martes, 2 de abril de 2013

LA TUMBA COMPARTIDA - Antonia Romero

Título: La tumba compartida
Autor: Antonia Romero
Editorial: Ediciones B
Año: 2013
ISBN: 9788466652346
Nº de páginas: 376

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

Ya os he comentado en alguna otra ocasión que los libros que giran en torno al antiguo Egipto me llaman mucho la atención y por ese motivo desde hace tiempo tenía ganas de leer La tumba compartida de Antonia Romero de la que había visto muy buenas opiniones. Sin embargo los meses habían ido pasando y no había tenido ocasión hasta que hace unos días gracias a su autora la editorial me envió un ejemplar y por fin pude adentrarme en sus páginas, atrapándome la historia inmediatamente y logrando que disfrutase mucho con su lectura.

La tumba compartida comienza presentándonos a Maite, una joven anticuaria residente en Barcelona, donde comparte una tienda de antigüedades junto a su socio Adrian. Desde niña, la vida de Maite ha estado marcada por la desaparición de su hermano pequeño, de la cual ella se siente responsable y es por eso que nunca ha dejado de buscarle. Gracias a esta búsqueda entrará en contacto con Víctor, un arquitecto casado y con un hijo, junto a quien intentará reconstruir las piezas del pasado y descubrir qué ocurrió con su hermano.
Por otro lado, en la tienda de antigüedades recibirán como obsequio un amuleto de corazón de la época de Akhenatón, talismán usado para colocarlo en el lugar del corazón del faraón en el proceso de momificación y que además de poseer la energía de la vida, era algo así como la conciencia del muerto. Este amuleto será el que provoque que Maite y Adrian, acompañados del famoso arqueólogo Mauricio Varona y de su equipo, inicien una expedición a Egipto en busca de la tumba de la esposa de Akhenatón, la reina Nefertiti. Sin embargo, lo que en principio parecía una simple aventura se irá complicando cada vez más, llegando incluso a poner sus vidas en peligro a medida que nuevas pistas van saliendo a la luz.

Antonia Romero
Tenemos así dos líneas argumentales que se van desarrollando de forma paralela a lo largo de las páginas de La tumba compartida. Por un lado nos encontramos con una trama que se centra en la desaparición del hermano de Maite, intentando encontrar los motivos de la misma y reconstruir lo que sucedió con aquel niño y por otro lado tenemos todo lo relacionado con el amuleto y la búsqueda de la tumba, estando ambas estrechamente vinculadas. Esta última tiene una mayor relevancia y está más desarrollada, quedando en un segundo plano el tema familiar que no por ello pierde importancia ni interés para el lector.

La novela se encuentra dividida en varios capítulos narrados en tercera persona del pasado desde el punto de vista de diversos personajes y todos ellos se inician con una cita en la mayoría de los casos extraída de los textos de las pirámides. A su vez dentro de estos capítulos la autora va alternando la narración para contar lo que está ocurriendo con los diferentes personajes en cada uno de los escenarios, estando todo perfectamente enlazado para que avancemos paulatinamente y avisándonos con un espacio en blanco cada vez que cambia de escena. Consigue así que la lectura sea fluida y dinámica, llevando al lector de un lugar a otro sin que se sienta desorientado o desubicado en ningún momento.

El estilo narrativo de Antonia Romero es sencillo y cuidado, con diálogos abundantes y con un ritmo ágil que se mantiene constante en todos los capítulos. Otorga importancia  a las emociones de los personajes, especialmente en la línea argumental que se centra en los vínculos familiares donde la autora refleja gran sensibilidad para trasladar los sentimientos y opiniones de cada una de las figuras implicadas. Destaca por otro lado también la creación de ambientes, consiguiendo a través de sus descripciones que la ambientación resulte cuidada al detalle, realista y visual.

Como os decía anteriormente la novela cuenta con un ritmo muy ágil, el argumento está planteado de tal forma que te atrapa desde las primeras páginas logrando a través de giros imprevisibles y pistas colocadas estratégicamente que no puedas dejar de leer. Mantiene muy bien la tensión e intriga a lo largo de los capítulos y al menos en mi caso no he logrado descubrir quién estaba detrás de todo hasta el final, las diversas teorías que me había ido planteado a medida que iba avanzando y descubriendo cosas no eran correctas y es por eso que La tumba compartida ha sido una novela muy entretenida que he leído casi sin darme cuenta.

Todos los personajes están bien trazados y definidos, logrando transmitir sus sentimientos y resultando muy humanos, pues nos encontramos con personas que comparten las mismas aspiraciones, deseos y preocupaciones que cualquiera en nuestro entorno y que logran así que los comprendamos fácilmente. Antonia otorga importancia a todos ellos aunque Maite es quien destaca claramente como figura protagonista, con multitud de matices que aumentan su atractivo. Es una mujer que vive marcada por su pasado y por el sentimiento de culpabilidad que la embarga desde la desaparición de su hermano, causa de que su vida familiar quedase desestructurada y ella acabase alejándose de su padre. Vive así refugiada en su trabajo, disfrutando de la historia de los objetos, de su tienda de antigüedades y de los viajes que realiza. Sin embargo es un personaje que sufre una interesante evolución a lo largo de la historia, dejando paso a un lado más aventurero y arriesgado y superando los traumas que ha acarreado desde la infancia, todo ello paulatinamente y de forma coherente.

Al lado de Maite encontramos un grupo bastante numeroso de personajes secundarios que juegan un importante papel en la historia. Destacan entre ellos la pareja masculina con la que comparte su expedición a Egipto formada por Adrian y Mauricio Varona, dos hombres con contrastados caracteres. Mientras que Adrian es dulce, atento, afectuoso y protector, Mauricio Varona es una figura que inspira multitud de sentimientos y a quien el lector no llegará a conocer totalmente hasta descubrir todas las piezas de su historia. Es un personaje que se mueve en la ambigüedad, protagonizando escenas que nos llevarán a pensar que no juega limpio para unas páginas más adelante dar la sensación opuesta, por lo que nunca tendremos claro quién es realmente.

Uno de los puntos fundamentales del libro, sobre el que se apoya su argumento, es todo el asunto relacionado con Akhenatón y la búsqueda de la tumba de Nefertiti. Aquí Antonia ha realizado un excelente trabajo para introducir los datos que se tienen reales y en los que se apoya la investigación, con el desarrollo de la trama y así, a medida que avanzamos vamos acercándonos a la historia de Amenhotep IV, quien se casó con Nefertiti y  se cambió el nombre por el de Akhenatón, el rey hereje. Hizo girar su vida y su reinado alrededor de su creencia en la existencia de una deidad única, construyendo una ciudad en su nombre a la que llamó Akhetatón. La tumba compartida girará en torno a la búsqueda de la tumba del faraón, cuyo cuerpo no se ha encontrado y la de su esposa Nefertiti. Partiendo de la poca información que se tiene en torno a este faraón y de las múltiples teorías y especulaciones que hay en torno al mismo, Antonia se centra en las similitudes existentes entre el culto a Atón y el monoteísmo judío, exponiendo una teoría que a mí particularmente me ha resultado muy interesante además de bien desarrollada y fundamentada.

Otro aspecto que me ha gustado mucho de esta novela es su forma de combinar una trama centrada en la investigación en la que destacan la intriga y las múltiples aventuras en las que se ven implicados los protagonistas con otra historia más sentimental, centrada en torno a el robo de niños y en cómo este hecho transforma las vidas de todos los implicados. Son dos líneas argumentales un tanto opuestas pero las dos resultan igualmente interesantes, además de que como os decía anteriormente, ha reflejado muy bien el estado de cada uno de los personajes, sus sentimientos, lo que piensan y sus reacciones en cada momento, de tal forma que para el lector es sencillo empatizar con ellos y hacerse una idea de lo que supone esta situación.

Resumiendo, La tumba compartida es una obra en la que vamos a encontrar múltiples aspectos que nos harán disfrutar de su lectura. Una novela que engancha desde las primeras páginas, con un argumento atractivo y bien desarrollado que mantiene el interés y la tensión hasta llegar al final y que nos acerca a las figuras de  Akhenatón y Nefertiti además de plantear una interesante teoría en torno a la religión judía y la creencia de Atón. Tanto si sois aficionados al antiguo Egipto como si os gustan las novelas de intriga y aventuras, La tumba compartida es una opción que merece la pena tener en cuenta pues reúne todos los ingredientes para hacernos pasar unas horas muy entretenidas.




FUENTES: imagen autora http://www.edicionesb.com/catalogo/autor/antonia-romero_1034.html

Gracias a Ediciones B por facilitarme el ejemplar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...