistirme a una sesión de diversión asegurada, que por otra parte en los tiempos que corren se agradece.

Para aquellos que no hayáis leído ninguna de las anteriores entregas, os aviso de que esta reseña va a contener spoilers de los anteriores libros ya que es inevitable. La serie sigue la vida de Becky y por lo tanto hay una evolución, van apareciendo personas que cobran una especial importancia en su vida y es imposible que los omita en la reseña. Por lo tanto si queréis probar con estos libros, os recomiendo leerlos en orden, empezando por el primero ya que aunque son historias independientes y todas quedan con final cerrado, siguen un curso lineal con cambios en la vida de Becky e incorporaciones de nuevos personajes.

Bien, una vez avisado esto, pasamos a la reseña propiamente dicha en la que como os he avisado y siento repetirme pero no quiero que nadie se lleve sorpresas, hay spoilers de los anteriores libros.
Retomamos la vida de Becky más o menos en el mismo punto en que la dejamos en la última entrega, acababa de tener una niña y se habían tenido que ir a vivir con sus padres debido a los problemas de la empresa en que trabaja su esposo Luke. Han pasado dos años desde entonces, Minnie se ha convertido en una niñita encantadora pero un poco rebelde cuyas palabras favoritas son "mío, mío, mío" siendo su madre incapaz de controlarla, mucho menos cuando se van de compras y Minnie se encapricha con todo lo que ve.
Pero este no es el único problema al que se enfrenta Becky, ya que la crisis financiera mundial está provocando que la gente tenga que recortar gastos, lo que está generando un pequeño caos tanto en el entorno familiar como en el laboral. Sin embargo, lejos de preocuparse y a pesar de no ser el mejor momento, Becky decide que este año sorprenderá a su esposo Luke organizando  una inolvidable fiesta sorpresa por su cumpleaños. Lo que no sospecha Becky es que organizar una fiesta pueda complicarse tanto...

En este libro nos volvemos a encontrar con la estructura y estilo al que Sophie Kinsella nos tiene acostumbrados. Narrada con un estilo sencillo y coloquial, la novela está dividida en capítulos de extensión variable y es la propia Becky la que nos cuenta sus aventuras en primera persona. Como ya es habitual, intercaladas entre algunos capítulos nos encontramos cartas que Becky redacta y envía a diversos sitios con sus sugerencias, que al menos a mí, siempre me arrancan una sonrisa con sus ingeniosas soluciones. Al igual que la mayoría de novelas de este género, es un libro fresco y divertido, muy ágil y de rápida lectura ya que no requiere demasiada atención.

Quizás son solo cosas mías, pero me ha dado la sensación de que este libro no había sido traducido por la misma persona que los anteriores. Antes he señalado que tras leer todos los libros es como si conociese a Becky de toda la vida y por eso, al igual que ocurre en la vida real, hay algunas expresiones o palabras que se hace raro oírlas en sus labios. Para que os hagáis una idea, imaginad que tenéis un amigo que no dice ninguna palabra malsonante y de repente un día os suelta "ostia", sin duda os va a sorprender porque no es un vocabulario que utilice. Esto mismo es lo que me ha ocurrido, tendré que comparar esta teoría con otros seguidores de la serie.

Becky sigue siendo el personaje principal, protagonista indiscutible de cada libro y de la serie. Continúa siendo la misma Becky, quizás un poco más madura pero muy alocada e irresponsable. Aún así me encanta su carácter, sé que es muy irreal y que su adicción está llevada al límite pero ahí radica su encanto. Como es ella quien narra la historia en primera persona nos hace partícipes de todo lo que se le pasa por la cabeza, sin duda de las mejoras cosas de estos libros, ya que sus ideas son sorprendentes e ingeniosas y la mayoría de las veces muy divertidas. Pensareis que soy un poco rara pero en algunos aspectos veo en Becky un reflejo de mi misma. Sí, lo confieso, yo también soy adicta a las compras, no a su nivel lógicamente, porque eso sería imposible pero comprendo muchas de las cosas que cuenta. Por ejemplo cuando se encuentra en el armario ropa que ni sabía que tenía cosa que a mí también me ocurre, incluso con las etiquetas puestas, o cuando no se puede resistir ante una buena oferta. Supongo que por eso me gusta tanto y le tengo cariño, además de ser una persona con un gran corazón que se preocupa por sus amigos y familia.

Respecto a los secundarios, volvemos a encontrarnos con los mismos que en anteriores entregas y como novedad tenemos a la pequeña Minnie, una niña que me ha parecido encantadora y tremendamente simpática. Además creo que está caracterizada con bastante acierto, sobre todo en ese afán de que todo lo que tiene a su alrededor es suyo, en mi entorno también hay algún niño de esa edad para quien todo es "mío".

Si bien no me ha parecido de las mejores entregas, superar el anterior que me hacía llorar de la risa era difícil, ha cumplido su cometido y he pasado unas horas divertidas junto a Becky y compañía. Creo que son de lo mejor dentro del género chick lit y a pesar de que reconozco que son muy similares en cuanto a las andanzas de la protagonista y sus problemas financieros, no me canso de leer esta serie y ya estoy deseando que llegue la próxima entrega para ver con qué nos sorprende Sophie Kinsella.

Si os apetece una lectura divertida para llevaros este verano a la playa o a la piscina os recomiendo esta serie sin ninguna duda. Creo que es una elección muy buena para aquellos que quieran descubrir el género chick lit así como para los aficionados al mismo, aunque siempre teniendo en cuenta que lo mejor es leer los libros en orden. Y si sois unas locas por las compras pues estoy segura de que este es vuestro libro, al público masculino no me atrevo a recomendárselo ya que pienso que es una lectura más orientada a mujeres, cada uno tendrá que decidir si es de su interés.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...