sábado, 2 de marzo de 2013

Crónica presentación Al acecho

Hace unos meses os comentaba que no era muy habitual que en León hubiese presentaciones de libros, por lo que cuando leyendo las noticias me enteré de que Noemí Sabugal había publicado una nueva novela, lo primero que vino a mi mente es que siendo leonesa presentaría la novela aquí. Rápidamente investigué qué editorial publicaba el libro y me puse en contacto con ellos (Algaida) para ver si tenían prevista esta presentación y cuando iba  a ser, reservando la fecha y hora que me indicaron días después en mi agenda para no perdérmela.

La presentación tuvo lugar el pasado día 27 de febrero a las 19:30 horas en el Club de Prensa del Diario de León y la autora estuvo acompañada por el director del Diario, Pablo R. Lago; el profesor y crítico literario Alfonso García y Tomás Néstor, profesor también además de escritor. 

Fue Pablo R. Lago el encargado de abrir el acto, haciendo una breve presentación personal de Noemí, a la cual conoce muy bien gracias al puesto que ella desempeña como periodista, aunque su relación viene ya de años atrás cuando coincidieron en La Crónica de Ponferrada. Pablo R. Lago destacó la gran profesionalidad de Noemí así como su carácter decidido y perseverante, haciendo referencia también a la importancia de la literatura leonesa.

A continuación tomó la palabra Alfonso García para entrar ya en materia y hablar de la novela objeto de la presentación. A partir de este momento, se fueron alternando la palabra tanto Alfonso como Tomás para destacar diversos aspectos de la misma, ampliando Noemí la información. Así nos hablaron de los protagonistas de la novela, destacando ambos el personaje de Julián Fierro, inspector encargado del caso en el que se centra el argumento, por estar perfilado con acierto y detalle, de tal forma que el lector se siente rápidamente identificado con él y le acompaña en la investigación, mostrándose como Tomás señaló "al acecho hasta el final". Junto a Fierro también manifestaron su admiración por otros como la madre de este, el cordobés o el poeta.

Otro punto analizado con detenimiento fue la ambientación de la novela. La trama de "Al acecho" transcurre en unos meses del año 1936 y para ello la autora ha tenido que realizar una enorme labor de documentación para no incurrir en errores y permitir al lector tener la sensación de estar visualizando como era el ambiente que se vivía en Madrid entonces. Noemí señaló que en este punto le había sido de gran ayuda la consulta de los periódicos de la época, especialmente El Sol, los cuales se encuentran digitalizados en la Biblioteca Nacional. Es así como ella ha podido ser testigo del día a día en la ciudad de Madrid, leyendo las noticias, las películas que estaban en cartelera e incluso los anuncios que se insertaban en la prensa, muchos de los cuales ha incluido en su novela al igual que ha incluido sucesos que tuvieron realmente lugar como el atentado en la Castellana durante la celebración del quinto aniversario de la República o la detención de José Antonio Primo de Rivera. Es por eso que ella señala que la novela transcurre a través de dos líneas paralelas, una que abarca el periodo histórico y otra que se centra en la investigación de los asesinatos.

También el estilo de Noemí Sabugal fue objeto de análisis, resaltando su buen hacer que da lugar a estilo cuidado y trabajado en el que destaca el uso de las metáforas, además del ritmo que sigue la novela y que la autora maneja con maestría, ralentizando la narración en aquellos momentos de mayor tensión para lograr el efecto deseado. Ambos destacaron su inesperado final y la capacidad que Noemí ha demostrado para sorprender al lector, introduciendo un giro completamente inesperado cuando parece que todo está resuelto.

Esta novela ha sido galardonada con el XXXI Premio de Felipe Trigo, pero anteriormente Noemí quedó finalista con su primera novela, El asesinato de Sócrates en el XI Premio de Novela Fernando Quiñones. Sobre su primera novela también nos habló la autora, señalando las diferencias entre ambas y lo que se podría considerar su evolución como escritora.

Otro punto analizado fue la importancia de la novela negra en nuestro país, un género que va ganando cada vez más protagonismo. Noemí habló de los orígenes de la novela negra en la época de los años 30, una época en la que debido al crac del 29 había ciertas similitudes a la que vivimos actualmente, siendo ambas propicias para el desarrollo de este género por las situaciones que atraviesa la sociedad.

Finalmente, la autora también desveló el origen de la imagen que aparece en la portada de su libro, la cual rescató del Archivo Rojo de Madrid. Es una fotografía tomada en los primeros meses de la guerra a unas niñas que se esconden de los bombardeos aéreos, mientras miran asustadas hacia el cielo. Esta foto fue tomada por dos fotógrafos que se dedicaban a fotografiar los eventos deportivos, pero al empezar la guerra tuvieron que convertirse en fotógrafos de guerra y dedicarse a fotografiar el horror, cambiando así su vida totalmente al igual que les ocurrió a otros muchos españoles.

Como veis, fue una presentación muy completa en la que se abordaron multitud de aspectos tanto de la novela como de la trayectoria profesional de su autora. A mí personalmente me encantó y es que fue un acto muy distendido que transcurrió entre algunas bromas que amenizaron la exposición, logrando que el tiempo se pasase volando y desde luego, despertando la curiosidad por leer la novela. En mi caso no he tardado demasiado en ponerme con ella y es que estoy deseando comprobar por mí misma todo lo que expusieron y por supuesto, lo que se guardaron para ellos para no estropear la lectura a ninguno de los asistentes. Espero contaros en breve mis impresiones sobre ella y si ha logrado mantenerme "al acecho" como le ocurrió a Tomás Néstor.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...