lunes, 26 de agosto de 2013

LA DULCE JIMINY - Kristin Gore

Título: La dulce Jiminy
Autor: Kristin Gore
Editorial: Suma de Letras
Año: 2012
ISBN: 9788483653098
Nº de páginas: 350

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

Hacía más o menos un año que había descubierto esta novela en el catálogo de la editorial Suma de letras y me había llamado la atención por estar relacionada con la lucha por los derechos civiles en los estados del sur de Estados Unidos, un tema sobre el que me gusta bastante leer. Desde entonces tenía pendiente su lectura y hace unas semanas por fin encontré un hueco para adentrarme en esta historia, aunque el resultado no ha sido el esperado ya que creo que la autora no ha conseguido desarrollar la trama plenamente, para mí podría haber sacado más partido de los elementos.

En medio de una crisis existencial a sus veinticinco años, Jiminy Davis abandona repentinamente la facultad de derecho de Chicago para refugiarse en la granja de su abuela Willa, en Mississippi, buscando paz y tranquilidad. Cuando en un compartimento secreto de su habitación halla un viejo diario de su abuelo, muerto prematuramente a los treinta y dos años, en el que este iba recogiendo los hechos más importantes de su vida, descubre que en la granja vivió otra Jiminy, la hija del ama de llaves de su abuela, a la que encontraron muerta. Intrigada por estos hechos comienza a investigar su muerte, un caso sin resolver desde hace cuatro décadas, en la época de la lucha por los derechos civiles, contando para ello con la ayuda de Bo, el sobrino del ama de llaves.

Como os decía anteriormente, una vez finalizada su lectura me he quedado con la sensación de que Kristin Gore no ha logrado desarrollar su historia plenamente. Desde mi punto de vista ha pasado por los hechos demasiado rápido, sin profundizar en determinados puntos y eso ha provocado que al menos en mi caso, la historia no me haya llegado del todo. Creo que el punto del que parte es bueno pero no ha explotado el potencial de su trama, me hubiese gustado que detallase más algunos sucesos, transcurriendo todo más pausadamente.

La novela se encuentra dividida en capítulos que a su vez se agrupan en tres grandes partes, utilizando en todos ellos un narrador omnisciente en tercera persona que nos va contando lo que sucede en todos los escenarios. El estilo narrativo de Kristin Gore  es ágil y directo, utilizando una prosa sencilla y clara que hace que se lea con fluidez.

La dulce Jiminy es una obra cuyo eje central es el racismo y la lucha por los derechos civiles que tuvo lugar en los años sesenta, situando la historia en este caso en los estados sureños y concretamente en Mississippi. La trama se sitúa en la época actual pero gira en torno a unos hechos que tuvieron lugar en el pasado y así encontramos menciones por ejemplo al Ku Klux Klan o alusiones a incidentes que tuvieron lugar en ese periodo que aunque no sean reales, son reflejo de la situación que se vivía.

La protagonista de esta historia es Jiminy Davis, una joven que se enfrenta a una crisis que provoca que abandone su vida para buscar refugio en la granja de su abuela en Mississippi. Es un personaje con el que no he llegado a conectar en ningún momento y es que mi impresión es que tanto ella como el resto de figuras que aparecen en La dulce Jiminy no están bien desarrolladas y les falta profundidad, lo que hace que muchos de sus actos y decisiones no queden claros. Así por ejemplo la trama romántica que la autora introduce me ha resultado incompleta tanto en sus inicios como en el desarrollo, creo que no ha conseguido reflejar los sentimientos y emociones de las figuras implicadas y eso provoca que no resulte consistente y por lo tanto creíble.

Además de Jiminy encontramos diversas figuras con cierta relevancia como su abuela Willa, el ama de llaves Lyn o el sobrino de esta última Bo, aunque al igual que sucede con ella desde mi punto de vista resultan bastante planos y no están bien perfilados, de tal manera que es difícil hacerse una idea de cómo son realmente. Algunas de las cosas que suceden en torno a ellos o de las decisiones que toman resultan imprevistas y aunque no siempre es necesario que el autor detalle todo paso a paso, en este caso haría falta concretar y profundizar en sus personalidades en algunos casos, ya que con otros personajes su carácter es evidente desde el principio, especialmente en los ancianos que vivieron los hechos ocurridos en el pasado.

En relación con esta última afirmación he de señalar otro punto negativo y es que la historia es muy previsible. No sé si es la intención de la autora pero al menos yo tuve claro desde el principio quienes habían sido los culpables de lo que sucedió en el pasado y así la investigación de Jiminy pierde interés, lo único que impulsa a leer es descubrir cómo sucedió todo. Aunque sí tengo que señalar que hay un giro final que no me esperaba y me sorprendió bastante, salvando un poco un final que de otra forma me habría decepcionado bastante.

Como veis, a pesar de que el punto de partida era bueno y que podría haber dado mucho más de sí, Kristin Gore ha pasado muy por encima por la historia sin profundizar ni en los hechos ni en los personajes y habría sido necesario un mayor desarrollo de estos últimos para que el lector se implicase con ellos y compartiese sus emociones, sobre todo cuando se trata de hechos tan dramáticos como los que forman el punto de partida de la obra.

Por lo tanto, La dulce Jiminy es una novela que si bien se lee de manera rápida y no llega a aburrir, resulta previsible y esto se convierte en un punto negativo unido a un rápido desarrollo que hace que la historia pierda consistencia. No obstante, si estáis interesados en el tema y puesto que no os llevará mucho tiempo su lectura os animo a que le deis una oportunidad, ya sabéis que cada lector es un mundo y quizás a vosotros sí os convenza.




FUENTES: imagen autora aquí
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...