jueves, 23 de mayo de 2013

BAJO UN CIELO DE MÁRMOL - John Shors

Título: Bajo un cielo de mármol
Autor: John Shors
Editorial: Espasa
Año: 2008
ISBN: 9788467027693
Nº de páginas: 352

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

Tras la decepción de El sueño del Taj Mahal decidí animarme con esta novela que también llevaba bastante tiempo en mi estantería y giraba en torno al mismo tema. Esta vez la decisión no ha podido ser más acertada pues la novela me ha gustado muchísimo, creo que no le puedo poner ningún pero y sin ninguna duda estará en mi lista de las mejores lecturas de este año.

Bajo un cielo de mármol nos traslada hasta el siglo XVII en La India para, entre otras muchas cosas, recrear la construcción del Taj Mahal. Es Jahanara, la hija del emperador Shah Jahan y Mumtaz Mahal, quien nos relata la historia de amor de sus padres y como siendo ella niña su madre murió tras dar a luz, enloqueciendo su padre de dolor y ordenando construir el más hermoso mausoleo para conservar el cuerpo de su esposa: el Taj Mahal. Sumido en la tristeza y el dolor su padre será incapaz de atender los asuntos de Estado, por lo que Jahanara tendrá que asumir las riendas del gobierno además de encargarse de supervisar las obras del Taj Mahal, cuya construcción estará a cargo del arquitecto Ustad Isa.
A lo largo de las páginas asistiremos al apasionante relato de Jahanara, quien nos desvelará lo que fue su vida durante todos esos años, desde que era una niña que vivía feliz en el harén real hasta la época actual, convertida ya en anciana.

Como os decía al principio, este libro me ha gustado muchísimo y tiene tantas cosas que me gustaría resaltar que no sé casi por dónde empezar. Es uno de esos libros que tiene muchas características que a mí me gusta encontrar en una novela como su prosa descriptiva, unos personajes inolvidables, mezcla de ficción con historia o un argumento de lo más atractivo.

Es la propia Jahanara quien nos narra en primera persona esta historia, aunque en este caso sería más acertado decir que se la está contando a sus nietas Guldaban y Rurayya puesto que es así como comienza la novela. Sirve de introducción un prefacio en el que encontramos a una Jahanara ya anciana junto a su guardián, Nizam, y sus dos nietas en un bote navegando en el río Yamuna dispuesta a contarles el secreto que su familia ha guardado durante los últimos años. Es así como las niñas descubren que son parientes del emperador Alamgir, llamado en otros tiempos Aurangzeb y no dudan en pedirle a su abuela que les cuente como comenzó todo, narrando Jahanara la historia de su vida y las causas que provocaron la actual situación en la que se encuentran.

A partir de este prefacio la novela se encuentra dividida en cuatro partes y a su vez cada una en diversos capítulos, la mayoría centrados en la época pasada aunque en algunos retoma de nuevo la escena del bote, reproduciendo lo que sucede entre Jahanara y sus nietas. Es una historia que atrapa al lector desde las primeras páginas y que sigue un ritmo constante, manteniendo de forma equilibrada a lo largo de sus páginas una parte romántica con otra histórica.

El estilo de John Shors me ha cautivado. Hace gala de una prosa natural y muy cuidada en la que sobresale la técnica descriptiva, muy visual y a través de la que consigue trasladarnos a la época en la que se desarrolla la acción. Ya sabéis que este es un punto con el que yo disfruto mucho, me encanta viajar con la imaginación a los escenarios en los que transcurren mis lecturas y en este caso lo he hecho sin problemas. Esto ha provocado que me haya implicado mucho más con esta historia, la he vivido muy de cerca, prestando atención a todos los detalles y cuando he llegado a la última página no he podido evitar sentir una sensación de nostalgia y tristeza por tener que separarme de sus personajes.

Y es que los personajes de este libro son otro de los puntos fuertes pues el autor hace un trabajo magnífico en su desarrollo. Destaca entre todos ellos Jahanara, a quien vemos evolucionar a lo largo del tiempo en función de todo lo que tiene que vivir. Es un personaje fascinante, en una época en la que las mujeres vivían entre limitaciones ella asume funciones de mando y gobierno que corresponden a su padre para sacar adelante al Imperio. Es una mujer inteligente, sincera, audaz, dulce y sobre todo, valiente. Este último es el rasgo que la define a lo largo de toda la historia, una valentía que le sirve para enfrentarse a sus enemigos, en especial a su hermano, y que hará que no deje de luchar nunca por su familia.
Todo en ella me ha gustado pero sin duda lo que me ha conquistado es la relación que mantiene con su padre, el emperador Shah Jahan. El cariño que ambos se tienen, la dulzura que desprende cada una de las escenas que comparten me ha conmovido, creo que el autor en este punto ha hecho un trabajo excelente para trasladar estas emociones al papel y hacer al lector partícipe de las mismas.

No es la única que se ha ganado mi aprecio ya que hay muchos personajes en este libro que me han gustado mucho. No puedo dejar de hacer mención al propio emperador Shah Jahan, un hombre de carácter bondadoso y amable a quien es fácil apreciar y admirar, al igual que a su esposa Mumtaz Mahal, quien a pesar de protagonizar tan solo los primeros capítulos queda maravillosamente retratada y al menos en mi caso, no he podido evitar pensar que si su forma de ser era así realmente, no me extraña que el emperador mandase construir el mausoleo.

Se puede afirmar que la mayor parte de los personajes que encontramos en Bajo un cielo de mármol responden a un perfil positivo, en el sentido de que actúan movidos por la bondad y el cariño. No es algo que me haya molestado, dentro de este perfil no se mantienen planos sino que tienen diferentes reacciones en función de las situaciones que atraviesan.

En el punto opuesto al carácter de Jahanara se encuentra su hermano Aurangzeb y aunque pueda resultar extraño, es un personaje que también me ha gustado dentro de su carácter. Me explico, es un personaje que ha despertado mi antipatía desde las primeras páginas pero creo que está perfilado con mucho acierto y por eso me ha gustado. Actúa movido por su avaricia, por la envidia y los celos y su personalidad responde a estos sentimientos, convirtiéndose en alguien muy cruel a medida que va creciendo.

A lo largo de Bajo un cielo de mármol la mayoría de figuras que encontramos son personajes que realmente existieron, que se mezclan con los ficticios creados por el autor para desarrollar la historia. En algunos casos como en el de Ustad Isa le asigna la construcción del Taj Mahal, aunque en torno a este punto solo se tienen especulaciones.  De esta manera la trama de la novela se mueve entre las licencias que se ha tomado el autor para desarrollar algunos puntos que son fruto de la ficción y la parte más histórica, que se ajusta a los acontecimientos que tuvieron lugar durante esos años. Toda la trama resulta tan real y la ficción está tan bien integrada con la realidad que cuesta diferenciar qué es fruto de la imaginación del autor y qué no, en algunos casos yo he tenido que investigar como en el caso de la relación de amor que Jahanara mantiene y que es uno de los pilares básicos de la historia.

Si bien el argumento y desarrollo me han convencido, con lo que realmente he disfrutado y se ha convertido para mí en uno de los puntos fuertes del libro es con la ambientación y el contexto histórico. En relación con este último, a pesar de las licencias que el autor se toma, nos sirve para acercarnos a la historia del imperio mogol en esos años, quedando recogidos los principales hechos que tuvieron lugar en los mismos entre ellos la propia construcción del Taj Mahal o el conflicto existente entre los hermanos por hacerse con el poder.

La ambientación con la que cuenta la novela es fabulosa y para aquellas personas que como yo disfrutamos con la prosa descriptiva la lectura se convierte en algo maravilloso. A través de minuciosas descripciones el autor nos hace un retrato de la majestuosidad, el colorido y la riqueza que caracterizaban el imperio durante esa época. Las costosas joyas con las que se adornaban, las sedas con las que se vestían y la forma de vida en el palacio real quedan plasmados en cada una de las páginas.

Pasearemos por Agra observando la belleza de sus construcciones y jardines, nos adentraremos en el Fuerte Rojo y pasearemos por sus calles adoquinadas en las que se aglutinan comerciantes, administradores, guerreros y sacerdotes; contemplaremos el rio Yamuna y por su puesto, asistiremos al nacimiento y evolución del Taj Mahal, conociendo muchos datos sobre la forma en la que está construido o los materiales empleados.
Así mismo juegan un papel muy importante las creencias culturales y religiosas, recogiendo la diversidad de religiones que convivían y el posterior enfrentamiento entre musulmanes e hindúes.

Es como veis un libro muy completo en este sentido, contiene mucha información y por lo tanto su lectura resulta muy interesante a la vez que entretenida, realizando el autor un excelente trabajo para reflejar las emociones desde el punto de vista femenino. En conjunto la historia resulta triste y dramática, tiene episodios muy emotivos y escasean las escenas felices pero aún así pienso que merece la pena acercarse a él.

Creo que si habéis llegado a este punto tendréis claro que la novela me ha fascinado y la recomiendo sin ninguna duda. Una obra que combina con maestría la trama histórica con el romance, que atrapa desde las primeras páginas, dotada de una gran sensibilidad y que recoge la fascinante y trágica historia de Jahanara y su familia, todo ello en un marco tan atractivo como el imperio mogol del siglo XVII, el cual queda retratado minuciosamente. Una novela con la que creo que disfrutarán todo tipo de lectores y que recomiendo a todos aquellos que estén interesados en acercarse un poco más a la construcción del Taj Mahal y a este periodo de la historia.



FUENTES: imagen autor http://johnshors.com/about-john.html
imagen Jahanara http://en.wikipedia.org/wiki/Jahanara_Begum_Sahib

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...