viernes, 28 de diciembre de 2012

EL PASAJERO DEL TIEMPO - Francisco Arsis

Título: El pasajero del tiempo
Autor: Francisco Arsis
Editorial: Ánade
Año: 2011
ISBN: 9788493895471
Nº de páginas: 634

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

Descubrí este libro hace un par de meses gracias a la reseña que Porlomenix publicó en su blog, que despertó mi interés por su lectura. Inmediatamente busqué más información sobre la misma y fue así como llegué tanto al blog del autor como a su página de facebook. Unas horas después tenía un mensaje de Francisco en el que me ofrecía un ejemplar para leer pues había visto mi comentario en la reseña que le había llevado hasta mi blog. Ya os podéis imaginar cuál fue mi respuesta, por lo que a los pocos días llegaba la novela a casa acompañada de una bonita dedicatoria y un marcapáginas.

El pasajero del tiempo tiene por protagonista a Marcos Andrade, un contable de treinta años residente en Madrid que tras haber alcanzado la estabilidad laboral ha decidido comprar un piso en propiedad. En una de sus visitas a la inmobiliaria se cruza en la salida con un hombrecillo anciano que tras enterarse de su deseo de adquirir un piso, le ofrece la compra del suyo a un precio muy económico a pesar de estar situado en la ronda de Atocha. Tras visitarlo a Marcos no le queda ninguna duda de que es una oportunidad única y acaba comprándole al anciano el piso con todo su contenido.

Pocos días después Marcos se ha instalado en su nuevo piso, el cual ha redecorado deshaciéndose de todos los muebles excepto un viejo armario al que el anciano tenía mucho cariño, por lo que le ha buscado un hueco en el trastero. Cuál será su sorpresa cuando una tarde que entra en el trastero, al abrir el armario para observar su interior se encuentra con que contiene en el fondo una doble puerta con pomo incluido. Al tocarlo este comienza a emitir un intenso brillo y tras abrir la nueva puerta cruza al otro lado del armario, apareciendo en una habitación decorada con antiguos muebles, también situada en la calle Atocha pero según averigua posteriormente al salir de la mansión, en el año 1916. 
Es así como comienza una aventura en la que a través del extraño armario viajará en el tiempo al año 1916, donde se convertirá en un afamado periodista llamado Marco Vassallo que será testigo de los acontecimientos más importantes de esa época.

No sé a vosotros pero a mí este planteamiento me parece de lo más interesante y gracias a la lectura de esta novela yo también me he sentido una viajera en el tiempo. En general he disfrutado mucho leyendo El pasajero del tiempo, acompañando a Marco Vassallo en sus correrías en el año 1916 y siendo testigo de múltiples acontecimientos que al no ser tan relevantes no encentran cabida en los libros de historia que estudiamos, pero para mí han sido fascinantes.

Es una novela muy completa ya que no se puede encuadrar en un único género sino que toma un poquito de todos. Mayoritariamente para mí es una novela histórica pues retrata con detalle una época haciéndonos partícipes de lo que en ese año ocurrió pero también es una novela de aventuras que Marco va protagonizando y que resulta muy entretenida. Al mismo tiempo en su interior nos encontramos con una bonita historia de amor por lo que podríamos encuadrarla dentro del romance y partiendo de que existe una máquina de viajes en el tiempo, podemos afirmar que es una obra de ciencia ficción. Como veis es un marco muy amplio de temáticas por lo que creo que es una obra muy recomendable con la que disfrutaran lectores de gustos muy diversos.

En cuanto a su estructura, El pasajero del tiempo se encuentra dividido en treinta y dos capítulos que vienen introducidos por un título que nos da una idea de lo que vamos a encontrar en los mismos. La trama sigue más o menos un curso lineal aunque el protagonista se mueve entre la época actual y el año 1916 a través del armario, pero todo esto se sigue sin ninguna dificultad ya que sabemos que cuando atraviesa el armario vamos a cambiar de época. La mayor parte de los episodios se desarrollan en el pasado, quedando el tiempo presente en un segundo plano.

En todos ellos se utiliza una narración en primera persona, siendo Marcos Andrade/Marco Vassallo el encargado de hacernos partícipes de todo lo que ocurrió. El inicio del libro nos pone en situación explicándonos que se dispone a dejar por escrito los acontecimientos que ha vivido hace unos meses en un cuaderno, por lo que se entiende que lo que nosotros estamos leyendo es lo que él  va escribiendo.

Me ha gustado mucho la forma de escribir de Francisco Arsis Caerols, con una prosa directa y cuidada que no por ello pierde la sencillez y en la que cobran especial importancia las descripciones de los ambientes, predominando la narrativa sobre los diálogos. Consigue dotar al narrador de voz propia, dando la sensación de que es el propio Marco al que tenemos delante contándonos sus aventuras y cuando nos trasladamos al pasado consigue crear una atmósfera de época que nos envuelve, sintiéndonos nosotros también parte de esos años. Es por eso que la lectura es muy amena, contiene bastantes referencias históricas pero están integradas con naturalidad y no ralentiza la narración. No obstante en mi caso ha habido un punto en el que la historia sí ha perdido un poco de ritmo y se me ha hecho más pesada en el momento que Marco Vassallo se va al frente de guerra. No soy muy aficionada a las historias bélicas y me ha resultado menos interesante por lo que estaba deseando que abandonase esta etapa para volver a las anécdotas anteriores que me gustaban mucho más. Señalar también que hay alguna errata aislada, son muy poquitas y no llegan a molestar pero habría que revisarlas.

El protagonista indiscutible de la novela es Marcos Andrade o más bien debería decir Marco Vassallo, ya que la mayor parte del libro lo conocemos bajo esta personalidad. Es un personaje que me ha gustado mucho desde el principio, creo que el autor le ha dotado de un carácter muy acorde con la época a la que se tenía que trasladar y así nos encontramos con un hombre que es todo un caballero, cortés, educado, atento, honesto, ocurrente y con un toque graciosillo que introduce toques de humor en el relato. Al mismo tiempo es también intrépido y todo un aventurero, como demuestran sus andazas en 1916. Es un año al que consigue adaptarse bastante bien, los mayores problemas con los que se encuentra son el lenguaje ya que hay términos y expresiones que en ese año no se conocían y a los ciudadanos de esa época les resultan extraños, vía que utiliza el autor para dar los toques de humor que os indicaba anteriormente.

Al lado de Marco la otra figura destacada es Marisa Rondal, una destacada artista del momento y que se convertirá en la acompañante de Marco en gran parte de los episodios. A ella la conocemos paulatinamente al mismo tiempo que lo va haciendo Marco, y es a través de su perspectiva como nos van llegando los datos, por lo tanto somos partícipes de la admiración que él siente por ella, que se traslada en parte a nosotros. Relacionado con ella quizás lo que menos creíble me ha resultado es su reacción al descubrir determinados hechos, aunque no voy a entrar en detalles para no desvelaros parte de la trama. Desde mi punto de vista le falta un poco más de escepticismo o sorpresa, creo que ante una revelación así es más lógico reaccionar con incredulidad e incluso temor.

Siendo una novela repleta de aventuras, son muchos los personajes con los que Marco Vassallo se va cruzando en los viajes que realiza en el año 1916. La mayoría no tienen demasiada relevancia, tenemos pocos datos de ellos más allá del contacto que tienen con el protagonista, sus apariciones son esporádicas y se convierten en un instrumento al servicio de la historia. De todos ellos merece la pena rescatar al anciano don Alfredo, pues se convierte en protagonista de una trama paralela a la principal, aunque con una importancia mucho menor y su personalidad sí está más desarrollada.

Junto a estos personajes que aparecen en el libro con mayor o menor relevancia, son muchas las figuras de la época con las que Marco entra en contacto. En el año 1916 él ejerce como periodista cubriendo las noticias de sociedad y así no resulta extraño que en su camino se cruce con personalidades como la infanta doña Isabel, la reina Victoria Eugenia y Alfonso XIII, don Jacinto Benavente, el actor José Isbert, el torero Canalito o los payasos Pompoff y Thedy Aragón que junto a Emig formarían el grupo cómico que en su generación siguiente se convertiría en los famosos Gaby, Fofó y Miliki, fallecido justo en las fechas en que yo leía El pasajero del tiempo. Estos son solo algunos de los muchos personajes pertenecientes a diversos ámbitos que aparecen citados e integrados con naturalidad en el desarrollo del argumento de la novela, que se convierte así en un retrato de época fascinante.

Este es sin duda el punto fuerte de la novela pues tanto la ambientación como el contexto histórico se han cuidado al mínimo detalle. La labor de documentación en torno a este año que Francisco Arsis ha realizado es soberbia y gracias a ello consigue plasmar en su obra gran cantidad de hechos que tuvieron lugar en esos días, reflejando así mismo el ambiente que se vivía por entonces, la forma de vestir, las costumbres, los edificios más relevantes o la imagen de las ciudades que visita Marco.

Madrid es la ciudad en la que transcurre la mayor parte de sus aventuras aunque también realiza viajes a Barcelona, Málaga, Granada, Sevilla o Londres entre otros emplazamientos. Tenemos una visión bastante amplia de diferentes lugares, detallando lo más relevante de cada uno de ellos. Cuando se mueve por España se centra especialmente en actos de sociedad y así acude al teatro, a nombramientos, comidas, desfiles o recepciones dando lugar a un crónica detallada de estos sucesos que en su día fueron noticia pero a lo largo del tiempo se han quedado un poco relegados al olvido, pues no son tan relevantes como para incluirlos todos en los libros de historia. Es por eso que he disfrutado mucho descubriendo estas anécdotas que desconocía, entre ellas por poneros algún ejemplo la corrida de toros en la que Canalito sufrió una cogida que a pesar de no revestir  gravedad le causó la muerte por una posterior infección, el hundimiento del transbordador Sussex bombardeado erróneamente por un submarino alemán, o la celebración de las bodas de plata  del ascenso al trono del Maharahá de Kapurtala. Solamente tres ejemplos de las muchas anécdotas que llenan las páginas de El pasajero del tiempo, como si de un anuario se tratase y que al menos a mí me han resultado muy entretenidos y he disfrutado descubriendo todos ellos y su relación en muchos casos con el presente.

Por su relevancia en esta época adquiere especial importancia la Primera Guerra Mundial, detallada también gracias a que Marco Vasallo toma la decisión de ir en calidad de periodista al frente y así se convierte en testigo de primera mano de la batalla de Verdún. Os comentaba anteriormente que esta parte había sido la que menos me había gustado pero he de reconocer que está muy bien documentada y aporta datos valiosos. En cambio relacionado con la guerra me han gustado mucho los episodios dedicados a las Shell Girls o a la canción de los peludos.

En cuanto al final, deciros que a medida que avanzaba por la historia era lo que más temía, llegar a un desenlace que no me convenciese o que estropease todo lo anterior. Pero no ha sido así, Francisco Arsis ha planteado un final para su novela convincente y bonito, al menos a mí me ha gustado mucho la idea que ha desarrollado y ese epílogo final que deja una puerta abierta al inicio de una nueva etapa, aunque todo lo anterior quede totalmente cerrado y sin ningún cabo suelto.

En conclusión, una novela cuya lectura tengo que recomendar a todos aquellos que queráis embarcaros en un fascinante viaje al año 1916. Si Marcos Andrade abría la puerta del armario para cruzar de una época a otra, yo os invito a pasar la primera página para cruzar momentáneamente a este año y dejaros seducir por sus encantos. Repleta de aventuras, historia y romanticismo, El pasajero del tiempo es una lectura muy amena y entretenida que nos invita a hacer un recorrido por los acontecimientos más importantes y personalidades que tuvieron lugar en ese periodo.


FUENTES: imagen autor https://www.facebook.com/franciscoarsis
imagen payasos http://www.circopedia.org/index.php/Pompoff_Thedy_Family

Gracias a Francisco Arsis y a Editorial Ánade por facilitarme el ejemplar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...