viernes, 21 de noviembre de 2014

La amaba - Anna Gavalda

Portada La amaba
Título: La amaba
Autor: Anna Gavalda
Editorial: Seix Barral
Traducción: Isabel González-Gallarza
Año: 2003
ISBN: 978-84-322-2749-3
Nº de páginas: 189

Había leído varias reseñas de La amaba de Anna Gavalda que coincidían en recomendar su lectura, motivo por el que me había quedado con ganas de leer a esta autora. El año pasado tuve la suerte de que me regalasen su libro, por lo que hace unos días, aprovechando que era una de las recomendaciones del reto Serendipia recomienda, me animé con él.

Tras el reciente abandono de su marido y sumida en una situación de tristeza y apatía, Chloé acepta la propuesta de su suegro Pierre para pasar un fin de semana en la casa de campo familiar. De esta manera se producirá un acercamiento entre ellos, iniciándose un diálogo en el que él, que siempre se ha mantenido distante y callado, abrirá su corazón y le revelará a Chloé el secreto que arrastra desde hace años y que podría haber supuesto que su vida hubiera tomado un curso diferente.

La amaba es un libro cuya lectura no nos va a llevar demasiado tiempo pues cuenta con menos de doscientas páginas que además están maquetadas en letra grande, al menos la edición que yo tengo de Seix Barral. Esta brevedad no es obstáculo para que recoja un relato cargado de intensidad que va más allá de lo que la autora ha plasmado a través de las palabras, presentándonos una historia con múltiples matices en los que en algún momento podremos vernos reflejados en mayor o menor medida. En mi caso, he de reconocer que la historia no me ha llegado y, aunque me ha gustado, no ha sido una lectura que me haya transmitido lo que esperaba en un principio.

Anna Gavalda
Anna Gavalda (Fuente)
A pesar de que no aparecen numerados como tal, la novela se encuentra dividida en diferentes partes de corta extensión que vendrían a equivaler a capítulos. Esta estructura imprime agilidad a la lectura a pesar de que, por el tono que domina la narración, el ritmo que sigue es pausado. La narración corre a cargo de Chloé, utilizando para ello la primera persona en pasado y por lo que se refiere al estilo, Anna Gavalda escribe con sencillez y claridad, empleando una prosa cuidada y elegante. Construye su historia principalmente a través del diálogo que Chloé y su suegro mantienen y este es un punto a resaltar pues su construcción destaca por la profundidad, el realismo y la cercanía de los mismos, haciendo que el lector se sienta parte de la conversación. Tenía curiosidad por descubrir la prosa de la autora ya que la mayoría de opiniones que había visto afirmaban que tenía un estilo muy personal y, a pesar de que la novela no me ha entusiasmado, sí me ha gustado la forma de escribir de Anna Gavalda por lo que volveré a probar con algún otro título.

La trama de La amaba se desarrolla a través de los personajes de Chloé y de su suegro Pierre, y a ambos los conocemos en un momento puntual de su vida, por lo que son pocos los datos que tenemos más allá de los relacionados con lo que están viviendo. No vamos a encontrarnos con una evolución en sus caracteres ni una gran profundidad en su construcción, pero sí que hay un descubrimiento paulatino de lo que se esconde detrás de las apariencias. En un primer momento es Chloé la figura en la que se centra la historia, una mujer a la que su marido acaba de abandonar por otra más joven y que tiene que enfrentarse tanto al dolor, la impotencia y la rabia que esta situación le provoca, como al cambio que supone pasar de ser esposa y madre de familia a una mujer que se encuentra sola con dos hijas. Chloé nos hará partícipes a través del diálogo del estado en el que se encuentra, de la tristeza que la embarga y de sus emociones y sentimientos, exponiendo cómo la ha afectado el abandono de su esposo.

Sin embargo, pronto la conversación mantenida con Pierre dejará paso a la confesión de este, en el que abrirá su corazón para desvelarle un episodio pasado de su vida que hará que cambie tanto nuestra percepción como la que Chloé tiene de él. Así descubriremos que detrás de ese carácter frío y cerrado que Pierre siempre ha mantenido, sin demostrar nunca signos de afecto hacia su familia, se esconde un hombre cálido y sensible que ha amado, ha sufrido, y vive con el peso de haber dejado pasar la oportunidad de ser feliz.

No obstante este ejercicio de sinceridad y la intimidad que se recoge detrás del diálogo de ambos personajes, yo no he llegado a conectar con ninguno de los dos y quizás sea este el motivo por el que no he disfrutado tanto de la lectura. Por otra parte, el punto de partida de la novela me ha parecido un tanto artificial ya que me cuesta creer que Chloé, que no ha tenido un estrecho contacto con Pierre anteriormente, se vaya con él a pasar un fin de semana a una cabaña, pues no deja de ser el padre del hombre que la ha abandonado por otra, y en una situación así pienso que lo más lógico es refugiarte en tu propia familia, más cuando la de tu esposo no ha demostrado afecto en el tiempo que ha durado el matrimonio. Sin embargo, sí me ha gustado el mensaje que se recoge detrás de la historia de Pierre y cómo este intenta hacerle ver a su nuera que la vida sigue, que esta ruptura no es más que el final de una etapa, y que tiene que luchar y seguir adelante hasta alcanzar su felicidad, sin pararse a mirar lo que ha dejado atrás.

En definitiva, La amaba es una novela corta en la que Anna Gavalda plantea una historia sencilla pero cargada de matices, que nos habla de rupturas pero también de nuevos comienzos, de decisiones no tomadas y de la búsqueda de la felicidad. Una novela, como indica en su sinopsis, “alegre y triste a la vez” en la que su autora nos invita a compartir la sinceridad e intimidad que envuelve el diálogo de sus personajes, y a tomar partido y reflexionar sobre nuestras propias vidas, decisiones y renuncias.

Si te ha gustado mi reseña, puedes adquirir el libro a través de los siguientes enlaces:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...