miércoles, 26 de febrero de 2014

El juego de Ripper - Isabel Allende

Título: El juego de Ripper
Autor: Isabel Allende
Editorial: Plaza & Janés
Año: 2014
ISBN: 978-84-013-4215-8
Nº de páginas: 480

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

Isabel Allende es una de mis autoras favoritas y es por eso que en cuanto supe que publicaba una nueva novela, tenía claro que antes o después la leería, más teniendo en cuenta que en esta ocasión la autora nos ofrecía una obra diferente al adentrarse en el género negro y policíaco, algo que al menos a mí, me provocaba bastante curiosidad.

La acción de El juego de Ripper se sitúa en la época actual y nos traslada hasta San Francisco, ciudad en que la célebre astróloga Celeste Roko ha pronosticado un baño de sangre. Esta predicción impulsa a la joven Amanda Martín, como maestra del juego de rol Ripper, a trasladar la acción, que tradicionalmente se sitúa en Londres en 1888 investigando crímenes ficticios, a San Francisco en 2012, donde los jugadores esperan tener la oportunidad de poner a prueba sus dotes de adivinación con casos reales.
De esta manera cuando tenga lugar el primer asesinato, los cinco adolescentes que forman parte de Ripper, que se encuentran repartidos por el mundo y conectados a través de Internet, comenzarán a extraer sus propias conclusiones, obsesionándose cada vez más a medida que vayan apareciendo nuevos crímenes, casos que serán a su vez investigados de forma oficial por el padre de Amanda, el inspector jefe Bob Martín. Sin embargo, lo que en principio es un simple juego se tornará cada vez más peligroso al ser secuestrada Indiana Jackson, madre de Amanda, teniendo esta la convicción de que será asesinada en unas horas si no dan con su paradero.

Una vez más Isabel Allende me ha vuelto a convencer tanto con el planteamiento como con el desarrollo que ha realizado del mismo, captando mi interés desde las primeras páginas y logrando que no pudiese dejar de leer hasta llegar al final; un final que sin embargo, no me ha convencido pues me ha resultado un tanto forzado e irreal
La novela tiene un comienzo que atrapa inmediatamente nuestra atención:Mi madre todavía está viva, pero la matarán el Viernes Santo a medianoche”. Tras leer el primer párrafo es difícil dejar la novela a un lado y quedarse con la duda del desenlace que le espera a la madre de Amanda, por lo que nos sumergimos de lleno en una lectura en la que avanzaremos a un ritmo constante por las vidas de los protagonistas. Y es que al margen de que El juego de Ripper haya sido encuadrada dentro del género negro, los asesinatos quedan en un segundo plano, centrándose la autora en desarrollar una novela coral que nos permite profundizar en cada uno de los personajes que desfilan por sus páginas.

Tras esta pequeña introducción, la novela se encuentra dividida en cuatro grandes partes que se corresponden con los cuatro meses que transcurren desde enero, cuando tiene lugar el primer asesinato, hasta abril, mes en el que se produce el secuestro de Indiana, a lo que habría que añadir un epílogo final. A su vez cada parte tiene sus propias divisiones internas que aunque no vienen numeradas equivaldrían a capítulos, dentro de los cuales también nos encontramos una diferenciación según los días que van avanzando. Todas estas subdivisiones hacen que la novela tenga un ritmo muy dinámico que siempre invita a avanzar un poco más, por lo que vamos dejando páginas atrás casi sin darnos cuenta.

Al margen de esto y aunque no estén claramente indicadas en la obra, en El juego de Ripper es posible diferenciar una primera parte más introductoria, en la que la autora se centra en sentar las bases, profundizando en los diferentes personajes y sus situaciones personales, para luego dar paso a una segunda centrada en la resolución de los crímenes, en la que el ritmo va ganando una mayor intensidad a medida que nos aproximamos al final.

En cuanto al estilo, nos volvemos a encontrar con la prosa rica, cuidada, elegante y envolvente de la que hace gala Isabel Allende en todas sus obras, empleando un narrador en tercera persona que nos va desgranando lo que sucede en cada momento. Uno de los aspectos que más me gusta en esta autora y que es uno de sus sellos de identidad es el realismo mágico, el cual también tiene cabida en esta novela aunque de una forma mucho más sutil y que a mí particularmente me ha gustado por la naturalidad con la que está combinado con el resto de la historia. Es en la primera parte que antes os comentaba donde es más fácil identificar el estilo propio de la autora, mientras que en la segunda es donde encontramos la parte más “negra” volviéndose más directa y efectiva.

Señalaba anteriormente que El juego de Ripper era una novela coral y por tanto los personajes tienen una importancia fundamental en su trama y están perfilados al detalle. Isabel Allende dedica buena parte de su obra a dar forma a sus personalidades, desbrozando sus pasados y las circunstancias vividas que han dado lugar a las figuras que el lector conoce en el momento actual. El protagonismo es compartido y así tenemos como figuras principales a Amanda Martín, una joven tímida, solitaria y aficionada tanto a los homicidios como a la maldad en general; a su madre Indiana Jackson, una sanadora de medicina alternativa; a su padre Bob Martin, inspector jefe del Departamento de Homicidios, a su abuelo Blake Jackson que también forma parte del juego de Ripper, Ryan Miller, navy seal retirado, cliente y amigo tanto de Indiana como de su familia o Allan Keller, amante desde hace cuatro años de Indiana.

Tanto ellos como el resto de figuras responden a identidades complejas y concretas, coherentes y realistas pues conocemos los problemas a los que se enfrentan, los miedos que arrastran del pasado, sus sueños y deseos de futuro, sus inquietudes o las relaciones y vínculos que mantienen entre ellos; permitiendo que podamos ponernos en su lugar y empatizar con cada uno, lo que se convierte en un punto a destacar en El juego de Ripper junto a la evolución que los mismos siguen.

En la nota final que incluye la novela la autora nos cuenta que El juego de Ripper comenzó como una novela escrita a cuatro manos por ella y su marido, Willie Gordon, autor de novelas policiales, aunque pronto se dieron cuenta de que sería imposible por lo que ella decidió escribirlo sola. En algunas de las entrevistas que ha realizado tras la publicación de la novela, Isabel Allende afirma que abordó la escritura de esta novela con un tono de burla y así es posible intuir cierta ironía hacia el género en algunos momentos, encontrando incluso referencias a las novelas policiales de su esposo y a su célebre personaje Samuel Hamilton. Otras citas que encontraremos a lo largo de las páginas están relacionadas con ella misma, por ejemplo cuando hace alusión al realismo mágico, que dice estar pasado de moda, o con otras tendencias como las novelas de vampiros o las eróticas.

Por lo que se refiere al título a la novela, Ripper es un juego de rol en el que los jugadores se encuentran repartidos por diferentes puntos del mundo, comunicándose a través del ordenador para atrapar y destruir al misterioso Jack el Destripador, superando los obstáculos y venciendo a los enemigos que surgen en el camino. Este juego sirve como nexo para unir los diferentes asesinatos y los avances de la investigación se asientan en buena parte en las conclusiones que los jugadores van extrayendo de los diferentes casos, limitándose a esto su labor por lo que en cierta manera no es tan relevante la función del mismo. Reconozco que en este punto quizás me había hecho a la idea de que este juego iba a jugar un papel más importante, quedándose finalmente en un complemento a las diferentes tramas que van protagonizando los personajes principales.

En definitiva, considero que El juego de Ripper es una novela con la que disfrutarán tanto los seguidores de la autora chilena como los aficionados al género. Si bien no es una novela negra al uso, contiene las dosis necesarias de suspense e intriga para mantener la atención del lector en todo momento, combinando este aspecto con una cuidada construcción y desarrollo de sus personajes.


FUENTES: imagen autora aquí

Gracias a la editorial por facilitarme el ejemplar 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...