viernes, 17 de enero de 2014

Pasión en Marrakech - Mar Montilla

Título: Pasión en Marrakech
Autor: Mar Montilla
Editorial: Tombooktu
Año: 2013
ISBN: 978-84-157-4738-3
Nº de páginas: 224

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

A pesar de que es un género con el que suelo disfrutar, la novela romántica no está entre mis favoritas y por eso habitualmente no suelo leer demasiados libros encuadrados en este género. Sin embargo cuando Mar Montilla contactó conmigo y me ofreció la posibilidad de leer su novela Pasión en Marrakech no me lo pensé demasiado, la sola mención de esta ciudad en el título ya me resultaba atractiva, por lo que acepté su propuesta.

La novela tiene por protagonista a Edurne, una mujer madura de cuarenta y ocho años que trabaja como ginecóloga en San Sebastian. Procedente de una familia de clase alta y muy católica, Edurne fue educada siguiendo sus dogmas y se casó joven con Víctor, el mejor amigo de su hermano mayor, a quien conoció en su puesta de largo. Sin embargo su matrimonio se vino abajo cuando, tras quince años casados, descubrió que él tenía una aventura con su secretaria, motivo por el que se divorciaron y ella siguió adelante volcándose únicamente en su trabajo.
Tras soñar una noche que, perdida en pleno desierto del Sahara y a punto de morir deshidratada, es rescatada por un apuesto Tuareg, toma la decisión de irse quince días de vacaciones a Marruecos. Será así como inicie una aventura en la que conocerá la belleza, costumbres y tradiciones de este país además de vivir otras situaciones que la pondrán en contacto con sus emociones y deseos más profundos, descubriendo una faceta diferente de su personalidad y disfrutando de las experiencias sexuales más placenteras de toda su vida.

Pasión en Marrakech ha sido encuadrada por la editorial Tombooktu como una novela erótica pero una vez leída pienso que, como ya me había advertido Mar en su correo, esta calificación no resulta muy acertada y encaja mejor en romántica. Imagino que como lo erótico está de moda, desde el punto de vista comercial habrán pensado que es lo más acertado, aunque yo he de reconocer que esto era lo que menos me atraía, pues ya estoy un poco saturada de este tipo de lecturas.

A lo largo de veinticinco capítulos su protagonista, Edurne, nos va contando en primera persona del pasado todas las experiencias vividas durante los quince días que pasa de vacaciones en Marruecos. La extensión de estos capítulos es corta y la narración sigue un ritmo bastante dinámico, por lo que resulta una lectura muy ágil y entretenida. Mar Montilla escribe con un estilo sencillo, claro y accesible, incluyendo diálogos abundantes y descripciones concisas que nos permiten visualizar las escenas y los ambientes en los que transcurre la acción.

Aunque os comentaba que no estaba de acuerdo con la calificación erótica asignada a la novela, sí que hay un fuerte componente sexual en la narración presente tanto a través de juegos de seducción y fantasías como de algunas escenas más concretas que tratan encuentros sexuales pero que la autora ha tratado con elegancia y delicadeza, sin entrar en excesivos detalles.

Es Edurne la protagonista indiscutible de esta novela y en los primeros capítulos nos encontramos con una presentación que nos permite descubrir lo que ha sido su pasado, incluyendo los hechos más significativos que han dado forma a la mujer que es actualmente. Al utilizar la narración en primera persona nos hace partícipes de sus pensamientos, reacciones, sentimientos y estados de ánimo, llegando de esta manera el lector a conocerla con bastante profundidad y posteriormente observar la evolución que se va produciendo en su personalidad. En mi caso he de reconocer que al principio no he conseguido conectar con ella, no compartía ni su forma de actuar ni muchas de sus ideas por lo que me resultaba distante y me gustaba cada vez menos a medida que ella iba tomando algunas decisiones. Afortunadamente el personaje poco a poco se va transformando, dejando paso a otros rasgos y prioridades en su vida que han conseguido que yo me reconcilie con ella y una vez llegado el final del libro incluso me ha dado pena abandonarla, lo que pienso que es una buena señal para valorar la evolución sufrida por el personaje.

El resto de personajes quedan bastante limitados al utilizar la primera persona, pues solamente tenemos acceso a la información que Edurne posee sobre ellos y en cuanto a su personalidad, nos traslada principalmente sus impresiones, por lo que es inevitable que sintamos inclinación hacia aquellos a los que ella siente más aprecio. No obstante hay que tener en cuenta que la mayoría de secundarios son sus compañeros de vacaciones o sus guías, por lo que los datos en torno a los mismos son escasos y se limitan a la información que se suele intercambiar en este tipo de contactos: ciudad de origen, trabajo y poco más; manteniéndose completamente planos.

Entre todos ellos el que más destaca es el guía Rachid pues junto a ella es quien queda mejor dibujado y aunque no se llegue a profundizar en algunos aspectos es un hombre del que se intuye un carácter cálido, bondadoso, afectuoso, sociable, simpático y tierno y que al menos a mí, me ha gustado desde las primeras páginas.

Si bien Pasión en Marrakech es una novela centrada principalmente en las experiencias y sentimientos de su protagonista, es necesario también hacer referencia a los escenarios por los que discurren las vacaciones de Edurne en Marruecos. Mar Montilla consigue despertar en el lector las ganas de visitar este país, o al menos en mi caso lo ha hecho pues sin entrar en largas y tediosas descripciones, a través de acertadas pinceladas nos va dando datos de las ciudades por las que transcurre el viaje de Edurne, señalando los principales atractivos turísticos pero también acercándonos por un lado a su cultura, costumbres y tradiciones y por otro a los caracteres de sus gentes, haciendo hincapié en este último caso en los hombres y su forma de ser y actuar especialmente con relación a las mujeres. Casablanca, Rabat, Fez, Ifrane, Tinerhir, Ouarzazate o Marrakech son algunas de las ciudades que Edurne visitará y compartirá con nosotros tanto las impresiones que sus paisajes despiertan como las sensaciones del contraste de colores, aromas y sabores. Pienso que Mar se ha basado en un viaje realizado por ella misma a esas ubicaciones para ambientar su novela, pues la forma en la que detalla las emociones y percepciones resulta bastante personal y consigue transmitir su entusiasmo y despertar en nosotros las ganas de compartir esas mismas experiencias.

En definitiva, Pasión en Marrakech es una novela centrada en las vivencias y evolución de su protagonista, una mujer madura marcada por su pasado que gracias a unas vacaciones en Marruecos descubrirá ciudades únicas y diferentes en las que las experiencias vividas harán que su anodina vida cambie para siempre. Una historia romántica que cuenta con ciertas dosis de erotismo, que resulta ágil y entretenida y cuya lectura nos permitirá viajar a un país fascinante a través de su exótica ambientación.


FUENTES: imagen autora aquí 

Gracias a Mar Montilla y a Tombooktu por facilitarme el ejemplar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...