miércoles, 13 de noviembre de 2013

La vida privada de los Seymour - Itsaso Lozano

Título: La vida privada de los Seymour
Autor: Itsaso Lozano Madariaga
Editorial: Plaza & Janés
Año: 2009
ISBN: 978-84-0133-725-3
Nº de páginas: 304

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

Había comprado este libro hacía un par de años aprovechando las rebajas de verano a pesar de no saber demasiado de él. Un vistazo a su sinopsis fue suficiente para convencerme ya que se trataba de una saga familiar y no me fijé en nada más, ni siquiera en el nombre de la persona que lo había escrito. Por eso me sorprendió bastante cuando hace un tiempo leí la reseña de Azalea Real y descubrí  que era una autora española y además ganadora del premio Círculo de lectores; el título me había llevado a pensar que era una novela extranjera. Hace unas semanas por fin me animé a rescatarlo de la estantería y la verdad es que aunque es una novela que se lee rápido, la historia no me ha entusiasmado.

La trama de La vida privada de los Seymour gira en torno a la familia Seymour, formada por Violet y sus dos hijos, Audrey y Sam. Tras la ruptura con su novio y el abandono de su trabajo, Audrey le propone a su madre irse juntas unos días de vacaciones a Francia, visitando el Valle del Loira. Será así como ambas inicien un viaje durante el cual Violet le irá desvelando a su hija los oscuros secretos de la historia familiar, mientras que su hijo Sam intente desesperadamente cerrar la operación de venta de la mansión familiar que inició unos años atrás, cuando tras la muerte de su padre, convenció a su madre para que se desprendiese de la casa y se trasladase a un pequeño pueblo.

En general me ha parecido que La vida privada de los Seymour es una historia muy similar a otras de estas características y de ahí que no haya despertado mi interés, no he encontrado ningún aspecto que me haya parecido novedoso. Por otra parte, lo que en su sinopsis nos presenta como oscuros secretos familiares a mí personalmente me han decepcionado bastante, no me han parecido hechos inconfesables o tan graves como para mantenerlos ocultos a lo largo de los años.

La vida privada de los Seymour se desarrolla a lo largo de treinta y cuatro capítulos, la mayoría de corta extensión, narrados en tercera persona. Al margen del interés de su trama, es una novela agradable de leer por la forma en la que está escrita. Me ha gustado el estilo de Itsaso Lozano, caracterizado por una prosa cuidada, elegante, pausada y descriptiva. Buena parte de la novela se asienta en las reflexiones de sus protagonistas y de ahí que siga un ritmo lento. Por otra parte, tarda bastantes páginas en entrar en acción, los primeros capítulos están centrados en la exposición de los personajes y su situación y a mí se me hicieron un poco largos, me daba la sensación de que la historia no me llevaba a ninguna parte y no conseguía despertar mi interés.

La trama principal es la que se desarrolla en torno al viaje que emprenden madre e hija a través del Valle del Loira. Son así ambas las protagonistas y han sido dos personajes que me han gustado, con unas personalidades bien dibujadas y matizadas poco a poco de manera que el lector las va conociendo progresivamente, ayudado por las reflexiones que comparten. Es en Audrey en quien se observa una mayor evolución, vemos como a medida que transcurre el viaje va superando su pasado y logrando encontrar el equilibrio que necesita en su vida. Es un proceso que la autora ha conseguido reflejar de manera convincente, un cambio paulatino que el lector comprende gracias a la introducción de sus pensamientos y reflexiones, que nos permiten llegar a conocerla en profundidad.

Violet es un personaje que me ha encantado por su carisma y vitalidad. Es una mujer muy agradable, tranquila, cálida y cariñosa. También me ha gustado mucho la relación que se crea entre madre e hija. Pienso que en este punto la autora ha hecho un buen trabajo plasmando el fortalecimiento del vínculo que hay entre ambas y la relación de complicidad y amistad que mantienen, convirtiéndose en un apoyo para superar los momentos difíciles.

Sin embargo nos encontramos con una segunda línea argumental en torno a Sam y su familia que no me ha gustado nada. Pienso que todo lo que sucede en torno a Sam y su mujer no aporta nada a la novela, por lo que sería prescindible, más teniendo en cuenta que lo que les sucede responde completamente al esquema utilizado en este tipo de problemas familiares. Por otra parte, si bien los dos personajes principales están perfilados con detalle, no sucede así con el resto en los que no se profundiza y quedan por lo tanto mucho más desdibujados.

Puesto que madre e hija están de vacaciones en el Valle del Loira, la ambientación adquiere bastante relevancia. Es un escenario que ya he encontrado en otras novelas y me resulta muy atractivo, más cuando como en este caso nos encontramos con una prosa descriptiva que nos permite imaginar cada uno de los escenarios. No obstante, en esta novela he tenido la sensación de que era un añadido un tanto forzado, como una forma de incluir una serie de datos sobre los castillos y paisajes pero que a la historia en sí no le aporta nada. Es una sensación que no había tenido en otros libros, normalmente me encanta que me describan paisajes y encontrarme con multitud de datos desconocidos pero aquí me ha resultado extraño, quizás porque al margen de los datos concretos que da en el momento en que visitan un sitio nuevo, el resto se centra en la relación entre madre e hija, lo que lleva a pensar que podía haber transcurrido en cualquier otra parte, es como si ambientación y argumento fueran por separado.

Teniendo en cuenta el desarrollo pausado que sigue la obra, el final me ha resultado precipitado para una de las líneas argumentales. Como os decía la línea argumental principal centrada en madre e hija está más trabajada y también se nota en el final, que queda resuelto de la forma esperada, resultando coherente y satisfactorio pero el resto de líneas argumentales se cierran de una forma rápida y escueta por lo que hay algunos puntos, como lo que sucede con Sam, que a mí no me han resultado creíbles.

En definitiva, La vida privada de los Seymour es una novela pausada que se centra en plasmar la evolución tanto de sus dos protagonistas como de la relación que mantienen, quedando en un segundo plano los secretos de la familia Seymour. Pienso que puede ser recomendable para aquellos lectores que les gusten las obras intimistas y reflexivas pero no para aquellos que se acerquen a ella buscando misterios y secretos familiares porque en este punto puede no cumplir con las expectativas como ha sido mi caso.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...