miércoles, 19 de septiembre de 2012

MRS HEMINGWAY EN PARÍS - Paula McLain

Título: Mrs. Hemingway en París
Autor: Paula McLain
Editorial: Alianza Editorial
Año: 2012
ISBN: 9788420673769
Nº de páginas: 464

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ


Hay varios periodos sobre los que me gusta mucho leer y debido a ello todos los libros que transcurren en los mismos me atraen poderosamente. Uno de ellos son los años veinte, que es el periodo en el que se sitúa Mrs. Hemingway en París y que fue lo que hizo que quisiese leerlo, guiada también por la portada de la edición normal, que me parece muy bonita y llamativa. Mi edición en cambio es la de bolsillo, más cómoda para mí en cuanto a formato, pero que pierde la imagen exterior y personalmente, esta no me gusta demasiado.

Mrs. Hemingway en París recoge la historia de Hadley Richardson, quien fue la primera esposa de Ernest Hemingway. Parte del año 1920 en Chicago, donde Hadley vivía de forma acomodada y alejada del amor. Todo esto cambia al conocer a Ernest, un joven con una personalidad arrolladora, cargado de vitalidad y sueños por cumplir, anhelando convertirse en un escritor de renombre y sobre todo con un gran poder de seducción. Hadley no podrá resistirse a sus encantos y a pesar de las advertencias de su amiga Kate de que le romperá el corazón, iniciarán un breve romance tras el que se casarán.

Dos años después de su boda se trasladarán a París, ciudad en la que Ernest cree que tiene más posibilidades de triunfar como escritor, donde llevarán una vida marcada por la miseria y estrecheces económicas, sin que ello afecte ni a su amor ni a su felicidad. Su situación tampoco será un obstáculo para que se dejen arrollar por los famosos "años locos" y compartan con sus amistades largas noches de tertulias y excesos de alcohol en un París cargado de glamour y marcado por los desastres de la Primera Guerra Mundial.
Ernest comenzará a moverse en los ambientes literarios y conocerá a varios escritores como Ezra Pound, Gertrude Stein, James Joyce, F. Scott Fitzgerald, etc con los que entablará una amistad que posteriormente será determinante para el desarrollo de su profesión y la obtención del ansiado éxito literario, siendo su esposa la persona que más le apoyará y ayudará a través de su profundo amor y comprensión.

Tengo que reconocer que antes de leer este libro poco o nada sabía acerca de la vida de este escritor y quizás eso es lo que ha contribuido a que me haya gustado tanto desde la primera hasta la última página. Igualmente estaba convencida de que no había leído ninguna de sus novelas aunque investigando un poco sobre su obra he descubierto que es el autor de El viejo y el mar, que es un libro que está en casa de mis padres y leí hace varios años, aunque prácticamente no recuerdo nada de él, solamente que no me  gustó demasiado. Ahora el primer puesto en mi lista lo ocupa París era una fiesta, que recoge sus memorias sobre este mismo periodo y del que ha extraído mucha información Paula McLain para escribir Mrs Hemingway en París y creo recordar que hace unos meses reseñó y recomendó Carol en su blog.

La historia está contada desde la perspectiva de Hadley quien nos hace partícipes de sus vivencias a través de una narración en primera persona que sigue un curso lineal, aunque en algunos momentos incluye regresiones al pasado para contar hechos que marcaron tanto su infancia o adolescencia como las de su esposo. Antes de comenzar a leer el libro me había hecho la idea de que el estilo sería denso dificultando quizás un poco su lectura, pero todo lo contrario, tiene una prosa clara, directa y fluida que hace que el ritmo sea ágil resultando muy ameno. Fue uno de los libros que me acompañó durante mis pasadas vacaciones en la playa y tardé en leerlo poco más de dos días así que con eso os podéis hacer una idea de lo bien que se lee.

A pesar de que son unas memorias ficticias creadas por la autora a partir de una gran labor de documentación, sorprende su capacidad para asumir la voz narrativa de Hadley y conseguir que el lector tenga la sensación de que es la propia protagonista quien está relatando tanto sus vivencias como sus reflexiones y sentimientos. Llegamos así a conocer en profundidad y comprender a esta mujer, asistimos a su evolución y adaptación al ritmo y modo de vida que impone su esposo, conservando siempre su propio yo, nunca deja de ser ella misma y defender sus valores a pesar de la fuerte influencia que recibe de los ambientes en los que se mueven.

Hadley es una mujer que me ha gustado sobre todo por su personalidad y a quien acabas cogiendo cariño a lo largo de la historia. Cuando se casó con Hemingway, que por aquel entonces tenía 21 años, ella había cumplido los 28, por lo que se le consideraba ya una solterona. Esta diferencia de edad no fue impedimento para que se entendiesen a lo largo de los años, formando un conjunto equilibrado que se apoyaba y necesitaba mutuamente, aunque es cierto que Hadley siempre fue el pilar más fuerte en esta unión e hizo todo para que funcionase gracias a su carácter flexible y fuerte. Abandonó su carrera para centrarse en ayudar a Ernest a lograr sus ambiciones pues creía firmemente en su talento y una vez en París se ocupaba de sacar la casa adelante con el escaso presupuesto que tenían. Era una mujer inteligente que no se dejó arrastrar por el glamour y sofisticación de las mujeres con las que se relacionaba, mantuvo su forma de ser y sus ropas "masculinas" y aún así se ganó su confianza y admiración por su carácter cálido y sensible. Uno de sus rasgos más determinantes siempre fue su franqueza y era algo que especialmente valoraba Hemingway, de ahí que tuviese tan en cuenta su opinión respecto a sus creaciones.

Si Hadley queda magistralmente retratada lo mismo sucede con Ernest Hemingway. Descubrimos así su fuerte carácter, conflictivo, impetuoso, con múltiples cambios de humor y sobre todo egoísta, situándose a sí mismo en el punto central en todo momento. Pero no todo son aspectos negativos en él, ya que Hadley se encarga de hacernos ver su lado más romántico, sensible, tierno, débil y vulnerable. No es un personaje que se gane nuestra simpatía, al menos a mí no me ha caído especialmente bien y creo que a muchos de los que le rodeaban, tampoco.
No solo descubrimos su faceta personal, ya que la novela también nos permite asistir a su evolución como escritor, consolidándose poco a poco como una figura importante, cuyas creaciones tienen mucho talento y reciben excelentes críticas que contribuyen a aumentar su orgullo y afianzar su idea de superioridad.

Como os decía un poco más arriba prácticamente no sabía nada de la vida de este autor y por eso me han sorprendido algunas anécdotas como por ejemplo su amor por los toros y sus múltiples estancias en nuestro país para asistir a las corridas, sobre todo de Francisco Ordóñez por quien sentía gran admiración o a las fiestas de San Fermín.

Para mí Mrs Hemingway en París es sobre todo una novela de personajes, puesto que sus sentimientos, pensamientos, pasiones, relaciones o acciones son lo más importante y en torno a lo que se va desarrollando la historia, pero sin que por ello pierda importancia el telón de fondo en el que se desarrolla la acción. Y es que Paula McLain hace un retrato fascinante y atractivo de los escenarios en los que se mueve el matrimonio Hemingway, siendo París el más destacable de todos ellos. Nos encontramos en un ambiente frívolo y alocado, una ciudad bohemia y despreocupada en la que se reúnen artistas y creadores que buscan el éxito. Como reflejará Ernest en el título de una de sus novelas "París era una fiesta". Las noches que no tenían fin, el alcohol en abundancia, las fiestas permanentes o los matrimonios abiertos que rechazan la monogamia son algunos de los aspectos que se recogen en las páginas de la novela.
Entra en juego aquí una serie de personajes secundarios sumamente interesantes como Ezra Pound, F. Scott Fitzgerald, Gertrude Stein o James Joyce entre otros, adquiriendo algunos gran importancia en la vida de la pareja al convertirse en grandes amigos con los que compartirán tertulias, fiestas e incluso vacaciones.

Los múltiples viajes que realizaba el matrimonio servirán para trasladarnos a otros escenarios como Pamplona, donde destacan sobre todo las descripciones de las fiestas y encierros de San Fermín, Valencia donde también asisten a las corridas de toros, Schruns en el Vorarlberg austriaco donde se alojan en un acogedor hotel y pasan los días sin ninguna otra preocupación que esquiar, Chamby, Génova o la riviera italiana donde disfrutan de días tomando el sol en compañía de sus amigos al igual que en Antibes en la costa francesa. De todos ellos encontramos descripciones a través de pinceladas que nos permiten hacernos una idea de lo acogedoras que resultan sus estancias en algunos casos o del ambiente festivo que se vive en otros, como es el caso de los emplazamientos españoles.

Como veis, es un libro sumamente interesante que recomiendo a todos aquellos que estén interesados en el ambiente literario de estos años así como a aquellos que quieran leer algo sobre la vida de Ernest Hemingway.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...