martes, 10 de septiembre de 2013

84, CHARING CROSS ROAD - Helene Hanff

Título: 84, Charing Cross Road
Autor: Helene Hanff
Editorial: Anagrama
Año: 2008 (1970)
ISBN: 9788433969828
Nº de páginas: 128

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

Tenía muchas ganas de leer 84, Charing Cross Road desde que leí la reseña que publicó Goizeder en su blog, hace ya de esto bastante tiempo. Desde entonces he leído varias más, todas ellas positivas y que han hecho que me enfrentase al libro con unas expectativas muy altas que no se han cumplido. Con ello no quiero decir que no me haya gustado pero esperaba un entusiasmo que no he logrado encontrar en esta lectura a pesar de haberla disfrutado.

En 84, Charing Cross Road nos encontramos con una recopilación de la correspondencia entre Helene Hanff y la librería Marks & Co., situada en el número 84 de Charing Cross Road. Estas cartas comienzan a enviarse en el año 1949, cuando Helene Hanff, tras sus infortunios como dramaturga, se decide a adquirir una auténtica cultura clásica y tras no hallar los volúmenes que busca en las estanterías de las librerías americanas se pone en contacto con la librería Marks & Co en Londres, descubierta a través de un pequeño anuncio. Este intercambio de cartas en las que Helene le solicitará a Frank Doel, dueño de la librería, volúmenes en muchos casos inencontrables, se prolongará durante veinte años y darán lugar a una relación amistosa que les llevará a compartir información sobre sus vidas además de sobre la literatura.

Nos encontramos pues ante una novela epistolar ya que está compuesta en su totalidad por las cartas enviadas y recibidas por Helene Hanff. Siendo así todas ellas están escritas en primera persona y siguen el tono característico de la correspondencia comercial, un tanto formal aunque a medida que pasa el tiempo se ve una evolución, convirtiéndose en cartas más informales y amistosas. Es un libro más bien corto, tan solo 128 páginas que hacen que se pueda leer prácticamente del tirón en una tarde pues además es una lectura bastante ágil y dinámica.

84, Charing Cross Road es una novela que se puede encuadrar dentro del género de la metaliteratura, es decir, libros que a su vez hablan de libros. Es este el punto central de las conversaciones que Helene mantiene con la librería, haciéndoles comentarios sobre los libros que ha leído o está buscando  y sobre las ediciones de los mismos. Resulta por lo tanto una obra muy atractiva para todos aquellos aficionados a la lectura, pues siempre es agradable leer sobre otros libros aunque en mi caso no conocía la mayoría de libros y autores que Helene menciona entre ellos William Hazlitt, Walter Savage Landor, Quiller-Couch, Kenneth Grahame o Jane Austen, que es creo la única que yo conocía.

Pero no solo es una obra sobre libros sino que es también un testimonio directo sobre el vínculo de la amistad. Una amistad que surge a través del intercambio de correspondencia y que demuestra que no es necesario conocer a una persona físicamente para poder desarrollar un vínculo especial. Hoy en día quizás esto se ha perdido un poco, la tecnología y los correos electrónicos han hecho que el intercambio de correspondencia quede relegado solamente a los motivos comerciales y recibir una carta escrita de puño y letra en el  buzón es casi un pequeño milagro, por lo que una historia de este tipo resulta más entrañable y te trae a la memoria épocas pasadas de intercambio de cartas con amigos que estaban fuera y la ilusión asociada a la recepción de las mismas.

Por lo que se desprende de sus cartas poco a poco vamos conociendo el carácter de Helene Hanff, una mujer muy carismática y un tanto extravagante que paulatinamente se va ganando el cariño del lector. Vemos que es una mujer con sentido del humor, excéntrica y sobre todo preocupada por los demás, especialmente por los que ella considera sus amigos y así no duda en enviar multitud de productos de regalo a la librería para que puedan suplir las necesidades de la época.

Y es que a través de las cartas también conocemos un poco del periodo en el que las mismas se intercambian, conociendo la situación en ambos países y las diferencias entre uno y otro, destacando entre otras cosas por ejemplo el racionamiento que había con motivo de la Segunda Guerra Mundial y que hace que Helene se preocupe por ellos y les envíe artículos que o no se pueden conseguir o hay que buscarlos en el mercado negro. También llama la atención el precio de los libros y la eficacia de la librería Marks & Co para localizar los libros que Helene les solicita.

Pienso que 84, Charing Cross Road es una novela que cualquier persona aficionada a la lectura debería leer. De corta extensión y agradable de leer, resulta una historia entrañable que se crea en torno a los vínculos de la amistad y el amor por los libros. Por lo que he leído en alguna página web, también existe una adaptación cinematográfica interpretada por Anne Bancroft y Anthony Hopkins.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...