jueves, 16 de agosto de 2012

Reseña LA GESTIÓN DEL YO

Título: La gestión del yo
Autor: Paloma Corredor
Editorial: Círculo Rojo
Año: 2012
ISBN: 9788499913100
Nº de páginas: 310

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

RESEÑA:
Hace ya varios meses que Paloma Corredor se puso en contacto conmigo para presentarme su novela y consultar si estaría interesada en leerla y hacer una reseña en el blog. Tanto ella como su novela eran desconocidas para mí y a pesar de que el título me hizo pensar que sería una novela de autoayuda, que no suelen estar entre mis habituales, ella me dijo que era más bien una historia romántica por lo que acepté su oferta.

La gestión del yo tiene por protagonistas a tres mujeres: Alicia, Violeta y Diana, las cuales tienen como conexión principalmente a un hombre: Jorge. La historia comienza cuando Alicia, intentando introducir algo diferente en su monótona vida, se apunta a un curso de yoga. Allí conoce a Violeta, una joven veinteañera y muy poco convencional, excesivamente delgada y con el cabello rapado excepto una cresta de color morado, quien le invita a tomar una copa en compañía de su amigo Jorge, un pintor con el que mantiene una relación abierta y sin compromisos, libre de ataduras.
A través de ellos Alicia descubre un nuevo mundo, el de los cursos y libros de crecimiento personal donde lo que prima es la ley de la atracción, el secreto de la felicidad está en desear algo con tanta intensidad que evite que el ego personal, con sus exigencias y limitaciones, se convierta en un obstáculo insalvable. Alicia siente envidia de Violeta y su forma de ser, amando sin esperar nada a cambio y por lo tanto sin sufrir desengaños ni roturas del corazón y esto le lleva a probar esta filosofía a través de una relación con Jorge también abierta.
Al mismo tiempo, Alicia también conoce a Diana, la antigua novia de Jorge, que ahora vive feliz con un matrimonio convencional y ha logrado el éxito en su vida. Todo esto hace que Alicia se debata entre sus sentimientos y los celos, las dudas y dilemas que le surgen, más cuando Violeta intenta también seducirla.

Como ya os comenté al principio de la reseña, La gestión del yo no es un libro de autoayuda aunque al tener la historia como fondo este tema podríamos extraer conclusiones y aplicarlas a nuestra propia vida, por lo que acabaría siendo ciertamente una ayuda. En este momento me viene a la mente un libro que leí hace unos meses que la editorial sí había calificado como autoayuda, El oráculo de los peces y de comparar ambas historias es de donde extraigo mi conclusión de que La gestión del yo sí puede ser un libro de autoayuda según la perspectiva desde la que lo analicemos.

Paloma utiliza un estilo directo y claro que mantiene un ritmo constante lo que da como resultado una lectura bastante fluida. Aunque la historia sigue un curso lineal hay varios periodos en la vida de las protagonistas que quedan omitidos puesto que no aportarían nada relevante a la novela, dando así una mayor agilidad y logrando mantener el interés del lector pues siempre ocurre algo relevante.

No es una novela cuya lectura haya llegado a marcarme ya que aunque tiene algunos puntos positivos que me han llamado la atención, no termina de interesarme el tema de autoayuda en torno al cual gira el argumento y tampoco he conseguido conectar con las protagonistas puesto que no tenemos prácticamente nada en común. Creo que esta sensación de lejanía con respecto a ellas es lo que ha impedido que me meta de lleno en la historia. Con esto no quiero decir que no me haya gustado o no haya disfrutado con su lectura, de hecho me ha durado un par de tardes porque sí que es entretenida y se lee muy bien.

Uno de los aspectos que más me ha gustado independientemente de mi postura al respecto es la idea de la que parte, creo que bastante original y que no me había encontrado plasmada en otros libros. Es cierto que hay muchas novelas que giran en torno a un triángulo amoroso pero aquí nos encontramos unas relaciones que no son muy comunes hoy en día, al menos yo no conozco muchas personas que practiquen el amor libre y no les importe compartir su pareja con otras mujeres u hombres. Y lo que tampoco es muy habitual es encontrarse con que un miembro de este triángulo sea bisexual, sintiéndose atraída en la misma medida por los otras dos partes del mismo.

Son tres las mujeres en torno a las cuales gira la historia, tres mujeres diferentes y caracterizadas con acierto. En cierto modo podríamos situar a Alicia en el centro ya que para mí es la que más destaca. Es una mujer treinteañera que lleva una vida rutinaria en la que no destaca nada especialmente, lo que hace que sienta que no está aprovechando su vida al cien por cien. Trabaja como ejecutiva de cuentas en una agencia de comunicación pero al igual que en el resto de puestos que ha tenido, ha acabado cansada de su trabajo y de las relaciones con sus compañeros. Por eso es más bien una mujer solitaria que sigue las mismas pautas en su día a día y que intenta buscar una vía de escape apuntándose a unas clases de yoga y posteriormente en los libros de autoayuda. No es un personaje que me haya gustado demasiado, sobre todo por su actitud que parece dar a entender que solo le importa su vida y ella misma. Puede que sea necesario situarnos a nosotros mismos como punto principal de nuestra vida, pero creo que también hay que saber cuidar a las personas de nuestro entorno  y preocuparnos por ellos. En este punto desde la conversación que tiene con su compañera de piso en las primeras páginas del libro donde no muestra ningún interés por un proyecto que es tan importante para ella se ganó mi antipatía.

Violeta en cambio es el punto opuesto a Alicia. Es una joven veinteañera que trabaja en un restaurante de comida rápida para ganar algo de dinero que le permita vivir, aunque no busca mucho más. Es optimista, divertida y con una filosofía de vida muy libre, especialmente en el amor, en el que no busca ningún tipo de compromiso ni le importa compartir una relación abierta, para ella no existen los celos ya que cree que lo único que conllevan es la infidelidad. No es un personaje con el que comparta ideas pero me ha gustado su forma de ser, tan liberal, sin ataduras y sin preocupaciones.

Por último tenemos a Diana, diferente también al resto. Una mujer de negocios madura, que ha triunfado en la vida tanto a nivel laboral como a nivel personal, casada aunque sin hijos y que ha llegado a un punto en el que necesita introducir un cambio en su vida. A pesar del éxito de su sala de exposiciones está en un punto en el que este espacio le resulta opresivo y asfixiante y de ahí la necesidad de volver a empezar de cero. Ella es el reflejo de la seguridad que da una vida en la que todo está estabilizado, aunque eso no siempre conlleve la felicidad.

Junto a ellas tres hay un personaje que también tiene mucha importancia, un protagonista más en la historia y al que curiosamente el lector solo conoce por las referencias que al mismo hacen estas tres mujeres. Es así como descubrimos a este pintor que ha mantenido una relación con las tres, incluso simultáneamente. Y es que él también defiende el amor libre, sin ataduras y por las historias que ellas nos van contando a mí me da la sensación de que es un auténtico seductor, un hombre que sabe embaucar a las mujeres con sus detalles pero de quien no se puede esperar ningún tipo de compromiso. No me gustan este tipo de hombres y por lo tanto es un personaje que no me ha gustado, aunque es cierto que él en ningún momento engaña a nadie, son ellas las que deciden con libertad compartir relación con él.

También nos encontramos con varios personajes secundarios, principalmente amigos y compañeros de trabajo que introducen algunas historias paralelas que sirven de complemento a las principales y que también tienen su interés, algunos tienen sus propias historias y otros sirven de ayuda a las protagonistas femeninas.

Si os gustan las historias románticas y buscáis algo diferente, La gestión del yo puede ser una buena opción. Es una lectura entretenida que nos hará reflexionar sobre aspectos como el amor, las relaciones y compromisos o la búsqueda de la felicidad a través de nuestra propia identidad, con el tema de autoayuda y la realización personal como fondo de la historia.


FUENTES: imagen autora http://lorraineladish.blogspot.com.es/2011/09/la-gestion-del-yo-novela-de-amor-en.html


Gracias a la autora por facilitarme el ejemplar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...