miércoles, 9 de enero de 2013

CUÉNTAME UNA NOCTALIA - Mónica Gutiérrez

Título: Cuéntame una noctalia
Autor: Mónica Gutiérrez
Editorial: Autoeditado
Año: 2012
Nº de páginas aprox.: 125

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ 

Hace unas semanas recibí un correo de Mónica Gutiérrez en el que me presentaba la que era su primera novela, Cuéntame una noctalia. Conozco a Mónica prácticamente desde que llegué a la blogosfera pues visito su blog regularmente y ella también es seguidora de este, por lo que a través de estos contactos se ha generado una relación más estrecha y es una de esas personas que ya considero amigas, aunque no nos hayamos visto nunca. 
A pesar de la facilidad que Mónica tiene para escribir y que se aprecia en cada una de sus reseñas, fue toda una sorpresa descubrir que había escrito una novela y cuando me comentó que si me apetecería leerla acepté sin pensármelo demasiado, sabía que me iba a gustar. Os preguntaréis cómo podía estar tan segura de esto y para ello simplemente os tengo que remitir a su blog, leyendo sus reseñas ya se aprecia que es una persona que desprende ternura y calidez, por lo que la historia que había plasmado en el papel seguramente llevaría implícito este encanto particular que ella tiene. En cuanto acabé con el libro que tenía entre manos comencé a leer Cuéntame una noctalia y el resultado no ha podido ser más positivo, la única pega que le encuentro es lo poco que me ha durado.

Aunque no es algo determinante a la hora de seleccionar mis lecturas, sí juegan un papel importante las portadas ya que soy muy de dejarme llevar por la impresión que me producen, una bonita portada tiene muchas posibilidades de conseguir que el libro acabe en mi lista de deseos y Cuéntame una noctalia tiene una de esas portadas. Estoy segura de que en cuanto me hubiese cruzado en Amazon con este libro me habría parado en él por que además de ser una imagen que me resulta atractiva me lleva a pensar que la historia que recoge en su interior es intimista, de las que dan importancia a los sentimientos y ese tipo de novelas me gustan mucho.

Junto a la portada otro punto importante es el título y en este caso Cuéntame una noctalia despertó mi curiosidad ya que al menos yo, no tenía ni idea de lo que era una noctalia. Una vez que empiezas a leer no tardas mucho en descubrirlo ya que Mónica nos cuenta en las primeras páginas que una noctalia "son los cuentos que se explican desde siempre alrededor de un buen fuego. Para que sea una verdadera noctalia, deben darse tres condiciones indispensables: que sea de noche, que haga frío y que todos los que estén sentados escuchando estén cansados." Aunque no encaje totalmente en la definición la novela de Mónica contiene varios de los elementos y de ahí que sea una lectura tan agradable y reconfortante.

Cuéntame una noctalia nos traslada a diciembre del año 2004 y nos sitúa en un pueblo ficticio denominado Mic-Napoca. Es un pueblo diminuto de piedra medieval y trescientos veintitrés habitantes que no llega a aparecer en todos los mapas, situado en el noroeste de la región de Cluj-Napoca, en Transilvania. A este pueblo regresa para pasar unos días tras cinco años sin pisar sus calles Grace, quien después de estudiar medicina en Londres se instaló en la ciudad, donde ha ejercido los últimos años como cirujana. Grace vuelve a la casa familiar, donde viven sus abuelos en compañía de su padre y a la que también regresa su hermana para compartir las fiestas navideñas.
Falta una semana para Navidad y Grace se reencuentra con el mismo pueblo tranquilo y acogedor que dejó hace unos años, tan diferente al ambiente al que está acostumbrada en Londres. Pero esta tranquilidad y la vida de Grace se verán interrumpidas una noche en la que llegan unos helicópteros interrumpiendo la quietud de la misma, cargados de una veintena de marines americanos que llegan en misión de reconocimiento, instalando sus tiendas en un campo de heno del pueblo.

Como os decía, la historia me ha conquistado totalmente y he disfrutado muchísimo con su lectura, de ahí que me haya dato tanta pena lo poco que me ha durado. La novela se encuentra dividida en quince capítulos que están narrados en primera persona por su protagonista, Grace y en los que se aprecia ese estilo tan particular que tiene Mónica de escribir. Utiliza una prosa cuidada, sencilla y cercana que da lugar a una lectura amena y agradable, es uno de esos libros que una vez que los empiezas ya no puedes dejar de leer porque logra transmitirte una sensación muy cálida y acogedora de la que no quieres desprenderte. Sigue un ritmo pausado pero constante acorde con la historia que está relatando, dando lugar a una lectura fluida gracias al estilo empleado y a las partes dialogadas, que tienen mucha relevancia. Son diálogos bien construidos que destacan por su naturalidad y en muchos casos por su dulzura, reflejo del carácter de los personajes que nos encontramos en la historia y que queda definido en gran parte gracias a estos mismos diálogos.

Al comienzo de cada capítulo Mónica utiliza un recurso que me ha gustado mucho y me ha resultado original, que contribuye a afianzar la impresión de que tanto el pueblo como sus habitantes son reales a pesar de saber que estamos ante una historia ficticia. Como introducción a los capítulos utiliza un párrafo que reproduce lo que Georghe Antonescu, el locutor de Radio Mic-N II está retransmitiendo en directo a los habitantes de Mic-Napoca. A través de estas palabras nos da detalles de la vida cotidiana en el pueblo como las noticias más relevantes, anuncios importantes, temperatura actual, clima o estado de las carreteras, lo que permite que lleguemos a conocer el día a día en este pequeño pueblo en profundidad.

En realidad, son muchos los aspectos que es necesario destacar en Cuéntame una noctalia. Por un lado destaca la maravillosa ambientación que el libro tiene que consigue trasladarnos inmediatamente a Mic-Napoca aunque sea un pueblo que realmente no existe. Nadie diría que es ficticio ya que Mónica ha construido con acierto y a través de descripciones ricas en matices que permiten recrearlo con facilidad en nuestra imaginación un emplazamiento pintoresco y acogedor. Aquí tienen cabida todos los establecimientos relevantes que en el pueblo podemos encontrar, el ambiente que se vive en los mismos o en sus calles además de conocer las costumbres de sus habitantes y el día a día de la vida en el pueblo. Todo ello forma un conjunto maravilloso, casi me atrevería a señalar que es uno de esos pueblecitos de postal y la vida en él parece tan cálida y agradable que dan ganas de mudarse allí a pesar de las bajas temperaturas que tienen y os lo dice una persona que odia la nieve y el frío. También contribuye a lograr esta sensación la época en la que tiene lugar la acción, en plenas navidades que suele ser un periodo en el que el espíritu navideño nos invade y hace que todo sea más bonito, especialmente en este pueblo en el que parece que en cualquier esquina te vas a encontrar con el mismísimo Papa Noel.

Por otro lado los personajes están muy cuidados, perfilados con acierto y presentados con gran calidez, dando lugar a unas figuras entrañables. Quien más destaca es Grace, la protagonista ya que al utilizar la narración en primera persona llegamos a conocerla con bastante profundidad y a comprender cómo se siente, viéndola evolucionar y poco a poco ir aclarando el rumbo que quiere que siga su vida. Es un personaje que se gana nuestro cariño desde el principio pero no es la única, ya que junto a ella vamos descubriendo a los miembros de su familia, cada uno dotado de una personalidad sobresaliente que hace que a pesar de situarse en un segundo plano, no pierdan importancia sino todo lo contrario, en mayor o menor medida dan lugar a subtramas que aumentan el interés de la novela.
Lo mismo sucede con los habitantes de Mic-Napoca, Mónica ha seleccionado figuras carismáticas que merecen mención especial ya que al igual que sucede en todos los pueblos, siempre hay personas que por alguna razón destacan por encima de los demás vecinos ya sea por querer enterarse de todo lo que sucede, por tener un establecimiento relevante como la farmacia, la cafetería o el colmado o por su marcado carácter como es el caso del señor Cesare.

Si bien Mic-Napoca y sus paisajes, costumbres, personajes y situaciones son totalmente de ficción como la autora nos indica al comienzo de la obra, no quiere decir que Mónica no haya trabajado y se haya documentado para desarrollar el contexto en el que se sitúa su historia. Por un lado este pueblo se sitúa muy cerca de un municipio que sí existe en Rumanía, Cluj-Napoca del que encontramos varias referencias a lo largo de las páginas por ejemplo a su universidad, al aeropuerto o a su iglesia romana, que descubrimos gracias a la descripción detallada que la autora hace. Por otro lado Mónica utiliza como base para desarrollar su historia algo que sí que sucedió en el año 2004, aunque en otras fechas, cuando Rumanía entra a formar parte de la OTAN. Es este hecho el que le sirve para desarrollar una ficción y situar a los marines en Mic-Napoca e introducir referencias a este proceso, además de otros datos históricos como las elecciones celebradas en ese año que dieron la presidencia a Traian Băsescu, apareciendo por lo tanto referencias a personajes reales.

Otro aspecto que me ha gustado mucho son las referencias a la literatura y el amor por la lectura que encontramos, lo que no me sorprende conociendo la afición y el amor por la lectura de Mónica. Así por ejemplo nos encontramos títulos como La Odisea, La guerra del Peloponeso o El hobbit entre los muchos libros que el abuelo de Grace tiene en su particular biblioteca y no duda en hacer una especial y particular defensa de la obra de Tolkien, cuando el abuelo le califica de "el de los elfos".

Como veis, es un libro que  a pesar de su brevedad tiene todos los ingredientes para conquistar al lector. Os recomiendo darle una oportunidad y trasladaros durante unas horas a Mic-Napoca, donde disfrutareis de un ambiente cálido y acogedor y descubriréis a unos personajes carismáticos y entrañables de los que cuesta separarse. Un libro sin duda muy bien escrito que merece la pena leer ya que logra transmitir a través de su lectura una sensación de tranquilidad y bienestar que hoy en día se agradece. Leer Cuéntame una noctalia es como entrar a formar parte de ese mundo ficticio que encontramos en los cuentos que leíamos de niños, una experiencia maravillosa.




Gracias a Mónica por facilitarme el ejemplar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...