lunes, 14 de octubre de 2013

CUANDO CAE EL CREPÚSCULO - Emilio Piqueras

Título: Cuando cae el crepúsculo
Autor: Emilio Piqueras
Editorial: Carena Editors
Año: 2013
ISBN: 9788492932733
Nº de páginas: 280

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

Hace unas semanas Emilio Piqueras se puso en contacto conmigo para presentarme sus novelas y ofrecerme la posibilidad de leer y reseñar una de ellas. Las sinopsis de ambas, Nunca dijeron adiós y Cuando cae el crepúsculo, me resultaron interesantes pero como me apetecía más leer una novela negra, me decidí por Cuando cae el crepúsculo, de la que también me atraía que transcurriese en Valencia.

Nos situamos en el año 1996 en Valencia, donde están teniendo lugar una serie de crímenes que siguen la misma pauta: las víctimas son empujadas desde cierta altura o ante el paso de vehículos. La investigación policial, a cuyo cargo está el inspector Tejada, avanza lentamente ante la falta de pistas que seguir, lo que provoca una gran alarma social entre la población. La identificación de una de las víctimas llevará al inspector hasta su núcleo de residencia, barrio en el que centrará su investigación al descubrir que algunos vecinos parecen estar implicados en el caso.

Si nos fijamos en la sinopsis de la novela, en sus primeras líneas encontramos una clasificación que la define como novela de intriga, psicológica, policiaca y con tintes costumbristas. Todas estas líneas son las que posteriormente encontramos en su interior pues aunque por un lado tenemos la investigación policial en torno a los asesinatos por otro nos encontramos con un desarrollo en torno principalmente a la psicología de un personaje, César, y así mismo nos acerca a la forma de vida en un determinado barrio de Valencia.

La novela se encuentra dividida en cuatro partes diferenciadas, centradas cada una en desarrollar un punto determinado. En la primera parte, "Muertes", nos encontramos con el planteamiento de los asesinatos para en la siguiente, "La investigación", dar paso, como su título indica, a la investigación de los mismos, mientras que en la siguiente, "Paranoia", nos encontramos con un periodo de transición y finalmente en la cuarta, "Las apariencias", con el desenlace. A su vez cada una de ellas está dividida en diversos capítulos, en general de corta extensión, lo que da agilidad a la lectura. En estos capítulos se va alternando la narración, pues unos están narrados a través de un narrador omnisciente que va cambiando entre diversos escenarios y personajes y otros están narrados en primera persona por uno de los protagonistas, César, vecino del barrio.

Emilio Piqueras escribe empleando un estilo sencillo y cercano, por lo que es un libro que se lee con facilidad. Aunque el argumento que desarrolla se caracteriza por el misterio que envuelve a los crímenes, no es un libro que siga un ritmo rápido o que invite a pasar páginas con avidez, se lee más bien con calma debido a que las partes narradas por César son más reflexivas e intimistas. Así encontramos un contraste entre ambos capítulos, ya que es como si desarrollasen dos líneas argumentales que tienen en común la investigación de los asesinatos. A mí personalmente me han gustado más los capítulos narrados en tercera persona, más centrados en el inspector Tejada y en los pasos que va dando para desvelar quien se esconde detrás de los crímenes cometidos.
Relacionado con el estilo y como punto negativo es necesario señalar que la obra contiene faltas de ortografía, por lo que sería necesario hacer una revisión para corregirlas.

Torres Serrano (Valencia)
Por lo que respecta a los personajes, son varios los que adquieren cierto grado de protagonismo aunque únicamente César está algo más desarrollado, del resto tenemos escasa información y no se llega a profundizar en sus personalidades, manteniéndose bastante planos. No me ha parecido algo negativo pues tampoco es necesario conocer demasiados datos de ellos más allá del vínculo que tienen con la trama principal.
Como os decía, César es el personaje a quien el lector llega a conocer mejor pues al encontrarnos con varios capítulos narrados en primera persona nos permite profundizar en su psicología, observar su forma de pensar y los motivos que marcan sus manera de ser y actuar, compartiendo con el lector sus problemas y especialmente sus sentimientos, pues también hay una parte romántica en Cuando cae el crepúsculo. Es un personaje cuya forma de ser no me ha gustado demasiado, no he llegado a conectar con él y por eso estos capítulos me han resultado menos interesantes que la investigación en sí misma. 
Me ha gustado más el inspector Tejada y debido a esto me hubiese gustado que el autor desarrollase más tanto su personalidad como aspectos de su vida, pasado y entorno, aunque esto ya es algo personal.

Señalaba en las primeras líneas que uno de los aspectos que me atrajo de Cuando cae el crepúsculo es que transcurriese en Valencia y en este sentido sí que encontramos referencias a ubicaciones de la ciudad que cualquiera que la haya visitado podrá identificar sin problemas como por ejemplo las torres Serrano, sin llegar a incluir descripciones exhaustivas más que algunas pinceladas cuando es necesario. En cambio sí se centra más en el detalle del día a día en el barrio en el que transcurre buena parte de la trama y así descubrimos el ambiente que se vive en esta zona y la forma de  vida de sus vecinos, destacando algunos establecimientos como la peluquería del padre de César o el Gaucho, el minúsculo bar que sirve de principal punto de encuentro.

En cuanto al final, no puedo decir que me sorprendiese ya que era uno de mis sospechosos casi desde las primeras páginas pero aún así, Emilio Piqueras ha conseguido mantener mi interés hasta el final, pues en ningún momento he llegado a tener la absoluta certeza de la resolución del caso. Sí tengo que señalar que hay algunos puntos que no me han terminado de convencer en ese cierre, aunque no los expondré aquí para no estropear la lectura a futuros lectores.

Resumiendo, Cuando cae el crepúsculo es una lectura entretenida que mantiene el interés y la intriga hasta llegar al final, combinando en su interior una trama policial con otra línea argumental más psicológica, ambas relacionadas entre sí a través de unas misteriosas muertes que están teniendo lugar en la ciudad de Valencia.


Gracias a Emilio Piqueras por facilitarme el ejemplar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...