viernes, 17 de octubre de 2014

Muchachas - Katherine Pancol

Título: Muchachas
Autor: Katherine Pancol
Trilogía: Muchachas
Editorial: La esfera de los libros
Traducción: Montse Roca
Año: 2014
ISBN: 978-84-9060-171-6
Nº de páginas: 414

Opinión Muchachas

No había leído ninguno de los anteriores libros de Katherine Pancol pero era una autora que se encontraba entre mis pendientes, por lo que cuando me ofrecieron la posibilidad de organizar la lectura conjunta de Muchachas junto a Laky y Albanta no me lo pensé demasiado y acepté la propuesta. Este es el primer volumen de una nueva trilogía, del que ya ha vendido en Francia más de un millón de ejemplares, y cuya segunda parte, Muchachas 2, ha salido a la venta el pasado día 7 de octubre.

La trama de "Muchachas" gira en torno a un grupo de mujeres que se mueven entre escenarios como Nueva York, Siena, Londres, París o la Borgoña. Así en un primer momento nos situamos en Nueva York donde encontramos a Hortense, quien a sus veintitrés años aspira a convertirse en una importante diseñadora, compartiendo su vida con su marido Gary. Por otra parte, está Joséphine, quien se encuentra pasando unos días de descanso en Siena junto al hombre del que está enamorada, Philippe, y por el que ha decidido instalarse en Londres, llevándose con ella a su hija adolescente Zoe. Finalmente en la Borgoña conoceremos a Léonie y a su hija Stella, quien intenta dejar atrás su pasado ocupándose de su hijo y dedicándose a su trabajo en una chatarrería, aunque la sombra de su padre amenace con destrozar todo lo que ha conseguido.

Katherine Pancol (Fuente)
Comenzaré hablándoos de lo que menos me ha gustado en este libro, pues ha sido una lectura que ha ido de menos a más al no conseguir ubicarme en los primeros capítulos. La novela de Katherine Pancol comienza situando estas tres líneas argumentales y en dos de ellas retoma a los personajes de su anterior trilogía, por lo que aquellos lectores que no la hemos leído tenemos un serio obstáculo, o al menos a mí me lo ha parecido. Durante las ciento cincuenta primeras páginas más o menos me encontraba totalmente desorientada, metida de lleno en unas historias cuyos antecedentes desconocía y por lo tanto, incapaz de entender lo que estaba ocurriendo. Puesto que en algunas páginas había notas a pie de página que remitían a sus anteriores libros, deduje que lo que estaba leyendo era una especie de continuación, algo que no me pareció lógico al tratarse, supuestamente, de una nueva trilogía. Creo que de no haberme comprometido a leerlo para la lectura conjunta, lo habría dejado a un lado con la intención de leerme los anteriores libros y luego retomarlo, pues la sensación que tenía era de estar leyendo por leer pero sin entender nada. Afortunadamente, superados los tres primeros capítulos se centra en una única línea argumental, la protagonizada por Stella, y a partir de ahí he conseguido comenzar a disfrutar de la lectura e incluso puedo decir que esta segunda parte del libro me ha gustado mucho y ya estoy deseando leer la continuación.

Por lo que se refiere a su estructura, como ya he señalado Muchachas se presenta dividida en lo que podemos considerar capítulos, aunque en este caso quizás sería más adecuado decir partes ya que únicamente son cuatro, englobando los tres primeros más o menos la mitad del libro, y el cuarto el resto. Teniendo en cuenta lo comentado en el párrafo anterior, aquellos lectores que no hemos leído su anterior trilogía podríamos quedarnos únicamente con el capítulo dos y el cuatro sin problema ya que las tramas del uno y el tres, al menos en este libro, no se vuelven a retomar, habrá que esperar al siguiente para ver si vuelven a aparecer.

Es un narrador omnisciente en tercera persona el que la autora ha seleccionado para presentar la historia, el cual le permite moverse por diferentes escenarios y tiempos ya que, intercalados con la trama principal de la historia de Stella, nos encontramos con flashbacks al pasado que nos permitirán descubrir lo ocurrido años atrás. Katherine Pancol emplea una técnica narrativa sencilla y efectiva en la que abundan los diálogos y el ritmo es bastante ágil, lo que da como resultado una lectura amena y entretenida (una vez superado el obstáculo anteriormente señalado).

En cuanto a los personajes y dejando a un lado a los que ya aparecían en sus anteriores libros, Stella se convierte en la protagonista de Muchachas, aunque hay una serie de figuras que giran a su alrededor y también ostentan un alto grado de protagonismo. Una de las habilidades de Katherine Pancol reside en la construcción que hace de sus personajes pues perfila con detalle la psicología de cada uno, centrándose en emociones y sentimientos que nos permiten llegar a conocerlos en profundidad y comprender tanto lo que sienten en cada momento como sus motivaciones.

El personaje de Stella me ha gustado desde un primer momento por su carácter fuerte y luchador gracias al que se enfrenta día a día a una vida que no es fácil. Debido a la obligada ausencia de su pareja, saca adelante sola a su hijo Tom trabajando en la chatarrería de su amiga Julie, conduciendo un camión con el que realiza la carga de chatarra y en algunas ocasiones hace de grúa a vehículos averiados. Su vida siempre ha estado marcada por ser la hija de Ray Valenti, un hombre con quien nadie quiere enfrentarse debido a su peligroso y brutal carácter, del cual ella también fue víctima durante su infancia y juventud. Esta es una de las razones por las que a pesar de que exteriormente muestra valor e impasibilidad, en el fondo observamos que vive atenazada por el miedo ante lo que pueda sucederle a ella, a su hijo y especialmente, a su madre.

Y es que la madre de Julie, Léonie, se encuentra ingresada en un hospital y progresivamente iremos descubriendo cómo ha sido su vida desde su juventud, cuando se casó con Ray Valenti, hasta el momento actual. Así iremos observando la evolución que se va produciendo en su personalidad y cómo todo lo vivido al lado de Ray provoca que pierda su identidad y su carácter, convirtiéndose en una figura frágil y necesitada de protección. El curso de la vida de Léonie está vinculado con el de su esposo, Ray Valenti, un hombre cuyo carácter se irá moldeando desde su juventud y que acabará convirtiéndose en una figura que todos en la ciudad respetan y temen en la misma medida. Puesto que la historia del pasado queda entrelazada con lo que está sucediendo en el tiempo actual, supone un aliciente para seguir leyendo y descubrir qué les ha ocurrido durante esos años, además de introducir la autora algunos interrogantes que aportan cierto suspense.

En una nota final, la autora nos cuenta que la idea de escribir Muchachas surgió en el año 2010 al presenciar cómo una mujer embarazada era maltratada por su pareja públicamente en la terraza de un café, siendo la violencia de género y el maltrato el tema en el que se centra esta novela. Es por tanto una lectura dura en ciertos momentos ya que Katherine Pancol aborda los hechos de manera directa, sin edulcorar, reflejando la violencia y el abuso físico y psicológico que sufren algunas de las protagonistas de su obra. A través de la lectura observamos la situación en la que se encuentran estas mujeres, plasmando sus experiencias, reacciones, y el dolor provocado por las heridas tanto físicas como psíquicas, llegando a compartir su miedo e indefensión. Como podéis imaginar, es una lectura que no deja indiferente por el tema que aborda, aunque en contrapartida también nos muestra la fuerza y valentía con la que se sale adelante, dejando el miedo a un lado y comenzando una nueva vida.

En cuanto al final de este volumen, y puesto que estamos ante una trilogía, señalar que es completamente abierto, dejando muchos interrogantes que provocan que estés deseando leer la continuación para descubrir qué va a ocurrir con los personajes. Este es uno de los motivos por los que no me gusta demasiado comenzar este tipo de series que te obligan a esperar y tener que leer más de un volumen para conocer el desenlace de la historia, pero alguna vez sí que caigo en la tentación, y en este caso afortunadamente no tenemos que esperar por su segunda parte.

En definitiva, con Muchachas Katherine Pancol da inicio a una nueva trilogía en la que, además de retomar puntualmente algunos personajes de la anterior, nos presenta a unas mujeres que resultan cercanas y reales, las cuales protagonizan una trama centrada en la violencia de género. Si bien el principio puede resultar un tanto confuso para aquellos que no leímos sus anteriores libros, una vez superado este obstáculo la novela gana en intensidad, implicándonos en la historia y permitiendonos disfrutar de una lectura amena y entretenida. 

Si te ha gustado mi reseña, puedes adquirir el libro a través de los siguientes enlaces:


Gracias a la editorial por facilitarme el ejemplar para su reseña
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...