lunes, 14 de julio de 2014

Amagi - Sagar Prakash Khatnani

Título: Amagi
Autor: Sagar Prakash Khatnani
Editorial: Suma de Letras
Año: 2014
ISBN: 978-84-836-5627-3
Nº de páginas: 530

Hace cosa de un año recibí en el correo electrónico del blog un mail de Sagar Prakash en el que se presentaba y me enviaba adjunta su novela Amagi, por entonces autopublicada en Amazon. A pesar de que me llamó bastante la atención, distintos compromisos hicieron que se fuese quedando pendiente hasta que hace unas semanas Mientrasleo publicó su reseña y Sagar volvió a contactar conmigo para ver si estaba interesada en leerla. Debido a su éxito en Amazon, Amagi había sido publicada por la editorial Suma de Letras, quienes me hicieron llegar un ejemplar esta vez en papel y en cuanto pude comencé su lectura, descubriendo una historia con cuya lectura he disfrutado mucho.

El comienzo de Amagi nos traslada a la localidad de ad-Dar al-Baida (Casablanca) y tiene por protagonista a Yuseph Wahed, un joven con veinte años recién cumplidos que vive junto a su padre y que, recurrentemente, tiene un mismo sueño del que se despierta siempre sobresaltado y con una misma palabra en sus labios: Amagi. Yuseph nunca ha conseguido descifrar el significado de la palabra ni sabe por qué razón ese sueño se repite en su mente, pero cuando un peregrino lea las líneas de su mano y le indique que está destinado a una gran búsqueda decidirá abandonarlo todo para perseguir sus sueños y alcanzar la felicidad. Será así como comience un viaje repleto de aventuras a través del norte de África en el que se irá descubriendo a sí mismo, madurará y, a través de las experiencias vividas, hallará verdades como la amistad, el amor, la soledad o la pérdida.

Amagi ha sido una lectura que me ha conquistado desde las primeras páginas por el encanto que rodea a esta “historia de historias”, denominación contenida en la contraportada del libro y que es muy acertada pues la novela se va construyendo sobre los pilares de cuentos de diferentes corrientes culturales. El origen de la novela nos lo explica el autor en una nota final, en la que además indica que su intención es que se convierta en una obra a la que la gente pueda recurrir para aprender y crecer mental y espiritualmente, por lo que en cierta forma estamos ante un libro de los que denominamos de autoayuda. Con esta calificación no pretendo que rechacéis su lectura, pues a mí tampoco me atraen estos libros y Amagi me ha encantado ya que se puede leer perfectamente como la historia de aventuras que es, independientemente de que esté salpicada de reflexiones y frases que reflejan la moraleja que se extrae de cada una de las pequeñas historias que contiene.

Amagi se presenta dividido en seis partes principales que se corresponderían con las diferentes etapas vitales por las que va pasando su protagonista, estando a su vez cada una de ellas dividida en capítulos. Las tres primeras partes son bastante cortas al igual que la última, mientras que la quinta es la más extensa abarcando casi la mitad de la novela y al principio de todas ellas nos encontramos con una frase acompañada de una ilustración que recogen la esencia de lo que nos vamos a encontrar en las siguientes páginas. Por otro lado, la mayoría de los capítulos presentan una corta extensión que siempre invita a avanzar un poco más, lo que hace que la lectura de Amagi sea rápida y muy entretenida.

Por lo que se refiere al estilo, la prosa de Sagar Prakash es precisa y cuidada al detalle pero sin perder la sencillez, tornándose en algunos pasajes poética y envolvente, lo que hace que resulte una lectura cautivadora y muy agradable. En todos los capítulos se utiliza un narrador omnisciente en tercera persona del pasado y el ritmo que sigue es ágil y dinámico, marcado por la sucesión constante de aventuras. Asimismo y para facilitar la comprensión del lector, se incluyen algunas notas a pie de página que amplían ciertos conceptos citados en el relato y específicos de determinadas culturas o creencias.

Como protagonista de esta historia nos encontramos a Yuseph Wahed, un muchacho que se gana el aprecio del lector desde las primeras páginas lo que hace que sigamos con atención lo que le sucede a lo largo del relato, compartiendo sus sufrimientos y alegrías. Es un personaje que resulta cercano y creíble pues está perfilado con múltiples matices que nos permiten observar tanto sus virtudes como defectos. Si bien es afectuoso, cálido, bondadoso y paciente, al igual que nos ocurre a todas las personas, algunas de sus decisiones no resultan acertadas, aprendiendo de sus equivocaciones y creciendo personal y espiritualmente a través de las duras experiencias a las que tiene que hacer frente y que harán que vaya madurando.

A lo largo de su viaje Yuseph se irá cruzando con un gran número de personas que darán lugar a un amplio abanico de secundarios que sin llegar a alcanzar un gran protagonismo, influirán de una forma u otra en su camino, permitiéndole extraer enseñanzas de las experiencias vividas junto a ellos. Se convertirán en la representación de los valores que encontramos en la vida y en función de esto la relación con Yuseph tomará un rumbo, ayudándole desinteresadamente en algunos casos y en otros aprovechándose de su inocencia.

Señalaba más arriba que Amagi era una historia de historias y este es uno de los puntos que hace que su lectura resulte tan entretenida. Desde los primeros capítulos la sucesión de aventuras en las que se ve inmerso Yuseph es constante, dando lugar a pequeñas subtramas que, como el propio Sagar nos indica, serían los afluentes de un río que es Yuseph. De cada una de estas experiencias Yuseph, y al mismo tiempo el lector, extraerá una moraleja o enseñanza sobre cuestiones esenciales de la vida, aspectos que podemos aplicar a nuestra existencia o, simplemente, dejarnos llevar por la narración, disfrutando de las aventuras que vive Yuseph ya que Amagi no pretende ser un libro que marque unas pautas o resulte aleccionador.

En definitiva, Amagi es un libro que yo no calificaría como autoayuda, o al menos no encaja en el concepto que normalmente asociamos con este tipo de obras. Nos encontramos ante una historia de superación y búsqueda de sueños, una novela construida a través de diferentes episodios que esconden lecciones de vida y aprendizaje, en la que seguiremos la evolución de un carismático personaje que tendrá que hacer frente a múltiples dificultades para encontrar el significado de sus sueños y alcanzar la felicidad. Una lectura que resulta adictiva y muy entretenida, repleta de aventuras y de la que el lector puede extraer múltiples reflexiones y enseñanzas o sencillamente dejarse llevar por el encanto que rodea a la narración.


FUENTES: imagen Sagar Prakash, imagen Amagi
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...