miércoles, 23 de enero de 2013

EL HIJO DEL BARBERO - Alejandra Mateos

Título: El hijo del barbero
Autor: Alejandra Mateos
Editorial: Manuscritos
Año: 2012
ISBN: 9788495679935
Nº de páginas: 212

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

Hace unas semanas Alejandra Mateos llegó a mi blog gracias a la recomendación de Dácil (a quien desde aquí quiero darle las gracias) y se puso en contacto conmigo para ver si estaría interesada en leer y reseñar su novela, El hijo del barbero. Hubo varios aspectos que llamaron inmediatamente mi atención entre ellos el periodo en el que se situaba la historia, la ciudad en la que transcurría la misma y los personajes reales que se daban cita en sus páginas, por lo que acepté su oferta y una vez recibido el libro, no pude resistir mucho tiempo sin adentrarme en su lectura.

El hijo del barbero nos traslada a Soria a principios del siglo XX, concretamente al periodo comprendido entre los años 1908 y 1912. Tiene por protagonista a Manuel, un joven que trabaja en las excavaciones de Renieblas para Adolf Schulten, investigador alemán que se encuentra en Soria para sacar a la luz la ciudad celtíbera de Numancia. Este trabajo supone para Manuel una cierta independencia, distanciarse de la barbería de su padre y la posibilidad de comenzar a construir su futuro, un futuro que tiene claro que quiere pasar junto a Leonor Izquierdo, con la que comparte amistad desde la infancia y a la que ama en secreto. Es por eso que aunque ella aún es una niña, Manuel comienza a cortejarla y formalizan su noviazgo, sabiendo que este será largo. A Manuel no le importa esperar y se siente el hombre más feliz del mundo, con un futuro brillante por delante que sin embargo se verá pronto truncado. 

Siempre había tenido la idea de que Soria era una provincia chiquitita que no tenía demasiado que ofrecer y por eso nunca me había atraído visitarla hasta que hace algo más de un año tuvimos que ir a pasar un fin de semana allí. No os podéis hacer una idea de la sorpresa que fue para mi descubrir esta preciosa ciudad que aunque sí que es pequeña, cuenta con unos paisajes maravillosos que me enamoraron totalmente y desde entonces estoy deseando repetir  ya que hay muchas cosas que no pude visitar, entre ellas Numancia. Es por eso que he disfrutado mucho leyendo El hijo del barbero, una novela en la para mí ha sido más relevante todo lo que se desarrolla en torno a la historia principal que esta misma, no queriendo decir con ello que no haya disfrutado de su argumento.

Podríamos decir que la novela se encuentra dividida en dos partes correspondientes al periodo que transcurre antes de la boda de Leonor y el posterior. No vienen señaladas como tal pero se aprecia esta división a través de una página en blanco intercalada entre ambas. Es la única división que encontramos ya que no tiene capítulos, sino que es una narración continua en la que siguiendo un curso lineal nos va relatando la vida de Manuel. No es un relato pormenorizado sino que hace uso de saltos temporales para centrarse solamente en lo más relevante en cada momento, diferenciando estos cambios de periodo con un símbolo colocado entre párrafos.

Alejandra Mateos escribe con un estilo sencillo y cercano, a través de una prosa cuidada y elegante, manteniendo equilibrada narración y diálogo por lo que el ritmo se mantiene constante aunque sea más bien pausado. No es un libro que esconda grandes misterios o que nos mantenga en tensión, sino que es una historia para saborear, para disfrutar de todo lo que vamos descubriendo de la mano de Manuel.

Aunque no son faltas de ortografía, al menos yo no he detectado ninguna, sí que hay algunas erratas que sería necesario corregir. Son aisladas y principalmente debidas a cambios en la estructura de las frases que han provocado que alguna preposición se quede fuera de lugar.

Antonio Machado - Soria
Os decía anteriormente que me habían gustado mucho otros aspectos al margen de la trama principal y entre ellos están la ambientación, el contexto histórico y los personajes reales que aparecen en la novela. En lo que se refiere a la ambientación, la mayor parte de la historia transcurre en Soria y cualquiera que haya visitado la ciudad identificará rápidamente muchos de los escenarios en los que se mueven los personajes. Es una ciudad pequeña aunque tiene muchos monumentos relevantes y gran parte de ellos aparecen recogidos en El hijo del barbero como la colegiata de San Pedro, la Iglesia de San Juan de Rabanera o la Ermita de San Saturio, citándose también el nombre de calles y ubicaciones relevantes, como la Alameda de Cervantes así como las festividades más relevantes el día 24 de junio y el 2 de septiembre y las tradiciones que se llevan a cabo esos días.

He disfrutado muchísimo con todos estos aspectos, recordando mi visita a la ciudad y los bonitos paisajes gracias a la lectura y descubriendo cómo eran muchas de las tradiciones que aún mantienen hoy en día hace tantos años. No queda ninguna duda de que la autora se ha documentado y ha estudiado a fondo la historia de la ciudad para plasmar en el papel como era el ambiente que se vivía en ella a principios de siglo.

Junto a Soria hay otros escenarios de la provincia que tienen importancia, el más destacado el campamento romano de Renieblas donde Manuel se encuentra trabajando. Sin embargo en relación con las excavaciones lo más relevante es conocer cómo se descubre y saca a la luz el yacimiento de Numancia, así como la historia de esta ciudad. Gracias al trabajo de Manuel y los diálogos que mantiene  con otros personajes conocemos como se localizó su emplazamiento, la importante labor llevada a cabo por Eduardo Saavedra y los trabajos que llevó a cabo Adolf Schulten, quien entre 1905 y 1914 llevó a cabo varias campañas arqueológicas en Numancia y los campamentos romanos de sus alrededores. Así mismo vemos cómo se va creando el museo Celtibérico del Palacio de la Diputación, donde se expondrían las piezas halladas en los yacimientos y que hoy en día se han trasladado al Museo Numantino, visita imprescindible en cualquier visita a Soria.

Por otro lado, otro punto importante que se aborda en El hijo del barbero es lo que se conoce como la Semana Trágica y los acontecimientos que tuvieron lugar en ella en Barcelona. La huelga general de trabajadores, el levantamiento de barricadas y la quema y saqueo de numerosos edificios principalmente religiosos quedan reflejados con acierto en esta historia, sufriendo el protagonista las consecuencias de tan terribles sucesos.

Ermita de San Saturio - Soria
El protagonista de esta novela es Manuel, un joven con el que se establece una rápida conexión y cuyo carácter a mí personalmente me ha gustado mucho. Es quien está caracterizado con mayor profundidad, resaltando sus sueños, ambiciones y decepciones. Lo que más me ha gustado en él es su espíritu luchador y ansias de lograr ascender en la vida y encontrar una posición mejor. Es un joven con carácter bondadoso, con inquietudes y una gran inteligencia, que por la época en la que le toca vivir no es fácil explotar pero aún así consigue abrirse camino en la vida. También destaca en Manuel el profundo amor que siente por Leonor, de la que está enamorado desde niño, conservando este sentimiento intacto a lo largo del tiempo y a pesar de todo lo que le toca vivir.

El resto de personajes no están tratados con tanto detalle ni se ha profundizado tanto en sus personalidades pero aún así llegamos a conocerlos bastante bien, comprendiendo su forma de actuar y las decisiones tomadas en cada caso. No obstante hay dos personajes secundarios que adquieren mucha relevancia dando lugar a una trama paralela que despierta inmediatamente el interés del lector, o al menos en mi caso ha sido así, Antonio Machado y su esposa, Leonor Izquierdo. Muy poquito recordaba de la vida de este poeta y por ello me ha resultado muy interesante descubrirle a través de esta lectura. Alejandra me envía el libro con una dedicatoria en la que dice que espera que con la novela pueda conocer mejor a Antonio Machado, no al que estudiamos en el colegio sino al poeta, al hombre y al enamorado de la tierra de Soria y de Leonor y así ha sido, a pesar de que en ningún momento interviene directamente sino solo a través de referencias he descubierto su carácter y se ha ganado mi cariño, dejándome con unas ganas enormes de leer "Campos de Castilla" a pesar de que soy muy poco aficionada a la poesía.

La conclusión de todo esto creo que ya la habéis deducido, me ha gustado mucho esta novela y recomiendo su lectura. El hijo del barbero es una obra interesante, documentada y muy trabajada además de bien escrita, con la que creo que disfrutaran todos aquellos que estén interesados en descubrir la figura de este poeta y lo que fue su  vida en Soria así como aquellos que deseen conocer un poco más de la historia de esta ciudad y del yacimiento de Numancia.




Gracias a Alejandra por facilitarme el ejemplar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...