miércoles, 23 de octubre de 2013

El ladrón de suspiros - Gonzalo Fleitas

Título: El ladrón de suspiros
Autor: Gonzalo Fleitas de Miguel
Editorial: Autoeditado
Año: 2013
Nº de páginas aprox.: 214

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

Hace unos meses Gonzalo Fleitas contactó conmigo para ofrecerme la posibilidad de leer y reseñar su segunda novela, El ladrón de suspiros. Junto a su oferta me enviaba una nota de prensa en la que se definía la obra como un thriller psicológico con elementos policíacos, lo que unido a su sinopsis despertó mi interés por la lectura y acepté su propuesta.

El ladrón de suspiros tiene por protagonista a Ángel Carvajal, un joven de treinta y tres años que durante una estancia en París recibe a través de una llamada telefónica una noticia que da un giro a su existencia, dejando ésta de tener sentido y sumiéndole en un estado depresivo que le llevará incluso a abandonar su trabajo y recluirse en su casa. Tras doce días sin salir del piso, cuando se decide a abrir el equipaje que ha dejado abandonado en la entrada se da cuenta de que por error ha tomado en el aeropuerto una maleta que no es la suya. Dentro encuentra ropa y otros objetos pertenecientes a una mujer y, escondido en el forro de la misma, halla un diario en el que la propietaria, Andrea, ha ido recogiendo lo sucedido en los últimos años de su vida. Este diario será el punto de partida de la obsesión que desarrollará por ella, convirtiéndola en el eje central de su vida y desencadenando un serie de trágicos acontecimientos.

El planteamiento que Gonzalo Fleitas nos presenta en su novela logra captar el interés del lector desde las primeras páginas y una vez pasado el primer capítulo, que para mí fue un tanto desconcertante, es una obra que se lee prácticamente del tirón. La historia sigue un curso lineal y está narrada en primera persona por su protagonista, Ángel Carvajal, lo que nos permite adentrarnos en su mente y conocer sus pensamientos, acciones y reacciones.

El estilo narrativo de Gonzalo destaca por ser directo, fluido y fácil de leer, empleando un vocabulario amplio y cuidado y manteniendo un ritmo ágil a lo largo de sus trece capítulos, los cuales se introducen a través de una cita del Carnaval de Cádiz que va acorde con lo que nos encontraremos posteriormente en ellos. Consigue en todo momento mantener la intriga y el suspense en torno a los sucesos que Ángel protagoniza, incluyendo escenas en las que predomina la acción y que aumentan la tensión narrativa, lo que contribuye a que se lea con rapidez.

En el punto central de esta historia se sitúa Ángel Carvajal, un hombre al que conocemos en un primer momento deprimido, sumido en un estado de dejadez  y abandono e incapaz de averiguar como seguir viviendo tras la noticia que acaba de recibir, datos que el lector no conocerá hasta el final de la obra. Es a raíz del hallazgo del diario de Andrea cuando Ángel comienza a construirse una nueva vida en la que ella ocupa el punto central, convirtiéndose en una obsesión que marca cada uno de sus pasos. El lector acompaña a Ángel en este proceso, a través de la narración en primera persona conseguimos observar su evolución, las motivaciones que le impulsan a tomar cada una de sus decisiones y los debates que se generan en su interior. Es un personaje en el que el autor ha realizado un gran trabajo a la hora de retratarlo psicológicamente, mostrando cada una de las facetas de su personalidad y de una mente perturbada que transforma la realidad para ajustarla a sus objetivos.

La otra figura principal en esta historia es la propia Andrea, una joven que trabaja en una juguetería reparando muñecos y juguetes antiguos. Andrea es una chica que se ha visto obligada a madurar rápidamente y los sucesos a los que ha tenido que hacer frente desde los diecisiete años la han fortalecido, manteniendo su carácter rebelde y atrevido. Es un figura que está perfilada acorde a la realidad y cuya personalidad y forma de vida encajarían perfectamente en nuestro entorno, lo que hace que el lector se ponga en su lugar y se plantee la opción de que lo que le sucede a ella podría pasarle a cualquier otra persona.

Ellos son la pareja protagonista y no hay muchos personajes secundarios, únicamente Pedro el dueño de la juguetería y mentor de Andrea es la persona que aparece más a menudo y está algo más perfilado, el resto quedan en un segundo plano con muy escasa relevancia.

Y es que en esta obra lo verdaderamente importante es ahondar en la naturaleza humana, observar su lado más oscuro y las decisiones que el ser humano es capaz de tomar para satisfacer sus obsesiones. Es una obra cuya lectura provoca desasosiego, Ángel es un personaje inquietante que va alternando entre su lado más amable y el más desequilibrado, por lo que en algunos pasajes parece una persona agradable, atento y educado, completamente normal para seguidamente llevar a cabo acciones que te hacen cuestionar su estado mental y cambiar tus impresiones hacia él.

Finalmente todo encontrará explicación en los últimos capítulos de la obra, un final inesperado y sorprendente que cierra todos los interrogantes que la trama había ido planteando  y que nos deja con una sensación un tanto turbadora que abre interrogantes en nuestra mente y nos invita a ser un tanto desconfiados.

Si sois aficionados a los thrillers psicológicos os recomiendo la lectura de El ladrón de suspiros. Una novela bien escrita y planteada, que engancha desde las primeras páginas y que nos permite ahondar en la mente humana y en sus obsesiones, manteniéndonos en tensión durante toda la lectura gracias a la construcción psicológica de su protagonista.



Gracias a Gonzalo Fleitas por facilitarme el ejemplar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...