viernes, 28 de marzo de 2014

Un dulce par de senos (Giuseppina Torregrossa)

Título: Un dulce par de senos
Autor: Giuseppina Torregrossa
Editorial: Maeva
Traducción: Teresa Clavel
Año: 2011
ISBN: 978-84-15120-06-3
Nº de páginas: 303

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

Tenía este libro en la estantería desde hace un par de años en que, animada por el hecho de que fuese una saga familiar y las reseñas que había leído sobre él, me había decidido a comprarlo. Sin embargo en su interior no he encontrado la historia que esperaba y he de reconocer que su lectura se me ha hecho un tanto pesada, llegando en algunos momentos a considerar la opción de abandonarla.

En las primeras páginas de Un dulce par de senos nos encontramos con la receta de los “Minne de santa Agata”, unos pastelillos con forma de pecho femenino que tendrán mucha importancia para la familia Badalamenti, quienes todos los años se reúnen para celebrar la onomástica de sus Agatas el día cinco de febrero con una comida por todo lo alto cuyo postre lo constituyen estos dulces.

Seguidamente conoceremos la evolución los Badalamenti a través del relato de Agatina, quien nos hará partícipes de la historia de las generaciones que componen su familia tanto paterna como materna. Descubriremos así por un lado el pasado de sus bisabuelos, Gaetano y Luisa, quienes vivieron en Belpasso a caballo entre los siglos XIX y XX; de la hija de éstos, su abuela Agata, quien terminó casándose con el abuelo Sebastiano y teniendo trece hijos, de los cuales diez murieron inmediatamente después de nacer y sobrevivieron únicamente tres, Bartolo, Benedetto y el mayor, Baldassare, quien se convertirá en el padre de Agatina, protagonista de los años en los que desemboca esta narración.

Esta misma evolución la seguiremos en el caso de las generaciones de la familia materna desde sus bisabuelos Assunta y Gaspare, quienes tuvieron ocho hijos, entre ellos el abuelo de Agatina, Alfonso, quien contraerá matrimonio con Margherita, del que nacerán dos niñas gemelas, además de la madre de Agatina.

A pesar de que, como todas las familias, la de los Badalamenti está compuesta por hombres y mujeres, son estas últimas las auténticas protagonistas de Un dulce par de senos, centrándose los diversos capítulos en los episodios que han vivido a lo largo de los años. Es por lo tanto una novela que gira en torno al mundo femenino, quedando reflejados a través de sus personajes aspectos como su relación con los hombres, las enfermedades a las que se enfrentan, sus miedos e inseguridades y los vínculos que se crean y transmiten de generación en generación.

Tras el prólogo que da inicio a la obra, esta se encuentra dividida en tres grandes partes: El relato, centrada en las generaciones de la familia paterna, El relato dentro del relato, igual a la anterior pero sobre la familia materna y Cómo acaba, protagonizada por Agatina, quien ha crecido convirtiéndose en Agata. Cada una de estas partes a su vez viene dividida en capítulos que en general tienen corta extensión, aunque en este caso esta estructura no consigue dar agilidad a la narración ya que esta sigue un desarrollo lento que, al menos en mi caso, se ha convertido en un obstáculo llegando a resultarme la lectura aburrida.

A pesar de que la novela recoge la historia de tres generaciones de mujeres, todos los capítulos se encuentran narrados en primera persona por Agatina empleando Giuseppina Torregrossa una prosa viva, clara y sensorial, al tener bastante importancia los olores y sabores de las comidas típicas italianas, además de encontrarnos ciertas dosis de ironía. A lo largo de las páginas nos encontramos con palabras y frases que se han mantenido en el idioma original y que aparecen explicados en notas a pie de página o en el glosario final que incluye el libro, lo que contribuye a acercar al lector a la zona en la que se desarrolla la historia. Como señalaba anteriormente, el ritmo que sigue la obra es pausado tanto por el tono que domina el relato como por la preeminencia de las partes narradas sobre los diálogos, siendo estos últimos cortos y poco abundantes.

Al tratarse de una saga familiar que refleja diferentes episodios en la vida de varios miembros de la familia, no nos encontramos con unos protagonistas claramente definidos. Sí que es cierto que el relato está centrado en las figuras femeninas y puesto que Agatina es la narradora, presente desde las primeras hasta las últimas páginas, es ella el personaje que podemos destacar como eje central. No obstante, desde mi punto de vista ninguna de estas mujeres llega a estar completamente desarrollada debido a que conocemos únicamente hechos puntuales de sus vidas, lo que no nos permite profundizar demasiado en sus caracteres ni llegar a familiarizarnos con ellas. En mi caso, me han resultando distantes, sin lograr esa empatía necesaria en la mayoría de los casos para disfrutar plenamente de una historia.

En un plano secundario quedan los personajes masculinos, que en la mayoría de los casos no salen muy bien parados pues Giuseppina Torregrossa selecciona perfiles de hombres mujeriegos, maltratadores, crueles, egoístas o infieles, influyendo estos caracteres en los vínculos y la relación que mantienen con sus esposas.

Al mismo tiempo que vamos observando el paso del tiempo en la vida de estas mujeres, como telón de fondo quedan expuestos los acontecimientos históricos que marcaron esos años. Así entre otros se cita el periodo de la dictadura de Mussolini, el desembarco de los aliados, el paso a la democracia, la constitución de la Carbonería o la guerra contra la mafia hasta llegar a una época actual en la que los viejos palacios de Palermo albergan fundaciones, bancos y sedes institucionales y las obras de restauración han hecho emerger nuevamente la belleza de la ciudad. La autora retrata con delicadeza esta ciudad, dibujando con acierto cada uno de sus rincones para que el lector tenga una visión clara tanto del aspecto de sus calles y edificios como de los cambios que se han ido operando a lo largo del tiempo.

Hay algunos temas que están muy presentes en Un dulce par de senos. Así por una parte la cocina tiene gran importancia desde las primeras páginas, convirtiéndose en el elemento que sirve de unión entre las mujeres de esta familia. Minne, brociolone, caponata, torroncini, ghiotta o panelle son algunos de los diferentes platos que aparecen mencionados a lo largo del libro, aunque no es un asunto en el que la autora se extienda demasiado quedándose en simples referencias.

Por otra parte también se aborda la enfermedad y especialmente el cáncer de pecho. Vemos cómo acepta este diagnóstico cada una de las mujeres, sus diferentes reacciones y cómo les afecta la pérdida de un pecho tanto en lo referido a su autoestima como a sus relaciones con los hombres. Aunque es un tema delicado la autora no lo dramatiza sino que lo trata con naturalidad, optimismo e incluso sentido del humor. Así llaman la atención las palabras que utiliza para referirse a la cicatriz que queda tras la amputación de un pecho, que por otra parte a mí no me han gustado demasiado.

Y junto a ellos un tema fundamental desde las primeras páginas es la familia, mostrándonos los diferentes vínculos que se van creando entre los miembros, las relaciones que mantienen o el apoyo que se ofrecen en cada momento, además de incluir algunos datos interesantes sobre la evolución que ha ido sufriendo el papel que a lo largo del tiempo ha ejercido la mujer dentro de la misma. Contrasta así la función desempeñada por las bisabuelas de Agatina, que debían quedarse en casa cuidando de los hijos, con la que le corresponde a ella misma en la actualidad o por ejemplo vemos también la importancia del matrimonio y de la dote facilitada por la mujer o el sistema de herencia seguido dentro de las familias.

Resumiendo, Un dulce par de senos recoge la historia de tres generaciones de mujeres sicilianas a lo largo del siglo XX, ofreciéndonos al mismo tiempo un retrato histórico y social de este periodo y combinando todo ello con sugestivas referencias a la cocina. En mi caso, la novela no ha cumplido las expectativas que tenía y no ha sido una lectura con la que haya disfrutado pero, como siempre, todo depende de los gustos e intereses de cada lector, por lo que si os ha resultado interesante lo que he expuesto en la reseña, os animo a darle una oportunidad. 


FUENTES: imagen autora aquí

60 comentarios:

  1. No me ha gustado nada ni la portada ni el título. La sinopsis si...pero viendo tu opinión la voy a dejar pasar.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. PUes la dejo pasar Tatty. AUnque he descubierto que las sagas familiares me gustan, creo que han de estar relacionadas con algunos hechos más de carácter histórico y no la historia de la familia en si misma. Creo que esta novela se me haría pesada de leer. Estaré atenta por si veo otras reseñas.

    Bs.

    ResponderEliminar
  3. Las sagas familiares me interesan bastante poco y la verdad es que tanto título como portada tampoco invitan. Acompañado de tu decepción, creo que lo deja todo claro.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Ufff me espanta la portada!!! No ha cumplido tus expectativas pero aunque lo hubiera hecho no me lo apuntaba, Tatty. Yo soy muy visual y no puedo con esa imagen...
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Le he cogido el gusto a las novelas en las que están presentes las sagas familiares y esta que hoy reeñas tiene muy buena pinta. Besos.

    ResponderEliminar
  6. No la había visto nunca reseñada, bueno ni en ningún sitio, pero visto lo visto, aunque las sagas familiares me suelen gustar, esta la dejo pasar ya que no ha sido lo que esperabas.
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. No me atrae nada. Además creo que con ese título no me iba a enganchar.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  8. Las sagas familiares no son lo mío, y si además puede resultar pesada, ni me lo planteo. La dejo pasar.
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. No me atrae este libro, creo que se me haría pesadísimo.

    Gracias por la reseña.
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  10. Esta de momento la dejo pasar, que no me ha llamado nada, y la verdad la portada me echa para atrás, besotes

    ResponderEliminar
  11. Pues, aunque la historia me parece que puede ser interesante, es la portada la que me echa para atrás. Sí, así de superficial me he levantado hoy. Pero es que esas "bolas" tan blancuzcas me han dado una grima, prrrrrrrrrrrrrruf. ;D. Abrazos.

    ResponderEliminar
  12. Pues si a ti no te ha gustado dudo mucho que a mi sí.
    Muchas reseñas buenas tendría que leer para cambiar de opinión y que aumentase mi lista de futuribles. Besos.

    ResponderEliminar
  13. He leído un par de sagas familiares italianas y me gustaron mucho. Una pena lo que cuentas de esta novela, que no creo que lea porque me fío de tu criterio a pies juntillas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Creo que es uno de los libros que menos te ha gustado en bastante tiempo. No me llama nada, ya la portada me parecía un poco hortera. Que falten diálogos me echa para atrás pero que no lleguemos a conocer bien a los personajes en una historia que no es de acción ni un thriller ya me aleja del todo. La próxima irá mejor.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. No me llama nada de nada, así que lo dejo pasar.
    Gracias por la reseña, ¡un beso!

    ResponderEliminar
  16. La portada la verdad que no es la mejor del mundo, pero por lo que dices tiene bastante relación con la trama. A parte de la portada, si las historias no llegan a estar totalmente desarrolladas este libro lo dejo pasar. Está bien que haya críticas negativas porque sirve de contrapunto y no todos los libros te van a gustar, si no menuda suerte je,je
    Besoss

    ResponderEliminar
  17. La verdad es que la portada me echa mucho para atrás, aunque no la descartaría por eso; la sinopsis tiene un aire interesante, pero viendo que a ti no te ha convencido del todo, pues creo que esta vez la dejo pasar. Muchas gracias por la reseña.

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Ni el título ni la portada me gustan, y viendo tu reseña, lo descarto del todo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  19. No me llama mucho ni el título ni lo que cuentas en tu reseña. No conocía la novela, pero la dejo pasar.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. ¿Os gustan las sagas familiares? ¿La familia de una interpretadora de sueños?
    Hum... Las hay.

    R.

    ResponderEliminar
  21. Las sagas familiares me gustan, pero la portada y el título no me dicen nada, y después de ver tu reseña, queda descartado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Justo describes mi miedo a la hora de enfrentarme una saga, y mira que si es buena es de lo que más me gusta leer pero... no sé. Besos.

    ResponderEliminar
  23. Por la portada ya no lo compraría ni lo cogería para leer y tras leer tu reseña creo que lo descarto por completo, saludos

    ResponderEliminar
  24. No me llama para nada, así que dudo leerlo.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  25. Por lo que se ve, la portada y el título es para que piquemos, porque luego no nos encontramos una buena lectura. Gracias por la reseña, me has evitado un equívoco y un cabreo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  26. Hola, he iniciado el proyecto 365: escribir un relato cada día del año. Estoy pensando agregar tu blog a mi lista de blogs amigos. Qué te parece si te pasas por mi blog y te planteas añadirme a la lista de blogs que sigues? Soy http://pepitas-de-oro.blogspot.com

    ResponderEliminar
  27. La portada parecen los pasteles ekubo japoneses (lo sé más o menos porque lo mencionaban en Memorias de una Geisha), pero ahí en la portada no pegan. Pues luego por su contenido, igual lo leo, porque si tú y yo tenemos algo en común que nos gusta son las historias familiares.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  28. Esta novela la dejo pasar... no me atrae especialmente la sinopsis y con lo que dices en la reseña tampoco me entusiasma.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  29. El título y la portada no me gustan mucho, sí, una superficialidad. La trama, aparentemente no me disgusta, pasteles, familia y el tema de la enfermedad, Sicilia... sí que tiene cosas pero me voy a confiar a tu experiencia y la dejo aparcada.
    Besos

    ResponderEliminar
  30. Jo, ni el título, ni la portada me gustan. Quizás por eso lo he mirado ya un poco mal y no me atrae
    Besos

    ResponderEliminar
  31. Tiene bastante buena pinta, aunque no lo conocía. Un beso!

    ResponderEliminar
  32. Hola Tatty, ya había visto el libro y con la sinopsis ya no me llamaba mucho pero después de tu reseña ya me quedo convencida, si te ha resultado lento y aburrido y sólo tiene 300 páginas pues ya está todo dicho. Gracias por la reseña y espero que disfrutes más con el siguiente.

    ResponderEliminar
  33. Ya había leído alguna reseña que no la ponía especialmente bien por lo que la había descartado hace tiempo
    Besos

    ResponderEliminar
  34. Un título curioso, ¿no? No creo que lo lea, pero gracias por tu reseña.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  35. Me fío de ti, así que este libro lo voy a dejar pasar. Tampoco me llamó especialmente en su momento.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  36. Muy buena tu reseña y eso que no te ha convencido! Yo no me lo apunto pq aunque la historia parece interesante salvo raras excepciones ahora mismo paso de sagas y series de libros. Con poco tiempo hay que seleccionar mucho! Bsssssss

    ResponderEliminar
  37. No lo conocía pero no me llama lo dejo pasar muchos besos.

    ResponderEliminar
  38. Creo que esta novela no me la apunto, tanta comida puede empachar. Besos.

    ResponderEliminar
  39. No me llama mucho la atención, además el título y la portada no me gustan y que se haga pesado en algunos momentos hace que no me lo anote.
    besos

    ResponderEliminar
  40. Pues mira que la trama tiene ingredientes interesantes, aunque si te soy sincera, nunca hubiera elegido este libro por cuestiones meramente superficiales: no me gusta el título ni la portada.Como no te ha convencido, lo dejo pasar sin pena ni gloria. 1beso!

    ResponderEliminar
  41. Uf, Tatty, menos mal que la lectura te ha resultado pesada, porque si te llega a gustar ¿qué hago yo? ¡¡si ni el título ni la portada ni la sinopsis me gustan!!, me hubieras dejado vendida, jajaja

    Lo siento por ti, que no lo has disfrutado, pero egoístamente me alegro por mí y mi lista ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  42. Hola, acabo de iniciar el proyecto 365: escribir un relato por cada día del año. He visto tu blog navegando por internet e igual lo sigo. Si quieres seguirme tú también, mi blog es:
    http://pepitas-de-oro.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  43. Pues es un libro que tengo apuntado desde hace tiempo, aunque no es de los que encabezan mi lista, pero lo dicho =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  44. Medio descartado ya estaba por la portada. Y ahora tras tu escaso entusiasmo, descartado del todo.
    Besos, Tatty!

    ResponderEliminar
  45. Yo también creo que lo descarto, no me llama mucho. Un beso

    ResponderEliminar
  46. A nosotras tampoco nos llama, y el título nos parece horrible.

    ResponderEliminar
  47. Hola!!!
    Pues, la verdad es que, vistas las opiniones que dais, yo no me lo apunto.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  48. Esta la dejo pasar...Gracias por tu sincera reseña guapa
    Besos mil

    ResponderEliminar
  49. No tiene un mal argumento, pero considerando que no te ha convencido y que tampoco es que me llame la atención en exceso, lo dejo pasar, me fío de ti.
    Pasando a temas más superficiales, puede que el título no ayude mucho al libro, pero la portada me parece rematadamente mal elegida...

    Un beso!

    ResponderEliminar
  50. Pues la portada de este libro me ha engañado, pero gracias por habérmelo aclarado.

    ResponderEliminar
  51. Leo poco sobre sagas familiares, así que cuando lo haga esta no será la opción, buena cosa me has dicho :-) Un beso!!

    ResponderEliminar
  52. Vaya, qué pena. La verdad es que a mi ni el título ni la portada me llamaban; pero ahora menos.
    Yo estoy a punto de abandonar un libro, pero cuesta, hasta el último momento le quieres dar la oportunidad.
    Saludos

    ResponderEliminar
  53. No me llamaba nada ni el título ni la cubierta. Y tu opinión ayuda a reafirmarme más en que a esta novela no me voy ni a acercar.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  54. Conocí esta novela en su momento y algo me decía que no la tuviera ne cuenta a pesar de pertenecer a mi género favorito. Veo que hice bien porque habitualmente estamos de acuerdo en este género.

    ResponderEliminar
  55. De entrada la cubierta y el título me parecen de lo menos sugerente y leyéndote he sentido alivio porque si con esos obstáculos para mí resulta que el libro es una maravilla creo que, aùn así, no lo hubiera apuntado. Lo dicho , que me quitas un peso. Besos

    ResponderEliminar
  56. Tsss... De entrada ya no me llamaba la atención, pero tras leer tu reseña me queda claro que de momento la dejo pasar.
    Gracias por tu reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  57. Pues el título ya no me hacía ninguna gracia, pero después de leerte creo que huiré de él si me lo encuentro. Me encanta la cocina, pero si sólo hace referencias vagas no creo ni me que valga la pena leerlo por eso.

    Besines

    ResponderEliminar
  58. Llámame frívola, pero... vaya portada.... No me hubiera acercado a él, pero por lo que veo tampoco a ti te ha terminado de gustar así que lo dejo pasar
    Besos

    ResponderEliminar
  59. A mi me suelen gustar todas las novelas que hacen referencia a la cocina aunque tu desanimo no me hace darle mucha prioridad.

    ResponderEliminar

Los comentarios cuyo fin sea claramente incluir un enlace (Spam) serán inmediatamente eliminados, al igual que aquellos que resulten ofensivos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...