miércoles, 23 de julio de 2014

La fuerza de los fuertes - Jack London

Título: La fuerza de los fuertes
Autor: Jack London
Editorial: Ediciones Traspiés
Traducción: Rafael R. Vargas
Año: 2014
ISBN: 978-84-941-0069-7
Nº de páginas: 62

Jack London es un autor del que únicamente conocía una obra, Colmillo blanco, que no he tenido aún la oportunidad de leer pero cuya historia es bastante popular al tener una adaptación cinematográfica. Cuando desde la editorial Traspiés nos ofrecieron la posibilidad de organizar la lectura conjunta de La fuerza de los fuertes, lo primero que hice fue investigar su argumento pues para mí era una obra desconocida y, animada tanto por este como por su brevedad, acepté la propuesta.

Jack London está considerado como uno de los grandes maestros del relato y La fuerza de los fuertes es una muestra de ello. Publicado por primera vez en el año 1911 por la revista Hampton´s Magazine, unos años más tarde sería incluido por Macmillan en el conjunto de relatos al que daba título genérico y, en este caso, nos llega a través de una bonita edición de la editorial Traspiés ilustrada por Mar del Valle.

Jack London (Fuente)
En La fuerza de los fuertes se recoge el relato que el viejo troglodita Barba-Larga narra una noche clara y estrellada a sus tres nietos, sentados en torno a una hoguera a la entrada de su caverna y mientras devoran el cadáver de un oso. A través del mismo seguimos la evolución de la tribu de los "comepeces", quienes tras el ataque de los "comecarne" abandonarán el sistema individual que rige sus familias para formar una única tribu que mantenga la unidad y se defienda conjuntamente de los enemigos externos. De esta manera comenzarán a establecer sus primeras leyes internas, a nombrar jefes e instituciones, repartir tierras o asignar trabajos, hasta que se enfrenten al problema que supondrá el dinero, que hará que la tribu se desequilibre favoreciendo el surgimiento de diferentes clases en función de la riqueza y el poder.

El primer punto que llama la atención cuando tenemos La fuerza de los fuertes en nuestras manos es, sin duda, su edición, en la que se incluyen unas preciosas ilustraciones realizadas por Mar del Valle y que recogen a la perfección la esencia de la narración. Destacan en ellas los colores empleados pues se utilizan mayoritariamente los tonos grises, empleando el rojo para resaltar determinadas zonas.

La novela comienza con un prólogo a cargo de Rafael R. Vargas, quien se ha encargado también de la traducción, en el que nos acerca a la figura de Jack London, haciéndonos un resumen de lo que fue su vida, los trabajos que desempeñó, las dificultades económicas sufridas, sus viajes o sus ideales, aspectos que resultan interesantes para enfocar y comprender su obra.

Por lo que se refiere al estilo, London emplea un lenguaje sencillo, conciso y claro que facilita la lectura e incluye descripciones breves y precisas que ayudan en la visualización de la historia. Es un libro que cuenta únicamente con sesenta y dos páginas y que además ha sido maquetado con una letra grande, por lo que su lectura no nos va a llevar demasiado tiempo. No obstante, en tan pocas páginas se condensa una lectura profunda que invita a la reflexión y en la que, a pesar de la diferencia temporal, queda plasmada la sociedad de hoy en día y sus problemas.

Y es que en La fuerza de los fuertes se recoge una parábola en la que Jack London nos muestra cómo ha sido la evolución humana, mostrando aspectos como la creación de relaciones entre individuos, la defensa colectiva, la división en clases sociales, el surgimiento de instituciones de gobierno, económicas y comerciales, o los problemas que llegan asociados a las mismas al someterse los integrantes de la comunidad en beneficio de aquellos miembros que ostentan más poder. Claramente vemos las semejanzas entre la historia que relata Barba-Larga y la vivida en la época actual, enfrentándonos a las mismas injusticias y desequilibrios que sufren las tribus primitivas del relato.

Tras esta parábola se observa la crítica que el autor realiza de la sociedad capitalista, una sociedad que en este sentido no ha evolucionado ni aprendido con el paso de los años y en la sería necesaria la participación colectiva para luchar contra todo aquello que es perjudicial para la comunidad, es decir, unir nuestras fuerzas para hacernos más fuertes y dejar de buscar únicamente el bien individual. A medida que avanzamos por las páginas de este relato es inevitable pararse a reflexionar en como, a pesar del tiempo transcurrido, muchas de las afirmaciones que London plasma siguen siendo de plena actualidad. Así en la tribu el hombre que no tenía nada trabajaba para el que tenía y se le pagaba en dinero pero también cada vez más hombres fueron dejando de trabajar y esforzándose por lograr que otros lo hiciesen para ellos, lo que obligaba al resto a trabajar más duramente para obtener cada vez menos. Por otro lado, observamos que el papel desempeñado por algunos miembros de los comepeces sigue dándose en nuestra sociedad que cuenta con sacerdotes como Costilla-Rota, jefes como Diente-de-Perro e incluso cantores como Bicho a favor del rey.

Personalmente me ha resultado una lectura muy interesante y creo que es uno de esos libros que merece la pena releer para profundizar en los diferentes matices y reflexiones que contiene. La fuerza de los fuertes es un bello relato en el que de una forma sencilla y a través de metáforas Jack London nos muestra el origen y estructuración de una sociedad muy similar a la actual, denunciando lo poco que se ha evolucionado y aprendido a lo largo del tiempo.

Si te ha gustado mi reseña, puedes comprar el libro a través del siguiente enlace:



Gracias a la editorial por facilitarme el ejemplar 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...