viernes, 30 de agosto de 2013

MELODÍA EN LA TOSCANA - Belinda Alexandra

Título: Melodía en la Toscana
Autor: Belinda Alexandra
Editorial: Martínez Roca
Año: 2013
ISBN: 9788427040137
Nº de páginas: 624

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

Descubrí a Belinda Alexandra gracias a la lectura de Lalavanda silvestre que iluminó París, una novela que me gustó muchísimo y que me animó a repetir con su siguiente obra, Secreto de hermanas, que también me gustó mucho aunque no tanto como la anterior. Aunque aún tengo por leer La gardenia blanca de Shangai, me quedé a la espera de próximas publicaciones y en cuanto supe que salía a la venta Melodía en la Toscana, quise leerlo. Como esperaba, la novela me ha encantado y Belinda Alexandra ya ocupa una posición entre mis autoras de referencia, no me quiero perder ninguna de sus obras.

Melodía en la Toscana comienza con un prólogo que nos sitúa en Florencia en el año 1914, donde un hombre apodado el Lobo entrega un bebe de pocos días a las monjas de un convento de clausura para que se encarguen de criarla, descubriendo la monja que se hace cargo de ella una minúscula llavecita plateada entre los paños que la envuelven.
La pequeña, a la que las monjas le dan el nombre de Rosa Bellocchi, crece huérfana en compañía de las monjas hasta que quince años más tarde y puesto que no siente vocación para tomar los hábitos, entra a trabajar en la villa Scarfiotti como institutriz de Clementina, hija de los marqueses de Scarfiotti. Pronto Rosa descubrirá el carácter frío y calculador de la marquesa de Scarfiotti, una mujer que además esconde un oscuro secreto que ella sentirá la necesidad de descubrir, a pesar de las terribles consecuencias que eso supondrá en su vida.

Como os decía al principio, Melodía en la Toscana me ha gustado muchísimo a pesar de que el comienzo del libro me llevó a pensar que en esta ocasión Belinda Alexandra no me iba a convencer. El motivo es que desde las primeras páginas sabemos que Rosa tiene un don que le permite percibir el origen de las cosas a través de visiones y también se menciona la existencia de brujas y espíritus, lo que me llevó a pensar que si la novela iba a transcurrir en esa línea a mí no me iba a entusiasmar. Afortunadamente aunque es una faceta de Rosa que no se puede obviar, va quedando en un segundo plano y no me ha impedido meterme en la historia y estar cada vez más enganchada a ella, aunque eso sí, es el punto que menos me ha gustado del libro.

Por lo demás, no le encuentro ningún pero a Melodía en la Toscana, una historia que va aumentando en interés e intensidad haciendo que no te puedas despegar de sus páginas hasta llegar al final. Tras el prólogo que he señalado anteriormente, la novela se divide en tres partes correspondientes a los tres periodos más diferenciados en la vida de Rosa, siendo la tercera la más extensa y estando a su vez cada una de ellas está dividida en capítulos en los que utiliza un narrador omnisciente en tercera persona del pasado. Me gusta mucho el estilo narrativo de Belinda Alexandra y en este caso no difiere del empleado en sus anteriores libros, encontrándonos con una prosa sencilla pero muy cuidada y elegante, rica en matices y descripciones y que sigue un ritmo ágil y fluido, lo que facilita su lectura y hace que sus seiscientas páginas se lean prácticamente sin darte cuenta.

Desde mi punto de  vista esta novela tiene bastantes similitudes con La lavanda silvestreque iluminó París, pues ambas comparten una protagonista femenina que se ve arrastrada por las circunstancias que la rodean y se sitúan en el mismo periodo histórico, aunque en puntos geográficos diferentes. Ambas tienen además una estructura similar, desarrollando en la primera parte los inicios de la vida de su protagonista, en la segunda el periodo de madurez y finalmente la tercera parte queda dedicada al desarrollo del periodo de guerra. No me ha importado pues La lavanda silvestre que iluminó París me gustó tantísimo que encontrarme con una historia similar no se ha convertido en un punto negativo.

La construcción de personajes es para mí uno de los puntos fuertes de Belinda Alexandra y en Melodía en la Toscana nos encontramos con un nutrido grupo, todos ellos caracterizados con detalle y con unas personalidades sólidas y perfiladas de tal manera que los hace inconfundibles. Una de las cosas que más me ha gustado es que sus caracteres no responden a un patrón definido sino que tiene multitud de facetas y dimensiones que les otorgan humanidad y acercan a la realidad, observamos como van evolucionando y como los hechos que les toca vivir van forjando su personalidad, modelando los rasgos que les definen.

La protagonista de esta historia es sin duda Rosa pues todo gira en torno a ella y es un personaje con el que he conectado desde el principio y cuya personalidad me ha gustado mucho. Al principio observamos que es tímida, reservada, vulnerable y sensible pero a medida que el tiempo va pasando tiene que aprender a sobrevivir y salir adelante por si misma lo que hace que se vaya fortaleciendo, adquiriendo valentía y demuestre ser una persona con un gran espíritu de superación. Desde mi punto de vista es un personaje que está muy bien matizado y a quien el lector llega a conocer en profundidad, compartiendo sus emociones, sentimientos y sobre todo, su sufrimiento. Me ha parecido positivo que a pesar de ser una mujer bondadosa, dulce y cálida Belinda Alexandra la haya obligado a tomar difíciles decisiones que la apartan un poco de la imagen que el lector se había creado, sufriendo de esta manera una acusada transformación que hace que se acerque más a lo que sería la vida real.

Como os decía junto a Rosa van desfilando multitud de personajes secundarios a los que la autora ha dotado de diferentes personalidades y carismas que aumentan el interés de la obra. A pesar de ser secundarios la mayoría tienen su propia historia que en algunos casos se va desarrollando como una línea argumental paralela aunque en un grado mucho menor a la principal, estando todas ellas interrelacionadas entre sí. Hay algunos que me han gustado especialmente como Antonio, un hombre con el que es difícil no encariñarse por su carácter bondadoso y tierno; Luciano por su valentía y por el amor y entrega que siente por su país y sus ideales o su hermana Orietta. Incluso otros como la marquesa Scarfiotti que destacan por su maldad me han parecido destacables en el papel que juegan y es que una historia no se puede sustentar solo a base de personajes buenos.

Como suele suceder en las obras de Belinda Alexandra, la labor de documentación es excelente y se aprecia en la recreación del contexto histórico en el que se sitúa la historia. Nos trasladamos a la bella Florencia y conocemos de primera mano cómo se vivieron los años previos al estallido de la Segunda Guerra Mundial así como el desarrollo del conflicto en Italia. Son los propios personajes los que se ven obligados a tomar partido en esta situación y así junto a ellos viviremos bajo el mandato de Mussolinni, conoceremos las pautas y medidas que regían su política y sufriremos la dura situación vivida en la guerra. Queda recogida la deposición de Mussolini por el Gran Consejo, la ocupación alemana de Italia tras iniciar estos conversaciones de paz con los aliados y en 1945 el final de la guerra, mostrando en todo momento la importante labor llevada a cabo por los partisanos y recogiendo así mismo la perversidad de las represalias y los terroríficos castigos a los que se sometía a los italianos que ayudaban a los partisanos, que se convierten en los pasajes más duros de toda la obra.

No solo el contexto histórico está bien desarrollado sino que la novela también cuenta con una ambientación maravillosa que nos permite trasladarnos a los bellos paisajes de la Toscana a través de sus detalladas y coloristas descripciones, contribuyendo a ello el uso que la autora hace de términos, títulos, frases y expresiones en italiano que logran que formemos parte de esta región.

Al igual que ocurría en Secreto de hermanas, en Melodía en la Toscana también se pone de manifiesto el amor que Belinda Alexandra siente por los animales y la firme defensa que hace de sus derechos, pudiendo observar una crítica hacia la matanza y uso que se hace de sus pieles tanto para vestir como para objetos de decoración.

En cierta forma el final de la novela es previsible en algunos puntos aunque al tener tantos frentes abiertos en mi caso ha habido algún giro final que sí me ha sorprendido. Pero la mayoría de incógnitas que se plantean se puede intuir su resolución al igual que el desenlace de la parte romántica, bastante evidente desde el principio y quizás un tanto forzado, pues hace gala de demasiadas coincidencias y de la buena estrella que acompaña a los protagonistas. Aún así no me parece un final que estropee la obra, el desarrollo es para mí lo importante a pesar de que ya intuyese casi desde el principio lo que me iba a encontrar al final.

En definitiva, Melodía en la Toscana es una novela cuya lectura recomiendo, especialmente si ya habéis leído algo de la autora y os ha gustado o si sois aficionados a las historias dramáticas. Con un estilo cuidado y elegante Belinda Alexandra consigue trasladarnos a la bella Toscana para narrar una historia protagonizada por una mujer que cautivará al lector con su carácter y en el que tanto el contexto histórico como los secretos, traiciones y venganzas que se esconden en su trama harán que no podamos abandonar su lectura hasta llegar al final.


FUENTES: imagen autora aquí

Gracias a la editorial por facilitarme el ejemplar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...