miércoles, 17 de octubre de 2012

LA PAPELETA EN BLANCO - Almudena Navarro

Título: La papeleta en blanco
Autor: Almudena Navarro Cuartero
Editorial: Autoeditado
Año: 2012
Nº de páginas aprox.: 214

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ


El pasado verano Almudena Navarro se puso en contacto conmigo para presentarme su novela y consultar si estaría interesada en reseñarla. El argumento y la portada me gustaron por lo que acepté su propuesta y cuando Laky anunció la organización de una lectura conjunta no dudé en apuntarme y así no dejarla más tiempo esperando en mi lector.

Voy a comenzar señalando que esta reseña la he tenido que cambiar varias veces puesto que ha habido modificaciones de la versión que yo he leído a la que está disponible ahora. Cuando terminé de leerla me quedé con la sensación de que me faltaba historia y consultando en algunas páginas y comentarios descubrí que esta novela era la primera parte de la historia, por lo que aunque hubiera preferido tener este dato desde el principio de la lectura, me quedé a la espera de una segunda parte. Pero ahora y según comentaba Laky ayer en su reseña, con la incorporación de un capítulo más y un epílogo final la historia ha quedado finalizada y ya no habrá continuación. Entiendo que Almudena ha introducido estas modificaciones teniendo en cuenta las opiniones que le han llegado de los lectores pero a mí personalmente todos estos cambios me han descolocado un poco.

La papeleta en blanco nos traslada al periodo de la II República española comenzando la historia en el año 1929 y tiene por protagonistas a una familia manchega de terratenientes que habita en Las Mesas. Al frente de la familia se sitúa Dª Enriqueta López, una mujer controladora, perfeccionista y de fuerte carácter a la que temen tanto los habitantes del pueblo como su propia familia. Junto a su marido Pepe tiene dos hijas, Milagros y Rocío, dos jóvenes de caracteres muy diferentes. Rocío es la menor, una niña rebelde y altiva que sueña con casarse con un joven de buena posición y abandonar el pueblo mientras que Milagros sufre un ligero retraso de nacimiento que ha provocado que toda su vida haya dependido de sus padres y hermana por lo que su madre no tiene ningún reparo en "comprarle" un esposo, Enrique Cuartero a cambio de la promesa de convertirse en el beneficiario de todas sus posesiones. Es este matrimonio el que cambiará el curso de la vida de esta familia, cuya evolución iremos siguiendo a través de los años comprendidos entre 1929 y 1936.

La novela está dividida en dos grandes partes y a su vez cada una en  capítulos, utilizando en ambas la autora una prosa sencilla y clara que facilita y da agilidad a la lectura. Aunque personalmente me han gustado las dos partes por igual, he de señalar que la primera se centra más en seguir el curso de la vida familiar mientras que en la segunda tiene mucha más importancia el componente histórico y político, por lo que dependiendo de nuestros intereses disfrutaremos más con una u otra, o como ha sido mi caso con ambas, ya que me ha resultado muy interesante e instructivo todo lo que Almudena expone.

En relación con el estilo he de ponerle el mayor pero a esta novela y es que tiene, al menos mi edición, ya que la que está a la venta en Amazon desde hace unos días es una nueva que ha sido revisada, muchísimas faltas de ortografía, algunas muy repetitivas como por ejemplo la falta de tilde en las oraciones interrogativas que empiezan por "que" o "como" y otras que llaman la atención como "veinte seis comensales" o "cojeéis las dos vuestros platos...". Esto a mí me desconcentra totalmente y hace que no disfrute igualmente de la lectura, acabo fijándome más en la ortografía que en lo que me están contando. Igualmente sería necesario revisar algunas construcciones ya que hay frases en las que utiliza la misma palabra dos veces y resulta repetitivo. Pero como he señalado anteriormente, todos estos puntos espero que hayan sido solucionados en la nueva edición.

Desde mi punto de vista, Enriqueta es el personaje que más destaca y el que mejor construido y perfilado está. Es una mujer de carácter autoritario, controladora, perfeccionista, acostumbrada a establecer las pautas que deben seguir todas las personas que se mueven a su alrededor y que no consiente que nada escape a su supervisión. Es así como ha conseguido ganarse una posición y un nombre en el pueblo y alrededores, donde todos le temen y procuran no interponerse en su camino, lo que se extiende también a su propia familia.
Podemos señalar también que es una mujer adelantada a su tiempo, en una época en la que son los hombres quienes tienen todo el poder de decisión y la autoridad, ella ha conseguido alzarse con una posición que no le corresponde, dejando a un lado a su esposo y convirtiéndose ella en la cabeza de familia y en la encargada de dirigir sus tierras. Sin embargo y a pesar de ostentar ella estos cargos, su mentalidad sigue anclada a su tiempo y no ve correcto las libertades que se pueden tomar otras mujeres, ante todo defiende el papel que corresponde a la mujer en esa época.

Junto a ella también merece mención especial su yerno, Enrique Cuartero, un hombre que acaba dedicando su vida a la política sin perder por ello el interés en su familia. Es un personaje complejo por la situación en la que se encuentra y por la disyuntiva a la que tiene que hacer frente cuando Enriqueta le ofrece una especie de contrato de compra a cambio de ser dueño de las tierras, lo que también nos invita a reflexionar y a posicionarnos, planteándonos qué haríamos en una situación similar. Independientemente de que nos parezca bien o mal lo que ha hecho, es un hombre tierno, amable, trabajador y responsable que  a mí me ha gustado, se ha ganado mi simpatía a pesar de que algunos de sus actos no me parecen adecuados.

El resto de personajes aparecen más difuminados en lo que a su personalidad se refiere. Aunque en la primera parte la familia tiene más importancia, el marido y las dos hijas quedan un tanto desdibujados, sobre todo el primero. De las dos hermanas, Rocío es una joven que he tenido la sensación de que iba perdiendo personalidad y protagonismo, quizás también por el curso que toma su vida, pero al principio de la historia he visto unos rasgos en ella de rebeldía y fuerte carácter que luego se van perdiendo y su historia va quedando en un plano cada vez más inferior. Y en el caso de Milagros pienso que es el personaje más ambiguo a lo largo de todo el relato, ya que en algunos momentos parece que su minusvalía es física y sobre todo psíquica, sufriendo un retraso que le impide comprender  con facilidad lo que sucede a su alrededor pero en otros pasajes tiene diálogos o actos que no encajan con esa imagen, sino más bien con una persona mucho más madura y racional, por lo que no me ha quedado muy claro cómo es ella en realidad.

Junto a estos personajes también encontramos a lo largo de la historia otras figuras que ostentaron cargos importantes en dicho periodo sobre todo en el ámbito político como José Antonio Primo de Rivera, José María Gil Robles, Antonio Goicoechea, Modesto Gosálvez o J.M. Álvarez Mendizábal, que conocemos a través de su relación con Enrique Cuartero y su cargo como político y candidato en las Elecciones a las Cortes de 1936 por la provincia de Cuenca.

Y es que uno de los aspectos que destaca en La papeleta en blanco y con el que yo he disfrutado mucho es el contexto histórico, reflejando la autora con detalle a través de su narración los hechos que tuvieron lugar en esos años en nuestro país. Para mí era un periodo bastante desconocido, he de reconocer que mis nociones de historia se limitan a lo que estudiaba en el colegio e instituto y nunca llegábamos a las últimas lecciones de los libros por lo que la historia más reciente quedaba un poco olvidada. Por lo tanto de estos años tengo nociones que he ido agrupando de un sitio y otro pero me faltaban muchos datos que gracias a esta lectura he ido aclarando. Esta parte histórica se recoge en la segunda parte de la novela, comenzando su desarrollo en el año 1933, vigente la II República tras exiliarse el rey a París. Surge el nuevo partido político de la CEDA, La Conferencia Española de Derechas Autónomas, quienes quieren estar presentes como grupo político en El Parlamento para influir en las decisiones del gobierno de la República. Asistimos con todo detalle a la evolución política del país, a los enfrentamientos que van surgiendo entre quienes defienden ideas diferentes y enfrentadas, a la celebración de elecciones generales y al progresivo aumento de violencia y exaltaciones hasta desembocar en un conflicto armado que dio comienzo a la Guerra Civil española. Todo está muy bien explicado y detallado, acompañado de todo tipo de datos como los diferentes partidos políticos existentes, nombres de candidatos, resultados electorales y fechas que demuestran el trabajo de documentación llevado a cabo por su autora.

También es necesario mencionar los escenarios en los que transcurre la historia. El escenario principal son Las Mesas, un pueblo de la provincia de Cuenca al que Almudena nos acerca gracias a su novela. Es así como conocemos estos paisajes, con extensos terrenos en los que se cultiva trigo o cebada, fincas similares a las que posee la familia con montes en los que abundan las encinas y sabinas junto con el tomillo y romero y en las que se organizan cacerías en las que es posible ver también algún molino blanco. En el pueblo únicamente destaca su iglesia pero se hace referencia a algunas festividades que tienen lugar en él como el día de la fiesta del Santo Niño de la Bola, el 13 de enero o la Semana Santa. Quedan reflejadas a través de los personajes muchas de las costumbres que tienen lugar en estas tierras, la forma de vida de sus habitantes e incluso su forma de hablar, por que en los diálogos se han mantenido algunas palabras o expresiones típicas, que aparecen resaltadas entre comillas.

Para terminar tengo que hacer referencia al final de la novela y es que es algo que no me ha gustado, me he quedado un tanto decepcionada. Aquí tengo que señalar que la nueva edición que está ahora a la venta incluye un capítulo más junto a un epílogo final que la autora ha puesto también a nuestra disposición en su blog, por lo que hace unos días los he leído y ha cambiado en parte mi opinión, ya que ahora sí la historia tiene un cierre más adecuado, sigue quedando abierto a una continuación pero no es la misma sensación que yo tenía antes. Y es que el anterior final era muy brusco, daba la sensación de que la palabra fin lo mismo podía haberse puesto ahí que en cualquier otro punto de la historia, no había progresión hacía un cierre aunque fuese en parte. Con el nuevo capítulo y el epílogo esto queda solucionado, queda cerrado el final de una etapa aunque te deja con ganas de descubrir cómo continúa la vida de los protagonistas, al menos a mí. Aun así he de señalar que desde mi punto de vista me parece un poco forzada y demasiado casual la resolución que hace del episodio, no me ha terminado de convencer pero esto ya es algo personal y como siempre, cuestión de gustos.

En conclusión, La papeleta en blanco es una novela que merece la pena leer para acercarse y comprender un periodo tan importante de la historia de nuestro país como el que en ella se refleja. Es una novela fácil de leer y muy bien documentada, por lo que una vez que la empiezas su lectura es amena e interesante. Aunque en mi lectura he encontrado algunos peros que he puesto de manifiesto en la reseña, espero que hayan quedado subsanados en la nueva edición y por lo tanto, los nuevos lectores que se acerquen a la historia la disfruten totalmente.



FUENTES: imagen autora https://www.facebook.com/almudena.cuartero


Podéis acceder al resto de reseñas de la lectura conjunta pinchando aquí

Gracias a Almudena por facilitarme el ejemplar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...