viernes, 14 de diciembre de 2012

ENTRA EN MI VIDA - Clara Sánchez

Título: Entra en mi vida
Autor: Clara Sánchez
Editorial: Editorial Destino
Año: 2012
ISBN: 9788423325177
Nº de páginas: 480

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

Hacía tiempo que tenía ganas de leer esta novela de Clara Sánchez de la que en general había visto varias opiniones positivas, por lo que cuando hace unos meses me enteré de la promoción de Priceminister para escoger el mejor libro del año fue este uno de los títulos que seleccioné para leer y reseñar en el blog. Una vez leído coincido en que la historia me ha gustado mucho aunque no será una de las mejores lecturas de este año, no ha llegado a conquistarme totalmente.

Entra en mi vida nos sitúa en Madrid y nos narra la historia de Verónica y de Laura. Verónica vive junto a su madre Betty, su padre y su hermano, quienes forman una familia que siempre ha vivido sumida en la tristeza, las discusiones y los silencios. Verónica no llega a comprender la situación que existe en casa, no entiende la forma de actuar de sus padres, especialmente de su madre y cree que todo puede estar relacionado con la fotografía de una niña que su madre guarda escondida en una cartera de piel de cocodrilo y que ella descubrió cuando tenía diez años, aunque no ha querido indagar sobre la misma ya que algo le dice que es mejor que nadie sepa que conoce ese secreto.
Serán años más tarde, siendo Verónica ya adolescente, cuando se propondrá descubrir ese pasado relacionado con la foto que tanto ha marcado a su madre y que ha impedido que su familia sea feliz.

Por otro lado conoceremos a Laura, quien ha crecido en compañía de una madre que apenas se ha ocupado de ella y de su abuela, una mujer dominante que ha marcado el rumbo de la vida de su nieta. Convertida ya en adolescente, Laura compagina el trabajo en la zapatería de su familia con sus clases como profesora de ballet, además de ocuparse de cuidar de su abuela, quien sigue dominando todos los aspectos de su vida. 
Todo esto cambiará el día que Verónica entre en la vida de Laura y haga que se replantee todo en lo que ha creído hasta ahora.

Clara Sánchez escribe con un estilo sobrio, conciso y fluido, empleando una prosa cercana, elaborada con sencillez y que hace que la novela se lea con una enorme facilidad ya que mantiene un ritmo pausado pero constante.

La novela se encuentra dividida en tres grandes partes correspondientes a cada uno de los periodos más diferenciados que darían lugar a una especie de introducción en Perdida en algún lugar,  desarrollo en Un bosque de sombras y flores y  el desenlace de la historia en Entra en mi vida. A su vez cada una de estas partes está dividida en varios capítulos, la mayoría de una extensión corta, lo que da lugar a que la lectura sea muy dinámica. Estos capítulos van alternando la historia de Verónica y la de Laura, estando dedicados cada uno a una de ellas, lo que viene indicado en su título que siempre incluye el nombre de la protagonista del capítulo en cuestión. Es por tanto fácil seguir la lectura, vamos avanzando por ambas historias siguiendo un curso lineal y llegado el punto en que ambas protagonistas entran en contacto, nos narrarán en varias ocasiones los mismos hechos pero contados desde el punto de vista de cada una.

Tanto en el caso de Verónica como en el de Laura, se utiliza una narración en primera persona, muy adecuada para el tipo de historia que estamos leyendo, en la que tienen gran importancia los sentimientos y sensaciones que cada una de ellas experimenta y que nosotros compartiremos gracias a la conexión que este narrador logra entre personaje y lector.

Aunque el tema que aborda Entra en mi vida es un pilar fundamental de la novela, desde mi punto de vista lo realmente importante son los personajes, sus acciones, sentimientos, reacciones o emociones. Es por ello que todos están muy bien perfilados, especialmente a nivel psicológico, dando lugar a caracteres marcados y profundos que el lector identificará con facilidad, lo que le permitirá conocer y comprender a cada uno de ellos y sus actos.

En el punto central se sitúan las dos jóvenes que comparten protagonismo, aunque para mí Verónica tiene mayor relevancia que Laura y es un personaje que por su forma de ser destaca más. Es este carácter el que ha hecho que me haya gustado desde los primeros capítulos, una joven en la que destaca su valentía y determinación, decidida en todos los ámbitos de su vida, fuerte y responsable, capaz de tomar las riendas de su familia cuando las circunstancias así lo requieren y de salir adelante a pesar de que su vida no ha sido sencilla a nivel psicológico y emocional. También me ha gustado mucho el amor que siente por su madre, su admiración, la relación que mantienen y cómo se ha volcado en todo momento para cuidarla y lograr su felicidad, a pesar de encontrarse en una edad en la que los jóvenes quizás suelen tener otras prioridades.

Por su parte Laura es completamente diferente a Verónica, son como dos polos opuestos. Es una joven responsable, culta y educada que ha vivido siempre bajo la sombra de su familia, incapaz de tomar decisiones por sí misma y de rebelarse ante los aspectos de su vida que no le gustan, temerosa a enfrentarse a todo lo que le rodea y acostumbrada a dejarse llevar. Por eso es un personaje que aunque tiene relevancia, queda un poco anulado por la personalidad de Verónica, más sobresaliente y con la que el lector, o al menos en mi caso ha sido así, se sentirá más conectado. Sin embargo en Laura es donde se observa una evolución y un cambio más profundo a lo largo de toda la historia y esto sí es algo que me ha gustado y la autora ha conseguido reflejar muy bien, resaltando las transformaciones en su forma de actuar y sobre todo cómo le afectan los hechos a nivel psicológico.

Los secundarios también tienen gran relevancia en el avance de la trama y juegan un papel determinante en el desarrollo de los hechos. Es por eso que están cuidados igualmente al detalle, con personalidades bien construidas y definidas que vemos evolucionar en algunos casos en función de los hechos a los que tienen que hacer frente y tomar partido por una postura u otra. En todos ellos encontramos rasgos que los individualizan y que serían destacables en este análisis, pero desde mi punto de vista el que más destaca y merece una mención es la abuela Lili. Clara Sánchez ha conseguido crear un personaje que adquiere vida propia más allá de las páginas, una mujer autoritaria, acostumbrada a manejar los hilos de todos los que se mueven a su alrededor, manipuladora y carente de sentimientos y emociones. Llama la atención su frialdad a la hora de actuar y tomar decisiones relevantes para las personas que se supone que son su familia y la ausencia de cariño, su única motivación parece ser ella misma y su bienestar sin importarle nada más y en este sentido me hubiese gustado conocer algo más de su pasado que nos ayudase a comprender el porqué de su forma de ser y de actuar.

Así mismo es necesario mencionar a Betty por su calidez y ternura, una madre que se gana nuestro cariño desde el principio por el sufrimiento al que se ha visto sometida toda su vida desde el momento en que perdió a su hija. En ella destaca el paso de una mujer fuerte y constante para quien no hay obstáculos en la búsqueda de esa niña que cree que le fue arrebatada, que compagina con el cuidado y amor profundo a su familia, a esa otra mujer frágil y delicada, que se va apagando poco a poco y que nos sume en la misma tristeza y angustia que sienten los suyos.

Sin duda al lado de unos personajes brillantes y bien desarrollados, uno de los puntos fuertes de este libro es el tema que en el mismo se aborda relacionado con el robo de niños recién nacidos, un tema de actualidad que la mayoría hemos escuchado a través de las noticias en los últimos años y que Clara Sánchez ha utilizado como base para desarrollar su historia. En este caso sin embargo no es lo determinante el robo sino que la autora se centra en cómo esto ha afectado a las familias víctimas del mismo, en retratar cómo es su vida a partir de este momento, la búsqueda desesperada y la lucha contra todos los que opinan que algo así es imposible, con la consiguiente carga psicológica que eso supone. Y en el otro extremo asistimos también al miedo con el que viven las familias que en su desesperación por tener un bebe han sobrepasado los límites de la legalidad para obtenerlo, sin importarles las consecuencias. 

La autora plasma acertadamente ambos ambientes, el drama y la desesperación frente al miedo e incertidumbre, dando lugar a una historia cercana y que a pesar de ser ficticia, refleja una cruel realidad, por lo que el lector sigue con interés lo que podría ser perfectamente el reflejo de la situación por la que han pasado o están pasando estas familias y esto hace que la trama nos llegue con más intensidad, provocándonos inquietudes e invitándonos a reflexionar y concienciarnos sobre estos hechos.

No lo voy a señalar como un punto negativo, pero el final de la novela me ha resultado predecible. Ya desde los primeros capítulos se intuía cual iba a ser el desenlace y aunque he ido avanzando al ritmo que marcaba la historia, siempre he tenido la sensación de saber cómo iba a terminar aunque una parte de mi mente esperase un giro final que consiguiese sorprenderme, giro que no ha llegado. No lo señalo como punto negativo ya que pienso que Clara Sánchez ha querido hacerlo así intencionadamente, no creo que su objetivo con esta obra sea sorprender al lector sino más bien que compartamos sensaciones y experiencias con las protagonistas, que las mismas dudas que ellas tienen nos asalten a nosotros, pues sí ha habido momentos en que he dudado de todo, por lo que al igual que ellas he necesitado llegar al final para encajar con claridad todas las piezas.
Sí que es cierto que hay algunas cosas de la forma de actuar de la familia de Laura en los últimos capítulos que me han parecido un poco forzadas, demasiado extremistas y un tanto irreales, pero tampoco ha llegado al extremo de convertirse en algo negativo que haya perjudicado el resto de la lectura.

En resumen, Entra en mi vida es una novela que me ha gustado y cuya lectura recomiendo. No llegará a convertirse en una de las mejores de este año pero sí creo que merece la pena darle una oportunidad por tratar con gran realismo un tema de actualidad, permitiéndonos compartir el drama de las familias que han tenido que pasar por ello. Es un libro que nos invita a reflexionar sobre este tema y en el que prima la carga sentimental y psicológica, por lo que resultará adecuado para aquellos lectores que disfruten con aquellas novelas que abordan temas reales y que profundizan en la psicología de los personajes y en las relaciones entre los mismos, teniendo además un toque de suspense y tensión que hace que no puedas abandonar la lectura hasta llegar al desenlace.



FUENTES: imagen autora http://www.clarasanchez.com/


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...