lunes, 30 de junio de 2014

El reino del norte (José Javier Esparza)

Título: El reino del norte
Autor: José Javier Esparza
Editorial: La esfera de los libros
Año: 2014
ISBN: 978-84-906-0096-2
Nº de páginas: 664

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

La novela histórica es uno de mis géneros favoritos y por eso cuando Laky propuso un mes temático dedicado a este género, me apunté directamente y tuve la suerte de ser una de las ganadoras del sorteo asociado, recibiendo a los pocos días un ejemplar de El reino del norte.

Nos encontramos en el año 842 en la ciudad de Oviedo donde el rey Alfonso II de Asturias está a punto de fallecer tras cincuenta y dos años ostentando la corona, tiempo en el que ha logrado que el trono de Oviedo se expanda desde el Atlántico hasta los montes vascos. En su lecho de muerte, el rey designa como sucesor a Ramiro Bermúdez, ordenando a sus hombres que vayan a buscarle a Galicia, donde ejerce como señor rural, para presentarse ante él antes de morir. Tras recibir la noticia, el primer paso de Ramiro es encontrar una esposa que le facilite la labor de unificación, siendo la castellana Paterna la seleccionada y emprendiendo viaje a las Bardulias para desposarla.
Sin embargo, el noble Nepociano está convencido de que él es el candidato más idóneo para alzarse con el trono gracias a su matrimonio con Jimena, prima del rey, y a los méritos que durante su vida ha hecho batallando al lado de Alfonso. De esta manera y tras enterarse de la designación de sucesor, trazará un plan para dar un golpe de estado y hacerse con el poder, contando con el apoyo del emir de Córdoba, Abderramán II.

El planteamiento de esta novela me resultaba interesante tanto por la época en la que transcurría como por su emplazamiento en Asturias, unas tierras muy próximas y sobre cuya historia ya tenía algún conocimiento que me apetecía ampliar. Una vez finalizada puedo afirmar que ha cumplido su objetivo y me ha permitido acercarme a este periodo histórico y profundizar un poco más en los hechos que tuvieron lugar durante el mismo.

Sin entrar en la lectura, lo primero que llama nuestra atención es la cuidada edición que presenta El reino del norte. En la parte interior de las cubiertas nos encontramos por un lado con un mapa que refleja la estructura que presentaba la ciudad de Oviedo en el año 842 y por otro, con el del reino de Asturias en el mismo año. Estos mapas servirán de guía y complemento a la lectura junto a los apéndices que se incorporan al final del libro entre los que se incluye una nota historiográfica o un árbol genealógico.

Tras el prólogo con el que se da inicio el relato, la novela se presenta dividida en veinte capítulos que recogen linealmente lo ocurrido a partir del 20 de marzo del año 842 en torno a la sucesión en el trono. Podemos afirmar que son tres las líneas argumentales que, de manera paralela, se van desarrollando y en los capítulos esto queda reflejado a través de sus propias divisiones internas que marcan el cambio de escenario y protagonistas. En todos ellos se utiliza un narrador omnisciente en tercera persona del pasado aunque en momentos, como en el caso del desarrollo de batallas, este cambia al tiempo presente, dando de esta manera más énfasis a lo que está sucediendo al dar la sensación de que está ocurriendo en ese mismo instante.

Como os decía, la novela presenta tres líneas argumentales y de esta manera tenemos una trama en la que seguimos los pasos tanto de Ramiro Bermúdez como del caballero Hernán de Mena, encargado de ir en busca de Paterna; otra trama en torno a Nepociano y sus planes para hacerse con el reinado y finalmente otra centrada en el emirato de Córdoba. Las tres se desarrollan de forma paralela, alternando entre unas y otras pues todas tienen bastante trascendencia y esta estructura hace que la lectura sea más amena al cambiar constantemente.

Por lo que se refiere a la forma de narrar de José Javier Esparza, su estilo se caracteriza por el uso de una prosa sobria, rica y cuidada que, sin extenderse en florituras o recursos innecesarios, se lee con bastante agilidad. En general la novela mantiene un ritmo fluido aunque tiene ciertos altibajos, pues tras un buen inicio que despierta nuestro interés nos encontramos con algunos episodios que se vuelven más pesados, recuperando la intensidad en los finales.

Más allá de los hechos históricos propiamente dichos, El reino del norte es una novela en la que priman los personajes. De esta manera, el autor nos acerca a una serie de figuras que tuvieron relevancia en dichos episodios por el papel que desempeñaron, ajustándose en algunos casos a la realidad histórica y en otros sirviéndose de la imaginación para completar lo que las crónicas omiten. Con mayor o menor grado de protagonismo, nos encontramos con una amplia galería de personajes que se van sucediendo a lo largo de las páginas. En cada una de las líneas argumentales hay unas figuras que llevan el peso de la trama, todos ellos bien perfilados y diferenciables aunque en mi caso he de señalar que no he llegado a conectar con ninguno pues me han resultado bastante distantes.

Entre ellos nos encontramos a Ramiro Bermúdez, un hombre prudente, valiente, decidido e implacable que, tras ejercer su gobierno en tierras gallegas y alejado de la corte, es designado por Alfonso como sucesor al no tener este descendencia. A su lado estará Hernán de Mena, caballero encargado de hacerle regresar a Oviedo para asumir el reinado y la mujer destinada a convertirse en su esposa, Paterna, una castellana hermosa, fuerte y atrevida que está dispuesta a ser reina por encima de todo. Igualmente es necesario mencionar al detractor Nepociano y su ambiciosa esposa Jimena, o al emir de Córdoba Abderramán II junto a su hijo Mohamed y el eunuco Nasr Abu el-Fath.

Uno de los puntos a destacar en El reino del norte es el laborioso trabajo de documentación que se intuye detrás de la narración de José Javier Esparza. La novela nos traslada hasta los años en los que tiene lugar el inicio de la reconquista para presentarnos el golpe de estado que se produjo contra el reinado de Ramiro y en torno a este suceso, va desgranando diversos aspectos que nos ayudarán a tener una visión más próxima de dicha época. Nos encontramos con minuciosas descripciones que reflejan con acierto el esplendoroso aspecto que presentaba la ciudad de Oviedo, capital digna de un reino gracias a los deseos de Alfonso y al trabajo del arquitecto Tioda: sus dos catedrales, la muralla de la ciudad episcopal o la puerta Rutilante. Igualmente se describen las vistas que ofrecen los paisajes de tierras como el Valle del Narcea, la sierra del Édramo o las Bardulias. La narración también nos permite acceder a conocer la estructura que presentaba la sociedad, su forma de vida o sus costumbres, profundizando en mayor medida en algunos hechos como la batalla de Cornellana, aunque en este caso sea fruto de la imaginación del autor pues nadie sabe cómo fue realmente la misma, la coronación de Ramiro o su boda con Paterna. Y puesto que una parte de la trama transcurre en Córdoba, queda patente la majestuosidad y belleza de esta ciudad en dichos años, con especial interés en torno a la corte de Abderramán.

En definitiva, son varios los elementos que se dan cita en esta novela y así gracias a la combinación de historia, romance, batalla, venganza, intrigas palaciegas o ansias de poder José Javier Esparza consigue dar forma a un interesante relato que nos acerca hasta los inicios de la reconquista para narrarnos el golpe de estado llevado a cabo por Nepociano contra Ramiro I. Una obra con la que disfrutarán tanto los aficionados al género como aquellos que estén interesados en acercarse a este periodo de la historia de Asturias.


FUENTES: imagen autor aquí
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...