lunes, 29 de abril de 2013

ARROZ DE PALMA - Francisco Azevedo

Título: Arroz de Palma
Autor: Francisco Azevedo
Editorial: Espasa
Año: 2013
ISBN: 9788467007817
Nº de páginas: 364

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ


Siendo las sagas familiares los libros que más me gustan, cuando comencé a leer reseñas en los diferentes blogs que sigo de esta novela y la mayoría de ellas muy positivas, tuve que colocarla en los primeros puestos de mi lista de libros de esta temática y, gracias a la editorial que me hizo llegar un ejemplar, a las pocas semanas pude disfrutar de su lectura. En este caso mis expectativas no se han visto cumplidas, el libro me ha gustado pero no ha conseguido transmitirme el mismo entusiasmo que he visto en otros lectores; ni la historia ni los personajes me han llegado del todo y el estilo del autor tampoco me ha convencido.

Arroz de Palma recoge en sus páginas la historia de la familia formada por José Custódio y Maria Romana, contada por su hijo mayor, Antonio. José y Maria nacieron en Viana do Castelo, en el norte de Portugal y se casaron en el año 1908, bajo una lluvia de arroz. Estos mismos doce kilos de arroz, serán los que con cuidado recoja Palma, la hermana de José y se los entregue al matrimonio como regalo de boda.

Este arroz – plantado en la tierra, caído del cielo como el maná del desierto y cogido de la piedra – es símbolo de fertilidad y amor eterno.

Un año más tarde, el matrimonio y Palma acabarán emigrando a Brasil, de donde llegan noticias constantemente sobres tierras fértiles que esperan ser trabajadas, llevándose con ellos el regalo más preciado de su boda: el arroz bendecido, símbolo de la fertilidad y del amor puro y eterno.

Esta es la historia que nos relata Antonio, el hijo mayor de José y Maria, quien mientras prepara el almuerzo para celebrar el centenario de la boda de sus padres, irá repasando la vida de cuatro generaciones de su familia formadas por sus padres y su tía, él y sus hermanos, sus hijos y sobrinos y por último, sus nietos.

Es así como a lo largo del libro se van combinando una línea narrativa en la que Antonio nos habla de lo que está sucediendo en el tiempo actual y otra en la que se deja llevar por los recuerdos para recuperar la historia de su familia. Ambas están narradas en primera persona por Antonio con la peculiaridad de que cuando se remonta a un pasado anterior a su nacimiento y que por tanto no podría conocer de primera mano, hace uso de las historias que su tía Palma le contaba de niño sobre su vida durante esos años.

Uno de los aspectos más llamativos cuando nos adentramos en la lectura de Arroz de Palma es el estilo narrativo de su autor. Francisco Azevedo hace uso de una prosa muy cuidada, elegante y poética, empleando frecuentemente metáforas y construyendo la narración principalmente a través de frases cortas. No es un libro difícil de leer, el texto es fluido y agradable una vez te acostumbras a su estilo.
En mi caso durante los primeros capítulos no conseguí disfrutar de la historia. No me gusta el uso abundante de frases cortas y en este caso se estaba convirtiendo en un obstáculo que finalmente conseguí salvar, aunque no me ha llegado a convencer la forma de escribir de Francisco Azevedo.

Encontramos también en la obra cierto realismo mágico, centrado sobre todo en torno al arroz. Un arroz mágico y sagrado que es necesario preservar pues posee cualidades importantes para la familia, como provocar fertilidad y felicidad. A pesar de que soy aficionada a las novelas que utilizan este recurso, en este caso es un aspecto que no me haya llegado a gustar, quizás por aparecer únicamente referenciado al arroz. No me ha parecido por ejemplo un uso similar al que hace Isabel Allende o Gabriel García Márquez, en este caso yo diría más bien que el arroz solamente es un símbolo y que las únicas propiedades mágicas que tiene están en la mente de los miembros de la familia.

Y es este mismo arroz el eje en torno al que gira la narración de Antonio. Nos va contando la historia de su familia a través de determinados episodios en la vida de sus miembros que de alguna manera les han marcado. Hay por tanto grandes periodos de los que no nos cuenta nada y será el lector el que tenga que imaginar y completar lo que ha podido ocurrir en los mismos. Antonio solamente se centra en aquellos acontecimientos que han sido importantes para el curso de la vida familiar por ejemplo el nacimiento de cada uno de los hijos o los cambios de residencia, quedando todos ellos recogidos finalmente en un calendario en el que se nos indica el año y lo que sucedió en el mismo.

Al igual que en la historia de cualquier familia, en la de Antonio se suceden bodas, separaciones, nacimientos, malos entendidos que acarrean peleas, celebraciones, viajes y muertes, por lo que no es un libro que esconda grandes misterios o intrigas. Es una novela para dejarse llevar, para disfrutar de la prosa del autor y seguir el curso de la vida, observando los cambios que se producen tanto en las diferentes generaciones como en el mundo, que al igual que la propia familia sigue su curso, transformándose y evolucionando. Es por tanto un libro de ritmo pausado pero constante, con un fuerte componente emocional y un marcado carácter introspectivo.

Es el propio Antonio el personaje a quien mejor llegamos a conocer pues el resto aparecen perfilados desde su propio punto de vista, es él quien nos habla de cada uno de los miembros de su familia en función de la relación que han mantenido con él. En el caso de Antonio, además de ver su evolución desde niño, le conocemos principalmente de anciano, un hombre que a pesar de su edad se ha adaptado a los cambios tecnológicos y así vemos que utiliza con soltura Internet y se comunica con su nieto a través de la Webcam. Este es un aspecto que me ha gustado en él además de que se aprecia que es una persona entrañable, con un corazón cálido y bondadoso.

Del resto de personajes tenemos mucha menos información, quedan todos ellos un tanto indefinidos al conocer únicamente anécdotas aisladas que no nos permiten observar una evolución, sino tener referencias de sus reacciones ante determinados hechos. Entre todos ellos destaca por tener algo más de profundidad la tía Palma, quien juega un papel fundamental en la vida de la familia y esa importancia se refleja también en el relato.

Reconozco que cuando leí la sinopsis del libro me hice a la idea de que sería una novela centrada en las aventuras y desventuras que vivirían las diferentes generaciones de esta familia en Brasil, tipo las landscape que tan de moda están ahora pero no ha sido así. Sí que es un matrimonio que emigra a un país diferente pero poco conoce el lector de lo que es la vida en este país, hay algunos datos pero no es un libro que ahonde en paisajes, costumbres o sucesos históricos ni tampoco se centra demasiado en las dificultades que han tenido para adaptarse a su nueva vida, de hecho desde su llegada hasta el siguiente episodio pasan diez años que no quedan reflejados en la historia y serían los más complicados para abrirse camino en un país nuevo. Sí observamos como va cambiando la sociedad pues esta evolución afecta a nuestros protagonistas que pasan por ejemplo de viajar en carro a usar el tranvía o el coche.

Es por el contrario una obra centrada en las personas, en los vínculos que se establecen entre los miembros de la familia y en las transformaciones que se van dando en función de la evolución de cada uno. Analiza sus emociones y sentimientos, los problemas y diferencias que surgen en el seno de la familia  y como se solventan los mismos gracias al amor que une a sus miembros. Antonio reflexiona sobre todo estos puntos y aporta sus propias conclusiones, extraídas desde la perspectiva que le da la edad, hablándonos de aspectos como la necesidad del diálogo en la familia, de la individualidad de cada una o de la transformación provocada por los matrimonios que dan lugar a nuevos núcleos familiares.

Resumiendo, Arroz de Palma es una novela intimista, emotiva y reflexiva en la que su protagonista y narrador hace un recorrido por la historia de su familia, exponiendo aquellos hechos que han sido más relevantes. Una obra en la que destaca el estilo narrativo de su autor, poético y metafórico, que sigue un ritmo pausado y con la que creo que disfrutarán aquellos lectores aficionados a las historias sentimentales y cercanas. Puede ser también recomendable para los seguidores de las sagas familiares, teniendo en cuenta que utiliza una fórmula diferente a la que solemos encontrar en este tipo de obras, alejándose de los misterios y secretos del pasado para centrarse en los vínculos y relaciones familiares.




FUENTES: imagen autor http://www.planetadelibros.com/francisco-azevedo-autor-000046131.html

Gracias a Espasa por facilitarme el ejemplar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...