viernes, 25 de octubre de 2013

No me llames princesa - Connie Jett

Título: No me llames princesa
Autor: Connie Jett
Editorial: Zafiro ebooks
Año: 2013
ISBN: 978-84-08-12050-6
Nº de páginas: 81

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

Hace unas semanas Inés de Inés y sus libros e Inés de La palabra pronunciada nos propusieron participar en la lectura conjunta de la nueva novela de Connie Jett, No me llames princesa, publicada por la editorial Planeta dentro de su sello Zafiro en formato digital. No conocía a la autora pero como se estaba encuadrada dentro del género chick lit y tan solo tenía 81 páginas me sumé a la iniciativa.

No me llames princesa tiene por protagonista a Katia, quien a punto de cumplir los veintinueve años trabaja desde hace tres como diseñadora de ropa infantil para una reconocida marca francesa. En la misma empresa trabaja como director de marketing el que ella considera su novio, Mat, que no es otro que el novio de Paula, hija del jefe de ambos. Esta complicada situación ha llevado a Katia a idear junto a él un plan que incluye dejar su trabajo para emprender una nueva vida juntos, pero las cosas no han salido como ella esperaba y con la autoestima por los suelos, decide tomarse un año sabático y empezar nuevamente de cero.

No os voy a contar mucho más sobre el argumento pues siendo una novela tan cortita sería desvelar demasiado y estropearos la lectura. A mí particularmente me ha sabido a poco y pienso que la historia podría haber dado mucho más de sí. Con esto no quiero decir que no me haya gustado ya que es una novela entretenida y se lee del tirón, pero con un mayor número de páginas creo que habría disfrutado más.

La novela está dividida en varios capítulos de corta extensión, lo que unido al estilo narrativo de la autora hace que sea una lectura muy ágil y dinámica. Connie Jett utiliza un lenguaje sencillo y actual con ciertos toques de humor, característica presente en la mayoría de libros de este género. La historia está narrada en primera persona por la propia Katia por lo que predomina la narración sobre los diálogos y de esta manera tenemos acceso no solo a conocer lo que va sucediendo sino también lo que va pasando por su mente en cada momento.

Teniendo en cuenta esto, Katia es la principal protagonista de esta historia. Es una mujer joven, independiente, trabajadora, moderna y elegante que vive en un minúsculo piso de soltera y que siente  veneración por los zapatos de tacón, a través de los que intenta ocultar una altura que hace que se sienta acomplejada. Es una persona que encaja perfectamente en nuestro día a día y que está retratada con bastante realismo, haciendo hincapié en los problemas a los que tiene que hacer frente, aunque en este caso se limitan al plano sentimental y el laboral no tiene relevancia.
Como os decía al narrar en primera persona comparte con el lector sus ideas sobre diversos aspectos entre los que están la formación de una familia o el cuidado de los hijos. Son planteamientos que van asociados a una edad en la que se suelen formular estas preguntas y definir objetivos, valorando si se está preparado o no para afrontar estas responsabilidades.

El resto de personajes quedan desdibujados y aquí es donde al menos yo, he echado en falta un mayor desarrollo. Tenemos a su amiga de la infancia, Mónica, que representa un perfil completamente diferente al de Katia pues está casada y es madre de un niño de dos años y por otro lado está su compañera de trabajo, Irene, con la que comparte diversión y una actitud más liberal. Pienso que son dos figuras que podrían haber tenido más relevancia aunque al utilizar la narración en primera persona este punto se limita, pues solamente tenemos acceso a conocer los datos a los que Katia tiene acceso a través de sus confidencias.

Los personajes masculinos tiene una importancia mucho menor, siendo Mat de quien nos podemos hacer una idea más o menos completa. No es un hombre que se gane nuestro aprecio pues por su actitud, desde las primeras páginas, queda patente su forma de ser y al menos a mí, no me ha gustado nada y le he cogido mucha manía.

Si habéis leído novelas de este género ya sabréis que suelen seguir una línea muy similar y es por eso que el final suele ser  bastante predecible. En el caso de No me llames princesa sucede lo mismo, en cuanto aparece un determinado personaje podemos intuir por donde va a ir el desenlace. No es algo negativo ya que en este tipo de libros lo importante es observar la evolución y transformación que sigue la protagonista, siendo la historia romántica la vía que en la mayoría de los casos se utiliza para plasmar estos cambios.

Orientada principalmente al público femenino, como la mayoría chick lit, creo que No me llames princesa os gustará si sois aficionadas a este género. En mi caso, y a pesar de que he disfrutado con su lectura, pienso que es una novela que podría haber dado más de sí. Una obra ligera y entretenida que se lee en menos de dos horas, por lo que es ideal para intercalar con otras más densas o para llenar algún rato libre.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...