lunes, 21 de octubre de 2013

El informe Müller - Antonio Manzanera

Título: El informe Müller
Autor: Antonio Manzanera
Editorial: Umbriel Editores
Año: 2013
ISBN: 978-84-92915-23-1
Nº de páginas: 352

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

A comienzos del pasado verano Antonio Manzanera se puso en contacto conmigo para ofrecerme la posibilidad de leer su novela El informe Müller y puesto que la época en la que se ambienta es una de mis favoritas, acepté su propuesta sin pensármelo demasiado.

En plena guerra fría, concretamente en el año 1955,  el MI6 encarga al profesor de historia Redwald Trevor-Roper y al mayor Oughton, agente secreto de la CIA, que investiguen la muerte de Heinrich Müller, director de la Gestapo que estuvo en el bunker de la Cancillería de Berlín hasta el mismo día en que se suicidó Hitler y luego desapareció sin dejar rastro. Tras reaparecer diez años más tarde y entregarse voluntariamente al MI6, Müller ha sido asesinado, y el servicio secreto alemán se ve en la difícil situación de explicar a sus aliados estadounidenses estos hechos. La CIA desea abrir una investigación para esclarecer la muerte de Müller  y pedir responsabilidades a quien corresponda, para lo que envía a uno de sus agentes encargado de llevar a cabo esta misión. Es así como Oughton, junto al profesor Trevor-Roper, comenzarán una investigación en la que tendrán que revelar las circunstancias que rodean a la muerte de Müller, lo que les llevará a descubrir que él era la única persona capaz de esclarecer la verdad sobre la muerte de Hitler y en algún lugar ha dejado un informe que arroja luz sobre lo ocurrido el 30 de abril de 1945.

Hacía tiempo que no leía una novela de espionaje y El informe Müller ha sido una acertada elección para reencontrarme con el género. Antonio Manzanera ha desarrollado un sólido argumento basado en hechos reales, respaldado por un gran trabajo de documentación, que ha conseguido captar mi interés desde los primeros capítulos. Tengo que reconocer que, al menos en mi caso, no ha sido una lectura sencilla pues son muchos los nombres que aparecen a lo largo de las páginas y he tardado en hacerme con todos ellos y diferenciar quien era cada uno a pesar de que en las páginas finales hay una relación que incluye a los principales personajes históricos.

El informe Müller cuenta con un ritmo muy ágil que hace que se lea con facilidad, a lo que contribuye el estilo del autor, cuidado, sencillo, directo y efectivo, manteniendo la tensión narrativa y el interés del lector en todo momento.
En las primeras páginas nos encontramos una relación de las abreviaturas que posteriormente encontraremos a lo largo de la historia y que serán de ayuda para el lector, al igual que la relación final de los principales personajes históricos que os mencionaba anteriormente.
La novela se encuentra dividida en dos grandes partes más un epílogo final y a lo largo de las mismas se va desarrollando la historia en dos hilos temporales. Por una parte podemos diferenciar lo que está ocurriendo en el tiempo actual, es decir, en octubre de 1955 que es cuando Trevor-Roper y Oughton llevan a cabo su investigación a lo largo de doce días que aparecen diferenciados claramente en letra negrita. A su vez, dentro de cada uno de los días aparece integrado el relato de lo que sucedió en torno al año 1945 en función de la declaración de cada una de las personas con las que se van entrevistando. Es así como poco a poco vamos avanzando y descubriendo tanto la verdad en torno a la muerte de Müller como lo que sucedió el día de la de Hitler. Ambas historias están bien integradas y a pesar de los constantes saltos temporales se sigue sin problema, teniendo claro el lector en todo momento en qué época nos situamos.

A lo largo de las páginas de El informe Müller aparecen, como señalaba más arriba, una gran cantidad de personajes entre los que se mezclan figuras ficticias con reales, encontrando entre estas últimas a Martin Bormann, Canaris, Heinz Felfe, Reinhard Gehlen, Himmler, Rositzke o el propio Hugh Trevor-Roper, entre otros. No todos adquieren el mismo grado de protagonismo ni están perfilados con el mismo detalle, destacando entre ellos Trevor-Roper y Oughton pues son las dos figuras que llevan el peso de la investigación y el propio Müller, al que conocemos más bien a través de lo que el resto de personajes nos cuentan. A pesar de que haya algunas figuras más relevantes es difícil establecer el protagonismo pues en general todos los personajes tienen un momento concreto en el que se sitúan en el punto central del relato.
Me ha gustado especialmente el dúo formado por Oughton y Trevor-Roper que en cierta manera me ha recordado a la pareja formada por Sherlock Holmes y Watson. Son dos hombres con caracteres diferentes que se complementan y así, Oughton responde a un perfil más profesional, manteniendo en todo momento una actitud fría y distante y destacando por su capacidad para asimilar fácilmente todo lo que va averiguando, analizarlo y extraer con rapidez conclusiones que le llevarán a avanzar en su investigación. Por el contrario el profesor Trevor-Roper tiene un carácter más pausado y tranquilo y su papel queda limitado al de acompañante de Oughton, cumpliendo sus órdenes y careciendo de iniciativa. Simplemente aporta información en algunos casos basándose en el trabajo de investigación que realizó años atrás para escribir su obra Los últimos días de Hitler.

El informe Müller es una obra que destaca por la excelente labor de documentación que ha realizado Antonio Manzanera para trasladar los hechos a sus páginas, lo que queda de manifiesto en la cantidad tanto de datos como de nombres que la obra contiene. Junto a esta labor otro de sus puntos positivos es la integración de los mismos en el relato, de tal manera que no es una lectura que nos canse por el exceso de información sino que todo ello está combinado con claridad, resultando una lectura amena.
En mi caso, los conocimientos que tenía acerca de los hechos que Antonio Manzanera plasma en su novela eran escasos y no sabía nada de Müller por lo que la lectura me ha resultado muy interesante. Tanto la investigación en torno al asesinato como el desarrollo de lo que sucedió en el bunker han despertado mi interés y pienso que la estructura que ha seleccionado el autor para el desarrollo de la trama ha sido muy acertada. Me ha gustado la combinación de estos dos hilos y como se ha servido de diferentes personajes para ir destapando paso a paso lo que ocurrió en 1945, introduciendo a través de cada uno nuevas pistas que provocan giros en la investigación y hacen que el lector tenga que seguir avanzando para descubrir cómo encaja todo. Y es quizás este desconocimiento el que ha hecho que el epílogo final me haya resultado tan sorprendente, pues no tenía ni idea de donde terminaba la realidad y comenzaba la ficción de lo que nos cuenta esta novela.

Creo que tanto si os interesa este periodo como si os gustan las novelas de espionaje disfrutaréis con la lectura de El informe Müller, una obra basada en una excelente labor de documentación que establece una hipótesis sobre lo que ocurrió con Heinrich Müller al mismo tiempo que nos acerca a su figura y a los hechos que tuvieron lugar en los últimos días de la Segunda Guerra Mundial.



FUENTES: imagen autor aquí

Gracias a Antonio Manzanera por facilitarme el ejemplar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...