lunes, 7 de julio de 2014

Las dos vidas del capitán (Mari Pau Domínguez)

Título: Las dos vidas del capitán
Autor: Mari Pau Domínguez
Editorial: Grijalbo
Año: 2014
ISBN: 978-84-253-4970-6
Nº de páginas: 384

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

Las dos vidas del capitán fue una de las novedades de la editorial Grijalbo en el mes de junio y, aunque tenía en la estantería pendiente de lectura Una diosa para el rey de la misma autora, cuando me ofrecieron un ejemplar para leer y reseñar decidí estrenarme con esta obra.

Muchos quizás recordaréis, por las noticias de hace unos años, el caso del rescate por una empresa cazatesoros estadounidense de las monedas depositadas en el interior del buque Nuestra señora de las Mercedes, hundido frente a la costa del Algarve en 1804, y que posteriormente dio lugar a un litigio entre España y dicha empresa, la Odyssey Marine Exploration. Pues bien, la historia recogida en Las dos vidas del capitán tiene mucho que ver con estos sucesos pues toma como base a uno de los personajes que se vio implicado en dicho naufragio, el brigadier del Cuerpo de la Armada y mayor general don Diego de Alvear y Ponce de León.

De esta manera nos trasladamos hasta noviembre del año 1774, fecha en la que el joven alférez de fragata Diego de Alvear, con tan solo veinticinco años y una magnífica carrera militar, llega a Montevideo en su tercera gran expedición. Tras participar en las guerras por la posesión de Colonia del Sacramento y de Río Grande de San Pedro, y con la firma del Tratado Preliminar de Límites en la América Meridional, se hace necesario trazar la línea divisoria que fijará la demarcación de los diferentes dominios, siendo Diego de Alvear designado con el título de comisario y encomendándole la tarea de delimitar los territorios que se extienden por las Misiones Orientales hasta la costa atlántica. Esta expedición será la que le lleve a Yapeyú, donde su vida dará un primer giro importante y posteriormente a Buenos Aires, donde contraerá matrimonio y formará una familia. Sin embargo el destino le llevará a embarcar junto a ellos rumbo a España, la tierra que le vio nacer, sacudiendo este viaje su felicidad y haciendo que su vida se desmorone y tenga que forjarse un nuevo rumbo.

Como nos dice en la misma obra, aunque se ha hablado mucho de la fragata Nuestra señora de las Mercedes y del tesoro hundido con ella, poco se sabe de las doscientas sesenta y tres personas fallecidas en el naufragio provocado por un ataque inglés frente a la costa del Algarve portugués. Gracias a Las dos vidas del capitán podemos remontarnos en el tiempo y descubrir un poco más a fondo lo que fue el inicio de una historia cuyo final nos ha llegado hace tan solo unos años, acercándonos a la figura de un héroe desconocido que sirvió a su país tanto en las colonias como en la defensa frente a los enemigos franceses.

La novela se presenta dividida en cuarenta y cinco capítulos comenzando la historia en noviembre de 1774 y desarrollándose linealmente hasta llegar a 1827, aunque posteriormente incluye una especie de epílogo que recoge un resumen de lo sucedido entre los años 2006 y 2012. A pesar de que en la obra no se establece, es posible identificar dos partes en el desarrollo de la misma que darían lugar a las dos vidas a las que hace referencia el título, siendo el naufragio de la fragata el punto de inflexión entre una y otra.

Mari Pau Domínguez emplea un estilo pulido, preciso y claro, utilizando un narrador omnisciente en tercera persona del pasado para hacernos llegar el relato. A lo largo de las páginas nos encontramos con la reproducción de ciertas cartas y notas originales, además de algunos pasajes extraídos de la biografía escrita por Sabina de Alvear y Ward sobre su padre, aspectos que contribuyen a darle una credibilidad mayor a la historia. En general, el ritmo que sigue a lo largo de sus páginas es pausado a lo que hay que añadir el predominio de la narración sobre el diálogo que es algo que siempre invita a leer con más calma.

Como personaje central de la obra y en torno al que esta se va construyendo encontramos a Diego de Alvear, un hombre al que conocemos con tan sólo veinticinco años y cuya vida vamos viendo evolucionar a lo largo de las páginas. Desde sus años más jóvenes Diego sobresale por ser un hombre aventurero, con ansias de aprendizaje, apasionado por la astronomía y con una clara vocación militar, aspectos que guiarán sus pasos. De carácter firme, valeroso, prudente y generoso, Diego de Alvear destacará por ser un luchador imbatible que se esforzará por seguir adelante a pesar de las dificultades y tragedias vividas, las cuales le llevarán a caer una y otra vez sin perder nunca su fortaleza y valentía. Resulta interesante observar la personalidad de Diego en las dos facetas que presenta la novela pues por una parte conocemos al militar y político y por otra descubrimos la relación más íntima y sentimental que le une a su familia, por quienes siente un inmenso cariño y dedicación.

La galería de personajes secundarios es extensa pues a lo largo de su vida Diego se va cruzando con diversas figuras que, de una forma u otra, adquieren cierto papel en la trama de forma puntual, por lo que no llegan a estar tan definidos. Sin embargo hay dos figuras que juegan una posición importante en su vida: Josefa Balbastro y la joven Luisa Ward. Serán dos mujeres que influirán en la vida de Diego, respondiendo a dos personalidades diferentes pero con rasgos comunes como su valentía, coraje, inteligencia, belleza y educación. Como diferencia entre ellas se establecerá la edad, pues mientras que Josefa y Diego se conocerán en su juventud, Luisa Ward entrará en la vida de Diego siendo muy joven en comparación con él, por lo que madurará a su lado, comenzando una nueva vida en una tierra diferente y superando los obstáculos que irán surgiendo en su camino.

Si bien Las dos vidas del capitán es una obra en la que priman las emociones y sentimientos de sus personajes, los cuales se ven sometidos a circunstancias duras y trágicas aunque también viven momentos de inmensa felicidad, desde mi punto de vista estas impresiones no se llegan a transmitir al lector, o al menos en mi caso la autora no lo ha conseguido. No he llegado a conectar con ninguno de los protagonistas y me han resultado distantes por lo que he leído su historia con interés, pero me ha faltado el vínculo y la empatía que hace que te impliques con sus vidas y con lo que están pasando, compartiendo sus impresiones y emociones.

Dejando a un lado los personajes, Las dos vidas del capitán es una obra que incluye un excelente retrato histórico del periodo que abarca. Los primeros capítulos reflejan la etapa que Diego pasó en tierras del Nuevo Mundo, instalándose en un primer momento en Montevideo, considerado uno de los dos puertos más importantes de las Indias y cuyo aspecto y forma de vida queda de manifiesto a través de las descripciones que Mari Pau Domínguez introduce en su relato. Además de estas descripciones, nos encontramos con la inclusión de los hechos históricos que tuvieron lugar en esos años y en los que Diego de Alvear tomó parte como el conflicto entre España y Portugal por la posesión de Colonia del Sacramento y de Rio Grande de San Pedro, la posterior firma del tratado y la creación del virreinato de Río de la Plata que daría lugar a la expedición para delimitar las fronteras, expedición a la que el lector asistirá a través de la narración observando las dificultades, condiciones climatológicas, flora, fauna, paisajes o forma de vida de los pueblos que habitan en esos territorios, puntos que quedan ampliados gracias a la incorporación de ciertas partes del diario que Diego de Alvear redactó en la expedición original.

Una vez dejamos atrás estas tierras y nos situamos de vuelta en España, asistiremos a las sublevaciones contra la invasión francesa que desembocarán en la guerra de la independencia, encontrándonos con un detallado recorrido por los principales hechos históricos que tuvieron lugar, asistiendo de esta manera a importantes acontecimientos como la defensa de la ciudad de Cádiz o a la instauración de la Constitución de 1812. En este sentido no solo observamos los sucesos que van aconteciendo, sino que el relato nos permite descubrir aspectos como estructura, vida social, ideas políticas, economía, clases sociales o estructura militar de las ciudades en las que se instala la familia, entre ellas Cádiz o Montilla.

Así que en definitiva, Las dos vidas del capitán es una novela en la que se aúna el aspecto más íntimo y personal de sus protagonistas con el histórico, contando con una gran labor de documentación que se aprecia a lo largo del relato y que nos da a conocer la figura del militar y político Diego de Alvear y Ponce de León, recogiendo los principales hechos que marcaron su vida y que serán los que nos permitirán descubrir los acontecimientos más importantes que tuvieron lugar entre finales del siglo XVIII y principios del XIX. Una obra con la que disfrutarán los aficionados a este género y que recomiendo a todos aquellos que estén interesados tanto en profundizar en este periodo como en la figura del brigadier o lo sucedido con la fragata Nuestra Señora de las Mercedes.


FUENTES: imagen autora aquí, imagen Diego de Alvear aquí, imagen voladura fragata nuestra señora de las Mercedes aquí  
Gracias a la editorial por facilitarme el ejemplar 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...