miércoles, 4 de julio de 2012

Reseña EL RINCÓN OSCURO DEL ALMA

Título: El rincón oscuro del alma
Autor: Julián González Barrera
Editorial: Autoeditado (Kindle)
Año: 2012
Nº de páginas aproximadas: 279

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

RESEÑA:
Hace unas semanas Julián se puso en contacto conmigo para presentarme su novela y consultar si estaría interesada en su lectura y posterior reseña. A primera vista su sinopsis me resultó muy atractiva ya que de la misma se deducía que la novela iba a combinar dos tramas paralelas en dos hilos temporales, que ya os he comentado en alguna ocasión que es una estructura que me gusta mucho, más cuando una de ellas es histórica, como aquí es el caso. Días más tarde y a pesar de tener muchas lecturas pendientes, no me apetecía leer ningún libro en concreto, por lo que decidí probar con las primeras páginas de El rincón oscuro del alma, una parte de la historia me atrapó desde el principio y por otro lado me encontré con un soldado leonés como protagonista de la parte histórica, por lo que mi interés aumentó considerablemente.

El rincón oscuro del alma nos presenta dos tramas que transcurren paralelas a lo largo de sus páginas. Por un lado nos trasladamos al siglo XVI con el reinado de Felipe II, donde tiene lugar una historia de amor prohibida entre don Alonso Manrique de Alarcón, capitán de arcabuceros de la tercera bandera del Tercio de Lombardía y doña Isabel, miembro de una gran familia nobiliaria para quienes la relación entre la joven y el soldado es una deshonra. 

Por otro lado la acción se sitúa en la época actual en Sevilla, donde se produce el hallazgo de un cadáver que parece estar momificado. A cargo de la investigación está la Unidad 34 de la Policía Nacional española, encargada de aquellos asuntos que están vedados al ojo público. Son conocidos como la Inquisición y los casos que investigan están envueltos en enigmas, como es el que les ocupa actualmente.

Al mismo tiempo en la época actual también pero en Venecia, el padre Amedeo Vianello es reclutado por un amigo de su infancia para ponerse al servicio del Cardenal Tremblay, quien le asigna la misión de recuperar  un incunable veneciano de finales del siglo XV. Así es como el viejo sacerdote se ve inmerso en una misión en el extranjero de la que poco o nada sabe, pero que tendrá que poner todo su empeño y esfuerzo por cumplir.

Y para completar la trama en el periodo actual, nos encontramos con un misterioso personaje que bajo el nombre de Alonso de Manrique deambula por las calles de la antigua Sevilla escondido entre las sombras. ¿Guardarán algún vínculo el Alonso Manrique de esta época con el soldado leonés? A lo largo de las páginas avanzaremos a través de estas dos historias llegando finalmente a un punto común en el que todo lo que hemos leído adquiere sentido, quedando todas las incógnitas resueltas.

En la literatura, como en muchas otras facetas, existen también modas y a mí me da la sensación de ahora mismo una de ellas son las novelas híbridas, es decir, aquellas que es imposible encajar en un género concreto porque en su interior encontramos una mezcla de varios que hace difícil su clasificación. En mis últimas lecturas me he encontrado con varias de este tipo, abundan más las que solamente combinan dos, pero hay algunas como la que hoy os traigo que utilizan varios. El rincón oscuro del alma podemos decir que es novela histórica, ya que nos acerca a un periodo pasado de la historia reproduciendo algunos hechos con exactitud, por otro lado es un thriller, ya que contiene una trama con altas dosis de intriga y acción y por otra parte también nos encontramos con aspectos que nos recuerdan a las novelas de terror. Todo ello unido con maestría para que en ningún momento se pierda el interés del lector por la historia.

La novela está dividida en capítulos y a su vez dentro de los mismos nos encontramos con continuos saltos tanto espaciales como temporales, que nos van dando detalle de lo que ocurre en cada uno de los múltiples frentes abiertos en la historia. En este punto me he encontrado con un problema y es que el autor me hizo llegar la novela en formato pdf que yo tuve que transformar para adecuarlo a mi lector, por lo que en este proceso se perdieron los espacios con los que él separa de alguna manera las tramas. Debido a ello la lectura ha sido un poco incómoda, ya que en varias ocasiones me he encontrado leyendo un párrafo que no tenía ningún sentido ni relación con lo anterior, dándome cuenta entonces que habíamos cambiado de escenario, por lo que tenía que volver unas líneas atrás y comenzar a leer de nuevo situándome ya en el contexto correcto. En el archivo original hay espaciados que avisan de estos cambios, por lo que creo que en condiciones normales la historia se tiene que seguir muy bien a pesar de estos saltos continuos.

La acción actual y la histórica se distinguen claramente por la forma en la que están escritas. En el primer caso el autor utiliza una prosa muy cuidada pero sencilla y comprensible dando lugar a una lectura ágil y fluida, marcada además por el cambio constante de escenario, manteniendo en todos ellos la tensión e intriga por el desarrollo de la acción.
Por su parte, la trama que transcurre en el siglo XVI está narrada respetando en la narración y especialmente en los diálogos, el lenguaje propio de la época. Esto da como resultado que estas partes sean más densas y complejas, ya que es un lenguaje al que la mayoría de lectores no estamos acostumbrados y requiere más atención.
A mí personalmente estas partes me han gustado menos, es un periodo sobre el que apenas he leído nada y lo que en su momento estudié, ha quedado en el olvido, por lo que por un lado me he sentido un poco perdida históricamente en lo que a batallas y hechos se refiere y por otro lado no estoy acostumbrada a este estilo narrativo y me ha resultado en algunos momentos pesado ya que me  requiere una lectura más lenta para que no se me escape ningún matiz y aun así me ha resultado de difícil comprensión. Esto son mis impresiones como lectora, que a mí me haya costado leerlo no quiere decir que sea la tónica dominante, reconozco que el autor ha realizado un trabajo magnífico ya que estos pasajes están muy cuidados y se nota el esfuerzo realizado, especialmente a nivel de la documentación necesaria para adaptar el lenguaje al periodo.

Algo similar me ha ocurrido con los diálogos en los que interviene el padre Amedeo. Se ha respetado su origen italiano y aunque habla español, hay algunas palabras que no domina a la perfección, por lo que al igual que ocurre en nuestro día a día, cuando habla mezcla el español con algunos términos italianos. El significado de esos términos se puede deducir ya que el italiano es un idioma bastante comprensible, pero para mí ha sido un pequeño obstáculo en la lectura al ser palabras que nunca había visto, seguramente si hubiera sido inglés que es un idioma que sí conozco pues el problema habría sido menor o nulo, pero en este caso encontrar estos diálogos, aunque no son muy abundantes, ha sido como un freno.

Lo que sí tengo claro es que Julián escribe muy bien, se nota que domina la técnica narrativa, cambiando estilo y ritmo para adaptarse a lo que la historia requiere en cada momento, saliendo airoso en todos los registros. Es una novela que sin duda merece leer por la calidad de su escritura.

Dejando de lado estas puntualizaciones la novela me ha gustado, especialmente la parte que está centrada en la actualidad que es la que tiene más misterio e intriga por descubrir qué o quién se esconde detrás de los crímenes, qué misterio encierra el libro que busca el padre Amedeo y si Alonso de Manrique tiene algo que ver con todo esto. La tensión se mantiene bien hasta el final, en el que encontramos unos giros inesperados que me han pillado totalmente por sorpresa. Para mí es una de esas novelas que creo que con una segunda lectura disfrutaría mucho más, sobre todo ahora que he profundizado un poco en el periodo histórico y he relacionado todos los hechos que en el libro se exponen. Repasando algunos pasajes para escribir la reseña me doy cuenta de que hay detalles que se me habían pasado y eso puede haber influido para que no haya disfrutado la historia al 100 %.

Creo que ya se deduce por la cantidad de tramas que transcurren paralelas que hay muchos personajes que comparten protagonismo. En el eje central podemos situar a Alonso de Manrique, ya que es la figura en torno a la cual se van desarrollando el resto de tramas. El Alonso Manrique actual es un personaje más misterioso, de cuya personalidad poco llegamos a descubrir más allá de su valentía. En cambio el soldado del siglo XVI es un hombre que destaca por su coraje, por el respeto hacía sus superiores y su compromiso con la corona a cuyo servicio se encuentra, además de por su profundo amor hacía doña Isabel.

Es en la época actual donde encontramos un mayor número de personajes todos con bastante protagonismo. Por no extenderme demasiado, destacaré solamente tres. La inspectora Ana Murillo, una mujer curiosa, inquisitiva e infatigable de la que no tenemos muchas referencias, lo que no es negativo sino necesario una vez llegamos al final. Junto a ella está el inspector jefe López de Haro, situado al frente de la Unidad 34 desde hace trece años, cargo que le ha convertido en un hombre un tanto solitario. Y por último el sacerdote Vianello, un hombre mayor que lleva más de media vida ejerciendo como sacerdote, ganándose el cariño de sus feligreses ya que es un hombre bondadoso y a quien la misión que le han asignado le queda muy grande. No se siente capacitado ni mental ni físicamente para llevarla a cabo y eso se nota en la angustia que siempre le acompaña.

Junto a ellos hay otros personajes con un papel relevante como la tímida bibliotecaria Marcela o su jefe el profesor Aguirre, encontrando también en la parte histórica un amplio número de secundarios, muchos de los cuales existieron realmente como el propio rey Felipe II.

Para terminar merece una mención especial la documentación que se aprecia detrás de la parte histórica. A través de la lectura de estos pasajes se pone de manifiesto cómo era la vida en ese periodo, incluye un retrato preciso de la sociedad de la época, referencias a la Inquisición y a la persecución de aquellos que eran denunciados por herejía, asistimos a importantes batallas a través de minuciosas descripciones y viajamos hasta las Indias donde descubriremos como era la convivencia con los habitantes del Nuevo Mundo y la ilusión con que los soldados esperaban el regreso a su hogar. Especial importancia tiene la corte de Toledo, donde se sitúa la mayor parte de la narración en plena Inquisición.

Por lo tanto y como conclusión, El rincón oscuro del alma es una novela compleja, en la que hay que adentrarse con calma para apreciar las múltiples matizaciones que se esconden entre sus páginas. Una historia bien elaborada y desarrollada, que mantiene la intriga hasta llegar a su sorprendente final, con una alta calidad narrativa y que hará las delicias especialmente de los aficionados  a la novela histórica que sepan apreciar la rigurosidad tanto de su ambientación como de su estilo narrativo.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...