lunes, 10 de junio de 2013

Y ENTONCES SUCEDIÓ ALGO MARAVILLOSO - Sonia Laredo

Título: Y entonces sucedió algo maravilloso
Autor: Sonia Laredo
Editorial: Destino
Año: 2013
ISBN: 9788423346516
Nº de páginas: 392

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

Como ya sabéis por las entradas que se han ido publicando en diferentes blogs, Y entonces sucedió algo maravilloso es el título que entre los días 24 y 31 de mayo hemos leído varias personas para la primera maratón de lectura on-line. En mi caso el resultado no ha sido el esperado, el libro me ha gustado pero no ha llegado a cumplir las expectativas que tenía puestas en él. Tiene aspectos que me han parecido positivos pero otros no me han convencido, lo que hace que lo considere una lectura más, no he llegado a meterme de lleno en la historia y eso ha provocado que no la haya disfrutado totalmente.

La historia que nos presenta Y entonces sucedió algo maravilloso se centra en Brianda Gonzaga, una editora de éxito residente en Madrid que de la noche a la mañana se encuentra con que ha sido despedida tras quince años trabajando en la misma editorial, debido a la caída en picado de las ventas provocada por la recesión económica. Tras tantos años dedicada de lleno a su trabajo Brianda no sabe qué hacer a continuación, se siente perdida y desconcertada, sin saber qué rumbo dar a su vida. Es por eso que recurre al método que nunca le ha fallado  a la hora de buscar soluciones: los libros.
Es un ejemplar de Guía de la España Mágica y sus caminos misteriosos el que provoca que Brianda deje todo en manos de su gestor y emprenda un viaje sin un destino determinado ni fecha de regreso, eso sí, camino hacia el norte.
A pesar de seguir las indicaciones del GPS se acaba perdiendo y es así como llega al Concejo de Nuba, en cuyo cartel de bienvenida hay otro curioso aviso en el que se anuncia que se traspasa por jubilación una librería de  libros de ocasión, viejos y nuevos llamada Locus Docendi. Brianda se siente atraída por este negocio inmediatamente, a lo que se une el maravilloso entorno que tiene ante sus ojos y que le recuerda a los paisajes salidos de los cuentos de hadas.  Es así como acaba instalándose en Nuba, trabajando de ayudante de don Lorenzo, el librero propietario de la Locus Docendi, quien le propone desarrollar esta tarea mientras encuentra el tesoro que se haya escondido en la librería y que permitirá que Brianda se quede con ella.
Brianda irá poco a poco conociendo a los habitantes de Nuba e integrándose en la vida del pueblo, recomendando a los clientes de la Locus Docendi diferentes lecturas en función de sus tristezas o alegrías y dejando atrás de esta manera su inquietud e incertidumbre laboral. Y de esta manera comenzará a ser la protagonista de su propia vida en un reino mágico, junto a un hombre misterioso, un viejo secreto y un tesoro incalculable, sin renunciar a nada de lo que verdaderamente es importante.

Como os decía, Y entonces sucedió algo maravilloso tiene algunos aspectos que me han gustado mucho, entre ellos las múltiples referencias que hace a libros y autores y la cantidad de citas que contiene. No soy aficionada a tomar notas de los libros pero creo que esta novela es ideal para eso, merece la pena su lectura libreta en mano para ir tomando nota de frases memorables.

Está dividida en capítulos de extensión variable, todos ellos introducidos por un título que hace referencia a su contenido y que en muchos casos viene relacionado a su vez con un autor u obra, por ejemplo El mitómano Edgar Allan Poe o El que espera el mañana Montaigne. Estos títulos han sido un detalle que me ha gustado mucho, me ha resultado original y muy apropiados con el tono que sigue la novela.
Todos ellos están escritos en primera persona, siendo Brianda la encargada de narrar su propia historia. Sonia Laredo, seudónimo de una mujer relacionada con el mundo literario que prefiere mantener su anonimato, utiliza un estilo muy cuidado, armonioso y elegante, con una prosa directa y clara que facilita su lectura e impregnado de un carácter intimista  y reflexivo en la mayor parte del texto. De esta manera al mismo tiempo que vamos siguiendo el curso de la historia asistimos a las interesantes reflexiones de Brianda sobre múltiples aspectos relacionados entre otros con el amor, el trabajo, los miedos y complejos o la amistad, además de servirse en la mayor parte de los casos de las lecciones incluidas en los libros o de los pensamientos de sus autores para argumentar estas exposiciones, por lo que buena parte del libro se construye a base de las enseñanzas extraídas de la literatura.

Con estas premisas el ritmo que sigue Y entonces sucedió algo maravilloso es pausado, no es un libro que invite a avanzar rápidamente por sus páginas sino que es necesario leerlo con calma, disfrutando de cada uno de los párrafos y de las lecciones que en ellos encontramos. No obstante también hay una parte de misterio en su trama que hace que el interés y la emoción se mantengan constantes y no será hasta el final que descubriremos los secretos y tesoros que esconden los habitantes de este pintoresco pueblo. Es por eso que para mí es una novela que va de menos a más, si bien el principio no conseguía despertar por completo mi interés pasada la mitad de la novela la trama se pone más interesante y va cogiendo más fuerza, logrando que disfrutase más de esos capítulos finales.

Es Brianda la protagonista indiscutible de la novela y en torno a ella se va desarrollando toda la historia. Puesto que es la narradora y comparte con nosotros todos sus pensamientos, sentimientos y emociones llegamos a conocerla con bastante profundidad. Sin embargo yo no he llegado a conectar con esta mujer, no sé qué ha ocurrido pero no me ha llegado a inspirar ni transmitir ninguna emoción y supongo que esta es una de las razones por las que el libro no me ha entusiasmado.

Al resto de personajes los conocemos a través de la percepción que Brianda tiene de ellos y eso provoca que algunos queden un tanto desdibujados, pues no sabemos nada más de cada uno que los datos que ella va descubriendo. Entre todos destaca don Lorenzo que es sin lugar a dudas, mi personaje favorito, me ha encantado. Es un hombre entrañable, de carácter sencillo, sereno y bondadoso que se gana el aprecio de todos los que le rodean. Se nota que Brianda le tiene un gran cariño y de esta manera el lector acaba también apreciándole, contagiándose de su amor por los libros y de la paz y tranquilidad que transmite. 

Por la Locus Docendi desfilan múltiples clientes que a su vez en muchos casos son habitantes de Nuba y que por lo tanto tienen su propia historia, como sucede en todos los pueblos. Algunos acaban teniendo más relevancia en la vida de Brianda y por lo tanto también en la novela, incluso escondiendo secretos y traumas pasados que son los que aportan el toque de intriga en esta novela.

Otra de las figuras con más relevancia aunque curiosamente es de quien menos llegamos a descubrir es Tomás. En este punto he de decir que es uno de los aspectos que menos me ha gustado de la novela, todo lo que sucede entre Brianda y él me ha resultado cogido con pinzas, poco consistente. Supongo que quizás debería haberme dejado llevar por el halo de cuento y magia que rodea a Nuba pero ha sido imposible, no me ha parecido creíble lo que sucede en torno a esta pareja en ningún momento y Tomás es un hombre cuyo misterioso carácter y forma de actuar no me han gustado.

Con lo que sí he disfrutado es con el entorno en el que todo transcurre. La construcción que la autora hace del pueblo de Nuba es una maravilla y acabas deseando encontrar en tu camino un pueblito con tanto encanto como este, en el que las cosas extraordinarias se convierten en hechos ordinarios. No es un libro excesivamente detallado pero sí contiene acertadas y precisas descripciones que permiten hacernos una idea del entorno en el que se instala Brianda, más teniendo en cuenta que al inicio del libro la autora nos da unas pistas de algunos lugares que podemos encontrar en nuestro país parecidos a Nuba. Y dentro de este pueblo destaca la Locus Docendi, una librería inmensa con las paredes cubiertas de libros cuyos lomos, de distintos colores y texturas, crean un ambiente maravilloso que cualquier aficionado a la lectura vería como un paraíso.

Finalmente, el cierre de la novela me ha gustado bastante y ha contribuido a que la sensación final haya sido más positiva. Si bien como os decía sigue un ritmo pausado, en los últimos capítulos este se acelera y se suceden múltiples sucesos y giros que aumentan la tensión e intriga para llegar finalmente a un giro que al menos a mí me ha pillado por sorpresa ya que aunque tenía una idea de lo que podía haber ocurrido, no me lo imaginaba exactamente así.

En resumen, si bien mi opinión no llega a ser tan positiva como la del resto de participantes en esta maratón, creo que Y entonces sucedió algo maravilloso es una lectura recomendable. Una novela que transmite el amor por los libros de su autora, en la que nos acompañan múltiples autores y obras y que está repleta de enseñanzas y consejos. Una lectura cargada de optimismo que nos traslada a un pueblo envuelto en un halo de magia y ensueño en el que su librería juega un papel fundamental en la búsqueda de respuestas.



Gracias a Destino por facilitarme el ejemplar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...