viernes, 31 de agosto de 2012

Reseña XIBALBÁ TRAS EL ÚLTIMO CÓDIGO MAYA

Título: Xibalbá tras el último código maya
Autor: Stanley Struble
Editorial: Nowtilus
Año: 2009
ISBN: 9788497635875
Nº de páginas: 400

SINOPSIS: Puedes leer la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ


Un título como este en una novela es para mí equivalente a una lectura obligada pues como ya os he comentado en otras ocasiones, me llama poderosamente la atención todo lo que tenga que ver con la antigua civilización maya. Es por eso que en cuanto me crucé con este libro en el catálogo de Nowtilus no tuve ninguna duda de que antes o después acabaría leyéndolo, la portada con una pirámide maya más un título que hace referencia al inframundo de su mitología eran incentivos suficientes para adentrarme en sus páginas en búsqueda de una trama que me acercase una vez más a esta civilización. Pero al igual que en las últimas ocasiones he sufrido una decepción al comprobar que la historia que se esconde en su interior no tiene prácticamente nada que ver con lo que yo buscaba y la novela no ha llegado a despertar mi interés.

La historia comienza con un prólogo que nos pone en antecedentes de lo que sucede en el siglo XVI tras la llegada de los primeros conquistadores a tierras mayas, entre ellos el obispo franciscano Diego de Landa que ordena destruir todos los libros e imágenes pues los considera representaciones de herejía. Dos códices y una estela de piedra son lo único que logra salvar de la quema el chamán Caracol Rojo, escondiéndolos en una cueva en la selva de Lacandón.

Es así como pasamos a la época actual, en la que la arqueóloga Karen Dumas, empleada del Instituto Smithsonian, tras meses trabajando en la estela de Gould, consigue descifrar su contenido y descubrir así la localización de los libros mayas perdidos. Aunque hasta entonces nadie se ha preocupado de su proyecto ni ha recibido apoyos, inmediatamente su jefe pretende hacerse cargo del proyecto y acaba apartando a Karen del mismo.
Pero ella no está dispuesta a renunciar a la investigación y viaja hasta San Cristóbal de las Casas en el estado mexicano de Chiapas para encontrarse con el arqueólogo David Wolf, quien le ha ofrecido ayuda para encontrar la ubicación de los libros. Es así como emprende una peligrosa aventura en la que tendrá que enfrentarse a su ex-jefe por un lado y por otro sobrevivir en un territorio marcado por los enfrentamientos causados por el tráfico de droga y las guerrillas zapatistas.

Aparentemente con este argumento, que es similar al que aparece en la sinopsis del libro, todo parece indicar que el eje central del libro será la búsqueda de los libros mayas pero no es así, esta investigación queda anulada por el tema central de la novela que es la guerrilla zapatista y las luchas que mantienen con el ejército mexicano así como en un segundo plano el tráfico de drogas y la corrupción. Es por eso que esta novela no ha sido lo que me esperaba y el resultado ha sido más bien negativo, ya que la lectura se me ha hecho un poco pesada por ser un tema que no me atrae especialmente.

Estela maya
Como principal punto negativo tengo que hacer referencia a la traducción. No estoy muy segura de si la editorial ha hecho una traducción específica para nuestro país o se ha limitado a tomar la que se haya hecho para los países latinoamericanos puesto que muchas de las palabras y expresiones que utiliza me han recordado a su forma de hablar. Si fuese solamente en los diálogos no pondría objeción ya que en muchos casos es positivo mantener en ellos la forma original de hablar logrando así una mejor ambientación. Pero en este caso constantemente en la narración aparecen términos que descolocan al lector como "se dio vuelta" "tomó la bandeja y jaló de ella" y sobre todo "chingada" a la que constantemente se recurre. Por otra parte, cuando se refiere al doctor Wolf en algunas ocasiones utiliza el apellido y en otras lo traduce, refiriéndose a él como doctor lobo. Sería coherente que su alumno mexicano le llamase Lobo como si de un apodo se tratase, ya sabemos que en los colegios se tienen a poner un sobrenombre y más a los profesores, pero no es lógico que personas que no han tenido demasiado contacto con él o también son americanas le llamen Lobo. De ahí mi afirmación de que la traducción es pésima y debería revisarse.

La novela está dividida en capítulos en los que se utiliza un narrador omnisciente que nos permite acceder  a todo lo que sucede en cada uno de los escenarios. Es fácil de leer ya que, dejando de lado las palabras y expresiones que nos resultan extrañas, está escrita con un lenguaje bastante sencillo, no es un libro que destaque por la calidad de su prosa. Mantiene un ritmo constante con ciertas dosis de acción e intriga por saber cómo se resolverá todo que es lo que conserva el interés por la lectura, aunque no hasta el punto de hacer que avances páginas con velocidad, no tiene el ritmo trepidante que caracteriza a los thrillers.

Por lo que respecta a los personajes, tenemos a la pareja protagonista formada por la arqueóloga Karen y el guerrillero Marcos y junto a ellos encontramos secundarios con bastante peso en la historia pero todos ellos carecen de solidez y desde mi punto de vista resultan bastante planos por lo que no logran captar el interés del lector. Creo que tanto el personaje de Karen como el de Marcos podrían haber dado más de sí, pero no se profundiza en su personalidad y en sus reacciones y es difícil establecer una conexión con ellos para compartir sus experiencias y poder disfrutar plenamente de la historia.

Es posible señalar algunos rasgos positivos en ellos como la fortaleza y valentía que comparten, destacable especialmente en el caso de Karen, una mujer joven que no duda en embarcarse en una aventura en tierras que no conoce y en las que sabe que corre peligro. Igualmente Marcos es un joven valiente, fuerte y que lucha por sus principios y por la defensa de su pueblo pero en el que echamos en falta una mayor información. Puesto que en ambos echamos en falta profundidad, esto se extiende a su relación, que al menos a mí me ha resultado poco consistente.

El resto de personajes no son realmente destacables, contribuyen al desarrollo de la acción con tramas secundarias necesarias para complementar a la principal pero que no resultan muy llamativas, ni siquiera la búsqueda de los códices mayas que finalmente parece ser un añadido que incluso se podría haber obviado. Entre todos ellos el mejor caracterizado y que se ajusta bien a su papel es el capitán Chávez, consigue despertar antipatía y repulsión desde la primera aparición por su crueldad y es fácil hacerse una imagen de cómo podría ser en la realidad.

San Cristobal de las Casas
Como señalaba al principio, el tema central en torno al cual gira la historia son las guerrillas zapatistas y el tráfico de drogas. Es un tema que sí se aborda con bastante profundidad, se refleja la lucha de estos guerrilleros para recuperar las tierras que les han sido arrebatadas hace cientos de años y su rebeldía e inconformismo ante un gobierno y un sistema que les sigue robando tierras para defender sus intereses. La historia en el fondo intenta hacer una denuncia de la corrupción del gobierno, que es la causa de que quieran apoderarse de estas tierras para poder traficar libremente con la droga, implicando tanto al ejército como a las mafias mexicanas y a los políticos. Resulta impactante la brutalidad y crueldad de los soldados hacia los pueblos indígenas, reflejada en algunas escenas bastante crudas.

Aunque sí he oído hablar de las guerrillas zapatistas es un tema que no domino demasiado, por lo que no puedo afirmar si lo que se expone en la novela se ajusta a la realidad o es simplemente ficción, a veces notas finales incluidas por los autores como los agradecimientos sirve para resolver estas dudas pero Xibalbá tras el último código maya no incluye ninguna.

Algo que sí me ha llamado la atención y es muy destacable es la buena ambientación con la que cuenta, no en el sentido de dar descripciones detalladas de los paisajes, pero sí que se incluyen muchos nombres de plantas típicas en esos paisajes y que aquí no estamos acostumbrados a ver. Puesto que gran parte de la acción transcurre en la selva son datos importantes, junto con las citas a algunos animales que también habitan en ellas. Hay también pasajes que se desarrollan en la ciudad y el autor consigue con unas pinceladas que puedas hacerte una imagen de esos entornos, sobre todo si has estado alguna vez allí puedes recrear sin dificultad el ambiente de los halls de los hoteles, de las calles y de las plazas, tanto de día como de noche. Ha sido uno de los aspectos que más me ha gustado del libro.

Como veis, no es una lectura que considere recomendable, si bien tiene algunos aspectos destacables no llega para mí a superar el aprobado. Puede ser interesante para aquellas personas que quieran saber un poco más sobre el tema de las guerrillas, siempre teniendo en cuenta la pésima traducción, pero desde luego no invito a nadie a leerlo buscando una temática relacionada con los mayas.


Podéis adquirirlo en Casa del Libro

FUENTES: imagen autor http://www.lecturalia.com/autor/10004/stanley-struble
imagen estela http://es.wikipedia.org/wiki/Estela_maya
imagen San Cristobal de las Casas http://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:San_Crist%C3%B3bal_de_Las_Casas_18.jpg

Gracias a Nowtilus por facilitarme el ejemplar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...