lunes, 11 de noviembre de 2013

Circo Máximo - Santiago Posteguillo

Título: Circo Máximo
Autor: Santiago Posteguillo
Editorial: Planeta
Año: 2013
ISBN: 978-84-08-11711-7
Nº de páginas: 1200

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

Tras haber leído muchas opiniones favorables sobre las novelas de Santiago Posteguillo era un autor al que tenía ganas de descubrir y por eso, cuando la editorial Planeta me ofreció la posibilidad de leer Circo Máximo, acepté sin pensármelo demasiado a pesar de que sabía que era la segunda parte de la trilogía de Trajano y yo no había leído aún el anterior volumen, Los asesinos del emperador. En un principio pensé leer ambos pero luego decidí probar con los primeros capítulos para ver si era capaz de seguir la historia de Circo Máximo sin haber leído el primer libro, comprobando que sí por lo que ya seguí avanzando hasta el final. Supongo que todo quedará más claro leyendo la trilogía en orden pero en mi caso no ha sido un obstáculo ya que muchos hechos anteriores a los que se hace referencia en Circo Máximo yo los conocía por la lectura de otras novelas ambientadas en ese periodo.

El comienzo de Circo Máximo nos traslada hasta el año 101 d.C. donde nos encontramos a Trajano convertido ya en emperador y a lo largo de sus páginas se irán narrando los primeros años de su gobierno, concretamente hasta el 107 d.C. Guerras y traiciones, intrigas por el poder, lealtades insobornables e historias de amor imposibles se van entremezclando, dando lugar a una novela en la que se conjugan varias líneas argumentales, cada una centrada en unos personajes diferentes por lo que en cierta forma podemos afirmar que es una especie de novela coral.

Son tres los principales ejes en torno a los que se van desarrollando los acontecimientos y a su vez están divididos en subtramas, lo que hace que resumir el argumento de Circo Máximo sea una labor complicada, por lo no entraré en excesivos detalles pues es mejor ir descubriendo lo que sucede a través de la lectura. Así, en el punto central y más relevante, nos encontramos con las dos guerras dacias a través de cuyo desarrollo vamos conociendo los diferentes aspectos del gobierno de Trajano. Por otro lado tenemos lo que comienza con el juicio contra la vestal Menenia, acusada de crimen incesti por mantener una relación inapropiada con el auriga Celer, quien a su vez protagonizará el tercer eje centrado en las carreras de cuadrigas.

Circo Máximo es una novela cuya lectura en un principio puede asustar ya que nos enfrentamos a más de mil páginas por delante y eso puede ser motivo de rechazo para algunos lectores. Sin embargo su grosor no debe verse como un obstáculo pues sigue un ritmo muy ágil y se avanzan páginas rápidamente, por lo que antes de que nos demos cuenta habremos llegado al final con pena por tener que abandonar a algunos de sus protagonistas.

El libro comienza con un Dramatis Personae en el que aparece la relación de todos los personajes que nos vamos a encontrar en la obra y que será de gran ayuda para el lector a lo largo de la lectura, aunque yo he de reconocer que no he tenido que consultarlo pues en todo momento se tiene claro quién es quien. A continuación nos encontramos con ocho libros a su vez divididos en capítulos, cada uno centrado en un episodio muy concreto de la trama y por lo tanto unos más extensos que otros en función de la importancia de los sucesos que recogen. Como no podía ser de otra manera en un libro de estas características, también se incluyen unos apéndices finales en los que se recogen glosarios de términos, mapas, ilustraciones, el árbol genealógico y una nota histórica, todo ello material de consulta para que podamos resolver las dudas que nos puedan surgir. Es como veis una obra muy completa en la que su autor no se ha olvidado de nada para facilitar la lectura y comprensión por parte del lector, poniendo de manifiesto también la excelente labor de documentación que ha realizado.

Como os decía, Circo Máximo es un libro que se lee con mucha facilidad y a ello contribuye el estilo empleado por el autor, sencillo, claro y ameno, sin abrumar con multitud de datos que puedan convertir la lectura en una actividad pesada o aburrida. La información está integrada en la narración con naturalidad, de tal manera que sin darnos cuenta vamos profundizando en lo que ocurrió en dicho periodo, resultando así una novela muy entretenida a la vez que didáctica. El ritmo es en todo momento intenso, constantemente cambiamos de personajes y escenarios lo que hace que la lectura sea muy dinámica y avancemos casi sin darnos cuenta. Santiago Posteguillo utiliza la narración en tercera persona del pasado, lo que le permite movernos con soltura por los diferentes frentes abiertos y un recurso que me ha gustado mucho es el que utiliza para describir las carreras de cuadrigas, pues cambia la narración al presente, dando así mayor intensidad y consiguiendo que esas escenas sean muy visuales y sintamos una emoción y tensión similares a las que tendríamos si estuviésemos en el mismo circo observando la carrera.

Desde mi punto de vista, uno de los puntos más positivos que tiene Circo Máximo e imagino que será una característica que compartirá con el resto de volúmenes de la trilogía, es la mezcla que encontramos en su interior en la que se conjugan los aspectos históricos con la intriga y acción, dando lugar así a una lectura que engancha desde las primeras páginas y que mantiene nuestra atención en todo momento, invitándonos a avanzar constantemente para descifrar las incógnitas que se plantean en las diferentes tramas. Esto hace que sea una novela recomendable incluso para aquellos lectores no aficionados al género histórico pues en su interior hay una acertada combinación entre intriga, acción, historia, batallas, venganza, secretos familiares o romance, multitud de elementos que pueden encajar en los gustos de un amplio número de lectores.

Señalaba anteriormente que para mí Circo Máximo es una novela coral y así son varios los personajes que comparten protagonismo y junto a ellos existe un gran número de secundarios; basta con echar un vistazo a las cinco páginas que ocupa el dramatis personae de las primeras páginas. En este conjunto encontramos tanto figuras reales como ficticias y algo común a todos ellos es su perfecta caracterización, de tal manera que cada uno tiene una personalidad propia que lo diferencia del resto y a lo largo de la narración se van desarrollando sus caracteres en función de las circunstancias a las que tienen que hacer frente, colocándose en algunos casos en situaciones límites que obligan a tomar difíciles decisiones que dejan ver aquellos rasgos que se mantienen normalmente ocultos.

Aunque hay varios personajes que adquieren un papel relevante como la vestal Menenia, el auriga Celer, el legatus y amigo personal de Trajano Cneo Pompeyo Longino, el arquitecto Apolodoro de Damasco, el legatus y jefe de la caballería Lucio Quieto, el gladiador Marcio y su mujer Alana o el rey de la Dacia Decébalo; es Marco Ulpio Trajano el auténtico protagonista de la novela. Santiago Posteguillo profundiza en la figura del emperador y nos muestra su carácter en diferentes ámbitos, permitiéndonos descubrir a un hombre que fue un gran estratega a la vez que un gran administrador, que luchó contra la corrupción y que se mantuvo integro, justo y honesto.

Otro aspecto al que es necesario hacer alusión es a la magnífica ambientación con que cuenta la novela, cuidada al mínimo detalle. Santiago Posteguillo consigue trasladarnos sin problema tanto a Roma como al resto de localizaciones en las que se desarrolla la acción. En la ciudad de Roma, la estructura del palacio imperial y el transcurso del día a día en el mismo, los edificios y construcciones más relevantes, las costumbres o la forma de vestir de la época son algunos de los detalles que aparecen recogidos, destacando aquí dos escenarios en los que tendrán lugar importantes episodios: el Circo Máximo y el anfiteatro de Flavio. Así mismo nos encontramos con otros emplazamientos como el Templo de Vesta, que nos permite conocer el mundo de las vírgenes vestales con sus costumbres, leyes y poder; las orillas del Danubio donde descubriremos de primera mano la construcción del puente de Apolodoro de Damasco o los territorios de la Dacia en los que asistiremos a las batallas por su conquista.

En definitiva, Circo Máximo es una novela que pienso que merece la pena leer, especialmente por los aficionados al género histórico. Con una acción trepidante y un ritmo que no decae en ningún momento, Santiago Posteguillo nos acerca a la historia de Trajano y su gobierno, combinando varias líneas argumentales que hacen que una vez que empiezas a leer ya no puedas abandonar hasta llegar al final.



FUENTES: imagen autor aquí
imagen Circo Máximo aquí

Gracias a Planeta por facilitarme el ejemplar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...