viernes, 11 de julio de 2014

El Príncipe (Salva Rubio)

Título: El príncipe
Autor: Salva Rubio
Editorial: Suma de Letras
Año: 2014
ISBN: 978-84-8365-653-2
Nº de páginas: 500

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

Hace unas semanas Salva Rubio contactó conmigo ofreciéndome la posibilidad de leer su obra El príncipe, adaptación novelada de la serie de televisión que ha sido realizada por el autor a partir de los guiones originales. No he visto nunca la serie, es más, ni conocía su existencia hasta que recibí el correo de Salva, pero como Zíngara buscando a Jim Morrison me había gustado mucho, decidí aceptar la propuesta.

El Príncipe nos traslada hasta el barrio ceutí de El Príncipe, lugar al que es destinado el agente del CNI Javier Morey para investigar una célula yihadista que está captando a jóvenes descontentos en dicho barrio para convertirlos en terroristas suicidas, contando además con la ayuda de policías corruptos de la comisaría del barrio. Con la misión de identificar a estos colaboradores y desactivar la célula, Morey llega a Ceuta como agente infiltrado bajo una identidad falsa, convirtiéndose en inspector jefe. Uno de sus principales sospechosos es el inspector Fran Peyón, un hombre atormentado por su pasado y conocido tanto por sus métodos ortodoxos como por colaborar con los delincuentes del barrio, problemas a los que Morey deberá hacer frente.
Por otra parte, en El Príncipe Morey conocerá a Fátima, una maestra local de la que no podrá evitar enamorarse, siendo correspondido por ella y comenzando una relación en la que tendrán que luchar contra los obstáculos de un amor prohibido tanto por la diferencia de culturas como por su compromiso de matrimonio.

No puedo establecer una comparación entre la novela y la serie televisiva pues, como os decía al comienzo, ni siquiera conocía su existencia, pero basándome únicamente en mi experiencia lectora, la historia me ha resultado muy entretenida y no me importaría animarme a ver la serie.

El Príncipe comienza con un prólogo a cargo de Aitor Gabilondo, guionista de la serie para, a continuación, dar paso a los trece capítulos en los que viene dividida la novela. Cada uno de estos capítulos tiene a su vez sus propias divisiones internas en función de los diversos cambios de personajes y escenarios, utilizando en todo momento un narrador omnisciente en tercera persona que da acceso a conocer todo lo que está sucediendo. La narración tiene lugar en tiempo presente, algo que ayuda a que nos introduzcamos en el relato, dando la sensación de que todo está pasando ante nosotros y logrando de esta manera que El Príncipe sea una novela visual. Además sigue un ritmo muy dinámico, el encadenamiento de sucesos es constante y la acción no da respiro al lector, por lo que avanzamos por sus páginas con agilidad a lo que contribuye tanto la abundancia de diálogos como el estilo narrativo de Salva Rubio, simple, directo, claro y asequible.

No nos encontramos con unos personajes excesivamente desarrollados aunque en este tipo de novela tampoco es algo necesario ya que no necesitamos conocer en profundidad a los protagonistas sino que tiene más importancia su forma de actuar a lo largo de la trama. Aunque no hayamos visto la serie, en las páginas centrales se incluyen unas láminas en color con fotografías de los actores que encarnan a cada uno de los personajes, señalando quien es quien, lo que hace que sea muy sencillo ponerles cara e ir visualizando cada una de las escenas.

Son varios los personajes que tienen cierto grado de protagonismo en esta novela y así tenemos por un lado al inspector jefe Javier Morey, de carácter extremadamente serio, reservado, duro y entregado a su trabajo, el cual ejerce con prudencia y decisión. A pesar de la faceta que ofrece a nivel profesional, observamos otra más íntima y personal marcada por sus sentimientos que dejan ver un hombre tierno, dulce, entregado y cariñoso, aunque siempre tendrá presente sus objetivos. Es un personaje que a pesar de esa personalidad un tanto fría y distante se gana al lector desde las primeras páginas, al igual que ocurre con la mujer de la que se enamora.

Fátima es la otra figura con más relevancia y responde al perfil de una mujer atractiva e inteligente, adaptada a los tiempos modernos y de carácter fuerte y audaz, viéndose atrapada entre sus sentimientos y la obligación de cumplir con los preceptos que su familia y cultura han marcado para ella, lo que hace que su personaje resulte llamativo.

Junto a esta pareja otras figuras que merecen especial mención son Francisco Peyón cuya evolución es de las más interesantes al mostrarse desde un principio un tanto ambiguo y con un pasado que habrá que ir descubriendo poco a poco para comprender su forma de actuar; o el hermano de Fátima, Faruq Ben Barex, un hombre de carácter fuerte, conflictivo y arriesgado que dirige uno de los canales de narcotráfico más importantes de la zona. Además nos encontrarnos con un amplio elenco de secundarios que tienen bastante influencia en el desarrollo de los hechos entre los que destacan la familia de Fátima o los miembros de la comisaría.

En cuanto al emplazamiento de la trama, la mayor parte transcurre en el barrio ceutí de El Príncipe, situado cerca de la frontera de Marruecos. En mi caso no había oído hablar anteriormente del mismo por lo que no puedo afirmar si la visión que se ofrece en la novela es acertada o no ya que resulta bastante negativa. Es un barrio conflictivo en el que destacan aspectos como el narcotráfico, las guerras entre bandas, la corrupción o la captación de jóvenes por los yihadistas, elementos que sirven de base para construir el argumento de la obra. Por otra parte, aunque no se extiende en excesivas descripciones sí ofrece suficientes datos para que podamos hacernos una idea del aspecto que presenta el barrio y sus edificios, así como la forma de vida en el mismo, aunque imagino que en este punto se habrán tomado algunas licencias.

El desarrollo de la novela me ha gustado y ha mantenido mi interés desde el principio pero he de señalar que la línea argumental centrada en el romance no me ha terminado de convencer pues me quedo con la sensación de que es un tanto irreal, todo sucede demasiado rápido y eso resta credibilidad a los sentimientos que se crean entre la pareja, más teniendo en cuenta la diferencia de culturas entre ambos y los cambios de actitud tan drásticos que se dan en el caso de Fátima.

Así que en definitiva, El príncipe es una novela en la que se dan cita intriga, drama, misterio, investigación policial y romance, dando lugar a una lectura sumamente entretenida que engancha desde las primeras páginas y en la que el encadenamiento de sucesos y giros argumentales es constante. Una obra que hará las delicias de los seguidores de la serie de televisión y con la que creo que disfrutarán los aficionados a las historias de intriga y policiales.


FUENTES: imagen autor aquí 
Gracias a Salva Rubio y a Suma de Letras por facilitarme el ejemplar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...