miércoles, 2 de octubre de 2013

LA VERDAD SOBRE EL CASO HARRY QUEBERT - Joël Dicker

Título: La verdad sobre el caso Harry Quebert
Autor: Joël Dicker
Editorial: Alfaguara
Año: 2013
ISBN: 9788420414065
Nº de páginas: 672

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

Tenía muchas ganas de leer La verdad sobre el caso de Harry Quebert ya que este verano había oído hablar mucho sobre él y en general de manera muy positiva, lo que había hecho que lo incluyese en mi lista de lecturas pendientes. Es por eso que cuando hace unas semanas Laky y Manuela organizaron a través de twitter una lectura simultánea de la novela me animé a participar, lo que resultó todo un acierto por que además de disfrutar de la historia me lo pasé genial compartiendo impresiones y conjeturas a través de los tweets.

Según nos indica en su sinopsis, La verdad sobre el caso de Harry Quebert es una novela que se desarrolla en tres tiempos. En el punto de partida tenemos el hallazgo del cadáver de Nola Kellergan, una joven de quince años desaparecida en misteriosas circunstancias en el año 1975 en la ciudad de Aurora, en New Hampshire. Treinta y tres años después de su desaparición, sus restos son desenterrados en los jardines de la casa del famoso escritor Harry Quebert, por lo que este ingresa en prisión acusado de su asesinato. Para ayudarle, hasta Aurora se trasladará Marcus Goldman, un joven escritor a quien Harry dio en su día clases y con el que le une una estrecha amistad, quien comenzará una investigación para desentrañar lo que ocurrió el día de la desaparición de Nola, investigación que se convertirá en la trama de su próxima novela.

Joël Dicker - © Jérémie Spierer
Este libro me ha gustado muchísimo, prácticamente lo he devorado en tres días por que en mis ratos libres no podía separarme de él y sin duda estará entre mis mejores lecturas de este año. Desde las primeras páginas ha conseguido engancharme y mi interés ha ido aumentando a medida que avanzaba, necesitaba descubrir qué le había ocurrido a Nola y los constantes giros argumentales me tenían totalmente desconcertada.

La verdad sobre el caso de Harry Quebert tiene muchas cosas que me han gustado, empezando por su estructura. Me ha resultado muy original la forma en la que la historia está contada y creo que es todo un acierto, pues mantiene muy bien la tensión y le da mucha agilidad. Además de un prólogo y un epílogo final, la obra está dividida en tres grandes partes que a su vez se subdividen en diversos capítulos. No acaban aquí las divisiones ya que al ser una novela narrada en tres tiempos, en cada uno de estos capítulos nos encontramos una mezcla de historias que se van alternando a través de saltos temporales y espaciales. Se diferencia bien ya que entre unas y otras hay un espaciado más amplio que nos sirve de aviso para saber que nos movemos temporalmente. Quizás desde fuera así explicado pueda parecer un poco lioso pero no lo es, todo está perfectamente armado y se sigue con facilidad. Es como una especie de puzzle cuyas piezas hay que ir encajando a lo largo de la narración para que al final todo quede claro y los hechos tengan sentido.
Otro detalle muy original es que los capítulos avanzan en sentido inverso, es decir, que comenzamos en el número treinta y uno para ir retrocediendo hasta llegar al primero. Es una novela que está llena de pequeños detalles y así cada uno de estos capítulos se inicia con una de las treinta y una frases más importantes que Harry le indicó a Marcus en torno a la vida, el boxeo y los libros en la época en la que este era su pupilo. Son como pequeños consejos y a mí personalmente me han encantado, se puede decir que son todas para tomar nota y guardar bien subrayadas.

En cuanto al estilo de Joël Dicker, se caracteriza por el uso de una prosa sencilla pero cuidada, fácil de leer, con diálogos abundantes y un ritmo muy ágil que hace que se lea prácticamente sola. Es magistral la forma en la que Joël Dicker juega con el lector y es algo que me ha encantado, la sensación de incertidumbre, de no saber lo que está pasando, y la continúa sucesión de giros argumentales, ya que en esta novela nada es lo que parece. Es inevitable ir construyendo teorías que inmediatamente tienes que descartar porque se descubren nuevas pistas que desbaratan todo lo que ya creías tener claro y esta sensación se mantiene hasta el final del libro, lo que en una novela de estas características a mí me parece fundamental y es algo que valoro positivamente.
Destaca el constante cambio de una trama a otra pues como os decía, la novela se desarrolla principalmente a través de tres tiempos: lo que sucedió en el año 1975, lo que está sucediendo en la época actual y en torno a 1998, año en el que Marcus y Harry se conocieron. A estos tres tiempos hay que añadir lo que sucede en 2006, año en el que Marcus publica su primera novela, trama que tiene una importancia un tanto menor. Es cierto que las cuatro están entrelazadas de tal manera que no se pierde el interés por el desarrollo pero para mí la más interesante ha sido la que transcurre en 1975 y la que menos la que desarrolla la relación entre Harry y Marcus.

Es necesario señalar también que La verdad sobre el caso de Harry Quebert tiene un principio buenísimo, es muy difícil leer la primera página y no sentir el impulso de seguir avanzando. El planteamiento que Dicker presenta situando la acción en el momento crucial de la desaparición de Nola capta inmediatamente la atención del lector, creando la necesidad de descubrir el final y asegurándose así de que ya no podremos dejar de leer. Afortunadamente, el desarrollo del argumento está a la altura de este inicio y auque el autor introduce algunas partes que ralentizan un poco la narración, imagino que intencionadamente para hacernos sufrir un poco más, el resto mantiene un ritmo trepidante. Llama la atención también la conjunción de diversos elementos que encontramos en su interior, pues no se limita a presentarnos un thriller policíaco centrado en un asesinato sino que encontramos también una línea argumental en torno a un romance, hay mucho de metaliteratura, una parte de humor que se nos presenta a través de las conversaciones que Marcus tiene con su madre e incluso podríamos señalar que un poco de autoayuda, pues las directrices que Harry le da a Marcus pueden servir de ayuda para aquellas personas interesadas en la escritura.

Otro de los puntos importantes de esta novela son sus personajes, todos ellos muy carismáticos y con los que el lector se siente rápidamente vinculado. No nos encontramos ante figuras planas sino que el autor ha realizado un retrato psicológico profundo y detallado de sus personajes que permite que los lleguemos a conocer muy bien, aunque en este libro nadie es quien parece ser y necesitaremos llegar al desenlace para observar la evolución que han seguido y descubrir su verdadera naturaleza. A pesar de que algunos tienen mucha más relevancia como Marcus, Harry o Nola, lo cierto es que todos los personajes que aparecen en La verdad sobre el caso de Harry Quebert tienen un papel fundamental en la historia y es por eso que llega un momento en el que la narración se centra en cada uno individualmente. Cada uno de los habitantes de Aurora tiene algo que aportar a la historia y sus declaraciones serán fundamentales para ir encajando todas las piezas.
Resulta complicado entrar en detalles de cada uno de los personajes por que desde mi punto de vista todos ellos resultan sumamente interesantes, sus comportamientos y reacciones responden a diversas directrices  y sus caracteres se ganan de una manera u otra al lector. Entre todos ellos sobresale desde mi punto de vista Nola Kellergan, un personaje que tiene multitud de matices y cuya construcción es muy llamativa, al igual que destaca el escritor Marcus Goldman al ser el encargado de narrar la historia en primera persona.

Finalmente es necesario hacer referencia también al escenario en el que transcurre la mayor parte de la historia, la ciudad de Aurora. A través de acertadas descripciones conocemos el aspecto de esta pequeña y apacible ciudad al borde del océano, rodeada de tranquilos barrios con casas de madera, porche y jardines de césped, en la que todos los habitantes se conocen hasta el punto de que no es necesario cerrar la puerta con llave. Conocemos no solo su aspecto sino también su día a día y la forma de vida de sus vecinos, observando la evolución que se ha producido en los últimos treinta años en una ciudad que no ha llegado a perder su encanto ni la tranquilidad que la caracteriza.

Poco más puedo añadir sobre La verdad sobre el caso de Harry Quebert pues creo que queda de manifiesto que la novela me ha encantado y os recomiendo su lectura. Una historia desarrollada a través de diferentes espacios temporales, con un original enfoque que engancha desde la primera página y en la que nada es lo que parece, por lo que será necesario llegar hasta el final para encajar todas las piezas y completar los sucesos que tuvieron lugar en el año 1975. Si estáis buscando una lectura que mantenga la tensión y os absorba completamente, La verdad sobre el caso de Harry Quebert es vuestro libro sin ninguna duda.



FUENTES: imagen autor aquí


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...